“¿Estás listo para otra madriza?”; así vive un periodista maya preso en QRoo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Artículo 19

“¿Estás listo para otra madriza?”; así vive un periodista maya preso en QRoo

La organización civil 'Artículo 19' documenta que el encarcelamiento de Pedro Canché tiene lugar a pesar de numerosas irregularidades y violaciones al debido proceso, y que su detención obedece a un intento del Gobierno de Quintana Roo de acallar las voces críticas con la gestión de Roberto Borge en la entidad.
Artículo 19
Por Manu Ureste
28 de noviembre, 2014
Comparte
El periodista maya Pedro Canché está preso desde el 30 de agosto de 2014. //Foto: Artículo 19

El periodista maya Pedro Canché está preso desde el 30 de agosto de 2014. //Foto: Artículo 19

“¿Ya estás listo para otra madriza?”

La amenaza no es nueva para el periodista de origen maya Pedro Canché, preso desde el pasado 30 de agosto en la cárcel municipal de Felipe Carrillo Puerto, en Chetumal, tras ser acusado por las autoridades de Quintana Roo por el delito de motín cuando éste realizaba su labor periodística.

Casi un mes antes de la pregunta amenazante, a las pocas horas de ingresar en el módulo 1 del cereso, donde se encuentran los presos de “alta peligrosidad” y los reincidentes, cinco reos ya lo habían recibido con una brutal paliza: le propinaron puñetazos y patadas en las piernas y en la cabeza, mientras los elementos policiacos que custodian la seguridad de las instalaciones miraban hacia otro lado.

Horas después, a las seis de la mañana del día siguiente, otro reo azota la cabeza del periodista de 44 años contra la plancha de metal de una de las puertas del módulo 1, y aún con las heridas frescas de la noche anterior, lo toma de la nuca y lo azota de nuevo contra la plancha de cemento que hace las veces de cama en la celda, dañándole gravemente las cervicales.

Las lesiones son tan fuertes que Pedro tiene que ser trasladado al Hospital General de Felipe Carrillo Puerto. Allí le practican una radiografía, pero los doctores determinan que, debido al estado en el que se encuentra tras la paliza, requiere de una tomografía. Sin embargo, el periodista no recibe ninguna otra atención médica y el CD que contiene los resultados del estudio desaparece hasta la fecha en manos del agente del Ministerio Público, Tila Patricia Galera.

Esta es parte de la investigación que Artículo 19, organización defensora de la libertad de expresión, presentó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para solicitar medidas cautelares de protección para Pedro Canché, quien el próximo 30 de noviembre cumplirá tres meses en prisión, a pesar de que esta organización civil ha documentado numerosas inconsistencias en la acusación contra el reportero.

Cabe recordar que Pedro Canché cubrió como periodista independiente entre el 16 y el 19 de agosto unas movilizaciones contra la instalación de medidores y cobro de agua potable en Carrillo Puerto. En aquel entonces, los manifestantes bloquearon la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) del estado de Quintana Roo durante tres días, hasta que fueron desalojados por las fuerzas de seguridad. El reportero lo cubrió todo e hizo público el material a través de las redes sociales.

Como consecuencia, el 20 de agosto el director de CAPA interpuso una denuncia contra Canché y le iniciaron una averiguación previa por sabotaje a las instalaciones de la Comisión. El 24 de agosto, el periodista publica un video en Youtube (que puedes ver aquí) en el que se deslinda de los dirigentes de la movilización contra la Comisión de Agua, pero reta al gobernador de la entidad, Roberto Borge, a un debate público en el parque principal de Carillo Puerto para analizar los problemas y carencias que azotan al municipio del que es oriundo.

Seis días después de publicar el video, la justicia de Quintana Roo libera una orden de aprehensión contra Canché y lo detiene. Y otros seis días más tarde, el 5 de septiembre, le dicta el auto de formal prisión por la acusación de sabotaje, un delito grave penado hasta con 15 años de cárcel y que además no alcanza fianza.

“Nos queda muy claro que la labor periodística de Pedro siempre incomodó al gobierno de Quintana Roo, porque él ha denunciado muchas arbitrariedades, abusos de poder, y también la marginación en la que vive el pueblo maya en Felipe Carrillo Puerto”, expone en entrevista con Animal Político Leopoldo Maldonado, abogado integrante de Artículo 19.

“Pero lo que más incomodó al Gobierno fue que el periodista subiera videos a Youtube del desalojo de la policía durante el plantón del 20 de agosto y que esas imágenes fueran retomadas por medios de comunicación nacionales -añade el licenciado-. Y fue por eso que, desde ese momento, se comenzaron a fraguar las falsas acusaciones contra Pedro”.

Foto: Artículo 19

Foto: Artículo 19

Acusan como “conducta delictiva” que el reportero grabó con el celular y hablaba con manifestantes

Tras la investigación del caso, Artículo 19 señala que el encarcelamiento del comunicador tiene lugar a pesar de numerosas irregularidades y violaciones al debido proceso. Por ejemplo, la organización civil documenta que el perito que integró la investigación se presentó en el lugar de los hechos un día antes de que iniciara la apertura de la averiguación previa contra Canché. Además, de acuerdo con los policías judiciales, bastaron siete horas para que el perito recabara e integrara pruebas.

