"El Presidente no se da cuenta que el sufrimiento no se negocia"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"El Presidente no se da cuenta que el sufrimiento no se negocia"

Durante la reunión con padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, el presidente no pudo explicar por qué el gobierno federal no actúo de inmediato tras el ataque de policías municipales a los estudiantes
Por Tania L. Montalvo
30 de octubre, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Los padres y familiares de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos se encontraron con que 33 días después del ataque en contra de sus hijos a manos de policías municipales, el gobierno federal no tiene nuevos datos sobre su paradero ni una explicación de por qué tardaron tanto para comenzar a investigar.

En reunión a puerta cerrada en el Salón Manuel Ávila Camacho en la Residencia Oficial de Los Pinos, más de un padre de familia le preguntó al presidente, Enrique Peña Nieto, por qué tardaron tanto en buscar, en llegar a Iguala, Guerrero —en donde se perpetró el ataque en contra de los normalistas la noche del 26 de septiembre— y recolectar pistas sobre el paradero de los 43 estudiantes.

Peña Nieto no tuvo respuesta.

Según los asistentes a esa reunión —que duró más de cinco horas—, el presidente escuchó cada reclamo y exigencia de justicia, pero le recriminan que no haya tenido una explicación de por qué llegaron tarde, ocho días después del ataque.

“Al cuestionamiento de por qué el gobierno federal llegó tarde no hubo una explicación, la verdad es que él (Peña Nieto) fue solidario, escuchó a cada familiar y se mostró amable, pero no tuvo nada que decir ante el reclamo de que se tardaron y que eso pudo hacer la diferencia”, dijo en entrevista Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, que acompaña a los familiares de los normalistas en la búsqueda de sus desaparecidos.

Según Patrón, el primer mensaje de Peña Nieto hacia los padres de normalistas fue que “personalmente estaba indignado” y ofreció “todo el compromiso del Estado” para resolver el caso. Sin embargo, el mandatario se quedó sin palabras cuando uno de los padres le dijo “solamente dígame, ¿en dónde está mi hijo?”.

Pese a la tensión por la exigencia de encontrar a los 43 desaparecidos con vida, la reunión en Los Pinos se llevó a cabo con calma. Según los asistentes, además de Peña Nieto, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, “se mostraron amables y dispuestos a escuchar” cada una de las intervenciones de las más de 100 personas —entre padres, otros familiares y abogados— que viajaron este miércoles 29 de octubre a bordo de cuatro camiones de pasajeros desde Guerrero a la Ciudad de México.

Los familiares de los normalistas llegaron a Los Pinos a las 12:50 del día, más de una hora antes de la cita, prevista para las 14:00 horas.

Entonces, personal de Presidencia les dio acceso al Salón Manuel Ávila Camacho y les informaron que la reunión con Peña Nieto empezaría en punto de las dos de la tarde y duraría entre 90 y 120 minutos.

Sin embargo, ésta se alargó por más de cinco horas no sólo para dar oportunidad a todos los familiares que quisieran intervenir, si no por la diferencia que surgió cerca de las 18:30 horas entre el gobierno federal y los padres sobre los acuerdos logrados.

El director del Centro Prodh confirmó que Peña Nieto se negó en un principio a firmar la minuta con los 10 acuerdos alcanzados, por lo que los padres de familia acordaron no abandonar Los Pinos sin una firma del presidente.

Entonces Peña Nieto propuso dar un mensaje en cadena nacional sobre el encuentro y después regresar a revisar la minuta y firmarla; lo que también fue rechazado por la comisión de las 43 familias de los desaparecidos.

Finalmente, el gobierno federal aceptó firmar la minuta e invitó a los padres y familiares a estar presentes en el mensaje a medios que Presidencia anunció para las 20:00 horas, lo cual también rechazaron.

Quería salir antes a cadena nacional y luego regresar a la minuta, nos negamos. El tema que nosotros quisimos resaltar todo el tiempo y que fue el tema de la conferencia que quisimos dar aparte (y que los padres dieron tras la reunión) es que lo dicho por el gobierno federal no es suficiente en términos de respuesta del estado”, explicó Mario Patrón.

El acuerdo y la exigencia de justicia

Además de Peña Nieto, Osorio Chong y Murillo Karam, de parte del gobierno federal participaron en el encuentro  Humberto Castillejos, consejero jurídico del Ejecutivo y Aurelio Nuño, Jefe de la Oficina de la Presidencia.

Los funcionarios firmaron junto con siete representantes de las 43 familias y tres integrantes del Comité Estudiantil de Ayotzinapa un listado con 10 acuerdos que Felipe de la Cruz Sandoval, familiar de los desaparecidos, describió como “compromisos del presidente, no un pliego petitorio de familiares”.

