Los caprichos del azar que hicieron posible al ser humano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los caprichos del azar que hicieron posible al ser humano

Mirando hacia atrás a través del tiempo, parecería que nuestra existencia depende de una secuencia cósmica de momentos aparentemente accidentales. Aquí te mostramos algunos de ellos.
12 de octubre, 2014
Comparte
Foto: BBC.

Foto: BBC / Thinkstock.

¿Cómo llegamos a ser la especie más avanzada en un pequeño planeta verdeazulado, orbitando una estrella aparentemente insignificante, en una de las millones de galaxias del Universo?

La ciencia ha encontrado unas respuestas extraordinarias a esta pregunta.

Mirando hacia atrás a través del tiempo, parecería que nuestra existencia depende de una secuencia cósmica de momentos aparentemente accidentales.

2000 DC

Instalación de entrenamiento de cosmonautas
En las afueras de Moscú, los cosmonautas se entrenan para viajar a la Estación Espacial Internacional.

La Estación Espacial Internacional: un triunfo de la inteligencia humana

En noviembre de 2000, los primeros astronautas llegaron a la EEI y, desde entonces, hemos mantenido una base permanentemente tripulada entre las estrellas.

Podemos aventurarnos en el espacio porque nuestra especie ha acumulado conocimientos de física e ingeniería por generaciones, hasta el punto en el que podemos lanzar un cohete desde la superficie de la Tierra que viaja a una velocidad de 11 kilómetros por segundo.

Eso nos hace la única criatura en el planeta -y posiblemente la única en nuestra galaxia e incluso el Universo- en haber salido de su mundo hogar por motu propio.

¿Cómo nos convertimos en un animal tan único?

Hace un millón de años

El Valle del Rift imaginado
Se piensa que los bruscos cambios climáticos en el Valle del Rift impulsaron nuestra transformación de monos a humanos.

¿Será que los cambios en la órbita de la Tierra nos hicieron inteligentes?

La inteligencia humana nació en el Gran Valle del Rift en África Oriental, cuando nuestros ancestros primates desarrollaron cerebros cada vez más grandes.

Es posible que eso haya ocurrido debido al Sol, la Luna y otros planetas de nuestro Sistema Solar.

Su fuerza de gravedad hace que cambie cuán elíptica es la órbita del planeta a lo largo de miles de años.

Eso a su vez afecta el clima del planeta.

Y cuando se examinan los fósiles, el incremento del tamaño del cerebro de nuestros ancestros sucedió cuando la órbita de la Tierra estaba más elíptica.

Era una época de cambios climáticos rápidos y violentos, cuando la adaptabilidad y la inteligencia representaban una enorme ventaja evolutiva.

Hace 65 millones de años

Meteorito choca en la Tierra
La “hipótesis Álvarez” propone que el impacto de un meteorito causó la extinción de los dinosaurios.

Sin embargo, nuestros ancestros primates podrían no haber siquiera existido.

Hace 65 millones de años, los dinosaurios dominaban el mundo, como lo habían hecho durante 160 millones de años.

Y entonces, un asteroide de casi 9 kilómetros y medio de ancho, chocó contra la Tierra.

El impacto fue equivalente a más de mil millones de las bombas de Hiroshima, y lanzó rocas y polvo a la atmósfera, dejando al planeta en la oscuridad.

Más de la mitad de la vida en la Tierra fue aniquilada, incluyendo a la mayoría de los dinosaurios.

Si esto no hubiera pasado, los pequeños mamíferos similares a las musarañas, que fueron los ancestros de los primates del Valle del Rift y todos los humanos, probablemente nunca habrían prosperado.

El mundo podría estar dominado por los dinosaurios y sus descendientes todavía.

Hace 2.400 millones de años

Cianobacteria
Todas la plantas hacen la fotosíntesis de la misma forma que la cianobacteria (aquí magnificada x 100).

La vida existió en la Tierra durante miles de millones de años con casi nada de oxígeno en el aire.

