Corea del Norte: ¿Cómo se usa internet en el país más hermético del mundo?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Corea del Norte: ¿Cómo se usa internet en el país más hermético del mundo?

¿De qué sirve una computadora en el país más hermético del mundo? ¿Por qué habría alguien de aprender a programar si el país está cerrado a internet? Aquí algunas curiosidades del misterio tecnológico norcoreano.
8 de noviembre, 2014
Comparte

¿De qué sirve tener una computadora en el país más hermético del mundo? ¿De qué vale tener un teléfono inteligente si las funciones más inteligentes están bloqueadas? ¿Por qué habría alguien de aprender a programar si el país está cerrado a internet?

Estas son algunas de las contradicciones del rompecabezas tecnológico que es Corea del Norte.

Si Corea del Sur es la nación más tecnológica del mundo, uno pensaría que Corea del Norte es la menos, pero no es así.

Al menos una de cada 12 personas tiene un teléfono inteligente.
No sólo eso sino que además Corea del Norte tiene programadores informáticos muy sofisticados que diseñan aplicaciones complejas.

Sabemos que Corea del Norte tiene tantos teléfonos inteligentes porque su red de 3G opera con Koryolink, una cooperación empresarial entre una compañía egipcia, Orascom Telecom, y el gobierno norcoreano.

Los egipcios publican cifras que apuntan a dos millones de suscriptores en Corea del Norte, frente a sus algo menos de 25 millones de población.

Pero la pregunta más importante es ¿cómo se las arreglan sin internet?

Dos redes

Los estudiantes más brillantes reciben formación sobre cómo usar internet en instituciones cuyas conexiones están controladas y monitoreadas.

El resto de la ciudadanía se tiene que conformar con una intranet norcoreana llamada Kwangmyong.

Esta provee una versión limitada de la información y alegría que puede dar la conexión a la red informática mundial.

Por su puesto incluye basta información sobre lo dicho y hecho por el líder Kim Jong-un.

También recetas de cocina norcoreana.

Además hay consejos en inglés, coreano y chino sobre dieta y edad, en una suerte de página web sobre salud.

Para el público general esta intranet es suficiente y las autoridades están atentas para cerrar hasta la mínima grieta hacia el internet externo.

La picaresca para conseguir internet

En enero de 2013, el gobierno comenzó a permitir que los visitantes llevaran, por primera vez, sus teléfonos móviles al país.

A diferencia de los residentes, a los turistas sí se les permitía utilizar la red 3G para tener acceso a internet en el móvil, comprando una tarjeta SIM local, según dijeron las autoridades del país en ese momento.

Pero según Corea del Norte Tech, un sitio monitorea el sector de tecnología en el país, los visitantes extranjeros ahora tienen que desactivar sus tarjetas telefónicas SIM cuando dejan el país.

En el pasado era posible dejar estas tarjetas atrás, todavía cargadas, para que las utilizaran los ciudadanos locales. Ya no.

Otra de las posibilidades que tampoco funciona ya es la de conseguir conectarse a internet accediendo a las redes Wi-fi en las cercanías de las embajadas y las oficinas de organizaciones internacionales.

En agosto, los equipos extranjeros en Corea del Norte recibieron un comunicado que decía que “las señales de las redes inalámbricas regionales… producen ciertos efectos en los alrededores” y, por tanto, sus licencias fueron revocadas.

Esta prohibición fue en reacción a un artículo publicado en una página web surcoreana que decía que la demanda de propiedades alrededores de las embajadas en Pyoinyang había aumentado debido a que los vecinos podían furtivamente hacer uso de las redes wi-fi que no tenían encriptación.

Una excursión a la frontera

El juego al gato y al ratón es continuo entre las autoridades norcoreanas y los ciudadanos que quieren comunicarse con el mundo exterior.

