Diez museos imprescindibles para amantes de la computación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Diez museos imprescindibles para amantes de la computación

Son muchas las ciudades de todo el mundo que contienen museos y lugares clave que han marcado la historia de la tecnología, múltiples museos y espacios expositivos están dedicados a mostrar la historia de la tecnología y a acercarnos a los primeros ordenadores. Aquí diez museos para amantes de la historia de la tecnología.
Por ElDiario.es / Juan Jesús Velasco
26 de octubre, 2014
Comparte
Máquina Enigma, Bletchley Park (Reino Unido). Foto: ElDiario.es.

Máquina Enigma, Bletchley Park (Reino Unido). Foto: ElDiario.es.

Conocer nuestra historia es una de las mejores formas de entender nuestro presente y el entorno que nos rodea. Esto es algo que aplica a todo tipo de disciplinas y, por supuesto, también al ámbito de la tecnología. En 2014, dispositivos como el iPhone 6 de Apple o el Samsung Galaxy S5 sorprenden a los usuarios por sus prestaciones y funcionalidades; sin embargo, hace apenas 30 años, los dispositivos móviles eran algo soñado por unos pocos ingenieros y, hasta 1983, Motorola no pudo hacerlo realidad con el lanzamiento del DynaTAC 8000x, el primer teléfono móvil del mundo.

En la red podemos encontrar todo tipo de recursos para profundizar en la historia de la tecnología, desde artículos a documentales. Recursos que podemos complementar, sin duda, con nuestra propia experiencia como viajeros y turistas. Además de visitar monumentos y lugares históricos, son muchas las ciudades de todo el mundo que contienen museos y lugares clave que han marcado la historia de la tecnología.

1. Computer History Museum – Mountain View, Estados Unidos

Uno de los museos más importantes sobre el mundo de la tecnología es, sin duda alguna, el Computer History Museum. Situado en la ciudad de Mountain View (California), la misma ciudad en la que se encuentra la sede central de Google en pleno Silicon Valley, este museo ofrece a sus visitantes una muestra de todos los dispositivos que el hombre ha fabricado para automatizar cálculos hasta llegar a los grandes supercomputadores que utilizan los investigadores para realizar operaciones complejas.

Computer_history_museum.jpg

Fachada principal del Computer History Museum de Mountain View (California)

Fundado en el año 1996, el museo abrió sus puertas en el año 2003 y atesora alrededor de 90.000 piezas, documentos, fotografías y películas que documentan la historia de la tecnología. A esto se suma  la colección que ya atesoraba con la del Museo de Ordenadores de Boston que fue trasladada también a estas dependencias. Una muestra que nos permite hacer un recorrido por la historia del ajedrez por ordenador o conocer por la historia e hitos principales de personajes y empresas clave de Silicon Valley.

computer history museum 2.jpg

En el Computer History Museum podemos ver la evolución de los computadores personales

Dentro de su muestra expositiva, el Computer History Museum nos muestra computadores clásicos como el PDP-1, los primeros supercomputadores, la primera máquina arcade de la historia, Galaxy Game, el mítico Deep Blue, la supercomputadora que desarrolló IBM para retar a Kasparov en una partida de ajedrez, o computadoras que marcarían el inicio de grandes compañías, como por ejemplo, el Apple I .

La divulgación es otra de las líneas de actuación del Computer History Museum y, como se puede comprobar en su canal de YouTube, la institución organiza debates y encuentros con figuras clave de la industria. Pioneros como los miembros del Homebrew Computer Club, o personajes clave de la industria actual, como Marissa Mayer o Eric Schmidt, suelen formar parte de los programas de los eventos de este museo.

2. Museo Torres Quevedo – Madrid, España

En la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de la Universidad Politécnica de Madrid se encuentra un museo que, aunque no es demasiado conocido para el gran público, está dedicado a una de las figuras clave de la ingeniería en España: Leonardo Torres Quevedo (1852-1936).

Museo Torres Quevedo - Telégraphe Hughes.jpg

La Universidad Politécnica de Madrid alberga el Museo Torres Quevedo

El Museo Torres Quevedo ofrece a sus visitantes una completa colección de máquinas, documentos originales, prototipos e instrumentos que pertenecieron al ingeniero e inventor español Leonardo Torres Quevedo; una figura de referencia en la ingeniería en España que trabajó en el desarrollo de máquinas de cálculo, sistemas de transmisión inalámbrica y sistemas electromecánicos para disputar partidas de ajedrez entre un humano y una máquina.