La mayoría de las bacterias se alimentaban de dióxido de carbono y otros gases, como el metano.

Y entonces, un nuevo tipo de bacteria apareció.

Estas cianobacterias creaban energía de una nueva forma: con fotosíntesis, usando la luz del Sol para separar el agua.

El oxígeno era un desecho en este proceso pero, con el tiempo, los niveles en el aire fueron incrementando hasta los que respiramos hoy.

Si eso no hubiera ocurrido, y la Tierra hubiera seguido rodeada de dióxido de carbono y metano, la vida animal no habría podido evolucionar en nuestro planeta jamás.

Hace 2.700 millones de años

Mitocondria
Las mitocondrias son fuentes diminutas de energía que pueden haber emergido cuando una célula absorbió a otra.

Durante mil millones de años, la única vida en la Tierra era unicelular.

Y entonces algo pasó y creó el modelo para toda la vida compleja.

Dos células se unieron.

Se metieron una adentro de la otra y, en vez de morir, formaron una especie de híbrido, que sobrevivió y proliferó.

Y debido a que todos los animales y plantas que existen hoy comparten el mismo componente fundamental básico -el mismo tipo de estructura celular-, estamos muy seguros de que eso sólo pasó una vez, en algún lugar de los océanos de la Tierra primordial.

Hace 3.800 millones de años

Ciudad perdida en el océano
En el fondo del Océano Atlántico hay un sistema de hidrotermales al que le llaman “Ciudad Perdida”, por sus altas torres.

¿Cuál fue el momento en el que la vida empezó por primera vez en la Tierra?

Ese sigue siendo uno de los misterios más grandes sobre los orígenes de la existencia humana.

Pero tuvo que haber moléculas que se combinaron para crearla.

Aunque aún no sabemos cómo surgió la vida, muchos científicos creen que, en las condiciones correctas, las probabilidades de que ocurriera por primera vez en las fuentes hidrotermales submarinas son sorprendentemente altas.

Se les conoce también como fumaderas o respiraderos y se encuentran en el fondo de los océanos.

Por esas grietas sale una mezcla potente de químicos y energía que podrían haberse combinado para crear la primera vida.

En cualquier caso, si esas condiciones no hubieran existido en la Tierra, nuestro planeta hoy en día no sería mucho más que una sopa aguada de químicos complejos.

Hace 4.000 millones de años

Tierra ardiente
Al principio, la Tierra ardía, así que era difícil que hubiera agua en la superficie.

Para que la vida empezara y prosperara, se necesitaba agua.

Pero la joven Tierra era una bola de roca fundida caliente de manera que, de haber habido algo de agua en la superficie, se habría evaporado e ido al espacio.

Entonces, ¿de dónde vino el agua?

Probablemente había parte atrapada en la profundidad de la Tierra cuando el planeta se formó, y eso la salvó de la evaporación.

A medida que la Tierra se iba enfriando, pudo salir, aprovechando las erupciones de los volcanes.

Y otro tanto vino de más allá, con los cometas congelados que se estrellaron contra la Tierra.

Sin esa agua de las profundidades y del espacio, el planeta no habría sido más que una bola de piedra sin vida.

Hace 4.500 millones de años

La fuerza de gravedad de la Luna cambia la forma en la que la Tierra se mueve en el espacio.

Eso afecta el clima, lo que a su vez contribuye a determinar la evolución de la vida.

Nuestro planeta, sin embargo, nació sin una luna.

Y en la creación de la que tenemos, fue casi destruido.

Formación de la Luna
Un choque fortuito con otro planeta creó la Luna.

Hace 4.500 millones de años, otro planeta joven del nuevo Sistema Solar se estrelló con la Tierra.

Ambos casi se despedazaron en la colisión.

La Tierra sobrevivió.

El otro planeta, no.

Una enorme cantidad de despojos rocosos quedaron en el espacio.

La gravedad hizo que esos despojos se fusionaran y formaran la Luna.