Algunos, por ejemplo, tratan de conectarse con las redes chinas o surcoreanas cerca de la frontera norte y sur del país, pero Martyn Williams, que lidera North Korean Tech, le dijo a la BBC que lograrlo no es nada fácil.

“Para el norcoreano habitual es difícil acercarse a la frontera con Corea del Sur porque es una zona de seguridad muy vigilada”, dijo.

“Es difícil pero algo más sencillo aproximarse a la frontera con China. Allí puedes ver a gente poniendo tarjetas SIM chinas en sus teléfonos, o trayendo de contrabando teléfonos chinos”, agregó.

“Si consiguen conectar con una red de telefonía china pueden hacer llamadas a todo el mundo. También pueden acceder a internet sin las limitaciones del gobierno norcoreano”.

“Una de las cosas que hace el gobierno de Pyonyang es patrullar frecuentemente la frontera, para encontrar a gente utilizando estos teléfonos”, comentó, añadiendo que los castigos por estas infracciones son graves.

Programación sofisticada

Con un acceso tan limitado al mundo exterior parece improbable que pueda existir una cultura sofisticada de programación en Corea del Norte, pero sí la hay.

“Cuando hablo con gente que trabaja con los norcoreanos para negocios, están impresionados con el nivel de sofisticación de alguna de su programación”, dijo Williams.

“Claro que no solo lo hace por motivos comerciales. La cibercapacidad ofensiva es algo grande en lo que muchas naciones están invirtiendo”, añadió.

Igual que otros países, el sistema militarizado de Corea del Norte necesita buenos programadores para infiltrar los sistemas de otros países y para resistir los intentos de hackeo de las agencias de seguridad extranjeras.

Corea del Sur desde luego cree que sus vecinos del norte los espían.

Según el director del Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano, entre los meses de mayo y septiembre Corea del Norte infectó unos 20.000 celulares surcoreanos con malware (programas malignos) escondido en juegos, en un intento por vigilar a sus dueños.

El gobierno de Pyonyang niega la acusación.

Dificultades para innovar

Además de formar en capacidad informática a los alumnos más brillantes, Corea del Norte tiene también ingenieros de programación que trabajan en aplicaciones diseñadas para uso civil.

El año pasado Corea del Norte lanzó una tableta, la Samijiyon, que opera con el sistema Android y viene precargada con juegos, incluido uno que parece una copia del popular Angry Birds.

La dificultad para los programadores más brillantes para innovar en Corea del Norte es que sin un acceso constante a internet, no siempre conocen qué está haciendo la competencia.

Geoffrey See, fundador de Choron Exchange, que trata de mejorar el conocimiento y la capacidad de los norcoreanos, organizó recientemente una conferencia sobre informática en Pyonyang.

“Encontramos con frecuencia al hablar con las compañías informáticas más pequeñas que están trabajando en el desarrollo de productos para los que ya existe un producto muy fuerte en el mercado”, aseguró.

Aislados del mundo, los desarrolladores de programación norcoreanos corren el riesgo de trabajar a oscuras en productos que ya han sido creados por otros.

¿Por cuánto tiempo?

La manera de evitar esto es una mayor colaboración, según See.

“Necesitas mucha colaboración con programadores internacionales, conectar con esa red de programadores e inversores capitalistas que te van a decir quién más está trabajando en ese producto”, explicó.

Pero ahí está el problema. El gobierno de Corea del Norte claramente no quiere darle a sus ciudadanos ese tipo de acceso al mundo exterior.

Hace 25 años cayó el muro de Berlín.

Muchos de los habitantes del lado oriental dicen con frecuencia que su ansia verdadera no era tanto una idea abstracta de libertad como ver en primera persona el mundo exterior.

El líder norcoreano Kim Jong-un conoce los riesgos que eso conlleva. ¿Pero por cuánto tiempo podrá mantener el aislamiento?

