Elecciones en Brasil: ¿Por qué no repunta la derecha?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Elecciones en Brasil: ¿Por qué no repunta la derecha?

En Brasil, los tres candidatos a la presidencia que concentraron casi la totalidad de los votos en la primera vuelta electoral tienen un perfil de centro-izquierda. La pregunta es ¿a qué se debe la falta de presencia de la derecha?
Por Gerardo Lissardy / BBC Mundo
26 de octubre, 2014
Comparte
Los candidatos a la segunda vuelta por la presidencia brasileña, Dilma Roussef y Aecio Neves. Foto: AP.

Los candidatos a la segunda vuelta por la presidencia brasileña, Dilma Roussef y Aecio Neves. Foto: AP.

Algunos podrán extrañarlo. Otros no. Pero lo cierto es que en Brasil falta algo que suele ser clave en elecciones de otros países: un partido de derecha con más que un puñado de votos.

En la primera ronda, por ejemplo, bastaba mirar a los tres candidatos que según las encuestas tenían nueve de cada 10 sufragios en los comicios presidenciales para notar esta singularidad.

Vea nuestra cobertura sobre las elecciones presidenciales en Brasil

La presidenta Dilma Rousseff, que busca la reelección, es una exguerrillera que pertenece al Partido de los Trabajadores (PT), una colectividad de izquierda que gobierna Brasil desde 2003.

Y Aécio Neves, que se ganó el derecho a disputarle a Rousseff el balotaje del 26 de octubre, lo hace por el centrista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Es cierto que Neves ha lanzado guiños a la derecha (planteando por ejemplo bajar la edad mínima para castigar ciertos delitos) pero está lejos de ser un conservador como se los conoce en Chile, Colombia o México.

Mientras que hasta la ambientalista Marina Silva, a la que Neves derrotó sorpredentemente en la primera vuelta, estuvo afiliada en el pasado al Partido Revolucionario Comunista y al propio PT, compitiendo como candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB).

“Los candidatos a la presidencia de la república tienen un perfil de centro o centro-izquierda”, confirma Vera Chaia, una cientista política de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo, a BBC Mundo.

La falta de presencia de la derecha no es algo nuevo, por cierto, ya que en las elecciones de 2010 ocurrió algo similar. La pregunta es por qué.

Ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva saluda a sus partidarios luego de votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Sao Bernardo do Campo, Brasil, domingo 26 de octubre de 2014. (AP Foto/Nelson Antoine)

Ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva saluda a sus partidarios luego de votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Sao Bernardo do Campo, Brasil, domingo 26 de octubre de 2014. (AP Foto/Nelson Antoine)

La mancha dictatorial

Chaia sostuvo que el fenómeno está relacionado con el régimen militar brasileño de 1964 a 1985 y la mancha que dejó para la derecha del país, ya que varios de sus dirigentes lo apoyaron.

“Es difícil pensar hoy en una derecha estructurada que tenga coraje de manifestarse”, indicó.

A su vez, varias conquistas económicas y sociales recientes de Brasil son atribuidas a presidentes que en su momento se opusieron a la dictadura: Fernando Henrique Cardoso (PSDB) y Luiz Inácio Lula da Silva (PT).

En la actual campaña ninguno de los candidatos que aspiran a ganar propone eliminar los programas sociales que sacaron a millones de brasileños de la pobreza en los últimos tiempos.

Tampoco plantean privatizar empresas como Petrobras, la petrolera estatal sacudida por denuncias de corrupción.

Y cuando el PT de Rousseff sugería que Silva o Neves podrían tener planes de ese tipo, éstos lo desestimaron de inmediato, acusando al oficialismo de sembrar “miedo” y “terror” entre la gente.

“Una caricatura”

En el penúltimo debate de candidatos presidenciales antes de la primera vuelta, quien sorprendió con varios comentarios fuera de lo esperado fue el conservador Levy Fidelix.

Cuando le preguntaron su opinión sobre el matrimonio homosexual, Levy contestó que “dos iguales no tienen hijos” y “el aparato excretor no reproduce”. Sostuvo también que los gays pueden tratarse psicológicamente, “pero lejos de nosotros”.

Rousseff, Silva y Neves evitaron responderle durante el debate y criticaron sus dichos horas después, cuando la comunidad LGBT (Lésbica, Gay, Bisexual y Transexual) y muchos otros repudiaron a Levy.

Pero este candidato tenía entonces cerca de 1% de la intención de votos según las encuestas, y sus posturas homófobas o sus críticas a presidentes “bolivarianos” de la región le rindieron pocos beneficios electorales.

“Se transformó en una caricatura de la derecha”, observó Davi Bertoncello, presidente de la encuestadora brasileña Hello Research, a BBC Mundo.

