"No nos importa la desaparición de poderes, queremos a nuestros compañeros vivos": normalistas en TV UNAM
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"No nos importa la desaparición de poderes, queremos a nuestros compañeros vivos": normalistas en TV UNAM

Alrededor de las 19 horas los jóvenes -muchos de ellos con el rostro cubierto- ingresaron a las instalaciones ubicadas frente a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, dentro de Ciudad Universitaria. Los estudiantes solicitaron un espacio en la programación de dicha emisora esta misma noche.
23 de octubre, 2014
Comparte

normalistas_ayotzinapa

Dos estudiantes de la normal rural Rául Isidro Burgos de Ayotzinapa dieron un mensaje en TV UNAM sobre la desaparición de sus 43 compañeros en el municipio de Iguala. En él aseguraron que el interés principal es encontrar a los jóvenes “detenidos-desaparecidos”, no la desaparición de ciertos poderes.

En el mensaje, el cual duró unos 15 minutos, los alumnos dijeron que la “desaparición de poderes (en Guerrero) sería un descontrol”, y que lo principal es encontrar a los 43 normalistas desaparecidos.

Además, dijeron que sus 43 compañeros fueron “detenidos-desaparecidos”, porque hay pruebas de que patrullas de policías municipales se los llevaron, y aseguraron que las brigadas de búsqueda “son una tapadera”. Ellos (las autoridades) “saben dónde están”.

Éstas son algunas de las frases que los dos normalistas pronunciaron en el mensaje grabado y transmitido en TV UNAM alrededor de las 22:00 horas.

“Representantes del Estado se han acercado a nosotros, pero no nos han dados resultados.”

“En los últimos años hemos visto represiones, no sólo contra normalistas, sino contra organizaciones y sector estudiantil.”

“De libre expresión no tenemos nada. Tantimo alzamos la voz, y ¿cómo nos responde el gobierno?”

“Lo que pretende el gobierno es crear escuelas que sean sumisas (…) Se quieren desaparecer las normales rurales. Ahí nos enseñan a ser críticos; somos piedritas en los zapatos de los gobiernos.”

“Peña Nieto no ha hecho nada para presionar al estado de Guerrero.”

“En Guerrero no se sabe dónde inicia la delincuencia organizada y dónde la seguridad pública.”

“No podemos permitir que haya más desapariciones forzadas, más asesinatos de estudiantes.”

El mensaje concluyó alrededor de las 22:15 horas con varios jóvenes gritando ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!, ¡la lucha sigue y sigue!

Diversos medios de comunicación reportaron que alrededor de las 19 horas, jóvenes -muchos de ellos con el rostro cubierto- ingresaron a las instalaciones de TV UNAM, ubicadas frente a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, dentro de Ciudad Universitaria, y solicitaron un espacio en la programación de dicha emisora esta misma noche.

De acuerdo con información distribuida por el movimiento #YoSoy132, después del diálogo con autoridades universitarias, se acordó la entrega pacífica de las instalaciones, además de que se iniciaron grabaciones informativas independientes para ser trasmitidas más tarde.

“La promesa es que se va a transmitir en un par de horas, y en garantía de que eso pase permaneceremos aquí”, dijo uno de los jóvenes con rostro cubierto.

Asimismo, se acordó que los estudiantes normalistas de Ayotzinapa serán quienes protagonizarán las grabaciones, que podrían ser transmitidas alrededor de las 21:00 horas.

En la reja de entrada del inmueble fue colocada una manta con el logo de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Una decena de jóvenes se mantenían en la entrada del recinto resolviendo si les permiten o no la entrada a los medios de comunicación.

El jefe de seguridad de la zona 6 de Ciudad Universitaria afirmó que estaba dispuesto a colaborar y que no serán enviadas unidades de vigilancia en respeto al movimiento estudiantil.

Con información de Reforma, La Jornada y Radio Fórmula.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
NOOA

La Niña está de regreso: qué es y qué significa para el clima en América Latina

El fenómeno climático responsable de crudos inviernos y grandes sequías en todo el mundo ha llegado nuevamente y sus efectos se sentirán por varios meses.
NOOA
18 de octubre, 2021
Comparte

La Niña está de vuelta por segundo año consecutivo.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos anunció el jueves que el fenómeno climático responsable de crudos inviernos y grandes sequías en todo el mundo ha llegado nuevamente y hará sentir sus efectos por varios meses.

Según la NOAA, tras un periodo de relativo equilibrio atmosférico desde inicios de año, La Niña se intensificará durante las próximas semanas y no comenzará a debilitarse hasta la primavera de 2022, lo que puede tener un impacto en las lluvias, el final de la temporada de huracanes y la intensidad del próximo invierno boreal.

“Las condiciones de La Niña se han desarrollado y se espera que continúen con un 87% de probabilidad entre diciembre de 2021 y febrero de 2022“, indicó la agencia.

De acuerdo con el comunicado, los expertos comenzaron a notar que el evento climático se aproximaba en el último mes, cuando detectaron varios factores que apuntaban a su desarrollo entre ellos:

  • temperaturas de la superficie del mar por debajo del promedio en el Pacífico ecuatorial
  • anomalías térmicas en la mayor parte del Océano Pacífico central y oriental
  • anomalías en vientos del este en niveles bajos y en los vientos del oeste en los niveles superiores de la atmósfera.

