Policías entregaron 17 normalistas al crimen organizado; habrían sido asesinados: PGJ-Guerrero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Policías entregaron 17 normalistas al crimen organizado; habrían sido asesinados: PGJ-Guerrero

El procurador de Guerrero, Iñaki Blanco, confirmó el sábado el hallazgo de "fosas" clandestinas en las zonas de Pueblo Viejo y Loma de Coyote, en Iguala, aunque no se ha determinado si los cuerpos corresponden a los normalistas desaparecidos.
6 de octubre, 2014
Comparte

El Procurador de Guerrero, Inaky Blanco, afirmó en conferencia de prensa la noche de este domingo que las investigaciones en el caso de los normalistas desaparecidos revelaron que policías de Iguala habrían entregado a 17 normalistas al grupo delictivo Guerreros Unidos, quienes habrían sido asesinados.

Esta información, según el procurador estatal, se desprende de las declaraciones de Martín Alejando Macedo Barreda, vendedor de narcóticos, y Marco Antonio Ríos Berver, sicario de Guerreros Unidos, ambos detenidos en días recientes, confesaron haber asesinado a 17 normalistas, a quienes trasladaron a la parte alta de un cerro de Pueblo Viejo, donde mantenían fosas clandestinas.

De acuerdo con las declaraciones de los detenidos por el caso de los 43 normalistas desaparecidos, habría sido un líder de la organización criminal “Guerreros Unidos”, conocido como “El Chuky”, quien ordenó la ejecución de los estudiantes.

Explicó que con las declaraciones de estos dos detenidos se logró identificar a 30 miembros de la policía municipal preventiva de Iguala como integrantes de los Guerreros Unidos.

Iñaky Blanco añadió que tras los cateos a la casa del alcalde de Iguala y cuatro domicilios más el 1 de octubre se detuvo a Luis Alberto José Gaspar, alias “El Tongo”, quien dijo pertenecer al grupo criminal Guerreros Unidos; a Honurio Antúnez Osorio, alias “El Patachín”, que fungía como policía municipal preventivo de Iguala; así como a los dos criminales que confesaron los 17 asesinatos.

En la conferencia, el funcionario informó también que en las fosas de Palo Blanco, Iguala, hasta el momento han sido hallados 28 cuerpos en fosas clandestinas, los cuales se encontraron en diversos estados de descomposición, aunque todos fueron incendiados antes de ser enterrados y su identidad se desconoce hasta ahora.

La fosa clandestina fue hallada con información obtenida de las declaraciones de policías municipales detenidos tras los hechos de violencia ocurridos hace una semana y agregó que los cuerpos tardarían entre dos semanas y dos meses en ser identificados.

Las pruebas de ADN para determinar si pertenecen a los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa las llevarán a cabo el Departamento de ADN, mapas y perfiles genéticos de la dirección científica de la Policía Federal y la Coordinación General de Servicios Periciales de la PGR.

En ese trabajo participarán también nueve especialistas argentinos en el ramo, luego de su trabajo en víctimas de la dictadura de aquel país, los cuales habrían sido propuestos por organizaciones sociales.

Desde el sábado, Juan López Villanueva, adscrito a la primera Visitaduría de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), informó a El Sur que se trata de seis fosas en un perímetro de unos 200 metros.

Sobre los ataques en Iguala, las investigaciones ministeriales en Guerrero, concluyeron que policías municipales y sicarios de Guerrero Unidos, participaron el 26 de septiembre en la balacera en el crucero de Santa Teresa en donde murieron miembros de un equipo de futbol y un mujer.

“(En) los homicidios de los estudiantes de la Normal Rural, de las dos personas que viajaban en el autobús del equipo de futbol Avispones de Chilpancingo, y de una civil que transitaba por el lugar en un taxi, participaron elementos de la Secretaria de seguridad pública de Iguala vinculados a la delincuencia organizada y sicarios a su servicio, particularmente del grupo Guerreros Unidos”, dijo Blanco.

