¿Saquearon tiendas los normalistas de Ayotzinapa?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Saquearon tiendas los normalistas de Ayotzinapa?

La jornada de protestas de este sábado, tal como se acordó, iría dirigida a las tiendas departamentales de toda la capital de Guerrero, cuyos productos serían extraídos de forma pacífica, para regalarlos luego a la ciudadanía, esto, con el objetivo de que las mismas cadenas de autoservicio presionen por su lado a las autoridades, para la inmediata solución del conflicto social desencadenado por la desaparición de los 43 normalistas.
Por Paris Martínez | @paris_martinez
26 de octubre, 2014
Comparte

 

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Este sábado, alrededor de la 1:00 de la madrugada, la asamblea de estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa determinó que, a la salida del sol, partiría un contingente de estudiantes rumbo a la ciudad de Chilpancingo, para realizar una nueva jornada de acciones de protesta para reclamar la presentación con vida de sus 43 compañeros, detenidos y desaparecidos por la Policía de Iguala, hace justo un mes, el pasado 26 de septiembre.

La jornada de protestas de este sábado, tal como se acordó, iría dirigida a las tiendas departamentales de toda la capital de Guerrero, cuyos productos serían extraídos de forma pacífica, para regalarlos luego a la ciudadanía, esto, con el objetivo de que las mismas cadenas de autoservicio presionen por su lado a las autoridades, para la inmediata solución del conflicto social desencadenado por la desaparición de los 43 normalistas.

El plan trazado establecía que cada tienda sería tomada por los normalistas, alrededor de una centena, sin agredir a empleados o compradores. Para ello, el grupo mayoritario, conformado por estudiantes varones, se mantendría fuera de la tienda, mientras un grupo menor, integrado por normalistas mujeres, ingresaba a los establecimientos para tomar productos y llevarlos al exterior, donde sus compañeros los repartirían entre los transeúntes.

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Y así se hizo en la primer tienda tomada, de la cadena Comercial Mexicana, cuyos productos fueron repartidos por los normalistas entre la gente que pasaba por la calle. Eran cerca de las 10:00 horas.

Sin embargo, cuando intentaron replicar la acción en la Bodega Aurrerá Sur, los estudiantes se toparon con la oposición de los empleados quienes, una vez que vieron su sucursal invandida, intentaron cerrar los accesos, primero haciendo descender la cortina, que fue arrancada parcialmente por los normalistas, y luego con hileras de carritos de compras, lo que derivó en que el contingente de normalistas varones ingresara al establecimiento y, ya sin orden alguno, saquearan el lugar.

La protesta “se salió de control”. Así lo definió uno de los participantes.

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Entre los objetos extraídos por los estudiantes estaban al menos siete televisiones de 32 pulgadas, varios reproductores DVD, al menos dos equipos de sonido y una consola de Play Station 4, balones, gogles de natación, un alaciador de cabello, al menos un teléfono celular, al menos un par de bocinas para escritorio, varias mochilas, varias maletas y mucha ropa.

Ante el caos, los normalistas decidieron suspender la jornada de protestas y, aún cuando no habían entregado a la ciudadanía nada de lo extraído de esta segunda tienda, decidieron abordar los dos autobuses en los que habían llegado y partir de regreso a la Normal de Ayotzinapa.

Ahí, no obstante, los padres de los 43 desaparecidos, que se han enterado de lo ocurrido a través de las estaciones radiales de Chilpancingo, ya los esperaban en la puerta de acceso, donde los increparon severamente, impidiéndoles el paso.

Todo ello es presenciado por la prensa, de lejos, y con la prohibición de grabar la discusión, durante la cual una de las madres encabezó el reclamo del resto: “¡¿Por qué arriesgan a los muchachos?! ¡Por qué salen a delinquir?!”

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Un joven de lentes oscuros, del cuarto y último año de la licenciatura de educación primaria, trata de explicar a los padres iracundos el plan que llevaban y cómo “se salió de control”, pero ninguna explicación satisface a los hombres y mujeres, mayores todos, quienes les exigen que devuelvan lo saqueado.

“¡La PGR acaba de acusarlos de estar manipulados por el crimen organizado y ustedes hacen esto!”, les espeta la madre de familia.
Es entonces que los jóvenes, aún en los autobuses, comienzan a descender y colocar todos los productos en la cajuela de una pick up, que se llena completamente con enseres.

