Viaje por la Ciudad de México, finalista de las 7 Ciudades Maravilla del mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Viaje por la Ciudad de México, finalista de las 7 Ciudades Maravilla del mundo

La capital mexicana es una de las 14 ciudades que fueron votadas en todo el mundo en la penúltima etapa de la elección de las siete mejores.
Por Paola Alín M.
25 de octubre, 2014
Comparte
Foto: Felipe Huerta /Wikimedia Commons

Foto: Felipe Huerta /Wikimedia Commons

La Ciudad de México está entre las 14 ciudades finalistas para ganar un lugar entre las Siete Ciudades Maravilla del Mundo, gracias al voto de ciudadanos de todo el planeta a través del sitio New 7 Wonders.

Con una población total de casi 9 millones de personas, la capital mexicana fue seleccionada junto con otras ciudades: Barcelona (España), Beirut (Líbano), Chicago (Estados Unidos), Doha (Qatar), Durban (Sudáfrica), Habana (Cuba), Kuala Lumpur (Malasia), La Paz (Bolivia), London (Reino Unido), Perth (Australia), Quito (Ecuador), Reikiavik (Islandia) y  Vigán (Filipinas).

Ésta es la penúltima etapa del concurso mundial inició en 2012 y que se ha realizado cada año. Aunque las #New7Wonders serán dadas a conocer el próximo 7 de diciembre, los usuarios de todo el mundo pueden seguir votando a través de New7wonders.com, las aplicaciones de la plataforma para iPhone y Android, así como llamando por teléfono o enviando un SMS.

“Ya sea que hablemos de innovación, o desigualdad de ingresos, o migración o transporte de masas, algunas de los cuestionamientos más provocativos de nuestro tiempo se están debatiendo en el contexto de un mundo que cambia, en donde la mayoría de las personas vive en las ciudades“, dijo este martes 7 de octubre en un comunicado el portavoz de New7Wonders, Eamonn Fitzgerald.

Para celebrar, compartimos #5datosnecesarios para hacer un recorrido imperdible por una de las ciudades más grandes del mundo (por número de habitantes):

1. ¡No te pierdas!

El DF tiene una superficie de casi mil 500 kilómetros cuadrados, por ellos es conveniente —ya sea que hayas vivido en la ciudad toda tu vida o sólo estés de vacaciones— planear las rutas más adecuadas para recorrer los lugares emblemáticos.

La Secretaría de Turismo local cuenta con unos mapas disponibles en internet de zonas clave: El Zócalo, Ciudad Univesitaria (donde se ubica la Universidad Nacional Autónoma de México), Polanco (una de las zonas más exclusivas del DF), entre otras. Puedes consultar todos los mapas aquí.

En cuanto al sistema de transporte colectivo, una de la mejores opciones es el Metro, ya que con sus 12 líneas recorre prácticamente toda la ciudad. Con un costo de 5 pesos el boleto, tan sólo en 2013 transportó a mil 684 millones 936 mil 618 usuarios. (Descarga un mapa con sus 12 rutas aquí).

2. Museos 

Después de planear la ruta, es hora de elegir el destino. Si de arte y cultura se trata, la Ciudad de México no le pide nada a los museos más importantes del mundo, incluso alberga también a los mejores, como:

El Museo Nacional de Antropología, que el mes pasado cumplió 50 años de abrir sus puertas al público. En sus 93 mil 371 metros cuadrados, “exhibe la mayor colección de objetos prehispánicos de las diferentes civilizaciones que habitaron el territorio nacional”. Puedes consultar sus colecciones aquí.

Otra opción es el Museo de la Ciudad de México, ubicado en el centro de la capital, que con un costo de 25 pesos (el miércoles hay entrada libre y todos los días 50% de descuento a estudiantes) puedes acceder a “exhibiciones que expresan, a través de sus colores y técnicas, las múltiples formas de mirar y sentir la Ciudad de México”.

Varias regiones de México ha enfrentado en los últimos años la violencia causada por el crimen organizado. En el DF, en octubre de 2010, abrió el Museo Memoria y Tolerancia con el objetivo de “difundir la importancia de la tolerancia, la no violencia y los derechos humanos. Crear conciencia a través de la memoria histórica, particularmente a partir de los genocidios y otros crímenes”, de acuerdo con información publicada en su sitio web (donde puedes consultar horarios y costos).

3. ¡Al aire libre!