Con respecto a la participación de las autoridades, la fiscalía promoverá juicio de procedencia ante el Congreso local contra José Luis Abarca, Edil con licencia de Iguala, para remover el fuero que lo protege y que pueda dar cuenta de su participación en los ataques en esta comunidad de Guerrero, indicó el Procurador estatal.

Asimismo, existe una orden de aprehensión contra el director de Seguridad Pública de Iguala, Francisco Salgado, por los ataques que dejaron seis personas muertas hace una semana.

El procurador de Guerrero dijo que “la instrucción de acudir al sitio donde se encontraban los normalistas, la dio el director de seguridad pública municipal, Francisco Salgado Valladares, en tanto la instrucción de llevárselos y ultimarlos la recibieron de un sujeto apodado El Chucky, líder de los Guerreros Unidos”.

Dictan formal prisión a policías de Iguala

El juez primero penal, Marco Antonio Ordorica Ortega, dictó auto de formal prisión a los 22 policías del municipio de Igualapor el delito de homicidio calificado en agravio de las seis personas que murieron por los ataques en Iguala.

Cerca del mediodía, casi cinco horas antes de que venciera la ampliación del término constitucional que habían pedido los abogados de los acusados por el delito de homicidio para ofrecer más pruebas a favor de 22 agentes municipales de Iguala, el juez de la causa dictó el término.

Se informó que a los ex policías de Iguala se les abrirá otro proceso judicial por diversos delitos, que se registrarán en una nueva causa penal.

El pasado 26 y 27 de septiembre seis personas, entre ellas dos normalistas, un futbolista y tres civiles, murieron durante tres ataques en la ciudad de Iguala, en la zona norte de Guerrero.

Además de los 6 muertos, en los ataques fueron lesionadas 17 personas y 43 estudiantes desaparecieron.

En Iguala son encontrados nueve cuerpos en fosas; tardaría dos semanas su identificación

Previamente, alrededor del mediodía, el secretario de Salud de Guerrero, Lázaro Mazón Alonso, confirmó este domingo que han sido trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo nueve cuerpos calcinados ubicados en las seis fosas clandestinas localizadas hasta el momento en la comunidad de Pueblo Viejo, cerca de Iguala.

Mazón Alonso dijo que el proceso científico que pueden tardar los estudios para determinar si corresponden a los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos podría tardar unos 15 días, debido a lo delicado del asunto y agregó que en otras ocasiones tarda hasta dos meses.

Informó que los peritos en materia forense y genetistas de la PGJ-Guerrero envía para estos trabajos, continúan con las excavaciones. Mazón Alonso afirmó que los nueve cuerpos están calcinados, aunque no determinó en qué grado.

Esta mañana se reanudaron con los trabajos en las fosas y dijo que ha sido complicado rascar sobre el terreno porque es agreste, hay cuencas de agua y se tiene que caminar hasta dos kilómetros del punto conocido como Las Parotas.

Recordó que en esas colonias a la redonda al norponiente de Iguala ya han sido ubicadas otras fosas clandestinas con anterioridad.

PGR atrae investigación por la desaparición de normalistas de Ayotzinapa

La Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación sobre la desaparición de normalistas de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero, en virtud de que se encontraron elementos para ello en la documentación enviada por la Procuraduría General de Justicia de Guerrero.

Tomás Zerón de Lucio, titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), informó que personal pericial se trasladó al municipio de Iguala, Guerrero, para realizar las verificaciones necesarias e identificar los restos hallados en varias fosas clandestinas localizadas este sábado y en las que, presuntamente, podrían encontrarse los restos de estudiantes normalistas.

La atracción del caso ocurre días después de que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dijo que el gobierno de Guerrero debía asumir su responsabilidad en el caso, y que la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) consignara el pasado domingo 28 de septiembre a 22 policías municipales de Iguala detenidos por el asesinato de cinco estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

En conferencia de prensa el titular de la SEIDO, Rodrigo Archundia Barrientos, y el director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, informaron que un grupo de personas de encuentran a disposición del agente del Ministerio Público federal para deslindar responsabilidades.

El titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) enfatizó que la PGR, la Procuraduría General de Justicia de Guerrero y diversas dependencias federales trabajarán en coordinación estrecha y abierta para esclarecer lo sucedido.

Por su parte Zerón de Lucio precisó que personal de la dependencia se encuentra en el lugar donde fueron localizadas fosas clandestinas para realizar los exámenes correspondientes y de esa manera corroborar su identidad. Asimismo, un grupo de investigadores y agentes del Ministerio Público Federal van rumbo a la entidad.

Aseveró que se desplegará toda la fuerza del Estado para esclarecer estos hechos, ya que de ninguna manera se puede permitir que queden impunes.

Encuentran fosas en Iguala; gobierno de Guerrero dice no saber cuántos muertos hay y quiénes son

El procurador del Estado de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, confirmó en rueda de prensa la tarde este sábado 4 de octubre el hallazgo de “fosas” clandestinas en las zonas de Pueblo Viejo y Loma de Coyote, en Iguala.

Sin embargo, el procurador no precisó el número de cuerpos que hay en las fosas, ni tampoco si éstos corresponden a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el pasado viernes.

“No podemos hablar todavía de un número determinado de cuerpos”, dijo el funcionario, que explicó que los restos óseos están siendo sometidos a pruebas de ADN.

Lo que sabemos es que hay cuerpos humanos”, agregó Blanco al ser cuestionado sobre la identidad de los cadáveres, para apuntar a continuación que aún investigan si los cuerpos corresponden a los estudiantes desaparecidos.

“Sería irresponsable decir que se trata de los alumnos. A la fecha sólo sabemos que hay restos humanos, tenemos que esperar a los peritos”, insistió Blanco en la rueda de prensa en la que también estuvo presente el gobernador del Estado, Ángel Aguirre.

Por otra parte, el fiscal de Guerrero también informó que hasta el momento ya hay 30 detenidos en relación a los hechos de violencia ocurridos en Iguala la semana pasada. Entre los detenidos hay policías municipales y también miembros del crimen organizado que pertenecen al grupo ‘Guerreros unidos’.

El funcionario dijo que “es probable” que en las próximas horas el número de detenidos por el caso Ayotzinapa se amplíe.

Cabe destacar que el lugar donde se hallaron las fosas está a 30 minutos del punto en que la policía preventiva de Iguala disparó a estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa la noche del viernes 26 de septiembre y en el que murieron seis personas y 43 estudiantes fueron desaparecidos.

Previo a la rueda de prensa, la mañana de este sábado se reportó que, de acuerdo con información oficial, en la colonia La Parota, en Iguala, se encontraron fosas clandestinas.

Las autoridades señalaron que realizan los trabajos periciales para determinar si se trata de los normalistas desaparecidos.

Cabe recordar que el viernes 26 de septiembre, policías preventivos del municipio de Iguala, y civiles armados, realizaron tres ataques a diferentes horas contra normalistas de Ayotzinapa, lo cual dejó un saldo de seis muertos -incluyendo tres estudiantes, un futbolista, un chofer de autobús y una ama de casa- y 43 estudiantes desaparecidos. 

Ayer, viernes 3 de octubre, el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, pidió a las autoridades del Gobierno de Guerrero que asuman la responsabilidad para encontrar a los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, y para localizar al alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca Velásquez, y al jefe de Seguridad Pública municipal, Felipe Flores, quienes tienen una orden de presentación.

En entrevista radiofónica para el programa de Denise Maerker, en Radio Fórmula, el responsable de la política interna del país explicó que familiares de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos tuvieron una reunión con el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, a quien le solicitaron la ayuda del Gobierno Federal para encontrar a los estudiantes desaparecidos.