Aunque generalmente los signos de su activación comienzan a detectarse en el verano boreal, ahora, como ocurrió en 2017, La Niña comenzó a manifestarse entrado el otoño.

“Nuestros científicos han estado rastreando el desarrollo potencial de La Niña desde este verano, y fue un factor en el pronóstico de la temporada de huracanes por encima de lo normal que hemos visto desarrollarse”, dijo Mike Halpert, subdirector del Centro de Predicción del Clima de la NOAA.

Pero ¿qué es la Niña y cómo afecta al clima de nuestro planeta y a América Latina?

La Niña

Para entender qué es La Niña es preciso explicar el fenómeno más general en el que se engloba: el llamado evento ENOS o El Niño-Oscilación del Sur.

El Niño es un patrón climático que causa un debilitamiento de los vientos alisios en el hemisferio sur del Pacífico.

Esos vientos, cuando son normales, arrastran las aguas superficiales desde las costas hacia el océano y esto provoca que las aguas frías de las profundidades surjan allí.

Cuando El Niño está activo, el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente.

BBC
Cuando El Niño está activo, el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente.

Esa agua fría es lo normal en la zona ecuatorial de la costa de Sudamérica.

Cuando esos vientos alisios se debilitan cesa ese proceso, al agua caliente se acumula y se produce un aumento de la superficie del mar en la costa de Perú y Ecuador, principalmente.

Ahora bien, cuando los alisios son muy fuertes y se refuerza la subida de esa agua fría en la zona ecuatorial y la temperatura del mar está por debajo de lo normal, comienza a manifestarse el fenómeno de La Niña, que viene a ser un patrón climático opuesto a las condiciones de El Niño.

Generalmente, entre las dos fases, ocurre un periodo llamado “zona neutra” (en la que nos encontrábamos hasta hace poco) en la que ninguno de los dos eventos están notablemente activos y las temperaturas están sobre el promedio.

¿Cuáles son sus efectos?

Los efectos de La Niña y el Niño, que van desde sequías a inundaciones, de lluvias intensas a huracanes, dependen siempre de la zona de la oscilación: puede producir indistintamente sequías en Latinoamérica, nevadas intensas en la zona norte de Estados Unidos o sequías en Australia o en las islas del Pacífico.

Y aunque siguen patrones, esto no implica que cada vez que se activen las condiciones se manifiesten de la misma manera: ningún evento de La Niña es como otro.

Aunque los pronósticos más certeros para la actual temporada se conocerán a finales de este mes, la NOAA y otras organizaciones meteorológicas de América Latina prevén “una La Niña de intensidad moderada“.

Esto, sin embargo, no predice por sí mismo las condiciones en las que se manifestará dado que datos históricos revelan que ha habido casos de sequías más severas en eventos débiles o moderados de La Niña que en eventos fuertes a intensos.

En años anteriores, el fenómeno se ha manifestado muy débil, aunque desde 2020 se comenzaron a experimentar síntomas de un potencial fortalecimiento como fue la larga temporada de huracanes del Atlántico, condiciones de sequía en América del Sur y fuertes lluvias en Centroamérica y el norte de Suramérica.

Cómo afectará a América Latina

Generalmente, La Niña se manifiesta en dos formas totalmente diferentes en América Latina: lluvias intensas y abundantes, aumento del caudal de los ríos y posteriores inundaciones en Colombia, Ecuador y el norte de Brasil; y en condiciones de sequía en Perú, Bolivia, el sur de Brasil, Argentina y Chile.

Varios de estos últimos países viven desde el pasado año una intensa sequía, que ha afectado los cultivos, ha secado ríos e impactado la generación hidroeléctrica.

Ahora se teme que La Niña retrase aún más la temporada de lluvias en el Cono Sur y haga de 2022 un año aún más seco.

Mientras, en el noreste de América del Sur han ocurridos deslaves en varios países y en otros, como en Colombia, las represas se encuentran en un 86% de capacidad, casi el doble de los niveles de hace un año, lo que es considerado históricamente alto.

Río Paraná

Getty Images
La sequía ha afectado a varios países de América Latina y ha “secado” ríos como el Paraná.

La NOAA ha señalado que La Niña puede influir en los últimos meses de la actual temporada ciclónica en el Atlántico, que ha sido particularmente activa.

En México, las autoridades meteorológicas indicaron que una nueva activación del evento podría traducirse en una extensión del periodo de lluvias hasta finales de noviembre, así como precipitaciones intensas en algunas partes del país en las que no son frecuentes y luego, un invierno más seco.

En Centroamérica, por su parte, el Comité Regional de Recursos Hidráulicos había pronosticado desde el verano que La Niña podría traer a la región “condiciones más lluviosas que lo normal”, principalmente en la frontera de México con Guatemala, el sur de El Salvador; la parte central de Honduras y en el Pacífico de Costa Rica y Panamá.

La Niña anterior ocurrió durante el invierno de 2020-2021 y con anterioridad, entre 2017 y 2018.

El último evento El Niño tuvo lugar entre 2018 y 2019.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DKprRs-mZpw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.