Temas espinosos

Pero, ¿significa esto que los brasileños se ubican del centro hacia la izquierda del espectro ideológico?

Un estudio de esa encuestadora realizado en septiembre indicó que 41% de los brasileños no saben definir si son de izquierda, centro o derecha. Un 30% se definió de centro y el resto se repartió de forma pareja hacia ambos lados.

Pero el sondeo encontró que, en asuntos económicos, hay una mayoría de brasileños total o parcialmente favorables a políticas asistenciales del gobierno (75%) o a la intervención gubernamental en la economía.

Si bien esas son ideas más de izquierda, los encuestados asumieron posiciones conservadoras en temas sociales: se manifestaron total o parcialmente contra la legalización del aborto (72%), la unión civil homosexual (49%) y la despenalización de la marihuana (58%).

Otro estudio de la firma Datafolha, también en septiembre, obtuvo conclusiones similares: en temas de valores, los segmentos de la población más afines a la derecha superan a la izquierda, mientras que en temas económicos ocurre lo contrario.

Una pareja gay se besa tras celebrar un matrimonio gay durante una ceremonia colectiva en Río de Janeiro, junio de 2011.
Matrimonio gay: un tema sensible para los candidatos en Brasil.

Los expertos creen que por esto mismo los candidatos favoritos evitan temas espinosos como la legalización del aborto, el matrimonio gay o las drogas, que son banderas de la izquierda en otros países.

Quienes han defendido cambios de ese tipo en Brasil son los candidatos Luciana Genro, del izquierdista Partido Socialismo y Libertad, y Eduardo Jorge, del Partido Verde. Cada uno tendrá una cantidad similar de votos que Levy, según encuestas.

Rousseff, Silva y Neves, en tanto, estaban todos en contra de legalizar el aborto. La presidenta ha cambiado de posición respecto a 2007, cuando se manifestó a favor. Y Silva, de fe evangélica, dijo que aceptaría realizar un plebiscito sobre el tema.

Ninguno tampoco planteó legalizar la marihuana. Respecto al casamiento gay, Silva estaba en contra, mientras Rousseff y Neves dijeron que basta con que el Supremo Tribunal de Justicia reconozca la unión entre personas del mismo sexo, como ya sucede, sin una ley específica.

“Ellos acaban colocando discursos fabricados por sus equipos de marketing, sabiendo que una medida para su público es popular o impopular”, sostuvo Bertoncello.

“La división de los partidos hoy no está basada en la ideología”, concluyó el analista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: qué se sabe de la variante mu, detectada en varios países de Sudamérica y que la OMS vigila

La OMS añadió la variante mu a su lista de vigilancia. Presenta varios cambios genéticos con respecto a la variante de coronavirus original.
13 de septiembre, 2021
Comparte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha añadido otra variante del coronavirus a su lista para vigilar. Se llama mu y ha sido designada como variante de interés (VOI).

Esto significa que tiene diferencias genéticas con las otras variantes conocidas y está causando infecciones en múltiples países, por lo que podría representar una amenaza particular para la salud pública.

Es posible que los cambios genéticos de mu la hagan más transmisible, le permitan causar una enfermedad más grave y la hagan más capaz de escapar a la respuesta inmunitaria provocada por las vacunas o la infección con variantes anteriores.

Esto, a su vez, podría hacerla menos susceptible a los tratamientos. Nótese la palabra podría.

Una VOI no es una variante preocupante (VOC), que es una variante que se ha demostrado que adquiere una de esas características, lo que la hace más peligrosa y, por tanto, más importante.

Mu está siendo vigilada de cerca para ver si debe ser designada como VOC. Esperemos que no lo sea.

Hay otras cuatro VOI que están siendo vigiladas por la OMS —eta, iota, kappa y lambda— pero ninguna de ellas ha sido reclasificada como VOC.

Ese podría ser el caso de mu también, pero tenemos que esperar a tener más datos.

Lo que hace que mu sea particularmente interesante (y preocupante) es que tiene lo que la OMS llama una “constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”.

En otras palabras, tiene los rasgos distintivos de poder eludir la protección vacunal existente.

¿Dónde se está propagando?

Mu fue vista por primera vez en Colombia en enero de 2021, cuando se le dio la designación B.1621. Desde entonces se ha detectado en 40 países, pero se cree que actualmente es responsable de solo el 0,1 % de las infecciones a nivel mundial.

Vacunación en Medellín, Colombia.

Getty Images
Mu fue descubierta en Colombia en enero de 2021 y ha sido más prevalente en este país que en cualquier otro lugar.

Mu ha sido mucho más prevalente en Colombia que en cualquier otro lugar.

Si se observan las muestras de coronavirus que han sido secuenciadas genéticamente, el 39 % de las analizadas en Colombia han sido de mu —aunque no se han registrado muestras allí en las últimas cuatro semanas—.