El choque también liberó hierro del núcleo de la Tierra, que pasó a ser parte del coctel químico del que emergería la vida.

Hace 4.600 millones de años

La galaxia, de una nebulosa
El estallido de una supernova produjo una onda expansiva en una nebulosa pudo ser el accidente que creó el Sistema Solar.

Hay miles de millones de sistemas solares en nuestra galaxia.

Pero el que es nuestro hogar podría no haber existido jamás sin otro accidente cósmico.

Fue probablemente la muerte de otra estrella, nacida millones de años antes que nuestro Sol, lo que creó el Sistema Solar.

Una teoría es que esa estrella explotó y encendió el gas inerte de una nube de polvo cósmico.

Nuestro Sol se formó de eso, así como el disco giratorio de materia que se convirtió en los planetas.

De no haber sido así, la nube que dio a luz a la materia de nuestro Sistema Solar -incluyendo la Tierra y a nosotros-, podría haber seguido flotando hasta que, tras muchos millones de años, se habría disipado.

Hace 13.800 millones de años

Tras el Big Bang
200 millones de años después del Big Bang, las primeras estrellas cobraron vida e iluminaron el cosmos.

El Big Bang, el momento en el que el Universo empezó a existir, posiblemente es el capricho del azar más importante en la historia de la existencia humana.

En el Big Bang fueron creados los ingredientes para el Universo: una serie de números, llamados constantes de la naturaleza, como la velocidad de la luz, la fuerza de la gravedad y el número de dimensiones en el espacio.

Lo extraordinario es que esos números parecen ser los precisos para que haya vida en nuestro Universo.

Si fueran un poquito diferentes, podría colapsar rápidamente, o no tener los elementos químicos indicados, o las estrellas y planetas no se habrían formado.

Pero, ¿habrá alguna razón para que aparentemente nos hayamos ganado la lotería cósmica?

Antes del tiempo…

Multiverso
Cada universo paralelo puede tener leyes físicas distintas, con diferentes niveles de estabilidad y expansión.

Los modelos más populares del origen de nuestro Universo indican que este es uno de numerosos, hasta infinitos, universos.

Esos modelos predicen que cada uno de esos universos tiene diferentes números para las constantes de la naturaleza: gravedad más fuerte o más débil; luz más rápida o más lenta.

Si la teoría es cierta, no debería sorprendernos que vivamos en el universo perfecto.

Así como en la lotería, entre todos los universos que existen, habrá un boleto ganador: un universo con las constantes de naturaleza correctas para crear las condiciones para exista la vida.

Un universo humano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Conficto en Chihuahua: El tratado por el que México le debe millones de metros cúbicos de agua a EU

Un acuerdo firmado entre ambos países en 1944 está en el centro de la polémica en el norte de México, cuyo presidente dijo temer que pueda utilizarse como arma electoral durante la actual campaña en EU.
Reuters
18 de septiembre, 2020
Comparte

Un tratado firmado en 1944 entre México y Estados Unidos está detrás de que miles de personas lleven meses en pie de guerra en el lado mexicano de la frontera.

El acuerdo regula cómo los dos países deben repartirse el agua de los ríos Bravo y Colorado, que forman parte del límite territorial entre ambos.

El gobierno de México tiene poco más de un mes para entregar a su vecino del norte la parte que le corresponde. Para ello, asegura que debe utilizar la almacenada en la presa la Boquilla, en el estado de Chihuahua, en el norte del país.

Y aunque afirma que el suministro está garantizado para la población, los agricultores de la zona se niegan a la extracción porque aseguran que los dejaría sin el recurso suficiente para poder cultivar tras haber sufrido una pronunciada sequía.

La tensión aumentó a ritmo vertiginoso en la última semana con graves enfrentamientos entre miembros de la Guardia Nacional y campesinos, que tienen desde entonces tomada la presa para evitar el desfogue.

