close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Los momentos clave en la investigación de Tlatlaya
Una cronología de las declaraciones dadas por funcionarios públicos acerca del asesinato de 22 presuntos delincuentes a manos de un grupo de soldados en Tlatlaya, Estado de México.
2 de octubre, 2014
Comparte

 

En esta fotografía de archivo del 3 de julio de 2014, agujeros de bala y manchas de sangre cubren un muro encima de papeles que marcan dónde se hallaron cadáveres en un almacén inconcluso en el que ocurrió una balacera entre soldados mexicanos y presuntos delincuentes, en las afueras del poblado de San Pedro Limón, en el Estado de México. Un oficial del ejército y siete soldados que enfrentan medidas disciplinarias por su participación en el asesinato de 22 personas en este almacén en el sur de México pertenecen a un batallón del ejército con un historial de incidentes. (Foto AP/Rebecca Blackwell, archivo)

En esta fotografía de archivo del 3 de julio de 2014, agujeros de bala y manchas de sangre cubren un muro encima de papeles que marcan donde se hallaron cadáveres en un almacén inconcluso en el que ocurrió una balacera entre soldados mexicanos y presuntos delincuentes, en las afueras del poblado de San Pedro Limón, en el Estado de México. (Foto AP/Rebecca Blackwell, archivo)

El pasado 30 de junio en el municipio de Tlatlaya, Estado de México se habría registrado un presunto enfrentamiento entre elementos del Ejército mexicano y supuestos delincuentes, dejando como saldo 22 jóvenes muerto.

A continuación una cronología de las declaraciones dadas por funcionarios públicos acerca del asesinato de 22 presuntos delincuentes a manos de un grupo de soldados en Tlatlaya, al sur del Estado de México:

30 de junio de 2014: Una patrulla del ejército mexicano enfrentó a un presunto grupo criminal cuyos miembros se encontraban armados al interior de una bodega a medio terminar, en San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, al sur del Estado de México. El ejército mexicano emitió un comunicado diciendo que las tropas fueron atacadas, que devolvieron el fuego enemigo y que como resultado 21 hombres y una mujer murieron, en un operativo en el que dicen que liberaron a tres secuestrados que estaban retenidos en el lugar. Como resultado del supuesto enfrentamiento, un soldado resultó herido, dijo el Ejército, que también aseguró que fiscales del estado fueron llamados a la escena de los hechos para recoger los cadáveres y practicar pruebas forenses.

1 de julio: El Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, agradece públicamente a los militares por su “acción decidida, contundente” y por su “firmeza”. “El Ejército mexicano, allá en Tlatlaya, tuvo una valiente presencia y acción al poder rescatar a tres personas que estaban secuestradas, lamentablemente un militar resultó herido, pero el Ejército en su legítima defensa, actúo y abatió a los delincuentes. Desde luego que cuando se pierde una vida, quién sea, es de lamentar, pero finalmente podemos ver que el Ejército mexicano actúa con firmeza, con acciones concretas y el Gobierno del Estado de México le reconoce su participación y le agradece la acción decidida, contundente”.

3 de julio: Reporteros de The Associated Press visitan la bodega donde se produjo el tiroteo. No encuentran señales de que hubiera habido un intercambio prolongado de disparos y, al menos en cinco puntos de las paredes interiores del almacén aparece un mismo patrón: uno o dos agujeros de bala rodeados de un salpullido de sangre, lo que daba la apariencia de que algunas de las personas muertas se encontraban de pie, contra la pared, y que recibieron uno o dos disparos cuidadosamente realizados a la altura del pecho.

15 de julio: La Procuraduría del Estado de México dice “el intercambio de disparos resultó proporcional” y “la Procuraduría General de Justicia del Estado de México no tiene indicio alguno sobre una posible ejecución”.

Septiembre 17-18: The Associated Press y la revista Esquire Latinoamérica publican sendas historias con el testimonio de una testigo de los hechos, que supuestamente era uno de los secuestrados, quien dijo que 21 de los sospechosos fueron ejecutados por los soldados después de que se rindieran y salieran con las manos en la nuca luego de que les fuera prometido que su vida iba a ser respetada.

25 de septiembre: El ejército emite un comunicado diciendo que siete soldados y un teniente involucrados en el supuesto enfrentamiento fueron arrestados y llevados a una prisión militar en ciudad de México acusados de desobediencia y negligencia en el cumplimiento de su deber.

Septiembre 26: Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, dijo que “si sucediera que hay algo que señalar respecto a la actuación de este grupo de miembros del ejército nacional, será la excepción porque tenemos un gran ejército”.

Septiembre 30: El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, anunció la formulación de cargos por homicidio en contra de tres soldados. Dijo: “los otros tres entraron y realizaron una secuencia nueva de disparos que no tiene justificación alguna”.

Octubre 1: El presidente de México Enrique Peña Nieto confirma que  la Sedena colabora en la investigación de militares involucrados en los asesinatos de Tlatlaya.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte