Quién era Alan Henning, el taxista británico al que mató Estado Islámico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Quién era Alan Henning, el taxista británico al que mató Estado Islámico

Henning, ciudadano británico, viajó a Siria varias veces como trabajador humanitario, pero fue secuestrado por Estado Islámico, que este viernes al parecer lo decapitó. BBC Mundo cuenta su historia.
5 de octubre, 2014
Comparte
Allan Henning

Fotografía familiar sin fecha en la que aparece el británico Alan Henning, secuestrado por el Estado Islámico y quien fue amenazado de morir en un nuevo video donde fue decapitado otro británico, David Haines. (Foto AP/PA Wire)

Cuando Alan Henning, un taxista de 47 años de Manchester, estaba viajando el año pasado a Siria en un convoy de ayuda humanitaria, dijo que era importante asegurarse de que lo que transportaban llegara a “la gente adecuada”.

No pudo cumplir con su objetivo: el grupo extremista autodenominado Estado Islámico (EI) lo tomó como rehén en la zona de Ad Dana a sólo minutos de su llegada, el 27 de diciembre de 2013.

Ahora fue difundido un video en el que parece ser decapitado; el primer ministro británico, David Cameron, dijo este sábado que se trató de un asesinato “aborrecible” y “sin sentido”.

La familia del taxista se mostró “devastada” por su muerte en un comunicado hecho público este sábado.

Su secuestro se dio a conocer nueve meses despues de haber ocurrido, cuando se convirtió en el cuarto rehén occidental en aparecer en un video de EI.

Antes aparecieron videos similares de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff y el trabajador humanitario británico David Haines, todos asesinados por Estado Islámico.

Casado y padre de dos hijos, Henning era apodado “Gadget” por sus habilidades técnicas.

El convoy en el que viajaba cuando fue secuestrado estaba compuesto por varios musulmanes británicos, a quienes había conocido en su trabajo como taxista.

Ya había participado en tres viajes similares.

Vea también: EI publica video con supuesta decapitación de rehén británico

Un viaje que le cambió la vida

Antes de viajar a Siria por cuarta vez, Henning comentó a la BBC que no era musulmán, pero que su visita a un campamento de refugiados le cambió la vida y se sintió obligado a regresar.

El grupo salió de Reino Unido una semana antes de su captura y tenía la intención de entregar ayuda a los refugiados.

Los voluntarios recaudaron dinero para comprar equipos médicos vitales, incluidas antiguas ambulancias del Servicio Nacional de Salud británico, que pensaban entregar a hospitales.

Artículos como leche para bebés, pañales y alimentos fueron empacados en las ambulancias y transportados más de 4.800 kilómetros, antes de cruzar de Turquía a Siria.

Henning lavó autos para juntar dinero para donaciones.

Imágenes de él en la Navidad de 2013, tomadas en el convoy en Turquía, lo mostraban hablando de los regalos que había recibido de su familia.

Allí comentaba lo duro que era estar lejos y que entre sus regalos había artículos de higiene.

Los demás integrantes del convoy le obsequiaron una camiseta, loción de afeitar, chocolates y galletas.

También bromeó sobre alguien que le había preparado un desayuno de “huevos asiáticos, frijoles y tostada” que “recibió con gratitud”.

“Más gente debería mostrar un poco más de caridad. Así, al menos ves a dónde va, a la gente adecuada”, expresó.

Una semana después de que el primer video de EI en el que se vaía a Henning apareciera en internet -donde el grupo amenazaba con matarlo- su esposa Barbara pidió su liberación.

“Cuando lo secuestraron estaba manejando una ambulancia llena de comida y agua para ser entregada a quien la necesitara”, dijo.

“Confundidos”

Tres días después, la familia recibió una grabación de audio de Henning “rogando por su vida” y su esposa emitió un segundo mensaje.

“He visto a musulmanes en todo el mundo cuestionar a EI acerca del destino de Alan”, expresó.

“Por favor, libérenlo”, pidió.

El líder del convoy en el que iba Alan cuando lo secuestraron era su amigo Kasim Jameel.

“Recibir un mensaje así de un ser querido es duro para mí, pero eso no es nada comparado con lo que está pasando su familia y menos con lo que está pasando Alan”, dijo antes de que se supiera de la muerte de Henning.

“Es un bonachón”, añadió. “Eso debe ser un infierno absoluto, no saber qué le ocurrirá en la próxima hora”.

Otro compañero de convoy, Majid Freeman, de 26 años, describió a Henning viendo un video en el que murieron niños por falta de electricidad en un hospital sirio, tras lo cual recaudó dinero para comprar un generador y llevarlo.

Microchip en el pasaporte

“Esa es la clase de persona que ‘Gadget’ es”, comentó.

Estado Islámico capturó a Henning y a otros integrantes del convoy 20 minutos después de que entraron a Siria.

Fueron interrogados por combatientes del grupo y les decomisaron sus pasaportes, aunque eventualmente los demás -todos musulmanes británicos- fueron liberados.

Freeman, quien estaba con Henning entonces, dijo: “Allí fue cuando descubrimos que ‘Gadget’ no estaba”.

Estado Islámico acusó a Henning de ser un espía -por el microchip en su pasaporte británico- y se lo llevaron.

Freeman entregó su propio pasaporte para demostrar que los musulmanes británicos también tienen este microchip, pero de nada sirvió.

Casi todos abandonaron Siria, aunque unos pocos se quedaron para ayudar a buscar a Henning.

Los demás aún creían que pronto sería liberado.

Pero el 13 de septiembre de 2014 Henning apareció al final del video en el que Estado Islámico mostró la muerte de Haines.

“Pesadilla”

Freeman declaró en su momento a la BBC que al ver a Henning en el video -vestido de anaranjado como otros rehenes de EI- era lo que él y sus amigos estaban temiendo.

“Bajó mucho de peso, se veía diferente y no hay nada que pueda hacer, es una pesadilla”, manifestó.

“Escuchas estas cosas todo el tiempo en los noticieros pero no esperas que le ocurra a alguien que conociste, con quien viajaste y comiste”.

La doctora Shameela Islam-Zulfiqar también viajó con Henning varias veces, incluida la última, y escribió un diario para la BBC, que no se transmitió completo a causa del secuestro.

“Alan es un ser humano notable, compasivo y desinteresado”, dijo.

“Para él no era suficiente sentarse a donar dinero o crear conciencia, él tenía que hacer algo sobre lo que había visto”.

“Cada vez que salía un convoy, sentía el impulso de ir; eso lo motivaba, ver en persona la diferencia que estaba marcando”.

Henning era muy popular con sus compañeros, casi todos tenían una historia graciosa que contar de él.

Era fanático del músico británico Phil Collins. Mientras cruzaba Europa en el convoy, reemplazaba la música tradicional islámica con la de Collins.

Otros compañeros recuerdan que mientras manejaban a Siria, cuando quisieron descansar en un hotel de Venecia, Henning insistió en dormir en la ambulancia, ahorrando el dinero para luego donarlo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
OBS

Tokio: las innovadoras tecnologías que se usan por primera vez en unos Juegos Olímpicos

Desde la organización de Tokyo 2020 aseguran que sus innovaciones tecnológicas supondrán un "punto de inflexión".
OBS
Por BBC
25 de julio, 2021
Comparte

Antes de lanzar una de sus flechas, los tiradores con arco profesionales apuntan al corazón: ahí está una de las mayores claves de su éxito.

El más mínimo aliento puede acabar dejando fuera su objetivo, por lo que los arqueros deben combatir la presión y los nervios para calmar su ritmo cardíaco y fijar su posición.

Por primera vez, esos cambios en el ritmo del corazón se podrán ver en directo en unos Juegos Olímpicos gracias a controles biométricos.

Es una de las tecnologías que los organizadores de Tokyo 2020 han adoptado para acercar aún más al público todos los detalles de la competición y mejorar su experiencia, una tarea ahora más urgente si cabe dada la falta de espectadores en las gradas por la pandemia.

Tokyo 2020

OBS. La innovación en las transmisiones es clave en unos juegos que se desarrollan sin público en las gradas.

“En los Juegos Olímpicos, siempre tratamos de estar a la vanguardia de la tecnología que nos permita contar mejor la historia de los mejores atletas del mundo”, explica Yannis Exarchos, director ejecutivo de Olympic Broadcasting Services (OBS), el organismo del Comité Olímpico Internacional encargado de producir y facilitar la imagen de las competiciones a las cadenas compradoras de los derechos de transmisión, como la BBC.

“Siempre intentamos realizar una mejora de unos Juegos a otros, pero creo que en Tokio estamos dando un enorme paso adelante”, asegura Exarchos, uno de los mayores expertos en olimpismo del mundo, en conversación con BBC Mundo.

Aquí te presentamos algunos ejemplos.

Tiro con arco

OBS. El tiro con arco será una de las disciplinas donde se podrán apreciar las nuevas tecnologías.

1- Directo al corazón

Siguiendo con el ejemplo del tiro con arco, OBS se basará en tecnología de detección vital sin contacto para proveer un seguimiento de la frecuencia cardíaca en directo.

Para ello, se colocarán cuatro cámaras a aproximadamente 12 metros de los atletas, enfocando sus rostros y analizando los pequeños cambios de color de su piel generados por la contracción de los vasos sanguíneos, explican desde OBS.

“La audiencia será capaz de ser testigo de las variaciones en los latidos del corazón y la carga de adrenalina experimentada” por el arquero a través de los gráficos que se mostrarán en la pantalla.

Exarchos considera que este primer paso abre la puerta a “otra nueva dimensión en la narrativa del deporte”, si bien señala que tiene sus desafíos, especialmente en el ámbito legal, por la protección de datos personales de los atletas involucrados, que deben dar su aprobación al uso de estas tecnologías.

celular

Getty Images. Los móviles tendrán una importancia en la transmisión de datos durante los Olímpicos.