Una mujer agricultora fue asesinada el 8 de septiembre tras participar en las protestas. Según testigos, fue alcanzada por disparos de guardias nacionales. La Fiscalía estatal investiga lo sucedido.

El propio presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, responsabilizó a “grupos políticos” de las protestas y mostró su preocupación por el hecho de que este conflicto impida cumplir con el tratado firmado con EU y por cuál podría ser su reacción.

De hecho, el mandatario aseguró este jueves que el gobernador de Texas -estado fronterizo con Chihuahua- envió una carta al secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, “reclamando que México no está cumpliendo con el pago del agua y haciendo algunas propuestas”.

Protesta en La Boquilla

Reuters
La Fiscalía de Chihuahua investiga la muerte de una mujer agricultora tras participar en una de las protestas. Según testigos, fue abatida por disparos de la Guardia Nacional.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, acusó por su parte a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de ocultar a quienes “se aprovechan de manera irregular” desde dentro del organismo robando agua de la zona, una práctica que ya ha sido bautizada como “huachicoleo de agua” o “aguachicoleo”.

Mientras, varios diputados de Chihuahua consideran precisamente que el tratado en cuestión es la base del problema y anunciaron que acudirán a tribunales internacionales para pedir que el acuerdo sea revisado y pueda así garantizar el abastecimiento de agua a los productores del estado.

¿Qué dice el tratado?

De alguna manera, se podría decir que el llamado Tratado de la Distribución de las Aguas Internacionales firmado por México y EU en 1944 tiene su origen de algún modo en otro acuerdo alcanzado casi un siglo antes.

El Tratado de Paz, Amistad, Límites y Arreglo Definitivo (más conocido como Tratado de Guadalupe Hidalgo), firmado en 1848 al final de la guerra entre ambos países iniciada por la disputa de Texas, fue el que estableció que México cedería a EU más de la mitad de su territorio en aquel entonces.

Pero además, también fijó la frontera entre ambos países en el río Bravo -conocido como río Grande por los estadounidenses- y cuyas aguas son hoy centro del conflicto en Chihuahua.

La ubicación estratégica del río hacía necesario un plan de distribución entre ambos actores. Tras años de negociación y varias propuestas fallidas, México y EU firmaron en Washington el tratado vigente en la actualidad.

Mapa

BBC

Según el acuerdo, México se queda con dos tercios de la corriente principal del Bravo y cede a su vecino el resto, que no podrá ser menor de unos 432 millones de metros cúbicos (Mm3) anuales.

Como contraparte, EU cede a México cada año 1.850 Mm3 del río Colorado, que en su mayoría se encuentra en suelo estadounidense pero que también pasa por la frontera entre ambos países hasta desembocar en el golfo de California, entre los estados mexicanos de Baja California y Sonora.

“Es un tratado que no fue nada fácil de negociar y en el que se tuvieron que hacer muchísimas proyecciones de ingeniería porque define los límites entre los dos países y esta distribución de las aguas”, le dice a BBC Mundo Roberto Velasco, director general para América del Norte del gobierno mexicano.

También establece que la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), un organismo binacional, es el encargado de resolver las posibles diferencias en materia de límites.

Firma del tratado en Washington en 1944

IBWC
Representantes de México y EU firmaron el tratado en Washington en 1944.

El pacto estipula que EU cumplirá con su entrega de agua cada año, mientras que México podrá hacerlo en períodos de cinco años.

“Es de los mejores acuerdos que se han logrado en la historia con relación a EU”, afirmó López Obrador la semana pasada.

Pero el quinquenio actual concluye el próximo 24 de octubre y, según el gobierno de México, aún le faltan 378 Mm3 de agua para poder cumplir su parte del acuerdo.

¿Cuál es la situación actual?

El centro del conflicto está en la presa La Boquilla del río Conchos, el afluente del Bravo más voluminoso de los seis tributarios que tienen que aportar agua para el cumplimiento del tratado.

