Gobierno suspende becas y abasto de alimentos a los normalistas de Ayotzinapa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Gobierno suspende becas y abasto de alimentos a los normalistas de Ayotzinapa

Desde que los estudiantes emprendieron movilizaciones de protesta, el gobierno estatal de Guerrero suspendió completamente el abasto de víveres para alimentar a los alumnos, así como el pago mensual de las becas que las autoridades entregan a los 520 jóvenes que se forman para convertirse en maestros de primarias rurales.
Por Paris Martínez
30 de octubre, 2014
Comparte

Foto 3

Desde que los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa emprendieron movilizaciones de protesta, por el asesinato de tres compañeros y el secuestro y desaparición forzada de otros 43, a manos de la Policía Municipal de Iguala –el 26 de septiembre pasado–, el gobierno estatal de Guerrero suspendió completamente el abasto de víveres para alimentar a los alumnos de este internado del sector público, así como el pago de las becas que, mensualmente, deben entregar las autoridades a los 520 jóvenes que se forman en este plantel para convertirse en maestros de primarias rurales.

”A partir de que comienza el movimiento, el 26 de septiembre, el gobierno nos dejó de mandar el poco apoyo que nos daba –explica un representante del comité estudiantil, asignado a la Cartera de Raciones, cuya identidad se mantiene bajo reserva, por seguridad–. Desde el primer momento (de las movilizaciones) nos cortaron las raciones de comida, y esto es lo que hace el gobierno para debilitarnos.”

Cada semana, detalla el representante estudiantil, el gobierno estatal está obligado a entregar financiamiento para que la Normal adquiera, directamente con proveedores, los alimentos que sus alumnos consumen, y que son complementados con los vegetales y granos que los mismos estudiantes cultivan. Sin embargo, advierte el normalista que coordina las labores de preparación de alimentos, en el actual periodo de movilizaciones “el financiamiento quedó totalmente suspendido (…) y esto es algo que suelen hacer las autoridades cada vez que realizamos alguna movilización, así lo hicieron durante las protestas de 2011 y 2012 (por el asesinato de dos normalistas, a manos de policías federales y ministeriales de Guerrero), les gusta dejarnos sin comida para presionarnos, para que dejemos de protestar, pero como nosotros ya conocemos esta forma de actuar de las autoridades, tan pronto como empezamos el movimiento llamamos a la solidaridad y ésta es efectiva, hasta el momento: las organizaciones civiles, los egresados, los estudiantes de otras universidades del país, los vecinos y ciudadanos de Guerrero saben que en estos casos las autoridades siempre nos suspenden las raciones alimenticias, y ellos mismos (los organismos civiles y la ciudadanía) son los que nos están apoyando, difundiendo, acopiando víveres… así es como este movimiento continúa“.

El apoyo del gobierno estatal, aclara el representante de los normalistas, “la verdad que no es mucho, aunque éste es un internado del sector público, y obviamente nos tienen que estar mandando alimentos las autoridades, esa es su obligación, pero desde finales de septiembre esto no ha sido así, sin explicación, simplemente dejaron de enviar los recursos”.

En la Normal de Ayotzinapa, detalla, los 520 alumnos suelen recibir tres raciones de comida, “un desayuno ligero, una comida fuerte, y una cena también ligera, pero como ahora nos estamos alimentando con los víveres que nos ha donado la ciudadanía, tenemos que racionar aún más los alimentos, y sólo estamos haciendo dos comidas: una a las 9 de la mañana y una a las 4 de la tarde… en la noche, comemos cualquier cosa.”

Gracias al acopio ciudadano de víveres para los normalistas, aclara, “hasta el momento no nos hemos quedado sin comida, pero no sobra, nuestras reservas durarán unas semanas más, solamente, porque ahorita no estamos comiendo sólo los estudiantes, sino también los papás de los desaparecidos, que están aquí, acampando, y los normalistas de otros planteles que han venido a brindar apoyo. En un día normal, en la cocina preparamos alrededor de 2 mil raciones de comida, pero ahorita estamos preparando 2 mil 500 raciones, y eso nos lleva todos los días varios costales de frijol, varios costales de arroz y mucho de todo lo demás: latas, aceite, cosas así. Nosotros aquí cosechamos rábano, maíz, hortaliza, y también tenemos unas poquitas vacas, puercos, gallinas, conejos, pero todos esos recursos son muy limitados. La ayuda nos sigue haciendo mucha falta, porque este movimiento no acabará cuando encuentren a nuestros compañeros, sino cuando haya justicia, entonces, va para largo.”

La supresión del abasto alimenticio, sin embargo, no es el único medio de presión económica que han emprendido las autoridades contra los normalistas, señala otro integrante del comité estudiantil que forma parte de la academia de cuarto año (el último nivel de estudios de esta Normal), sino que “como forma de reprimirnos también nos suspendieron el pago de las becas a todos los estudiantes“.

