close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ya hay nuevo director del IPN, pero el diálogo sigue trabado
El nuevo director del Politécnico será Enrique Fernández Fassnatcht, secretario general de la ANUIES y uno de los representantes gubernamentales en la negociación con estudiantes desde el pasado 4 de noviembre.
Por Nayeli Roldán
20 de noviembre, 2014
Comparte
Foto: Nayeli Roldán.

Foto: Nayeli Roldán.

En la quinta mesa de diálogo politécnica, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció que el nuevo director del Instituto Politécnico Nacional será Enrique Fernández Fassnatcht, secretario general de la ANUIES y uno de los representantes gubernamentales en la negociación con estudiantes desde el pasado 4 de noviembre.

Aunque este punto era una de las principales demandas del movimiento estudiantil, después de 47 días sin director, la mesa de negociación terminó a la 1:30 de la madrugada sin haber firmando ninguno de los siete acuerdos logrados por ambas partes en los últimos quince días de diálogo.

A las 23:00 horas de este jueves ya se habían acordado siete puntos, pero en reunión, la Asamblea General Politécnica –integrada por representantes de las 41 escuelas en paro–, decidió que podían aprovechar la fortaleza del movimiento en la negociación y mandataron a los representantes de la mesa de diálogo a lograr el último consenso sobre el Congreso Nacional Politécnico (el único punto atorado) para firmar todos los acuerdos y de no concretarlo, aplazar la negociación hasta la próxima semana, según informaron líderes estudiantiles.

Se espera que el nombramiento del director pueda destrabar el conflicto durante la sexta mesa de diálogo que se realizará el próximo lunes 24 de noviembre a las 13 horas en el auditorio Alejo Peralta de la unidad Zacatenco del IPN.

Fernández Fassnatcht, de 64 años, fue rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de 2009 a 2013 y en junio del año pasado, tomó posesión como secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) para el periodo 2013-2017.

Cursó la licenciatura en la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas ESIQUIE, por lo que cumple con uno de los requisitos establecidos en la Ley Orgánica del IPN. Doctor en Química por la UNAM; Investigador Nacional en el área de ciencias físico-matemáticas y ex director de la coordinación de las Universidades Politécnicas, dependientes de la Subsecretaría de Educación Superior.

El anuncio sobre el nombramiento del director lo hizo el subsecretario de Educación Superior, Fernando Serrano Migallón, desde las 13 horas, pero advirtió que revelaría el nombre hasta que ambas partes firmaran los acuerdos que alcanzaran durante esa jornada, lo que fue interpretado por los estudiantes como un condicionamiento en la negociación.

La mesa se declaró en sesión permanente para que la mesa redactora –encargada de unificar las propuestas de ambas partes– redactara los documentos sobre los puntos que permanecían atorados: aumento del presupuesto al IPN, erradicación de grupos porriles y el Congreso Nacional Politécnico.

Al reanudar la mesa, el debate se enfrascó durante tres horas en la insistencia de los politénicos para conocer a su nuevo director y en el acuerdo sobre los lineamientos para conformar la comisión para organizar el Congreso Nacional Politécnico.

Las autoridades propusieron que el director formara parte del grupo encargado de diseñar los lineamientos para la participación del CNP que tiene el propósito de reformar el reglamento interno del IPN y la forma de elección de sus representantes establecidos en la Ley Orgánica.

“Si excluimos al director de aquí, la carga de toda la responsabilidad la tienen los integrantes estudiantes de la Asamblea General Politécnica y eso no ayuda porque van a hacer reclamos eventualmente”, dijo Efrén Rojas, asesor de la SEP.En tanto, los politénicos insistieron en que su propuesta inicial respecto a este punto consistía en que la AGP (integrada por líderes de las 41 escuelas en paro) diseñaría el proceso para la organización del Congreso.

La estudiante Zamantha López negó que se tratara de una exclusión sino “simplemente lo que se está diciendo es que los lineamientos para que esta comisión surja van a estar emanados de AGP, pero sí se va a incluir al director en el congreso y la comisión organizadora”.

Hasta ese momento solo aprobaron el acuerdo sobre la erradicación de grupos porriles y sobre el presupuesto, la secretaría de Hacienda propuso un aumento presupuestal de 200 millones de pesos para becas y mejoramiento de infraestructura, pero los estudiantes dijeron que se necesitaría mínimo 400 millones de pesos para incrementar el número de jóvenes becados. Sin consenso, realizaron el segundo receso para que la comisión redactora negociara acuerdos sobre los dos puntos faltantes.