En el museo podremos contemplar calculadoras algebraicas y dispositivos mecánicos para resolver ecuaciones de segundo grado, dos prototipos de los autómatas ajedrecistas que eran capaces de disputar una partida simplificada de ajedrez contra un humano y, quizás, uno de los sistemas más importantes de los desarrollados por Torres Quevedo: el strongtelekino, un autómata presentado en la Academia de Ciencias de París en 1903 que era capaz de ejecutar órdenes transmitidas, a distancia, mediante telegrafía sin hilos.

Ajedrecista - Museo Torres Quevedo.jpg

Prototipo del autómata “El Ajedrecista” de Torres Quevedo

Otro de los ámbitos de actuación de Torres Quevedo fueron los teleféricos y trasbordadores; un área de trabajo en la que desarrolló el funicular del Niágara, construido entre 1915 y 1916, del que se pueden ver algunas de sus maquetas.

3. The Tech Museum of Innovation – San José, Estados Unidos

En la californiana ciudad de San José, donde se encuentran las sedes centrales de empresas como Cisco o eBay, se sitúa The Tech Museum of Innovation, también conocido como “The Tech”. Este museo interactivo está orientado, principalmente, a las familias y el público infantil. Es un espacio que abrió sus puertas en 1990 y, posteriormente, se trasladaría a su ubicación actual en octubre de 1998 (un espacio de 12.300 metros cuadrados y 3 plantas diseñado por el arquitecto mexicano Ricardo Legorreta).

Tech Museum of Innovation (1).jpg

Tech Museum of Innovation, fachada principal

El museo ofrece talleres para introducir a los jóvenes visitantes en ciencias, matemáticas, ingeniería y tecnología, áreas de trabajo para construir robots, una zona expositiva dedicada a la tecnología aplicada al ámbito de la medicina y las ciencias de la salud, una zona dedicada a la innovación inspirada en Silicon Valley (donde los visitantes podrán probar un reactable, el instrumento musical desarrollado por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona) y un laboratorio de pruebas y prototipos donde desarrollar artefactos al más puro estilo de una startup.

Tech Museum of Innovation (2).jpg

Tech Museum of Innovation, zona dedicada a Silicon Valley

4. Deutsches Museum – Munich, Alemania

Deutsches Museum von Meisterwerken der Naturwissenschaft und Technik es el nombre que recibe el Museo de Tecnología de la ciudad alemana de Múnich; un espacio de 4,8 hectáreas que se corona como el museo de ciencia y tecnología más grande del mundo y que, según se comenta, requiere de 8 jornadas completas para visitarlo en su totalidad.

Museumsinsel_München.jpg

Fachada principal del Deutsches Museum

El museo, fundado en 1903 por Oskar von Miller, está compuesto por alrededor de 50 zonas temáticas que muestran un catálogo de 18.000 objetos, una fracción pequeña de todos los objetos que forman parte de los fondos de la institución (que ascienden a 60.000 objetos y más de 850.000 libros y textos originales).

El museo abarca ciencias naturales, tecnología, transporte, materiales y construcción, instrumentos musicales y energía; concretamente, en las zonas dedicada a la tecnología, los visitantes podrán encontrar recorridos históricos que muestran la evolución en equipos de telecomunicaciones, en computadores y ordenadores personales en circuitos integrados y componentes electrónicos o, incluso, una zona dedicada a tecnologías emergentes como la nanotecnología o la robótica.

Entre los objetos que podremos encontrar en este museo se encuentran los primeros computadores fabricados en Alemania a principios de los años 40 ( Zuse Z3 y Zuse Z4) e, incluso, una jaula de Faraday.

5. Computerspielemuseum – Berlín, Alemania

Computerspielemuseum, es decir, el Museo de los Videojuegos, es uno de los lugares clave que hay que visitar si se viaja a Berlín (Alemania). Si eres un apasionado de la tecnología y, especialmente, del mundo de los videojuegos, los 500 metros cuadrados de exposición de este espacio, que abrió sus puertas en enero de 2011, te llevarán de viaje por la historia del ocio electrónico a través de una colección de 14.000 juegos y 2.300 piezas de hardware entre consolas de videojuegos, máquinas arcade y todo tipo de accesorios concebidos para jugar con videojuegos.