“El subsecretario se ha reunido con los jóvenes que están solicitando el apoyo del Gobierno de la República. Se les ha contestado con toda claridad que por supuesto que la tendrán, pero también estamos pidiendo que el propio Gobierno de Guerrero asuma la responsabilidad en este proceso de búsqueda también de los responsables de lo ocurrido en este lugar”, señaló Osorio Chong.

Por su parte, el procurador de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, dijo en rueda de prensa ayer que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) iniciará ante el Congreso del estado un juicio de procedencia contra el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, por los hechos violentos del pasado viernes.

Además, indicó que existen elementos de prueba suficientes para que se gire una orden de aprehensión en contra del Secretario de Seguridad Pública municipal, Felipe Flores Velázquez.

Con información de Reforma, MilenioNovedades y Notimex.

*Nota publicada el 5 de octubre de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuarentena por el coronavirus: por qué el tiempo parece pasar volando cuando estamos confinados

Puede que los días se te hagan largos, pero si miras atrás, te parecerá que en realidad el tiempo ha pasado volando. Esta sensación está vinculada, principalmente, a cómo creamos los recuerdos.
25 de mayo, 2020
Comparte
Reloj y calendario

Getty Images
En cuarentena se hace difícil distinguir los fines de semana de los días de labor.

Cuando una parte del mundo ha comenzado a relajar las medidas de confinamiento, muchos reflexionan sobre lo rápido que parece haber pasado el tiempo durante la cuarentena.

Esto no es lo que muchos de nosotros esperábamos cuando nos comunicaron que nuestras vidas se volverían mucho más restringidas, y que estábamos a punto de pasar semanas aburridos, confinados en nuestras casas.

Es muy temprano para contar con investigaciones sobre la cuestión, pero no son pocos los que coinciden en que el tiempo se les pasó volando, y las razones son varias.

Una de las razones es que creamos experiencias subjetivas del tiempo, y eso no siempre se correlaciona con lo vemos en el reloj o el calendario.

Un almuerzo de 20 minutos con un amigo se van volando, mientras que los 20 minutos que pasamos esperando a un tren que viene con retraso pueden parecer interminables, aunque el tiempo sea el mismo.

Menos recuerdos

Nosotros estimamos el paso del tiempo de dos maneras: de forma prospectiva (cuán rápido pasa ahora mismo) y retrospectivamente (cuán rápido pasó la semana o la década pasada)

Durante el confinamiento, aquellas personas aisladas de sus amigos, familia y su trabajo han tenido muchas horas vacías por delante.

La gente ha encontrado todo tipo de soluciones creativas para pasar el tiempo —hornear pan, plantar semillas, grabar videos— pero, inevitablemente, cuando pasas todos los días y noches en casa, los días empiezan a parecerse entre sí.

Muchos descubren que les cuesta diferenciar entre los días de labor y los fines de semana.

Imagen que ilustra el paso del tiempo

Getty Images
En la cuarentena, como todos los días se parecen bastante entre sí, tendemos a crear menos recuerdos.

Esta confusión de días idénticos nos lleva a crear menos recuerdos nuevos, lo cual es crucial para nuestro sentido de percepción del tiempo.

Los recuerdos son una de las formas en la que juzgamos cuánto tiempo ha pasado.

Cuando te vas de vacaciones por una semana a un lugar nuevo, el tiempo pasa rápido porque todo es nuevo, pero cuando regresas, miras hacia atrás y ves que has creado tantos recuerdos nuevos, que sientes muchas veces que has estado de vacaciones más de una semana.

Lo opuesto puede pasar en cuarentena.

Aunque los días se sientan lentos, cuando llegas al fin de semana y miras hacia atrás, y estimas retrospectivamente cuánto tiempo ha pasado, has creado menos recuerdos de lo habitual y el tiempo parece haber desaparecido.

Es una versión menos extrema de lo que le ocurre a la gente cuando está en prisión o cuando está enferma.

El tiempo pasa penosamente lento y no ven la hora de que todo se acabe, pero cuando miran hacia atrás, les parece que el tiempo se hubiese contraído.