Por el contrario, el 13 % de las muestras analizadas en Ecuador han sido mu, y esta variante representa el 9 % de las muestras secuenciadas en las últimas cuatro semanas, mientras que en Chile algo menos del 40 % de las muestras secuenciadas han resultado serlo en el último mes.

Esto sugiere que el virus ya no circula en Colombia, sino que se transmite en otros países sudamericanos cercanos.

Hasta ahora, se han identificado 45 casos en el Reino Unido mediante análisis genéticos, y parece que proceden del extranjero.

Sin embargo, como no todos los casos de covid-19 acaban siendo secuenciados para ver qué variante son, es posible que la prevalencia de mu en el Reino Unido sea mayor.

Hombre recogiendo muestras de tests de coronavirus.

Getty Images
La variante Mu no circula solo en Colombia. También se han detectado casos en países como Reino Unido.

¿Cuán peligrosa es?

Las preguntas clave son si mu es más transmisible que la variante actualmente dominante, delta, y si puede causar una enfermedad más grave.

Mu tiene una mutación llamada P681H, reportada por primera vez en la variante alfa, que es potencialmente responsable de una transmisión más rápida.

Sin embargo, este estudio todavía está en formato de prepublicación, lo que significa que sus conclusiones aún no han sido revisadas formalmente por otros científicos.

Todavía no podemos estar seguros de los efectos de la P681H en el comportamiento del virus.

Mu también tiene las mutaciones E484K y K417N, que están asociadas con la capacidad de evadir los anticuerpos contra el coronavirus. Las pruebas sobre esto son más concretas.

Click here to see the BBC interactive

Estas mutaciones también se dan en la variante beta, por lo que es posible que mu se comporte como beta, contra la que algunas vacunas son menos eficaces.

Mu también tiene otras mutaciones, como R346K e Y144T, cuyas consecuencias se desconocen, de ahí la necesidad de realizar más análisis.

Pero ¿puede la mu evadir realmente la inmunidad preexistente?

Hasta el momento solo hay información limitada sobre esto, con un estudio de un laboratorio en Roma que muestra que la vacuna de Pfizer/BioNTech fue menos eficaz contra mu en comparación con otras variantes cuando se probó en un experimento de laboratorio.

A pesar de ello, el estudio seguía considerando que la protección ofrecida contra la mu por la vacuna era sólida. Realmente, aún no sabemos si las mutaciones de mu se traducirán en un aumento de la infección y la enfermedad.

Sin embargo, han aparecido informes sorprendentes sobre mu.

A finales de julio, un canal de noticias de Florida informó de que el 10 % de las muestras secuenciadas en la Universidad de Miami eran mu.

A principios de agosto, Reuters informó de que siete residentes totalmente vacunados de una residencia de ancianos en Bélgica habían muerto por un brote de mu.

Sin embargo, estas son instantáneas limitadas del comportamiento de la variante.

¿Qué pasará después?

Mu es la primera variante nueva que se añade a la lista de la OMS desde junio.

Cuando se designa una variante de interés, la OMS lleva a cabo un análisis comparativo de las características de la nueva variante, evaluando cómo se compara con otras que también están siendo vigiladas, pidiendo a sus estados miembros que recopilen información sobre la incidencia y los efectos de la variante.

Revisión de temperatura de mujer en India.

Getty Images
La variante delta, descubierta por primera vez en India, ha sido responsable de graves rebrotes de coronavirus por todo el mundo.

Esto se está llevando a cabo en la actualidad.

La designación de mu como VOI refleja la preocupación generalizada por la posibilidad de que surjan nuevas variantes que puedan resultar problemáticas.

La variante delta, más transmisible, que se está afianzando en muchos países, especialmente entre los no vacunados, muestra la rapidez y la importancia con que las variantes víricas pueden cambiar el curso de la pandemia.

Cada vez que el virus se reproduce en el interior de una persona existe la posibilidad de que mute y surja una nueva variante.

Es un juego de números. Es un proceso aleatorio, un poco como tirar los dados.

Cuantas más tiradas haya, mayor será la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes. La principal forma de detener las variantes es la vacunación global.

La aparición de la mu nos recuerda lo importante que sigue siendo ese objetivo.

Muchas personas, especialmente en los países en desarrollo, siguen sin vacunarse.

Debemos hacer llegar las vacunas a estos países lo antes posible, tanto para ayudar a las personas allí vulnerables como para impedir que surjan nuevas variantes.

De lo contrario, nuestra salida de la pandemia se retrasará, posiblemente durante meses.

Luke O’Neill es profesor de bioquímica en el Trinity College de Dublín, Irlanda.

Este artículo fue publicado en The Conversation. Haga clic aquí para acceder al original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.