Computerspielemuseum.jpg

Fachada principal del Museo de los Videojuegos de Berlín

A nivel europeo, este museo atesora una de las mayores colecciones del continente y, a nivel global, es una de las colecciones más importantes del mundo. Entre sus fondos, el museo muestra a los visitantes una réplica de uno de los primeros computadores destinados, de manera específica, a ser utilizados para el ocio: NIMROD. También podremos encontrar máquinas arcade originales de Space Invaders, Pong o Computer Space y un singular paseo de la fama en el que se exponen los 50 sistemas de entretenimiento más importantes de la historia donde podremos encontrar sistemas como el Apple II, el Commodore PET, la consola Mega Drive de Sega o, incluso, las primeras máquinas portátiles de Nintendo.

6.National Cryptologic Museum – Fort Meade, Estados Unidos

Si el mundo de la critografía suele captar tu atención, uno de los lugares que debes visitar es, sin duda alguna, el National Cryptologic Museum. Este singular museo está situado en la ciudad de Odenton, en el Estado de Maryland (Estados Unidos); concretamente, en una base del ejército estadounidense: Fort Meade.

National_Cryptologic_Museum.jpg

Entrada del Museo Criptológico Nacional de la NSA

El nombre de Fort Meade es bastante conocido, es el lugar en el que se juzgó al soldado Manning y también es el lugar en el que se encuentra la sede de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Precisamente, bajo el paraguas de la NSA se creó este museo para recoger la historia de la criptología y tender, de esta forma, un puente entre los ciudadanos y la actividad de la NSA.

El museo, que abrió sus puertas al público en el año 1993 (originalmente se concibió para “uso interno” de los empleados de la NSA), es uno de los lugares de referencia en lo que se refiere a criptología y recibe más de 50.000 visitantes cada año.

En sus dependencias podremos encontrar dispositivos que ilustran la historia de la criptología y su aplicación práctica en el siglo XVIII, en la Guerra Civil de Estados Unidos, en la Primera y Segunda Guerra Mundial o durante el periodo de la Guerra Fría; cabe destacar su exposición sobre la máquina Enigma utilizada por Alemania en la Segunda Guerra Mundial y la Bomba Electromecánica, la máquina desarrollada por los aliados para descifrar los códigos alemanes.

Enigmas.jpg

Máquinas Enigma del Museo Criptológico Nacional de la NSA

7. Bletchley Park – Reino Unido

Si en Estados Unidos se encuentra uno de los museos de referencia sobre criptología, en Europa tenemos la suerte de contar con el lugar que hizo cambiar el curso de la Segunda Guerra Mundial y donde, además, trabajó el gran Alan Turing: Bletchley Park.

Bletchley_Park.jpg

Edificio principal de Bletchley Park, el cuartel general de los descifradores de códigos durante la Segunda Guerra Mundial

Bletchley Park fue el complejo al que fueron destinados los mejores matemáticos, ingenieros y físicos del Reino Unido para trabajar, a las órdenes del servicio de inteligencia, y descifrar el código Enigma de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Situado a unos 80 kilómetros de Londres, este complejo es, hoy en día, un museo en el que recordar el trabajo realizado por los codebreakers que desarrollaron los primeros computadores destinados a descifrar códigos: The Bombe y Colossus.

En el museo podremos ver máquinas Enigma y ver en funcionamiento una réplica exacta del computador Colossus, la máquina que descifró los códigos alemanes. Además, en el complejo de Bletchley Park también se encuentra The National Museum of Computing, un museo que abrió sus puertas en el año 2007 y tiene como función la de recopilar y restaurar computadores clave en la historia de la tecnología y, en los casos en los que la restauración no es posible, construir réplicas de estos computadores.

8. Miraikan – Tokio, Japón

En el distrito de Odaiba en Tokio (Japón) se encuentra el Miraikan, es decir, el Museo Nacional de las Ciencias Emergentes y la Innovación ( Nippon Kagaku Mirai-kan), un espacio expositivo creado por la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón y que abrió sus puertas en julio del año 2001.

Miraikan.jpg

Fachada principal del Miraikan, el museo de Ciencias Emergentes y la Innovación de Japón

El museo abarca temáticas científicas (universo, biología, medicina, cambio climático, etc.) y también tecnológicos (robótica, sociedad de la información, redes y el impacto de la tecnología en nuestra vida cotidiana); un amplio abanico de posibilidades donde la robótica juega un papel clave en un museo en el que ASIMO (el famoso robot que desarrolló Honda y que era capaz de subir escaleras o bailar) es el indiscutible rey del museo.

