Los caprichos del azar que hicieron posible al ser humano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los caprichos del azar que hicieron posible al ser humano

Mirando hacia atrás a través del tiempo, parecería que nuestra existencia depende de una secuencia cósmica de momentos aparentemente accidentales. Aquí te mostramos algunos de ellos.
12 de octubre, 2014
Comparte
Foto: BBC.

Foto: BBC / Thinkstock.

¿Cómo llegamos a ser la especie más avanzada en un pequeño planeta verdeazulado, orbitando una estrella aparentemente insignificante, en una de las millones de galaxias del Universo?

La ciencia ha encontrado unas respuestas extraordinarias a esta pregunta.

Mirando hacia atrás a través del tiempo, parecería que nuestra existencia depende de una secuencia cósmica de momentos aparentemente accidentales.

2000 DC

Instalación de entrenamiento de cosmonautas
En las afueras de Moscú, los cosmonautas se entrenan para viajar a la Estación Espacial Internacional.

La Estación Espacial Internacional: un triunfo de la inteligencia humana

En noviembre de 2000, los primeros astronautas llegaron a la EEI y, desde entonces, hemos mantenido una base permanentemente tripulada entre las estrellas.

Podemos aventurarnos en el espacio porque nuestra especie ha acumulado conocimientos de física e ingeniería por generaciones, hasta el punto en el que podemos lanzar un cohete desde la superficie de la Tierra que viaja a una velocidad de 11 kilómetros por segundo.

Eso nos hace la única criatura en el planeta -y posiblemente la única en nuestra galaxia e incluso el Universo- en haber salido de su mundo hogar por motu propio.

¿Cómo nos convertimos en un animal tan único?

Hace un millón de años

El Valle del Rift imaginado
Se piensa que los bruscos cambios climáticos en el Valle del Rift impulsaron nuestra transformación de monos a humanos.

¿Será que los cambios en la órbita de la Tierra nos hicieron inteligentes?

La inteligencia humana nació en el Gran Valle del Rift en África Oriental, cuando nuestros ancestros primates desarrollaron cerebros cada vez más grandes.

Es posible que eso haya ocurrido debido al Sol, la Luna y otros planetas de nuestro Sistema Solar.

Su fuerza de gravedad hace que cambie cuán elíptica es la órbita del planeta a lo largo de miles de años.

Eso a su vez afecta el clima del planeta.

Y cuando se examinan los fósiles, el incremento del tamaño del cerebro de nuestros ancestros sucedió cuando la órbita de la Tierra estaba más elíptica.

Era una época de cambios climáticos rápidos y violentos, cuando la adaptabilidad y la inteligencia representaban una enorme ventaja evolutiva.

Hace 65 millones de años

Meteorito choca en la Tierra
La “hipótesis Álvarez” propone que el impacto de un meteorito causó la extinción de los dinosaurios.

Sin embargo, nuestros ancestros primates podrían no haber siquiera existido.

Hace 65 millones de años, los dinosaurios dominaban el mundo, como lo habían hecho durante 160 millones de años.

Y entonces, un asteroide de casi 9 kilómetros y medio de ancho, chocó contra la Tierra.

El impacto fue equivalente a más de mil millones de las bombas de Hiroshima, y lanzó rocas y polvo a la atmósfera, dejando al planeta en la oscuridad.

Más de la mitad de la vida en la Tierra fue aniquilada, incluyendo a la mayoría de los dinosaurios.

Si esto no hubiera pasado, los pequeños mamíferos similares a las musarañas, que fueron los ancestros de los primates del Valle del Rift y todos los humanos, probablemente nunca habrían prosperado.

El mundo podría estar dominado por los dinosaurios y sus descendientes todavía.

Hace 2.400 millones de años

Cianobacteria
Todas la plantas hacen la fotosíntesis de la misma forma que la cianobacteria (aquí magnificada x 100).

La vida existió en la Tierra durante miles de millones de años con casi nada de oxígeno en el aire.

La mayoría de las bacterias se alimentaban de dióxido de carbono y otros gases, como el metano.