Sí, la Ciudad de México puede ser un “pequeño infierno necesario”, pero también hay zonas libres de tráfico… e incluso bosques. Si no lo crees, acá las pruebas:

Xochimilco: Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, el Parque Ecológico Xochimilco —ubicado al sur del DF— tiene reservas de aves, áreas verdes, zona recreativa, y, por supuesto, los canales que albergan las tradicionales y coloridas trajineras.

Bosque de Tlalpan: Es una área natural protegida y uno de los principales pulmones de la ciudad. Como cuenta con una pista de atletismo, todos los días hay corredores que asisten a entrenar; además hay visitas guiadas, cursos de verano, zonas recreativas y cabañas para organizar fiestas (hay que reservarlas con anticipación). La entrada es gratuita y está ubicado al sur de la ciudad. Acá un mapa.

Desierto de los Leones: Este parque es una de las reservas naturales más importantes dela ciudad, debido a que cuenta con una importante población de encinos, pinos y oyameles, sobre cerros, cañadas e innumerables manantiales y riachuelos. Es es lugar perfecto para hacer senderismo o ciclismo. (Mapa).

4. #ChompChomp 

Aunque la ciudad alberga al restaurante Pujol, uno de los mejores del mundo, todo el DF está lleno de lugares recomendables para comer, desde antojitos mexicano hasta mariscos, e incluso fast food.

En el sur del DF, recomendamos el Mercado de Coyoacán. ¿Por qué? Tiene las mejores tostadas de mariscos (y varias); además, para el postre, se han vuelto tradicionales los hot cakes con figuras animadas que también venden dentro del mismo. Éste es el perfil en Foursquare del lugar, donde está  la ubicación y recomendación de usuarios.

Tapas del Mercado de San Juan. En el centro de la ciudad, a unas cuadras del Zócalo capitalino, está ubicado este mercado que es uno de los más antiguos del DF —abierto hace 150 años— y la opción perfecta para quien busca experimentar con sabores y olores. En este lugar son famosas las tapas, pero también puedes encontrar carnes exóticas, como de de cocodrilo, avestruz, león, venado, entre otras. La estación de metro más cercana es San Juan de Letrán, de la línea 8.

5. Es hora de descansar

Las opciones de hospedaje en la ciudad son vastas. El gobierno del DF tiene una base de datos con hoteles, de diferentes categorías registrados, consúltala aquí; hay también hostales, albergues y casas de huéspedes.

Pero si lo tuyo es la aventura y socializar, Couchsurfing es tu opción. Es un sitio web en el que personas de todo el mundo se registran para ofrecer y pedir hospedaje (gratis) en todo el mundo. En el DF hay una comunidad muy activa que organiza diversas reuniones semanales, desde clases de salsa, paseos a las luchas o simplemente convivencias. Basta con que completes tu registro en la página y comiences a enviar solicitudes de alojo a usuarios del DF, pero considera algo: la esencia de Couchsurfing es generar lazos de amistad y compartir, no sòlo el hospedaje en sí.

Sabemos que en la ciudad hay mucho más por ver y hacer, ¿tienes alguna sugerencia? ¡Compártela con nosotros en la sección de comentarios! 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Afganistán: cómo surgió el Talibán y otras 5 preguntas clave sobre el grupo islamista

Expertos han advertido que tras la retirada de la OTAN y de EE.UU. Afganistán podría estar en camino a una caótica guerra civil.
16 de agosto, 2021
Comparte

Los talibanes fueron derrocados del poder en 2001, tras una incursión militar liderada por Estados Unidos, pero poco a poco el grupo islamista fue ganando fuerza a lo largo y ancho de Afganistán, hasta retomar efectivamente el control del país a mediados de agosto de 2021.

Mientras EE.UU. se prepara para completar la retirada de sus tropas antes del 11 de septiembre, tras dos décadas de guerra, los talibanes invaden puestos militares afganos, pueblos y aldeas, y ciudades clave, incluida Kabul.

Los talibanes habían entrado en conversaciones directas con EE.UU. en 2018, y el año pasado ambas partes llegaron a un acuerdo de paz en Doha que comprometía a Estados Unidos a retirarse y a los talibanes a no atacar a las fuerzas estadounidenses.

También acordaron no permitir que alQaeda ni otros militantes operaran en las zonas que controlaban, además de continuar con las conversaciones de paz internas. Pero los talibanes siguieron atacando a las fuerzas de seguridad afganas y a la población civil.