Tal como explicó el representante estudiantil, los 124 alumnos del cuarto y último año de formación en la Normal de Ayotzinapa (80 que cursan la licenciatura en educación primaria, y los 44 que cursan la licenciatura en educación física) tiene derecho a una beca mensual de mil pesos, proveniente del presupuesto estatal, así como a otra beca de 750 pesos que vienen del presupuesto federal. Y ambas becas, detalló, tanto la que otorga el gobierno estatal como la que otorga el gobierno federal, que sirven a los estudiantes para financiar sus traslados y alimentación a las escuelas donde deben realizar prácticas docentes, dejaron de pagarse tras la emboscada policiaca sufrida en Iguala.

Asimismo, las autoridades estatales también suspendieron la entrega de recursos económicos que, para el pago de fotocopias, están obligadas a entregar a los 520 estudiantes de todos los niveles formativos de la Normal de Ayotzinapa, y que asciende a 38 pesos por alumno al mes.

Las autoridades deben depositar estos dineros los días 15 de cada mes, y como el ciclo escolar estaba iniciando, el único depósito que obtuvimos fue el 15 de septiembre, luego vino el ataque de la Policía en Iguala, y para el 15 de octubre, cuando debimos recibir las becas nuevamente, no recibimos nada… Así es como hacen las autoridades para presionar, ya antes lo habían hecho, en 2011, cuando mataron a nuestros dos compañeros en Chilpancingo, y así están haciendo ahora, que nos matan a otros tres y nos desaparecen a 43… así hacen, ya lo esperábamos, pero no nos van a doblar, la lucha sigue.”

Lee aquí sobre los centros de acopio para apoyar a los normalistas de Ayotzinapa o sigue la cuenta @AcopioAyotzi.

Epílogo: El verdadero rostro de los normalistas

Este miércoles 29 de octubre, mientras los papás de los normalistas desaparecidos, asesinados y heridos por la policía guerrerense encaraban al presidente Enrique Peña Nieto, un contingente de 46 estudiantes salió de Ayotzinapa, rumbo a la aledaña ciudad de Tixtla, con una misión especial: llevar a los niños y niñas de esta localidad un momento de diversión y esparcimiento, que les permita distenderse, tras vivir de cerca, por los últimos 33 días, la tensión social generada por el asesinato y la desaparición forzada de sus compañeros.

Vestidos de payaso, colorido maquillaje en sus rostros e, incluso, llevando zapatos enormes y rechoncos que elaboraron con botellas de refresco, los 46 estudiantes instalaron cuatro juegos inflables en la plaza central de Tixtla, que les fueron prestados para este fin por una microempresa dedicada a la renta de estos equipos,

Los medios y el gobierno han fomentado una imagen violenta de los normalistas, porque hacemos marchas, porque hacemos cortes carreteros –explica uno de los payasitos–, pero si hacemos eso es porque defendemos nuestros derechos, no quisiéramos que fuera así, que hubiera que salir a defender nuestros derechos, sino que quisiéramos nomás que nos respetaran, como estudiantes, para así dedicarnos enteramente a lo que nos gusta: enseñar a los niños, contribuir a su desarrollo, hacerlos buenos ciudadanos, comprometidos con su comunidad, con su pueblo, con la sociedad, y hacerlos felices. Por eso vinimos hoy a hacer este (acto) ‘sociocultural’, vinimos 46 que nos ofrecimos como voluntarios, y aquí estamos.”

Además de organizar distintos juegos y actividades de entretenimiento, con apoyo de otros vecinos de Tixtla los payasitos pudieron obsequiar a los menores, además, paletas, palomitas, frituras, globos, aguas de sabor y narices rojas. “Claro que estamos tristes, mucho, nos duele mucho la ausencia de nuestros amigos, de nuestros compañeros desaparecidos, lloramos de tristeza, lloramos de coraje –dice uno de los payasitos–, pero el maquillaje oculta eso, el maquillaje nos hace reír, y hace que los niños nos vean como lo que somos, gente que los quiere.”

Y sí, el maquillaje oculta las ojeras, simula que las comisuras de sus labios no apuntan tristes hacia abajo, sino alegres hacia arriba, devuelve color a sus mejillas pálidas. Pero el maquillaje no se usa para ocultar su reclamo, sino todo lo contrario: el maquillaje sirve para acentuar esa exigencia, para subrayarla, y así, todos, en una mejilla, en la frente, en un cachete, entre puntitos y líneas de colores, estamparon un símbolo, de lucha y de dolor: el número “43.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Delta plus: lo que se sabe de la nueva variante de COVID-19 detectada ya en 10 países

Aunque las autoridades de salud indias la catalogaron como "preocupante", los expertos principales dicen que por ahora no hay suficientes datos como para crear alarma en torno a ella.
23 de junio, 2021
Comparte

India clasificó una nueva variante de coronavirus, la llamada delta plus, como “preocupante”, aunque según los expertos aún es demasiado pronto para crear alarma en torno a ella.

Una mutación pasa de ser una “variante de interés” a una “variante preocupante” (VOC, por sus siglas en inglés) cuando muestra evidencias de que cumple al menos con uno de varios criterios: la transmisión fácil, provocar una enfermedad más grave, una neutralización reducida por anticuerpos o una reducción en la eficacia de tratamientos y vacunas.