Además de ASIMO, los visitantes podrán echar un vistazo al futuro y comprobar cómo podríamos vivir en el año 2050 gracias a la tecnología o entender cómo funciona la transmisión de datos a través de Internet mediante modelos a “escala gigante” de sistemas de comunicación.

9. Heinz Nixdorf MuseumsForum

En la ciudad alemana de Paderborn se encuentra el que se dice que es el mayor museo sobre computadoras del mundo, el Heinz Nixdorf MuseumsForum.

El museo fue creado por Heinz Nixdorf, una de las figuras clave del sector tecnológico en Alemania durante los años 50 y 60 y fundador de Nixdorf Computer AG (que luego sería adquirida por Siemens y, posteriormente, pasaría a Wincor Nixdorf). Nixdorf empezó a concebir la idea de abrir un museo sobre la historia de la computación en 1977, apoyándose en su propia colección de computadoras; con el paso de los años iría adquiriendo más fondos para un museo que no llegó a ver abrir sus puertas pero cuya idea continuó la Fundación Nixdorf hasta hacerlo realidad en octubre de 1996.

Calculadoras HNF.jpg

Colección de calculadoras digitales del Heinz Nixdorf MuseumsForum

El museo de Heinz Nixdorf hace un completísimo recorrido por la historia de la computación desde sus orígenes más básicos (código binario, codificaciones, procesamiento de señales…) pasando por la teoría de la información, los primeros computadores, los primeros mainframes que llegaron a las empresas en los años 60, las computadoras básicas y las calculadoras o la explosión de la computación con su entrada en los hogares. Vale la pena ver la extensa colección de calculadoras digitales expuestas en el museo o su colección de computadores personales; un paseo por la historia de la tecnología que podemos dar desde Europa en un museo que, posiblemente, sea desconocido para gran parte del público.

10. Intel Museum – Santa Clara, Estados Unidos

En la ciudad de Santa Clara, en California, se encuentra la sede central de una de las empresas clave en el sector tecnológico: Intel. Además de la sede central de la compañía, el número 2200 de Mission College Boulevard alberga un museo muy interesante para los interesados en el mundo de la tecnología y su historia: el Intel Museum.

Intel Museum.JPG

Interior de la zona expositiva del Intel Museum

El museo nació en la década de los 80 con el objetivo de preservar la historia de Intel y originalmente no se concibió como un espacio expositivo de carácter público. Sin embargo, en 1992 decidió abrir sus puertas al público y, desde entonces, ha triplicado su tamaño. El museo, como nos podemos imaginar, se centra en la historia de Intel y, por tanto, en la historia de los microprocesadores y el desarrollo de los circuitos integrados.

En el museo de Intel podremos conocer a los fundadores de la compañía, entender la famosa Ley de Moore o conocer los primeros microprocesadores que salieron al mercado, como el Intel 4004, que fue el primer microprocesador de la historia.

Imágenes: Dzou (Wikipedia), Ted Eytan (Flickr), Assenmacher (Wikipedia), Coolcaesar (Wikipedia), Robert Malmgren (Wikipedia), IEEE, Campus Moncloa, HarshLight (Flickr), SparkFun Electronics, Max-k muc (Wikipedia), Oleg Alexandrov (Wikipedia) y Jason Ruck (Wikipedia)

Lea la nota original en ElDiario.es.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la COVID está causando una crisis de oxigeno en América Latina y algunos países en desarrollo

¿Por qué los gobiernos de África, América Latina y Asia están luchando por conseguir oxígeno durante la pandemia?
29 de enero, 2021
Comparte

Antes de que la clínica se quedara sin oxígeno, Maria Auxiliadora da Cruz había mostrado alentadores signos de progreso contra la covid-19.

El 14 de enero, sus niveles de oxígeno habían estado por encima del nivel normal del 95%, pero pocas horas después de haber sido privada de ese recurso vital, sus niveles cayeron al 35%.

En esta instancia, a los pacientes normalmente se los intuba y se les suministra oxígeno a través de una máquina. Esto no ocurrió con esta enfermera jubilada de 67 años, que falleció.

“Fue horrible”, dice su nuera Thalita Rocha. “Fue una catástrofe. Muchos pacientes ancianos comenzaron a deteriorarse y ponerse azules”.