Según los agricultores, desfogar líquido de este punto supondría comprometer su capacidad de riego y poner en grave peligro el futuro de unas 20.000 familias que viven del campo en la región.

“En agosto tuvimos el mes más seco de los últimos 90 años, no hay agua. No podemos ser el único estado semidesértico que exporta agua con una precipitación media anual de 250 mm”, le dice a BBC Mundo Salvador Alcantar, presidente de la Asociación de Usuarios de Riego de Chihuahua.

Presa La Boquilla

Reuters
La extracción del agua de la presa la Boquilla está en el centro del conflicto en Chihuahua.

Conagua aseguró que el riego para el ciclo agrícola 2019-2020 ya fue garantizado y que solo resta por entregar a los campesinos unos 100 Mm3 de la presa la Boquilla, lo que critica no puede completarse debido a la toma de las instalaciones.

Según datos oficiales, esta presa contaba el 16 de septiembre con 920Mm3 de agua almacenada. Es poco más del 32% de su capacidad máxima.

Para los campesinos, la situación actual pone en evidencia que será extremadamente difícil garantizar que pueda haber agua suficiente para el ciclo agrícola del año próximo y creen que Chihuahua “ha hecho más de lo que le corresponde” para que México pueda cumplir con su compromiso internacional.

“Prescindimos de uno de los dos cultivos que antes teníamos por ciclo y también se vendieron derechos de más de 7.000 hectáreas. Lo hicimos para que las presas funcionen como una alcancía, para cuidar la poquita agua que hay ahora, o no sembraremos un solo metro el año que entra”, dice Alcantar.

Protesta en La Boquilla

Reuters
Agricultores de Chihuahua aseguran que contribuyeron al ahorro de agua para su almacenamiento en la Boquilla de cara al próximo período de cultivo.

Velasco reconoce que 2020 ha sido un año seco, pero el gobierno confía en que siga lloviendo y asegura que unos 780 Mm3 almacenados “es la disponibilidad adecuada” para garantizar el próximo ciclo de riego.

“Nos podrían decir que hay que garantizar los siguientes 40 ciclos, pero la realidad es que eso no funciona así sino con concesiones anuales”, responde.

¿Qué alternativas hay para cumplir el tratado?

Los agricultores no entienden por qué hay que “pagar por adelantado” y proponen como alternativa aguardar a final de octubre para esperar a posibles escurrimientos de agua y evaluar entonces la cantidad debida a EU.

En caso de que haya déficit por parte de México, proponen que el agua se extraiga de alguna de las presas internacionales construidas y gestionadas por ambos países.

“¿Por qué nomás el Conchos? Hay otros tributarios que deben aportar agua para cumplir con las asignaciones del tratado, y nomás voltean a ver a Chihuahua”, critica Alcantar.

Mapa presas Río Bravo

Conagua
El río Conchos es el afluente del Bravo más voluminoso de los seis tributarios que tienen que aportar agua en México para el cumplimiento del tratado.

Pero después de que México cerrara el quinquenio pasado debiendo agua que tuvo que devolver después, Velasco asegura que las reglas acordadas entre las dos secciones internacionales de la CILA no permiten que el país vuelva a terminar un período con deuda.

Sobre la propuesta de que sean las presas internacionales las que aporten el agua faltante, Velasco la califica de “irresponsable”, ya que se utilizan sobre todo para el consumo humano en ciudades del norte de México y la cantidad almacenada actualmente hace “muy difícil” destinarla a otros fines.

Presa internacional La Amistad

CILA México
Agricultores creen que presas internacionales como la Amistad, gestionada por México y EU, podrían contribuir con el agua faltante.

Según cifras del gobierno, el río Conchos debería aportar el 54% del agua contemplada en el tratado, aunque en lo que va de ciclo solo ha contribuido con el 44%.

“En Chihuahua se está cargando lo que se tiene que cargar. En este momento, toda la atención está sobre ellos porque el resto de tributarios ya hicieron su parte”, asegura Velasco.