2- Velocidad récord en directo y repeticiones “volumétricas”

En algunas competiciones de atletismo, se pondrán a disposición del público datos en tiempo real sobre la velocidad que cada atleta va alcanzando, analizando las diferentes fases de la carrera en detalle con diferentes métricas y colores en pantalla para identificarlo.

Los datos se basarán en la tecnología 3DAT (3D Athlete Tracking) de Intel, implementada junto a la china Alibaba, que facilita su servicio en la nube.

También a través de Intel, OBS ofrecerá repeticiones de baloncesto en 360 grados, a través de 35 cámaras en 4K, una técnica que se ha utilizado en otras competiciones deportivas.

3DAT

OBS. La tecnolgía 3DAT permite compartir datos de las carreras en tiempo real.

No obstante, “la gran diferencia aquí es que trataremos de hacer repeticiones volumétricas, lo que significa que podemos crear un número inmenso de puntos de vista, para que al final el director pueda definir la trayectoria de estas cámaras y ver puntos de vista incluso que no son físicamente posibles… como por debajo de un jugador”, señala Exarchos.

3- Dentro del estadio

El audio es uno de los grandes desafíos de estos atípicos Juegos Olímpicos, pues unas gradas vacías imposibilitan la creación de ese ambiente que motiva a los atletas y al público que lo disfruta desde su casa.

Television

Getty Images
La idea es que las audiencias tengan repeticiones de las acciones desde distintos puntos de vista.

Por primera vez, los Juegos se transmitirán en 5.1.4, capturando sonido desde todas las direcciones, incluso “el que está justo encima de ti, por lo que te sentirás completamente inmerso”, destaca Exarchos.

Ante la falta de espectadores, desde OBS han estado trabajando en recrear el ambiente de cada deporte y cada sede olímpica. Para ello, han usado el audio en directo de competiciones anteriores para que las cadenas puedan proporcionar esa sensación de presencia humana.

“No estamos hablando de reacciones o efectos falsos que a veces se han usado en fútbol u otros deportes”, remarca Exarchos, “sino una recreación de la sensación de presencia humana (…) una recreación del sentido cinematográfico de ambiente humano”.

4- Más cercano a la realidad

Estos serán los primeros Juegos Olímpicos que se producirán de forma nativa en 4K HDR, que acerca la imagen a la realidad a niveles nunca vistos antes, con un mayor rango de luz y fidelidad cromática.

“Cuando empezamos a planearlo, en realidad no sabíamos si habría la suficiente capacidad técnica alrededor del mundo para hacer algo así”, explica el director de OBS.

El HDR está vinculado al 4K, que ofrece más de 8 millones de píxeles de resolución (3.840 x 2.160) y quintuplica lo habitual en los televisores Full HD.

Además, la cadena pública japonesa NHK pondrá a disposición del público local un paquete de transmisión en 8K, que multiplica por cuatro la resolución del 4K.

Tokyo 2020

OBS. Tokyo 2020 son los primeros Juegos Olímpicos que se producen de forma nativa en resolución 4K HDR.

Para combatir los desafíos técnicos de estas tecnologías (por ejemplo, por su peso en términos de distribución), OBS hará uso de una plataforma en nube creada por Alibaba.

“Estamos en un período muy importante de transición a un modelo basado en la nube (…) No es un gran cambio en la pantalla, pero es enorme detrás de las cámaras, para llevar a cabo muchas de las cosas que antes tenían que ser presenciales de forma remota”, apunta Exarchos.

¿Revolucionarias?

Desde la organización de Tokyo 2020 aseguran que sus innovaciones tecnológicas supondrán un “punto de inflexión” para la retransmisión deportiva, si bien otros expertos se muestran más escépticos.

Solo podremos decir si realmente fue un punto de inflexión al final de las Olimpiadas“, considera John Rowlinson, quien fue el jefe de retransmisión de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y durante muchos años estuvo al frente la transmisión de Wimbledon.

Revolucionaria.

Getty Images. Se espera que la experiencia televisiva de Tokyo 2020 sea revolucionaria.

“En base a mi experiencia al frente no solo de London 2012, sino también de los campeonatos de Wimbledon, algunas de esas innovaciones que resultaban ser muy costosas realmente no tenían gran influencia en la transmisión y no aportaban a la experiencia de la audiencia”.

Otras sí continuaban a los Juegos siguientes… Creo que esta vez hay un esfuerzo por hacerlo muy evidente”, considera en declaraciones a BBC Mundo.

Hay que recordar que, de la misma manera que los atletas tienen que llegar a su máximo cada cuatro años, también lo tiene que hacer la retransmisión de los Juegos”, apunta.

En su opinión, el siguiente paso “revolucionario” en ese sentido será el sonido y conseguir que la oferta televisiva realmente sea “como estar dentro del estadio”.

“Pero, por razones obvias”, concluye, “eso no puede pasar en Tokio”.

Alejandro Millán, periodista de BBC Mundo en Londres, colaboró en este reportaje.


BBC Mundo en Tokio

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.