Poco antes de la media noche del jueves, la mesa con los 15 integrantes del gobierno federal y 15 estudiantes, retomaron las negociaciones. El subsecretario Serrrano dio a conocer el nombre del nuevo director, 47 días después de la renuncia de Yoloxóchitl Bustamante para destrabar en el conflicto, dijo.

“Nos sentimos timados, defraudados”, afirmó Froylán Jiménez, estudiante de maestría, toda vez que el anuncio se hizo 11 horas después de iniciar el diálogo. Incluso, cuestionaron una de sus declaraciones respecto a su desacuerdo con la propuesta de que los estudiantes elijan a las autoridades a través del voto directo y secreto.

Serrano Migallón propuso que firmaran los siete acuerdos que ya se habían conseguido y el viernes se encontraran de nuevo para continuar el debate sobre el Congreso Politécnico, único punto de disenso. Pero los estudiantes argumentaron que se debía alcanzar acuerdo también en este aspecto y en el próximo encuentro se presentara Fernández Fassnatcht

Efrén Rojas, asesor de la SEP, insistió: “ya hay avances de los pre acuerdos. Firmémoslos. Esa es la garantía absoluta de que el Congreso se podrá realizar y es retomar el planteamiento que en la mesa se ha construido”.

Abraham de la Cruz, estudiante, dijo que “no era un tema que se pueda dejar de lado. Es el momento y les haría la invitación a que reflexionen al respecto y tenemos la necesidad de llevar este congreso de la manera en que la comunidad lo solicita, no es capricho”.

César Bécker, titular de la Unidad de Coordinación de Enlace de la SEP, llamó a los jóvenes a recapitular el proceso de negociación y a reconocer que su movimiento había conseguido mucho, porque nadie puede pensar que se “se gana o pierde todo”.

Finalmente, la propuesta de la SEP de realizar la sexta mesa este viernes 21 no prosperó por lo que el encuentro se llevará a cabo el lunes 24 de noviembre.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
La mayoría de las misteriosas emisiones de gas que destruyen la capa de ozono provienen de China
El gas, llamado CFC-11, es usado en la fabricación de espumas aislantes de poliuretano para casas y es además un potente gas de invernadero. A pesar de que un tratado internacional prohibió su producción, un equipo internacional de investigadores confirmó que sigue siendo emitido en grandes cantidades en el este de China.
24 de mayo, 2019
Comparte
Rigby et al
Estaciones de monitoreo en Corea del Sur y Japón fueron clave para determinar que las emisiones del gas prohibido provenían del este de China.

Ya no hay dudas sobre las principales fuentes del enigmático aumento de un gas que destruye la capa de ozono.

El gas, llamado CFC-11, era usado principalmente en la fabricación de espumas aislantes para casas, pero se acordó a nivel internacional que la producción cesaría gradualmente a partir del año 2010.

Sin embargo, los científicos detectaron un extraño fenómeno: el ritmo de reducción se ha vuelto más lento en los últimos seis años.

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature asegura tener una explicación. Gran parte de las emisiones provienen de fábricas que siguen manufacturando material aislante con el gas dañino en provincias del este de China.

El CFC-11 es también llamado triclorofluorometano, y es un tipo de clorofluorocarbono o CFC, una serie de sustancias químicas desarrolladas inicialmente como refrigerantes en la década de 1930.

A los científicos les llevó décadas descubrir que cuando los CFCs se descomponen en la atmósfera, liberan átomos de cloro que rápidamente destruyen la capa de ozono que nos protege de la luz ultravioleta.

El gran agujero en la capa de ozono sobre la Antártica fue descubierto recién a mediados de la década de 1980.

La comunidad internacional acordó el llamado Protocolo de Montreal en 1987, que prohibió la emisión de los CFCs más perjudiciales.

Estudios recientes indican que si se respeta la prohibición, la brecha en la capa de ozono en el Hemisferio Norte podría desaparecer para 2030, y la de la Antártica para cerca de 2060.

¿Cuándo se descubrió el problema de los CFC?

CFC-11 era el segundo CFC en abundancia, y las emisiones del gas comenzaron a bajar tras el protocolo de Montreal de acuerdo a lo esperado.

Sin embargo, en 2018 un equipo de investigadores encontró que el ritmo de disminución se redujo en un 50% después de 2012.

Uso espuma aislante en la construcción de una casa

Getty Images
El gas prohibido, CFC-11, es usado en la fabricación de espumas aislantes para la construcción.

Las mediciones de estaciones de monitoreo en Corea del Sur y Japón fueron clave para detectar las misteriosas fuentes de CFC-11.

Los científicos especularon que el motivo de la caída en el ritmo de reducción era que el gas se seguía produciendo en el este de Asia.