Para garantizar que nadie conserve nada de lo tomado, un par de jóvenes es designado para testear los bolsillos y mochilas del resto, además de hacerles una revisión física.

Casi todo logra ser reunido, aunque algunas televisiones y reproductores de DVD ya no llevan su caja. Pero un teléfono celular no es devuelto. Su caja, vacía, es encontrada dentro de uno de los autobuses, cuyo interior también es revisado, para impedir que nada quedase dentro.

Los jóvenes aceptan que la mercancía sea devuelta, y sólo así los padres de familia les permiten ingresar a la Normal, junto con la pick up, que es estacionada en la cancha central de la escuela, y luego parte de los productos son colocados en una segunda pick up, colocada junto.

Una comisión queda encargada de custodiar las camionetas e impedir que nadie se acerque. Y cuando los normalistas detectan que algunos padres dan declaraciones a reporteros, se pide a la prensa abstenerse de hacer entrevistas, y un minuto después se convoca a los padres a sostener una asamblea junto con los estudiantes, a puerta cerrada.

En esa asamblea se descartó devolver los productos a las tiendas de autoservicio de las que fueron extraídos, aún aunque éste fue el reclamo de los padres de familia y, en cambio, se determina llevarlos al zócalo de Chilpancingo, para repartirlos entre la población.

El reparto se anunció para las 18:00 horas del mismo sábado, pero a la hora citada se anunció a la prensa que la acción fue cancelada, posponiéndola para este domingo.

Normalistas señalan a infiltrados por saqueo

Sin embargo, la mañana de este domingo, el Comité Estudiantil de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa afirmó en un comunicado que fueron “infiltrados” quienes saquearon en al menos cuatro tiendas de autoservicio la tarde de este sábado en la capital Chilpancingo.

Aseguraron también que luego de identificar a quienes sustrajeron las mercancías lograron recuperar la mayor parte de los artículos sustraídos y los devolverán a través de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Los estudiantes externaron su preocupación por la intervención de intereses de terceros que -afirmaron- “se empeñan en desviar la atención de  nuestra exigencia de presentación con vida de nuestros 43 compañeros, deslegitimar nuestra justa demanda y favorecer un marco de represión de las protestas que la normal rural Raúl Isidro Burgos, organizaciones sociales y el pueblo en general indignados por los crímenes de lesa humanidad cometidos nuestro agravio realizan a lo largo y ancho del País y el mundo. “

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La mujer chilena que quiere que le dejen interrumpir su embarazo tras tomar anticonceptivos defectuosos

Más de 170 mujeres quedaron embarazadas luego de que el sistema de salud público chileno les diera anticonceptivos defectuosos. Esta es la historia de una de ellas.
20 de marzo, 2021
Comparte

Fue en octubre del año pasado cuando Javiera*, de 32 años, descubrió que estaba embarazada.

La noticia le resultó sorprendente. Hacía tres años que tomaba anticonceptivos.

Sin embargo, el test salió positivo.

La mujer descubrió entonces que no era la única.

Ella y otras 170 mujeres en Chile habían sido víctimas de un escándalo que ha golpeado fuertemente al sistema de salud público de ese país: la administración, por error, de anticonceptivos defectuosos a miles de mujeres.

La pastilla se llama Anullete CD, del Laboratorio Silesia S.A, y, hasta hace siete meses era repartida a más de 300.000 personas acogidas al programa de planificación familiar del Estado.

El Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile alertó de esta situación en agosto del año pasado, solicitando el retiro del mercado de estos anticonceptivos.

Pero la medida llegó demasiado tarde. El comprimido había estado en circulación por más de un año y las denuncias sobre embarazos no deseados aumentaban todos los días.

A pesar de que la mayoría de esas 170 mujeres ha optado por continuar con sus embarazos, Javiera decidió solicitar un aborto.

Así, el 17 de diciembre del año pasado, la joven se dirigió al Centro de Salud Familiar (Cesfam) donde la atendían y presentó su petición.

mujer embarazada

Getty Images
La mayoría de las chilenas afectadas por los anticonceptivos defectuosos han decidido continuar con sus embarazos.