¿Cómo podría reaccionar EU?

El enfrentamiento ha escalado a lo más alto de la esfera política en México.

Tanto el gobernador de Chihuahua como alcaldes de la zona mostraron su apoyo a los agricultores, mientras que el presidente López Obrador no ha ocultado su preocupación por las posibles consecuencias de que el país no cumpla con el acuerdo.

“Es muy delicado que en estos 45 día de campaña (electoral en EU) se vaya a utilizar que no estamos cumpliendo con el tratado y se tomen medidas unilaterales que afecten a México”, alertó días atrás.

AMLO

Gobierno de México
AMLO pidió a los agricultores de Chihuahua confiar en que el agua para regadío estará garantizada.

El mandatario insistió en pedir la confianza de los agricultores de Chihuahua. “No se van a quedar sin agua. Si no, (…) le hablaría al presidente Trump para decirle: ‘¿Sabe qué?, dennos una prórroga, ayúdennos en esto porque no vamos a poder cumplir con el compromiso'”.

Aunque reconoce que no se ha recibido ninguna advertencia formal de EU en caso de que México no entregue su parte, Velasco también coincide en que la campaña electoral provoca en el país vecino un clima más crispado ante el que se deben extremar precauciones.

Dice que lo que pretenden evitar es que el país vecino pudiera imponer sanciones como respuesta, “que empiecen a apretar los flujos comerciales o a establecer aranceles a mercancías provenientes de Chihuahua”.

Protesta en La Boquilla

Reuters
El gobierno mexicano expresó su preocupación por la reacción de EU ante Chihuahua en caso de que México no cumpla con su parte del tratado.

“Sí nos han expresado su preocupación de que el gobierno de Chihuahua, que además es vecino de Texas y su principal socio, no esté cooperando para buscar una solución en algo que es en interés de los dos países”, revela el funcionario de la Cancillería mexicana.

Alencar rechaza que el gobierno federal utilice esta posible reacción como medida de presión para que permitan la extracción de agua de la Boquilla.

“Que no nos traten de asustar diciendo que si no se cumple, se suspenderán las relaciones comerciales entre ambos países. Para que haya que pagar, debe haber una exigencia de EU, y yo no he visto ninguna nota diplomática donde les estén pidiendo el agua”, responde.

¿Debería reformarse el tratado?

Reformar o actualizar las condiciones de un tratado que fue firmado hace 76 años podría ser una de las opciones para tratar de solucionar este conflicto.

Tratado de 1944

IBWC
AMLO definió el tratado de aguas como uno de los mejores en la relación de México y EU.

Pero Alencar cree que hay alternativas suficientes para evitar llegar a ese punto. Y el gobierno mexicano tampoco apoya la idea, al considerar que tanto los litros de agua acordados como la posibilidad de entregar su parte cada cinco años en lugar de anualmente son ventajas que el país no debería perder.

Otra de las pocas cosas en las que coinciden ambas partes es cuando aseguran estar abiertas al diálogo para llegar a un acuerdo, aunque los campesinos critican que el gobierno federal no está atendiendo sus demandas.

“Estamos abiertos, pero no a un diálogo donde se busque poner el interés de unos grupos sobre otros, sino que tenga su centro en el interés nacional (…). El agua no es de Chihuahua ni de un grupo de personas, es de un río transfronterizo“, recuerda Velasco.

El vocero de los agricultores alerta por su parte de cuál es su mayor temor si, como prevén, el año que viene no tienen agua suficiente para el riego.

“En 1995 no se abrieron las presas para sembrar y hubo una migración masiva desde nuestros municipios. Los hombres en edad productiva se marcharon para dar sustento a la familia, fue una desintegración familiar fuerte que aún estamos sufriendo”, recuerda.

“Y ese es el problema social que podemos volver a ver si no sembramos el año próximo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI

https://www.youtube.com/watch?v=VhaiClpvNtg

https://www.youtube.com/watch?v=FLcMEOk8lmY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.