Y entonces, un nuevo tipo de bacteria apareció.

Estas cianobacterias creaban energía de una nueva forma: con fotosíntesis, usando la luz del Sol para separar el agua.

El oxígeno era un desecho en este proceso pero, con el tiempo, los niveles en el aire fueron incrementando hasta los que respiramos hoy.

Si eso no hubiera ocurrido, y la Tierra hubiera seguido rodeada de dióxido de carbono y metano, la vida animal no habría podido evolucionar en nuestro planeta jamás.

Hace 2.700 millones de años

Mitocondria
Las mitocondrias son fuentes diminutas de energía que pueden haber emergido cuando una célula absorbió a otra.

Durante mil millones de años, la única vida en la Tierra era unicelular.

Y entonces algo pasó y creó el modelo para toda la vida compleja.

Dos células se unieron.

Se metieron una adentro de la otra y, en vez de morir, formaron una especie de híbrido, que sobrevivió y proliferó.

Y debido a que todos los animales y plantas que existen hoy comparten el mismo componente fundamental básico -el mismo tipo de estructura celular-, estamos muy seguros de que eso sólo pasó una vez, en algún lugar de los océanos de la Tierra primordial.

Hace 3.800 millones de años

Ciudad perdida en el océano
En el fondo del Océano Atlántico hay un sistema de hidrotermales al que le llaman “Ciudad Perdida”, por sus altas torres.

¿Cuál fue el momento en el que la vida empezó por primera vez en la Tierra?

Ese sigue siendo uno de los misterios más grandes sobre los orígenes de la existencia humana.

Pero tuvo que haber moléculas que se combinaron para crearla.

Aunque aún no sabemos cómo surgió la vida, muchos científicos creen que, en las condiciones correctas, las probabilidades de que ocurriera por primera vez en las fuentes hidrotermales submarinas son sorprendentemente altas.

Se les conoce también como fumaderas o respiraderos y se encuentran en el fondo de los océanos.

Por esas grietas sale una mezcla potente de químicos y energía que podrían haberse combinado para crear la primera vida.

En cualquier caso, si esas condiciones no hubieran existido en la Tierra, nuestro planeta hoy en día no sería mucho más que una sopa aguada de químicos complejos.

Hace 4.000 millones de años

Tierra ardiente
Al principio, la Tierra ardía, así que era difícil que hubiera agua en la superficie.

Para que la vida empezara y prosperara, se necesitaba agua.

Pero la joven Tierra era una bola de roca fundida caliente de manera que, de haber habido algo de agua en la superficie, se habría evaporado e ido al espacio.

Entonces, ¿de dónde vino el agua?

Probablemente había parte atrapada en la profundidad de la Tierra cuando el planeta se formó, y eso la salvó de la evaporación.

A medida que la Tierra se iba enfriando, pudo salir, aprovechando las erupciones de los volcanes.

Y otro tanto vino de más allá, con los cometas congelados que se estrellaron contra la Tierra.

Sin esa agua de las profundidades y del espacio, el planeta no habría sido más que una bola de piedra sin vida.

Hace 4.500 millones de años

La fuerza de gravedad de la Luna cambia la forma en la que la Tierra se mueve en el espacio.

Eso afecta el clima, lo que a su vez contribuye a determinar la evolución de la vida.

Nuestro planeta, sin embargo, nació sin una luna.

Y en la creación de la que tenemos, fue casi destruido.

Formación de la Luna
Un choque fortuito con otro planeta creó la Luna.

Hace 4.500 millones de años, otro planeta joven del nuevo Sistema Solar se estrelló con la Tierra.

Ambos casi se despedazaron en la colisión.

La Tierra sobrevivió.

El otro planeta, no.

Una enorme cantidad de despojos rocosos quedaron en el espacio.

La gravedad hizo que esos despojos se fusionaran y formaran la Luna.

El choque también liberó hierro del núcleo de la Tierra, que pasó a ser parte del coctel químico del que emergería la vida.