En un emotivo video que se viralizó en las redes sociales, Rocha describió lo que sucedía en la Policlínica Redenção en la ciudad de Manaos, en el norte de Brasil.

“Estamos en una situación desesperada. Toda una unidad de emergencia simplemente se ha quedado sin oxígeno … Mucha gente está muriendo”.

Rocha le dijo al Servicio Brasileño de la BBC que diez personas en la sala de guardia murieron ese día y que cree que su suegra podría haber sobrevivido.

“Ella no murió de covid. Lamentablemente, falleció por la falta de oxígeno“.

Thalita Rocha

Thalita Rocha
El video de Thalita Rocha pidiendo ayuda se hizo viral en las redes sociales.

Brasil tiene el segundo mayor número de decesos por covid del mundo, con más de 219.000 muertos.

En Manaos, el sistema de salud de la ciudad colapsó dos veces durante la pandemia y las muertes se duplicaron entre diciembre y enero, lo que llevó al gobierno local a anunciar planes para 22.000 nuevas tumbas.

Pero los hospitales y clínicas de Brasil no son de ninguna manera los únicos que luchan por conseguir suministros de oxígeno.

En México, donde más de 152.000 personas han muerto por la pandemia, ha habido informes de ladrones que se llevaron cilindros de oxígeno de hospitales y clínicas.

En un caso, dos hombres fueron arrestados luego de que un camión cargado con cilindros de oxígeno robados fuera encontrado al norte de Ciudad de México.

A principios de este mes, aparecieron videos que denunciaban la escasez de oxígeno en al menos dos hospitales en Egipto.

En uno, un hombre filmó camas cubiertas con mantas en el hospital al-Husseiniya en la gobernación nororiental de Sharqia y afirmó que “todos en la UCI han muerto“.

Las autoridades egipcias dijeron que cuatro pacientes habían muerto debido a condiciones crónicas preexistentes, no por falta de oxígeno, y han negado rotundamente que haya problemas de suministro.

Pero informes de incidentes similares en varios países han puesto de relieve la presión sobre los gobiernos para que proporcionen este tratamiento básico que permite salvar vidas.

“Crisis de oxígeno”

Un paciente recibe terapia con oxígeno en Lagos.

Getty Images
Uno de cada cinco pacientes con covid requerirá oxígeno, dice la OMS, pero la proporción es mayor en los casos graves.

La organización dice que no tiene datos específicos por país, pero agrega que algunos hospitales han visto aumentar la demanda de oxígeno entre cinco y siete veces los niveles normales debido a la afluencia de pacientes con enfermedades graves y críticas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco pacientes con covid-19 requerirá oxígeno. En casos severos, esto aumenta a tres de cada cinco.

PATH, una organización mundial sin fines de lucro que ayuda a varios gobiernos a responder a la pandemia, encontró que la demanda de oxígeno “aumentó dramáticamente” en 2020 debido a la afluencia de pacientes con hipoxemia (bajos niveles de oxígeno en la sangre) por la covid-19.

“Necesitamos pensar en el oxígeno tanto como pensamos en la electricidad, el agua u otros servicios básicos”, dice Lisa Smith, del programa de dinámicas de mercado de PATH.

“Esto no puede ser algo que solo nos preocupe cuando está mal, porque cuando está mal, la gente se muere”.

Actualmente, se necesitan cerca de 1,5 millones de cilindros de oxígeno todos los días en países de ingresos bajos y medianos para hacer frente a la demanda adicional generada por la pandemia, según una herramienta interactiva creada por PATH para rastrear las necesidades de oxígeno.

Esta herramienta digital ayuda a estimar la escala del desafío para quienes se encargan de formular políticas y fue desarrollada por el proyecto Covid-19 Respiratory Care Response Coordination que incluye a PATH y a Every Breath Counts (Cada respiración cuenta), una asociación público-privada que aboga por un mejor suministro de oxígeno en países de ingresos bajos y medianos.

“Existe una crisis de oxígeno en el África subsahariana, Asia y América Latina“, dice Leith Greenslade, de Every Breath Counts.

“Los países no se dan cuenta de la cantidad de oxígeno que necesitan los pacientes con covid-19: algunos requerirán diez, veinte veces más oxígeno del que necesitaría un paciente normal que necesita oxígeno”.

Pacientes con covid en Sudáfrica

Getty Images
PATH dice que la demanda de oxígeno ha “aumentado drásticamente” en los países de ingresos bajos y medios debido a la covid-19.