Todo en un mismo lugar

Claro que mucha gente está más ocupada durante el confinamiento, tratando de superar las dificultades tecnológicas de trabajar desde la casa mientras ayuda a sus hijos con la escolarización a distancia.

A pesar de ello, todas estas nuevas actividades se desarrollan casi en un único lugar, lo cual hace que creen menos recuerdos de lo habitual y sientan que el tiempo se les pasa volando.

Decenas de llamadas de Zoom hechas en el mismo sitio empiezan a fundirse en una, en comparación con la vida real donde vemos a la gente en diferentes lugares.

Conversación por internet

Getty Images
Con todas las conversaciones grupales en formato digital, estas tienden a fundirse en una.

Me pregunto si nuestra percepción del tiempo durante el confinamiento también se ve alterada por la necesidad de vivir más en el presente.

Cuando dejamos vagar a nuestra mente, en tiempos normales soñamos por lo general con el futuro, pero con menos cosas para planear, nuestro horizonte en el tiempo se ha acortado.

Puede que ahora pensemos en los días próximos o en el futuro lejano, cuando imaginamos que todo esto se habrá terminado.

Cuando lleguemos a ese futuro y miremos hacia atrás, a los tiempos del coronavirus, sospecho que nos resultará difícil diferenciar entre los meses de la cuarentena.

Puede que nos acordemos de cuándo nos enteramos de que el virus llegó al país donde vivimos o de cuándo anunciaron la cuarentena.

Este tipo de recuerdos son comunes cuando ocurren eventos grandes.

Pero por la falta de otros marcadores en el tiempo, una vez que comenzó el aislamiento, puede que las semanas siguientes nos resulten difíciles de diferenciar.

El futuro ¿viene o vamos hacia él?

Con frecuencia podemos deducir cuándo ocurrieron distintos eventos tratando de recordar qué estaba pasando en nuestra vida en ese momento (cuando empezamos un nuevo trabajo o salimos para celebrar el cumpleaños de alguien).

Pero cuando apenas puedes salir de tu casa, esas marcas en el tiempo no están allí y todos los días se funden en uno.

Hay una gran diferencia en cómo cada uno de nosotros percibe el tiempo.

En líneas generales, la mitad de nosotros ve el futuro como algo que viene hacia nosotros, mientras estamos quietos, mientras que la otra mitad lo ve como nosotros moviéndonos hacia el futuro.

Puedes descubrir en qué grupo te encuentras con esta pregunta: “La reunión del próximo miércoles adelantó dos días. ¿Qué día será entonces la reunión del miércoles?”.

Aeropuerto

Getty Images
El sitio donde estamos puede influir en la forma en que percibimos el futuro.

La pregunta tiene dos respuestas posibles y no hay una correcta.

Los que se ven a sí mismos como estáticos, con el futuro acercándose hacia ellos, tienden a responder lunes, mientras que los que se ven yendo hacia el futuro tienden a decir viernes.

Aunque la gente tiene por lo general una preferencia instintiva por una respuesta u otra, ciertas situaciones, como los viajes en tren, pueden alterar las respuestas de la gente.

La psicóloga Lera Boroditsky de la Universidad de Stanford, en Estados unidos, descubrió que cuando la gente está en la zona de salidas de un aeropuerto, donde está obligada a esperar, tiende a decir lunes, mientras que si está en la sala de llegadas donde siente que se está moviendo, tiende a responder viernes.

No puedo demostrarlo, por supuesto, pero me pregunto si la cuarentena nos transformará temporalmente más en gente que responde lunes, obligada a esperar a que el futuro se nos acerque.

*Claudia Hammond es autora del libro “Time Warped: Understanding the Mysteries of Time Perception”

*Esta nota se publicó en BBC Future. Haz clic aquí si quieres leer la versión original en inglés.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XBfltfjAEZk

https://www.youtube.com/watch?v=Ibw92oQE5vc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.