En Chile, la interrupción del embarazo está permitida bajo tres causales: la inviabilidad del feto, peligro de la vida de la madre o violación. Para las dos primeras, no hay límite en las semanas de gestación del embarazo.

Javiera se acogió a la segunda causal, argumentando que, producto de la situación en la que se encuentra, estaba sufriendo un importante daño psicológico y, en consecuencia, su vida estaba en peligro.

El Cesfam no respondió a su solicitud y entonces Javiera decidió acudir a los tribunales.

Argumentos del recurso de protección

Desbalance en su salud psíquica, crisis de pánico, angustia, falta de apetito, síntomas de desánimo e incluso carencia de motivación que le han impulsado a tener “ideas suicidas” fueron parte del cuadro de salud que la mujer esgrimió ante la justicia chilena.

La joven aseguró además que no cuenta con medios económicos ni redes de apoyo para cuidar a un hijo o hija, pues recién está dando los primeros pasos para ejercer su profesión técnica.

movimiento feminista chile

Getty Images
El movimiento feminista en Chile ha abogado fuertemente por los derechos reproductivos de la mujer.

El recurso de protección presentado ante los tribunales por la defensa de Javiera -quien hoy ya tiene 23 semanas de embarazo-, plantea que el Cesfam donde se atendía tuvo un “actuar ilegal y arbitrario” al omitir la solicitud de aborto y solicita que se evalúe su estado psíquico con el fin de optar a una interrupción del embarazo.

Un fallo “significativo” para los derechos de las mujeres en Chile

Este miércoles, la Corte de Apelaciones de San Miguel, en Santiago, acogió el requerimiento de la joven, marcando un importante precedente para los derechos reproductivos de las mujeres en Chile.

En un fallo unánime, el tribunal resolvió que en el caso de Javiera hubo vulneración al derecho a la vida, integridad física y psíquica de la mujer, como también una vulneración a su derecho a la igualdad ante la ley.

Además, la sentencia concluyó que al no responder a la solicitud inicial de la mujer, el Cesfam había actuado, en efecto, no solo de forma “caprichosa” y “arbitraria” sino también “ilegal”.

La Corte de Apelaciones ordenó que dentro del plazo de cinco días el Centro de Salud Familiar evalúe a la mujer para determinar si se puede o no acoger a la causal de interrupción del embarazo.

De acuerdo con el dictamen, el Estado de Chile tiene una “obligación proactiva de cuidar la vida y la integridad física y psíquica de las personas” y “abandonó esta obligación desde que entregó anticonceptivos defectuosos”.

Los jueces, además, afirmaron que “la falta de medios físicos, espirituales, económicos y sociales” en un embarazo no deseado representa un riesgo vital en sí mismo, que muchas veces “perpetúa la precariedad de las mujeres”.

aborto manifestaciones

Getty Images
En Chile, el aborto es legal solo en tres causales.

“Este fallo es muy significativo en la posibilidad de avanzar, tanto en términos jurídicos como sociales, en los derechos reproductivos de las mujeres en Chile”, dice a BBC Mundo la abogada Laura Dragnic, de la Corporación Miles, que representó a Laura en el requerimiento.

La abogada, además, asegura que la sentencia marca un precedente respecto a la ley de aborto en el país sudamericano.

“El fallo habla de la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho legal. Y eso es importante porque en general la interpretación de la ley de aborto en Chile es para circunstancias de extrema necesidad”, señala.

“Hasta ahora no se ha comprendido como un derecho propiamente. Y eso es muy significativo, sobretodo considerando las discusiones que se avecinan en cuanto al aborto legal dentro del proceso constituyente”, agrega.

Pero a Javiera todavía le queda camino por recorrer. La Cesfam deberá pronunciarse respecto a su salud y, luego, se resolverá si puede interrumpir o no su embarazo.

De todas maneras, la demora en el proceso no la ha ayudado. Con 23 semanas de embarazo, un aborto no es lo más recomendado.

Al respecto, Laura Dragnic afirma que la decisión la tomará una vez que exista una resolución final por parte del Cesfam.

*La organización querellante solicitó mantener la confidencialidad respecto al verdadero nombre de Javiera, con el fin de resguardar su privacidad.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8fj-C_xCda8&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.