Hace 4.600 millones de años

La galaxia, de una nebulosa
El estallido de una supernova produjo una onda expansiva en una nebulosa pudo ser el accidente que creó el Sistema Solar.

Hay miles de millones de sistemas solares en nuestra galaxia.

Pero el que es nuestro hogar podría no haber existido jamás sin otro accidente cósmico.

Fue probablemente la muerte de otra estrella, nacida millones de años antes que nuestro Sol, lo que creó el Sistema Solar.

Una teoría es que esa estrella explotó y encendió el gas inerte de una nube de polvo cósmico.

Nuestro Sol se formó de eso, así como el disco giratorio de materia que se convirtió en los planetas.

De no haber sido así, la nube que dio a luz a la materia de nuestro Sistema Solar -incluyendo la Tierra y a nosotros-, podría haber seguido flotando hasta que, tras muchos millones de años, se habría disipado.

Hace 13.800 millones de años

Tras el Big Bang
200 millones de años después del Big Bang, las primeras estrellas cobraron vida e iluminaron el cosmos.

El Big Bang, el momento en el que el Universo empezó a existir, posiblemente es el capricho del azar más importante en la historia de la existencia humana.

En el Big Bang fueron creados los ingredientes para el Universo: una serie de números, llamados constantes de la naturaleza, como la velocidad de la luz, la fuerza de la gravedad y el número de dimensiones en el espacio.

Lo extraordinario es que esos números parecen ser los precisos para que haya vida en nuestro Universo.

Si fueran un poquito diferentes, podría colapsar rápidamente, o no tener los elementos químicos indicados, o las estrellas y planetas no se habrían formado.

Pero, ¿habrá alguna razón para que aparentemente nos hayamos ganado la lotería cósmica?

Antes del tiempo…

Multiverso
Cada universo paralelo puede tener leyes físicas distintas, con diferentes niveles de estabilidad y expansión.

Los modelos más populares del origen de nuestro Universo indican que este es uno de numerosos, hasta infinitos, universos.

Esos modelos predicen que cada uno de esos universos tiene diferentes números para las constantes de la naturaleza: gravedad más fuerte o más débil; luz más rápida o más lenta.

Si la teoría es cierta, no debería sorprendernos que vivamos en el universo perfecto.

Así como en la lotería, entre todos los universos que existen, habrá un boleto ganador: un universo con las constantes de naturaleza correctas para crear las condiciones para exista la vida.

Un universo humano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna de AstraZeneca: por qué Reino Unido dejará de ofrecerla a los menores de 30 años

El contexto actual de la pandemia en Reino Unido y la amplia disponibilidad de vacunas permitirá ofrecer a los más jóvenes la vacuna más adecuada posible.
8 de abril, 2021
Comparte

Reino Unido ofrecerá una alternativa a la vacuna de AstraZeneca a los menores de 30 años tras consolidarse su vínculo con la aparición muy poco frecuente de trombos.

A fines de marzo, de 20 millones de personas vacunadas con AstraZeneca en Reino Unido, 79 pacientes sufrieron coágulos y 19 de ellos murieron, según la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Casi dos tercios de los casos fueron mujeres y los fallecidos tenían entre 18 y 79 años, tres de ellos menores de 30.

El regulador británico insiste en que los números no prueban que la vacuna sea la causante de los coágulos, aunque admitió que el vínculo se estaba consolidando.

Mientras, la Agencia Europea de Medicamentos comunicó este miércoles que estos inusuales trombos debían ser incluidos como posibles “muy raros efectos secundarios” de la vacuna de AstraZeneca, y que sus beneficios superaban los riesgos.

Entonces, si el riesgo es tan bajo y las autoridades insisten en que la vacuna está salvando miles de vidas, ¿por qué Reino Unido recomienda no ofrecerla a los menores de 30?

Riesgo y beneficio

Logo de AstraZeneca con jeringuillas.

Getty Images
La vacuna de AstraZeneca ha estado en el punto de mira varias semanas por vincularse casos de trombos como posibles muy raros efectos secundarios.