Finalmente, el domingo 15 de agosto, el Talibán declaró la victoria después de que el presidente afgano, Ashraf Ghani abandonara el país y su gobierno colapsara.

EE.UU. y otros países con presencia en Afganistán están corriendo a contrarreloj para evacuar a sus ciudadanos mientras cientos de afganos tratan desesperadamente de abandonar el país. El regreso al poder de los militantes islamistas marca el final de casi 20 años de la presencia de la coalición liderada por EE.UU. en Afganistán.

BBC Mundo hace un repaso de cómo surgió este grupo islámico, la vida bajo su mandato, así como su relación con Pakistán y el grupo al Qaeda.

1. ¿Cómo surgió el Talibán?

Los talibanes, o “estudiantes” en lengua pastún, surgieron a principios de la década de 1990 en el norte de Pakistán tras la retirada de Afganistán de las tropas de la Unión Soviética.

Se cree que el movimiento, predominantemente pastún, apareció por primera vez en seminarios religiosos, en su mayoría pagados con dinero de Arabia Saudita, en los que se predicaba una forma de línea dura del islam sunita.

Los combatientes de la milicia talibán suben a bordo de su camioneta Toyota con lanzacohetes antitanque RPG-7 y rifles de asalto.

TERENCE WHITE/AFP via Getty Images
El uso de jeeps rápidos de los talibanes fue un factor importante en su sorpresiva captura de la capital afgana.

La promesas hechas por los talibanes, en las áreas pastún que se encuentran entre Pakistán y Afganistán, fueron restaurar la paz y la seguridad y hacer cumplir su propia versión austera de la sharia, o ley islámica, una vez en el poder.

Desde el suroeste de Afganistán, los talibanes ampliaron rápidamente su influencia.

En septiembre de 1995 capturaron la provincia de Herat, fronteriza con Irán, y exactamente un año después capturaron la capital afgana, Kabul, derrocando al régimen del presidente Burhanuddin Rabbani, uno de los padres fundadores de los muyahidines afganos que resistieron la ocupación soviética.

En 1998, los talibanes controlaban casi el 90% de Afganistán.

2. ¿Cómo era la vida bajo los talibanes?

Cansados ​​de los excesos de los muyahidines y de las luchas internas después de la expulsión de los soviéticos, la población afgana en general recibió con buenos ojos a los talibanes, cuando estos aparecieron por primera vez.

Su popularidad inicial se debió en gran parte a su éxito erradicando la corrupción, frenando la anarquía y trabajando para que las carreteras y las áreas bajo su control fueran seguras, impulsando así el comercio.

No obstante, los talibanes también introdujeron y apoyaron castigos acordes a su estricta interpretación de la ley islámica: ejecutando públicamente a asesinos y adúlteros que habían sido condenados y amputando a los que habían sido declarados culpables de robo.

Asimismo, los hombres debían dejarse crecer la barba y las mujeres tenían que llevar un burka que les cubría todo.

Mujeres afganas desplazadas, 19 de octubre de 2016.

Getty Images
Los talibanes prohíben la música, el maquillaje y desaprueban que las niñas de 10 años o más vayan a la escuela.

Los talibanes también prohibieron la televisión, la música, el cine, el maquillaje y desautorizaron que las niñas de 10 años o más fueran a la escuela.

Algunos afganos seguían haciendo estas cosas en secreto, arriesgándose a recibir castigos extremos.

Los talibanes fueron acusados ​​de diversos abusos culturales y de violaciones a los derechos humanos.

Un ejemplo notorio fue en 2001, cuando los talibanes siguieron adelante con la destrucción de las famosas estatuas del Buda de Bamiyán en el centro de Afganistán, a pesar de la condena e indignación que esto causó en todo el mundo.

3. ¿Cuál es su relación con Pakistán?

Pakistán ha negado repetidamente las acusaciones de que ayudó a darle forma a los talibanes, pero son pocas las dudas de que muchos afganos que inicialmente se unieron al movimiento fueron educados en madrasas (escuelas religiosas) en Pakistán.

Pakistán también fue uno de los únicos tres países, junto a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU), que reconocieron a los talibanes cuando tomaron el poder.

Igualmente, fue la última nación en romper relaciones diplomáticas con el grupo.