En éstos destaca que el gobierno federal deberá profundizar y rediseñar el plan de búsqueda de los normalistas. “El objetivo es intensificar dichas acciones y en especial centrarlas en la búsqueda con vida de las personas desparecidas”, cita el documento.

Otros compromisos son crear una Comisión Mixta, integrada por personal de PGR y Gobernación y padres de familia para que sean éstos los primeros en recibir información del caso, antes que los medios de comunicación.

También se incluyó dar apoyo al equipo argentino de antropología forense que participa en el caso, respetar los derechos, honra y reputación de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero; otorgar la reparación integral del daño; revisar lo ocurrido en diciembre de 2011 cuando murieron dos normalistas en la autopista del Sol tras un enfrentamiento con policía; atender a los heridos y a los familiares de los fallecidos del ataque del 26 y 27 de septiembre pasado; implementar un programa para la “resignificación” de las Escuelas Normales Rurales del país; y agilizar un convenio para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgue asistencia técnica al Estado en la investigación de este caso.

Pero para los familiares, abogados y estudiantes normales el acuerdo sigue siendo insuficiente y reclaman que no haya avances en la investigación.

“En términos de investigación no hay información nueva y contundente que de pistas y herramientas claras en términos de la localización de los 43 estudiantes desaparecidos. Son 33 días sin que el gobierno federal localice a los 43 estudiantes desaparecidos”, dijo el director del Centro Prodh.

Los padres coinciden en que la reunión de este miércoles sólo “estuvo llena de promesas” y no de resultados.

Melitón Ortega, padre de Mauricio Ortega, uno de los 43 desaparecidos, dijo a medios de comunicación que el único resultado significativo sería encontrar a los jóvenes desaparecidos, de lo cual todavía no hay avance en la investigación.

Más de cuatro horas de estar reunidos con el presidente de la República y salimos con la misma noticia: (tenemos) todo el esfuerzo del Estado pero no tenemos nada (…) Nos anuncian que tienen más de 50 detenidos, entre ellos el cabecilla del grupo organizado Guerreros Unidos pero también que aún así les falta uno, decía el Procurador, que les falta uno para dar con los 43 normalistas desaparecidos”, dijo Felipe de la Cruz Sandoval en conferencia de prensa.

Los padres y familiares exigen que el gobierno federal deje de buscar a sus desaparecidos en fosas y en basureros y que se concentre a encontrarlos con vida.

“Ahorita el presidente anunció que ya llegó a acuerdos con los padres de familia, que sale contento él porque ya hay un acercamiento, no se dan cuenta personalidades políticas que el sufrimiento no se negocia, que las vidas humanas no tienen precio y que para nosotros lo primero es que aparezcan, no recibir dádivas del gobierno federal”.

Tras una larga jornada, los padres y familiares de los 43 estudiantes desaparecidos regresaron durante la madrugada de este jueves 30 de octubre a Guerrero, pero no sin antes advertir que no habrá otra reunión con Peña Nieto y representantes del gobierno federal si no hay resultados y que el único resultado válido es encontrar a los jóvenes normalistas que desde el 26 de septiembre le faltan al país.

Video íntegro de la conferencia de prensa de padres de familia de estudiantes normalistas heridos y desaparecidos:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Shinzo Abe: asesinan al exprimer ministro de Japón cuando daba un discurso

Shinzo Abe murió en el hospital después de que le dispararan mientras daba un discurso en la ciudad occidental de Nara.
8 de julio, 2022
Comparte

El exprimer ministro japonés Shinzo Abe fue asesinado este viernes cuando daba un discurso en la ciudad de Nara, en el sur de Japón.

El exmandatario de 67 años falleció en el Hospital de la Universidad Médica de Nara, donde estaba recibiendo tratamiento médico tras el incidente.

Colapsó inmediatamente tras los disparos y fue trasladado de urgencias al hospital, donde los médicos pasaron cuatro horas y media tratando de salvarle la vida.

El corresponsal de la BBC en Tokio, Yuko Kato, califica la noticia como “el peor desenlace posible“.

“Independientemente de lo que mucha gente piense de la gestión de Abe, Japón ahora está unido por el dolor, la ira y la conmoción”, agrega.

El tiroteo ocurrió sobre las 11:30 hora local (02:30 GMT) del viernes y su presunto autor, un hombre de 41 años, fue arrestado.

Tras el anuncio de su muerte, un médico del hospital confirmó en una rueda de prensa que había encontrado heridas en el lado derecho del cuello, pero dijo que no había encontrado ninguna bala.

Además, aseguró que su equipo no había detectado signos vitales cuando el ex primer ministro llegó al hospital.