Según el rastreador, Brasil ha experimentado uno de los aumentos más drásticos en la demanda de oxígeno del mundo desde noviembre, requiriendo aproximadamente 340.000 cilindros adicionales al día para tratar casos de covid.

Después de que Manaos llegó a un punto crítico, se enviaron donaciones de oxígeno desde otros estados y desde el otro lado de la frontera con Venezuela.

Pero Jesem Orellana, epidemiólogo de la Fundación Oswaldo Cruz, le dijo a la BBC que el riesgo de escasez continúa y se ha agravado por la demanda global.

Maria Auxiliadora da Cruz

Familia de Maria Auxiliadora da Cruz
La salud de Maria Auxiliadora da Cruz se deterioró rápidamente cuando se acabaron los suministros de oxígeno en la clínica de Manaos.

En otros países en desarrollo, como India, hubo un aumento del 68% en la demanda de oxígeno entre abril y julio, luego un salto del 84% entre julio y el momento más álgido en septiembre.

Adamu Isah de Save the Children en Nigeria, donde se necesitan 10.000 cilindros adicionales al día, señaló que hay una “percepción generalizada de que hay escasez de oxígeno en casi todas las regiones del país”.

En Sudáfrica, el rastreador estima que el país necesita 100.000 cilindros adicionales al día.

El ministro de Salud, Zweli Mkhize, dijo que el gobierno estaba haciendo “todo lo posible para asegurarse de que haya oxígeno disponible” y ordenó a los fabricantes de oxígeno, cuyos principales clientes son normalmente grupos mineros, que prioricen las necesidades médicas.

¿De dónde proviene el oxígeno médico?

Un trabajador desinfecta cilindros de oxígeno en El Cairo, Egipto.

EPA
Solo una proporción pequeña del oxígeno que se produce el mundo se destina a fines médicos.

Según PATH, el oxígeno médico representa solo el 5-10% de la producción mundial de oxígeno. El resto se utiliza en diversas industrias, como la minera, química y farmacéutica.

Se produce en grandes cantidades en las plantas y se entrega a los hospitales de dos formas: a granel en tanques de líquido o como gas presurizado en cilindros que contienen volúmenes más pequeños.

El oxígeno líquido es la mejor y más barata tecnología disponible, pero requiere que los hospitales tengan la infraestructura adecuada para canalizar el oxígeno al lado de la cama del paciente. Esto es común en países desarrollados como Estados Unidos y Europa.

Los cilindros no requieren tuberías y se pueden entregar a clínicas sin una infraestructura sofisticada. Sin embargo, su distribución a menor escala significa que son menos rentables, además de ser engorrosos de transportar y manipular, lo que también conlleva un mayor riesgo de contaminación cruzada.

“Algunos países dependen casi por completo del envío de oxígeno a los hospitales, que son transportados en cilindros por terrenos accidentados y largas distancias”, explica el profesor Mike English, que codirige la Unidad de Servicios de Salud del Programa de Investigación del KEMRI-Wellcome Trust en Nairobi y los Sistemas de Colaboración en Salud de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

“Este es un gran problema y las cantidades necesarias son casi imposibles de proporcionar”.

Según English, la distribución de oxígeno ya era un problema en África antes de la pandemia.

“Antes de la covid, había muchas ocasiones en las que incluso en los hospitales adecuados, un niño enfermo, un recién nacido enfermo o cualquier persona en una situación de emergencia, podía no haber recibido el oxígeno que necesitaban”, explica.

“La covid ha hecho que este problema sea más visible porque ahora también afecta a los adultos”.

Opción tardía

Máquina concentradora de oxígeno utilizada en Nueva Delhi, India.

Getty Images
El oxígeno se puede suministrar a través de una variedad de formas, una de ellas es a través de máquinas que lo filtran del aire, llamadas concentradores.

El oxígeno ha sido considerado un medicamento esencial por la OMS desde 2017.

Pero Smith dice que ha sido tratado hasta el momento como “algo en lo que se piensa después”.

Para ella, se trata “verdaderamente de un problema de los sistemas de salud” en el que se necesitan varios “componentes” a un tiempo para mejorar la situación.

Todos los expertos consultados por la BBC remarcaron el mismo punto, incluyendo en su análisis la necesidad de equipos, entrenamiento y soluciones a largo plazo.