Los autores del nuevo estudio señalan que si las fábricas que usan CFC-11 no son clausuradas, esto puede retrasar en una década la reparación de la capa de ozono.

¿Qué hallaron los científicos en el terreno?

Estudios adicionales de la Agencia de Investigación de China en 2018 indicaron que efectivamente ese país era la fuente de las emisiones.

El organismo constató el uso ilegal de CFC-11 en la gran mayoría de las fábricas productoras de aislantes de poliuretano que fueron investigadas.

Atmósfera sobre la superficie de Tierra

Getty Images
El Protocolo de Montreal prohibió el uso de algunas sustancias que destruyen la capa de ozono, vital para protegernos de los rayos ultravioleta.

Un vendedor señaló a la agencia que cerca del 70% del material aislante en hogares chinos es fabricado usando el gas prohibido.

Y el motivo es simple: CFC-11 es un producto de mejor calidad y mucho más barato que otros alternativos.

¿Qué demuestra este nuevo estudio?

El trabajo confirma más allá de cualquier duda razonable que entre el 40 y el 60% del aumento en emisiones de CFC11 proviene de provincias en el este de China.

Los científicos demostraron que desde 2012, los niveles de CFC-11 aumentaron debido a la producción en fábricas chinas en esa parte del país.

Los investigadores calcularon que hubo un aumento de un 110% en la producción del gas en esa región entre 2014 y 2017, en comparación con el período entre 2008 y 2012.

Agujero en la capa de ozono

NASA
El agujero en la capa de ozono sobre Antártica, visto en esta imagen en septiembre de 2018, podría repararse para 2060. Pero la producción de gases prohibidos en China puede retrasar esto una década.

“Este nuevo estudio se basa en aumentos bruscos en las mediciones del aire que viene de China”, señaló al programa Inside Science de la BBC el autor principal del estudio, Matt Rigby, profesor del departamento de química de la Universidad de Bristol en Inglaterra.

“Usando simulaciones por computadora del transporte de estos gases en la atmósfera pudimos calcular emisiones de diferentes regiones, y así llegamos a la estimación de emisiones extra de 7.000 toneladas de CFC-11 provenientes de China en comparación con los niveles anteriores a 2012”.

“Sin embargo, los datos indican los niveles del gas en la atmósfera, pero no cómo fue usado ese gas donde fue producido”, afirmó Rigby

Es posible que el gas haya sido producido en otra región de China o incluso en otro país, y haya sido transportado a las fábricas de espumas aislantes. Es en esta última etapa que parte del CFC-11 es emitido a la atmósfera”.

¿De dónde proviene el resto de las emisiones?

Los científicos no están seguros. Es posible que el 40% restante provenga de otras partes de China, que no están cubiertas por las estaciones de monitoreo.

También podrían originarse en India, África o Sudamérica, pero el monitoreo de las emisiones de CFC-11 en esas regiones es muy escaso, según el estudio.

¿Tiene el aumento de CFC-11 implicaciones para el cambio climático?

Sí. Los autores del estudio señalan que estos clorofluorocarbonos también son gases de invernadero extremadamente potentes.

Uso de espumas aislantes

Getty Images
El gas usado en espumas aislantes de poliuretano es un potente gas de invernadero. Una tonelada de CFC-11 equivale a cerca de 5.000 toneladas de CO2 o dióxido de carbono.

Una tonelada de CFC-11 equivale a cerca de 5.000 toneladas de CO2 o dióxido de carbono.

“Estas emisiones extra que identificamos en el este de China equivalen a la emisión de cerca de 35 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera al año, una cantidad similar al 10% de las emisiones anuales de todo Reino Unido, o las emisiones anuales totales de Londres“, afirmó Rigby.

¿Qué medidas tomará China?

Las autoridades chinas afirman que ya comenzaron a tomar medidas para reducir la producción del gas dañino por parte de lo que describe como “fabricantes corruptos”.

Varios sospechosos arrestados en la provincia de Henan en noviembre poseían 30 toneladas de CFC-11.

Clare Perry, de la Agencia de Investigaciones Ambientales, Environmental Investigations Agency o EIA, una ONG británica, señaló que el nuevo estudio enfatiza la necesidad de acabar con la producción de ese gas.

“Creo que con este estudio ya no quedan dudas de que China es la fuente de estas emisiones inesperadas, y esperamos que las autoridades chinas hagan todo lo necesario para descubrir las fuentes de la producción CFC-11“.

“A menos que la producción de esta sustancia química se elimine será casi imposible impedir su uso por parte de las compañías fabricantes de espumas aislantes”.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=b_35-FMMYic

https://www.youtube.com/watch?v=AliQxK9Tj9o

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.