Primero hay que reiterar que ninguna vacuna o medicamento está libre de riesgos. La pregunta clave es determinar si beneficia más de lo que perjudica.

La propia píldora anticonceptiva, en general, aumenta seis veces la probablidad de desarrollar un trombo.

Los últimos datos siguen demostrando que la vacuna de AstraZeneca es muy beneficiosa, incluso asumiendo que estos trombos son causados por la misma, lo cual no está confirmado todavía.

El riesgo de morir por un trombo tras vacunarse es increíblemente pequeño, de uno entre un millón, según estimaciones de los datos disponibles en Reino Unido.

Por el contrario, la covid-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1.000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años.

Sin embargo, el balance entre riesgo y beneficio en los menores de 30 años no es tan amplio, dado que los pacientes en este rango de edad son mucho menos propensos a morir o enfermar de gravedad por covid.

Pero incluso en este grupo de población el compuesto de AstraZeneca sigue aportando muchos más beneficios que riesgos.

Personal sanitario en Reino Unido con una inyección de la vacuna de AstraZeneca.

PA Media
La vacuna de AstraZeneca sigue aportando mayores beneficios que riesgos a cualquier grupo de edad y está salvando miles de vidas.

Solo que otras vacunas, en este caso, pueden ser una mejor apuesta.

“Mientras más te acercas a una persona de 20 años, sin culpar su estado de salud, más debes pensar sobre estos efectos secundarios muy raros. Los riesgos y beneficios quizás se aproximen a la paridad”, explicó el doctor Chris Witty, jefe médico de Inglaterra.

Puede que los titulares de los últimos días y el torrente de información sobre los efectos secundarios de las vacunas preocupen, pero hay que pensar que son una probabilidad extremadamente baja.

Normalmente, el ser humano no piensa en lo que hace o deja de hacer solamente en función de los riesgos.

Por ejemplo, hacer 400 kilómetros en auto implica una entre un millón de probabilidades de morir en un accidente. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros pensamos esto antes de ponernos a manejar?

Otros riesgos de la covid-19 en los menores de 30

Analizar los riesgos y beneficios, en este caso con AstraZeneca, no solo debe limitarse a la probabilidad de morir o no por coronavirus, según explica el jefe de estadísticas de la BBC Robert Cuffe.

“Alrededor de un cuarto de personas en cuidado intensivo con covid-19 también acaban desarrollando algún trombo producto de la infección”, señala Cuffe.

Paciente hospitalizado en Londres, Reino Unido.

Getty Images
Muchos pacientes ingresados con coronavirus también desarrollan trombos como consecuencia de la infección.

A eso se le suma la probabilidad de sufrir lo que se conoce como “covid de larga duración” o “covid crónica”, en que algunos de los síntomas de la enfermedad persisten durante varias semanas o meses.

“Y la covid persistente es más probable que afecte a treintañeros que a pacientes con 70 años”, explica Cuffe.

Un balance “complejo”

Frente a la posibilidad de sufrir uno de estos muy poco frecuentes efectos secundarios, autoridades médicas e individuos deberán tomar la decisión de equilibrar pros y contras.

“Analizar el balance de riesgos y beneficios puede ser muy complejo”, explicó al programa de radio Today de la BBC David Spiegelhalter, del Centro Winton de Comunicación de Riesgos y Evidencia de la Universidad de Cambridge.

“Para los jóvenes, el beneficio directo de la vacuna es menor. Entonces es inevitable que este balance se incline en algún contexto determinado”, añadió el experto.

En el caso de Reino Unido, al actualmente haber tan poco virus circulando, se optó por inclinar la balanza y ofrecer una vacuna alternativa a los menores de 30.

“Pero en otro contexto, con más virus circulando y sin otras vacunas disponibles, la recomendación sería distinta“, asegura Spiegelhalter.

El experto también insiste en que los jóvenes, aunque ellos mismos no sufran las peores consecuencias del virus, estando inoculados ayudan a evitar más muertes de pacientes con mayor riesgo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.