El médico experto concluyó que, tras caer en un estado de paro cardiopulmonar en la escena del crimen, Shinzo Abe murió desangrado.

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, calificó el ataque como un acto de brutalidad y aseguró que estaba “sin palabras“.

“Tengo un gran respeto por el legado que dejó Shinzo Abe y le doy mi más sentido pésame”, agregó, y describió a Abe como un “amigo personal” y alguien con quien “pasaba mucho tiempo”.

“Recibí valiosos consejos y apoyo de Abe”, prosiguió.

Cómo ocurrió el ataque

  • Abe se encontraba haciendo campaña en la ciudad de Nara, en el sur de Japón, a dos días de las elecciones de la Cámara alta del Parlamento japonés previstas para el domingo.
  • Estaba dando un discurso de campaña en apoyo al candidato político Kei Sato, un miembro actual de la Cámara alta que se postula para la reelección en Nara.
  • Se escucharon dos disparos y se cree que Abe recibió uno de ellos en el cuello.
  • El exmandatario colapsó inmediatamente y fue trasladado de urgencia al hospital más cercano.
  • Los agentes de seguridad que se encontraban en la escena abordaron al atacante, quien está ahora bajo custodia.
  • Un arma no identificada fue filmada en el suelo después del ataque. Se cree que el atacante usó un arma casera, pero la policía no ha confirmado esta versión.

La policía incautó el arma del atacante, quien fue identificado como Yamagami Tetsuya.

Un hombre, que se cree que es sospechoso de disparar al primer ministro japonés Shinzo Abe, es retenido por agentes de policía en la estación Yamato Saidaiji en Nara.

Reuters

Tetsuya le dijo a los investigadores que no estaba contento con el ex primer ministro y que tenía la intención de matarlo, según fuentes policiales.

El atacante es exmiembro de la Fuerza de Autodefensa Marítima (fuerza naval) de Japón, reportaron los medios locales.

Los ataques de este tipo son muy raros en Japón, un país en donde existen estrictas restricciones sobre la posesión de armas de fuego y donde apenas se registran incidentes de violencia política.

Su legado

Abe fue primer ministro de Japón entre 2006 y 2007, y de nuevo entre 2012 y 2020, siendo el mandatario que más tiempo ha servido en ese cargo en la historia de Japón.

Hijo del excanciller Shintaro Abe y nieto del exprimer ministro Nobusuke Kishi, Abe pertenecía a la realeza política y todavía era considerado una figura poderosa en la política japonesa.

Era conocido por su agresiva política exterior y una estrategia económica característica que popularmente se conoció como “Abenomics”.

Shinzo Abe

EPA
Abe fue primer ministro de Japón entre 2006 y 2007, y de nuevo entre 2012 y 2020, siendo el mandatario que más tiempo ha servido en ese cargo en la historia de Japón.

Es, hasta el momento, el primer ministro con más años de servicio en el país asiático.

Su primera etapa como primer ministro fue breve, duró poco más de un año a partir de 2006, y estuvo marcada por el escándalo.

Pero hizo una reaparición política en 2012 y se mantuvo en el poder hasta 2020 cuando renunció por motivos de salud.

Abe renunció luego de semanas de especulaciones, revelando que había sufrido una recaída de colitis ulcerosa: la enfermedad intestinal que provocó su renuncia en 2007.

Fue sucedido por su aliado cercano en el partido Yoshihide Suga, a quien luego reemplazó Fumio Kishida, el actual primer ministro.

El exlíder japonés fue uno de los políticos más influyentes de Japón en los tiempos modernos.

Su asesinato ha provocado conmoción y condena tanto en Japón como en el extranjero.


Análisis de Rupert Wingfield-Hayes

Corresponsal de la BBC en Japón

La primera pregunta que mucha gente se estará haciendo es ¿qué arma usó el atacante y cómo la consiguió?

La respuesta parece ser que puede que él mismo la haya fabricado.

Las fotografías que han surgido del sospechoso mientras estaba siendo detenido muestran lo que parece ser una escopeta de dos cañones improvisada o hecha en casa.

Un arma no identificada en el suelo cerca de la escena del crimen.

Reuters
Un arma no identificada en el suelo cerca de la escena del crimen.

La violencia con armas de fuego es muy rara en Japón, donde es extremadamente difícil poseer una.

La violencia política también es extremadamente rara.

Abe contaba con un equipo de seguridad. Pero parece que el atacante aun así pudo acercarse a Abe sin ningún tipo de control o barrera.

El tiroteo de una figura tan prominente es profundamente impactante en un país que se enorgullece de ser tan seguro.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=D5BLb0wvWbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.