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El envío de vacunas a México puede ser 'el gesto más significativo' de Biden hacia América Latina

La medida que contempla la Casa Blanca es vista como un primer paso de una "diplomacia de las vacunas" de EE.UU. a nivel regional. ¿Se extenderá a otros países?
Getty Images
22 de marzo, 2021
Comparte

Además de los apuntes de rigor en sus etiquetas, los 2,5 millones de dosis de vacunas anticovid-19 que Estados Unidos planea enviar a México llevarán un mensaje político implícito: Washington vuelve a cooperar al sur del continente.

El anuncio de la Casa Blanca de que prevé compartir esas vacunas de AstraZeneca con México y otros 1,5 millones de dosis con Canadá es uno de los primeros pasos del presidente Joe Biden en la “diplomacia de las vacunas”.

Biden ya había señalado su intención de distribuir en “el resto del mundo” el excedente de dosis que tenga su país y ahora comienza con los dos vecinos con los que comparte frontera.

Esto ocurre en momentos en que EE.UU. busca la ayuda de México para controlar el flujo de migrantes hacia el norte.

En este contexto, el envío de las vacunas estadounidenses al sur de la frontera es visto por expertos como un guiño en particular a México y en general a Latinoamérica, donde el coronavirus hace estragos y faltan dosis para contenerlo.

“Esto es algo que refleja el deseo de fortalecer alianzas que se debilitaron en los últimos años y mostrar que EE.UU. está dispuesto a cooperar en un tema donde hay mayor necesidad en América Latina”, señala Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington.

“En ese aspecto, es el gesto y la decisión más significativa hasta ahora (del gobierno de Biden) respecto a América Latina. Pero es un paso que debería convertirse en una política más seria, extendiéndolo al resto del continente”, le dice Shifter a BBC Mundo.

“Un favor”

Tanto EE.UU. como México evitaron este jueves presentar el acuerdo por las vacunas como una transacción.

Una mujer de tercera edad recibe la vacuna contra la covid-19 en México.

Reuters
El envío de las vacunas estadounidenses al sur de la frontera es visto por expertos como un guiño en particular a México y en general a Latinoamérica.

Esto supone de por sí una diferencia respecto al expresidente estadounidense Donald Trump, quien exigió públicamente a México y países centroamericanos pactos migratorios a cambio de comercio o ayuda económica.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, sostuvo en Twitter que el acuerdo con EE.UU. “sería el inicio de una amplia cooperación en vacunas”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, negó por su lado que el envío de las vacunas esté relacionado con la situación migratoria, pero admitió que ambos asuntos están sobre la mesa bilateral en simultáneo.

“Rara vez hay un solo tema que se esté discutiendo con cualquier país al mismo tiempo”, dijo Psaki en conferencia de prensa. “Ciertamente, ese no es el caso de México”.

Biden también ha buscado enterrar la política migratoria de Trump, al suspender acuerdos de cooperación con Guatemala, Honduras y El Salvador, comenzar a procesar las solicitudes de asilo en EE.UU. de miles que aguardaban en México y parar la construcción de un muro fronterizo.

Pero al mismo tiempo Washington ha solicitado la ayuda de México para intentar cortar un creciente flujo de migrantes hacia el norte, que amenaza con desatar una crisis fronteriza.

Este asunto estuvo presente en una videoconferencia que Biden mantuvo este mes con su par mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez planteó la necesidad de obtener vacunas anticovid en su país.

Migrantes rechazados en El Paso, Texas, en la frontera con México. 18 de marzo

Getty Images
El envío de vacunas por parte de EE.UU. a México puede llevar a una cooperación en materia migratoria, dicen algunos analistas.

Los especialistas creen que el envío de los 2,5 millones dosis de AstraZeneca puede llevar a México a cooperar más con EE.UU. en migración.

“No estamos exigiendo que México nos dé algo a cambio. Pero creo que está implícito”, dice Alan McPherson, un experto en relaciones de EE.UU. con América Latina que dirige el Centro para el estudio de la fuerza y la diplomacia en la Universidad de Temple.