Talibanes

Getty Images
Los talibanes fueron acusados ​​de diversos abusos culturales y de violaciones a los derechos humanos.

Por un momento, los talibanes amenazaron con desestabilizar a Pakistán desde las áreas que controlaban en el noroeste.

Uno de los ataques de los talibanes paquistaníes más notorios y condenados internacionalmente tuvo lugar en octubre de 2012, cuando la colegiala Malala Yousafzai(quien luego obtendría el Nobel de la Paz)recibió un disparo cuando se dirigía a su casa en la ciudad de Mingora.

Sin embargo, una gran ofensiva militar que tuvo lugar dos años más tarde, tras la masacre de la escuela de Peshawar, redujo en gran medida la influencia del grupo en Pakistán.

Al menos tres figuras clave de los talibanes paquistaníes murieron en ataques con aviones no tripulados estadounidenses en 2013, incluido el líder del grupo, Hakimullah Mehsud.

4. ¿Aliados de al Qaeda?

Los talibanes se convirtieron en uno de los focos de atención en todo el mundo tras los ataques al World Trade Center de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001.

Fueron acusados ​​de servirles de santuario a los principales sospechosos de los ataques: Osama bin Laden y su movimiento al Qaeda.

El 7 de octubre de 2001, una coalición militar liderada por Estados Unidos lanzó ataques en Afganistán y, para la primera semana de diciembre, el régimen talibán ya se había derrumbado.

Mapa del control taliban

BBC

El entonces líder del grupo, Mullah Mohammad Omar, y otras figuras importantes, incluido Bin Laden, eludieron la captura a pesar de haber sido una de las persecuciones más grandes del mundo.

Según informes, muchos altos dirigentes talibanes se refugiaron en la ciudad paquistaní de Quetta, desde donde guiaron al grupo. Pero Islamabad negó la existencia de lo que se bautizó como el “Quetta Shura” en Pakistán, un grupo de veteranos del régimen talibán.

Sin embargo, durante conversaciones de paz con EE.UU., los talibanes aseguraron que no albergarían de nuevo a al Qaeda, organización que se encuentra muy disminuida.

5. ¿Quién lidera el grupo?

Mawlawi Hibatullah Akhundzada fue nombrado comandante supremo de los talibanes el 25 de mayo de 2016, después de que Mullah Akhtar Mansour muriera en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses.

En la década de 1980, participó en la resistencia islamista contra la campaña militar soviética en Afganistán, pero su reputación es más la de un líder religioso que la de un comandante militar.

Akhundzada trabajó como jefe de los Tribunales de la Sharia en los años 1990.

Se cree que tiene unos 60 años y ha vivido la mayor parte de su vida dentro de Afganistán. Sin embargo, según expertos, mantiene estrechos vínculos con la llamada Quetta Shura, los líderes talibanes afganos que dicen tener su base en la ciudad paquistaní de Quetta.

Como comandante supremo del grupo, Akhundzada está a cargo de los asuntos políticos, militares y religiosos.

6. ¿Cuál es la situación actual?

Pese a las graves preocupaciones de los funcionarios afganos sobre la vulnerabilidad del gobierno sin apoyo internacional contra los talibanes, el presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció en abril de 2021 que todas las tropas estadounidenses habrían abandonado el país para el 11 de septiembre, dos décadas después de los ataques al World Trade Center.

Habiendo sobrevivido a una superpotencia durante dos décadas de guerra, los talibanes comenzaron a apoderarse de vastas extensiones de territorio, amenazando con derrocar una vez más a un gobierno en Kabul.

Lo lograron a mediados de agosto de 2021, cuando declararon la victoria y el presidente afgano Ashraf Ghani abandonó el país.

Se cree que el grupo ahora es más fuerte en número que en cualquier otro momento desde que fueron derrocados en 2001, con hasta 85.000 combatientes a tiempo completo, según estimaciones recientes de la OTAN.

El avance fue más rápido de lo que muchos temían.

El general Austin Miller, comandante de la misión liderada por Estados Unidos en Afganistán, advirtió en junio que el país podría estar dirigiéndose hacia una caótica guerra civil, a la que llamó una “preocupación por el mundo”.

Según informes, una evaluación de la inteligencia estadounidense realizada el mismo mes había concluido que el gobierno afgano podría caer dentro de los seis meses posteriores a la salida del ejército estadounidense.

Finalmente, ocurrió mucho antes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xxU3WMtwJpU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.