Los hospitales, por ejemplo, podrían construir sus propias plantas de oxígeno para producir un suministro regular.

Pero son costosas, necesitan electricidad confiable y requieren una experiencia considerable e ingenieros calificados para mantenerlos, lo que no siempre es posible, dice English.

“Como cada ‘solución aparentemente fácil’, las plantas de oxígeno requieren partes mucho más amplias del sistema de salud para ser funcionales”, agrega.

Grycian Mussa en el Hospital in central de Lilongwe

UNICEF Malawi/2020/Govati Nyirenda
Grycian Mussa opera una de las plantas de oxígeno en Malawi, establecida con la ayuda de Unicef y UK Aid.

En Malawi, hay tres plantas de este tipo: en el Hospital Central Queen Elizabeth de Blantyre, el Hospital Nkhata Bay y el Hospital Central Kamuzu en Lilongwe.

Para construirlos, el país necesitaba traer equipos y conocimientos técnicos de Sudáfrica, dice Grycian Mussa, principal ingeniero médico del hospital.

Con el confinamiento se produjo una crisis porque todo venía de Sudáfrica y Sudáfrica estaba en cuarentena y Malawi estaba en cuarentena”, explica.

“Creo que es hora de que los países africanos capacitemos a técnicos locales en nuestros países y veamos cómo podemos sostenernos a nosotros mismos. De lo contrario, siempre dependeremos de la ayuda de otros países en medio de las crisis”.

La necesidad de entrenamiento fue puesta en evidencia anteriormente en Nigeria por la “mesa de trabajo sobre oxígeno”, establecida con la ayuda de organizaciones sin fines de lucro y otras agencias para brindar asesoramiento sobre el suministro y el uso de oxígeno, dice Isah.

“Incluso si tienes todos los sistemas de oxígeno del mundo, si no capacitas a las personas sobre cómo detectar niveles bajos de oxígeno en la sangre, realmente estarás perdiendo el tiempo”, añade.

Un oxímetro controla los niveles de oxigenación en la sangre de un bebé en Francia.

Getty Images
“El oxígeno es útil en muchos casos, desde para el bebé más pequeño que necesita oxígeno hasta alguien con enfermedad pulmonar crónica avanzada en poblaciones de edad avanzada”, dice la Greenslade.

Los oxímetros, que se colocan en el dedo para medir los niveles de oxígeno en la sangre, son una forma asequible de controlar a los pacientes si las personas están capacitadas para usarlos. Pero aún queda el problema del suministro.

“Incluso estos, que deberían ser más fáciles de poner a disposición a gran escala, no suelen estar disponibles en los países de bajos y medianos ingresos de África. Proporcionarlos también es algo que recién está empezando a suceder”, dice English.

“Necesitamos ver el suministro de oxígeno como un desafío para todo el sistema y abordar todos los elementos juntos”.

Otras soluciones a corto plazo incluyen el uso de concentradores de oxígeno, una máquina que filtra el aire y lo convierte en oxígeno de grado médico.

La OMS ha distribuido unos 16.000 a nivel mundial durante la pandemia, pero advirtió que “no son suficientes para los pacientes con enfermedades críticas que necesitarán más flujo de oxígeno”.

Mujer con un oxímetro en el dedo en Nigeria.

Reuters
Los oxímetros son una forma barata y efectiva para medir las necesidades de oxígenos, dicen expertos en salud.

Incluso antes de la pandemia, agencias multilaterales como Unicef ​​habían estado distribuyendo concentradores de oxígeno e invirtiendo en plantas de oxígeno en hospitales en el mundo en desarrollo para combatir enfermedades como la neumonía, el “asesino silencioso” que se estima que mata a 800.000 niños cada año.

Ahora existe la preocupación, respaldada por organizaciones como Save the Children y expertos como el profesor English, de que la demanda adicional por la covid-19 de suministros de oxígeno pueda tener un efecto en cadena para el tratamiento de otras enfermedades.

“El oxígeno es útil en muchos casos, desde para el bebé más pequeño que necesita oxígeno, hasta alguien con enfermedad pulmonar crónica avanzada en poblaciones de edad avanzada”, dice la Greenslade.

“La covid nos ha demostrado cuán esencial es en países donde no hay vacunas contra la ella, ni medicamentos. Si vives o mueres, depende a menudo de si consigues oxígeno o no”.

* Investigación adicional de Vinicius Lemos en Sao Paulo


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PY2lDqGL8n0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.