“Sería perfectamente comprensible si México viera esto como un favor de EE.UU. queriendo algo a cambio. Por ejemplo, una acción para reducir el número de migrantes que llegan a la frontera”, dice McPherson a BBC Mundo.

Este mismo jueves, citando la necesidad de “prevenir la propagación de covid-19”, México anunció restricciones al tránsito terrestre para actividades no esenciales en sus fronteras norte y sur.

La medida, que en principio durará desde este viernes hasta el 19 de abril e incluirá un “control sanitario” fronterizo, puede de hecho contribuir a cortar el tránsito migratorio.

¿Y el resto de la región?

Por ahora se desconoce si el gobierno de Biden planea enviar vacunas a otros países de América Latina.

Con más de un cuarto de las muertes por covid-19 en todo el mundo, pese a tener sólo el 8% de la población global, la región ha sido especialmente golpeada por la pandemia.

En los últimos meses China y Rusia le han sacado una ventaja considerable a EE.UU. en Latinoamérica en el uso de sus vacunas con fines diplomáticos.

Pero las dosis siguen escaseando en la región, las campañas de vacunación avanzan con lentitud y los reclamos de vacunas aumentan.

EL expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, recibió la vacuna el 13 de marzo.

Reuters
El expresidente brasileño Lula da Silva sugirió a Biden que envíe dosis de la vacuna a Brasil.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sugirió a Biden el miércoles que envíe dosis a su país, el segundo del mundo con más muertes por coronavirus y donde ocurre un colapso histórico de los servicios de salud.

“Nosotros sabemos que EE.UU. tiene vacunas que no está usando”, dijo Lula en una entrevista con la cadena CNN. “Esas vacunas podrían ser, quien sabe, donadas a Brasil o a otros países más pobres que no pueden comprar”.

En algunos países sudamericanos han comenzado a escucharse incluso cuestionamientos a la atención que Washington le presta a la región.

“Cuando nos preguntamos qué puede hacer EE.UU. por el Mercosur, bueno, primero que nada escucharnos, porque hasta hoy pareciera que el único que nos escucha es China”, dijo el canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, durante una conferencia virtual organizada por el centro de análisis Atlantic Council en Washington.

Uruguay es uno de los países latinoamericanos que tiene a China como principal proveedor de vacunas.

Sin embargo, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, aseguró en una reciente entrevista con la BBC que su país está decidido a ser “un líder internacional en vacunación”.

En este sentido, Biden enfrenta el desafío de atender la demanda internacional de dosis y al mismo tiempo seguir acelerando la vacunación de estadounidenses que según la Casa Blanca es su máxima prioridad.

A diferencia de EE.UU., Canadá y México ya autorizaron la vacuna de AstraZeneca, lo cual ha facilitado el envío.

Dosis de la vacuna AstraZeneca.

Reuters
El gobierno de Biden acordó que enviará a México 2,5 millones de dosis de vacunas AstraZeneca.

Pero algunos ven esto como el posible primer capítulo de una estrategia regional de Washington.

“Podríamos predecir que EE.UU. intentará hacer esto con otros países latinoamericanos”, dice McPherson.

“Sería una diplomacia inteligente de alguna manera, porque por un lado, podrías recibir algo a cambio y, por otro, es bueno para el sistema internacional que haya más personas en el hemisferio y el mundo vacunadas”.

Shifter advierte que EE.UU. debe evitar “aplicar criterios políticos” para el reparto de vacunas en América Latina, donde a su juicio China le está “ganando” la carrera a Washington en la lucha contra la pandemia.

“EE.UU. tiene que mostrar que cuando habla de cooperación no es pura retórica, que hay acciones atrás”, señala.

“Esto (el envío de vacunas a México y Canadá) es importante, pero más allá de eso tiene que haber un plan a nivel hemisférico”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.