El Ministerio de Salud de India dice que varios estudios mostraron que la delta plus, también conocida como AY.1, se propaga más rápidamente, se une con más facilidad a las células pulmonares y es potencialmente resistente a la terapia con anticuerpos monoclonales, una potente infusión intravenosa de anticuerpos para neutralizar al virus.

Está relacionada con la delta, una variante considerada ya “preocupante” que se identificó por primera vez en India el año pasado y que se cree que impulsó la segunda ola mortal de infecciones en el verano.

El Ministerio de Salud dice que la variante delta plus, encontrada por primera vez en India en abril, fue detectada en alrededor de 40 muestras de seis distritos en tres estados: Maharashtra, Kerala y Madhya Pradesh.

Al menos 16 de estas muestras se encontraron en Maharashtra, uno de los estados más afectados por la pandemia.

Delta plus también se ha encontrado en otros nueve países (Estados Unidos, Reino Unido, Portugal, Suiza, Japón, Polonia, Nepal, Rusia y China) en comparación con la cepa delta original altamente contagiosa, que ahora se ha extendido a 80 países.

Falta de datos

Coronavirus

Getty Images
Cientos de miles de genomas virales están siendo analizados en todo el mundo.

Los virus mutan todo el tiempo y la mayoría de los cambios no tienen consecuencias. Algunos incluso dañan al virus.

Pero otros pueden hacer que la enfermedad sea más infecciosa o amenazante, y estas mutaciones son las que tienden a dominar.

Sobre esta en particular, los principales virólogos han cuestionado sea catalogada como “preocupante”, argumentando que aún no hay datos que prueben que la variante sea más infecciosa o conduzca a una enfermedad más grave en comparación con otras.

“Aún no hay información que respalde la afirmación de que se trata de una variante preocupante”, señaló Gagandeep Kang, viróloga y primera mujer india en ser elegida miembro de la Sociedad Real de Londres.

“Necesitas información biológica y clínica para considerar si realmente es una variante de preocupación”.

Esto significa que India necesita más datos para determinar si la variante es neutralizada por anticuerpos generados por las vacunas disponibles o por la infección con otra variante del coronavirus.

Reino Unido

Getty Images
La variante delta es ahora la predominante en Reino Unido.

Además, se requiere mucha más información sobre el aumento de la transmisibilidad, las fallas de diagnóstico (las pruebas de rutina no detectan la variante) así como para evaluar si la variante está causando una enfermedad más grave.

“Necesitas estudiar a cientos de pacientes que padecen esta afección por esta variante y averiguar si tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad más grave que con la variante previa”, afirmó Kang.

Ligera ventaja

La variante delta plus contiene una mutación adicional llamada K417N en la proteína de espiga del coronavirus, que se ha encontrado en las variantes beta y gamma, detectadas por primera vez en Sudáfrica y Brasil, respectivamente (la Beta se vinculó a un aumento de hospitalizaciones y muertes durante la primera ola de infecciones en Sudáfrica, mientras que se estimó que la gamma era altamente transmisible).

Incluso con 166 ejemplos de delta plus compartidos en GISAID, una base de datos global de intercambio abierto, “no tenemos muchas razones para creer que esta sea más peligrosa que la delta original”, señaló Jeremy Kamil, virólogo del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Estatal de Louisiana en Shreveport, EE.UU.

“La Delta plus podría tener una ligera ventaja a la hora de infectar y propagarse entre personas que se infectaron anteriormente durante la pandemia o que tienen una inmunidad débil o incompleta provista por la vacuna”, le dice Kamil a la BBC.

India

Getty Images
La variante delta, identificada por primera vez en India, es altamente contagiosa.

“Yo mantendría la calma. No creo que India ni nadie más en el mundo haya publicado o acumulado suficientes datos para distinguir el riesgo de la llamada delta plus como más peligrosa o preocupante que la variante delta original”.

Nada inusual

Anurag Agarwal, director del Instituo de Genómica y Biología Integrativa CSIR (IGIB, por sus siglas en inglés) en Nueva Delhi, uno de los 28 laboratorios indios involucrados en la secuenciación del genoma, dijo que “todos los linajes de la variante Delta son variantes preocupantes“, por lo que no hubo nada inusual en etiquetar a delta plus como tal.

“No tenemos ningún indicador que muestre que delta plus debería estar causando preocupación en la salud pública o pánico. No vemos nada preocupante todavía. La estamos rastreando cuidadosamente y fortaleciendo todas las medidas de salud pública”, aseguró.

Kamil dijo que el gobierno indio “preferiría reaccionar exageradamente ahora que parecer despreocupado más tarde, como fue el caso con la variante delta”.

La mayoría de los científicos coinciden en que India no se ocupó de secuenciar suficientes muestras para la variante que había provocado un segundo aumento masivo de infecciones por covid en India en abril y mayo.

“No estoy demasiado preocupado. Pero es correcto mantener un ojo en la variante”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NaF9hGCiqkk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.