“Es decir -explica Maldonado-, el perito realiza un dictamen sin que se lo pida el Ministerio Público (MP). Esto es sumamente irregular, porque un perito de ninguna procuraduría puede comenzar las tareas para realizar sus dictámenes si antes no se lo pide un MP”.

Artículo 19 también documenta que la investigación a partir de la que se detuvo al reportero fue armada en tan sólo 48 horas a partir de tres testimonios de integrantes de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), que ubicaron a Canché en el plantón iniciado el 11 de agosto por el aumento de las tarifas de servicio de agua en el municipio. Estos testimonios, indican como “conducta delictiva” que el reportero habló con manifestantes y los grababa con su teléfono celular.

“Las pruebas del MP son muy endebles -apunta el abogado-. Los señalamientos en contra de Pedro eran de tres empleados de CAPA, que dijeron que Pedro Canché lo único que estaba haciendo era grabar con su celular y platicar con la gente, lo cual confirma que, efectivamente, estaba haciendo su labor periodística y no saboteando nada, como lo acusan”.

“Además -añade Maldonado-, lo más importante es que estos tres denunciantes ya no se presentaron ante el juez el pasado 20 de noviembre y la fiscal se tuvo que desistir de sus testimonios. Y no se presentaron porque no pueden mejorar su declaración, no pudieron agregar ningún dato a la acusación”.

En cuanto a la acusación de sabotaje, Leopoldo Maldonado refiere que Artículo 19 reunió testimonios de personas de Carillo Puerto que confirman que durante todo el mes de agosto se prestó con normalidad el servicio de agua, y que lo ciudadanos pudieron pagar sin problemas sus recibos.

“Esto es importante, porque para acreditar que hubo un sabotaje se tiene que demostrar que hubo un daño a un servicio público, que es lo que alega el gobierno de estado. Pero los testigos ya dijeron ante un juez que nunca se frenó o se interrumpió el servicio de agua en la comunidad, y que también pudieron cumplir con sus pagos”, apunta el abogado.

¿Y el Mecanismo de Protección a Periodistas?

Por otra parte, la organización defensora de periodistas acusa que, pese a que el Mecanismo de protección, a cargo de Secretaría de Gobernación (Segob), está obligado a dar seguimiento de las agresiones contra personas defensoras de derechos humanos y periodistas, esta instancia no ha cumplido con sus obligaciones ante las agresiones que sufre Canché en la cárcel del municipio de Felipe Carrillo Puerto.

“Este mecanismo responde de manera sumamente tardía. Nosotros hicimos la solicitud para integrar a Pedro Canché desde el 25 de septiembre, y ellos nos contestan el 20 de noviembre, es decir, dos meses después, diciendo además que no lo va a incorporar porque está bajo custodia del estado en un centro de reclusión y que eso garantiza su seguridad”, señala el licenciado, que resalta al respecto que en la solicitud de Artículo 19 se alegó que Pedro Canché “fue agredido salvajemente” la primera noche que ingresó a la cárcel, y que éste se encontraba “como castigo” en el módulo de reos de alta peligrosidad.

Asimismo, Artículo 19 denuncia que las comisiones de defensa de derechos humanos estatal y nacional “han servido también como cómplices de los ataques contra las voces disidentes en el estado sureño”, mientras que la CNDH “se ha mostrado débil ante la negativa de informar sobre la investigación y el estatus jurídico del comunicador”.

Ante esta situación, Leopoldo Maldonado informa que Artículo 19 ha enviado toda la información del caso al relator de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a la que se va solicitar medidas cautelares para Pedro Canché. Asimismo, se ha realizado una petición urgente a las relatorías de la ONU en temas de tortura, independencia de jueces, pueblos indígenas, y libertad de expresión (aquí puedes leer el documento íntegro de la petición). 

Por su parte, a 80 días de su detención, Pedro Canché dijo en entrevista con integrantes de Artículo 19 que lo visitaron en el penal de Carillo Puerto que es una víctima de la justicia “que está al servicio del gobernador” Roberto Borje.

“Estoy encarcelado por ejercer el periodismo… en México habemos muchas víctimas, yo soy víctima de la justicia que está al servicio del gobernador”, afirmó Canché.

Checa aquí los videos de la entrevista que Artículo 19 hizo a Pedro Canché al interior de la prisión de Carillo Puerto:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué poder tienen los evangélicos en EU y por qué son cruciales para Trump

Sacudieron la política del país hace 40 años. Se volvieron un pilar del Partido Republicano y del presidente Donald Trump. Pero las elecciones de noviembre volverán a medir su influencia.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

¿Volverán a ser los evangélicos una fuerza clave en las elecciones de Estados Unidos en 2020?

Cuatro décadas después de haber sacudido la política de este país, ese grupo religioso es hoy un pilar electoral del Partido Republicano y del presidente Donald Trump, que busca otro mandato en noviembre.

En las elecciones de 2016 en EU, uno de cada cuatro votantes se identificó como cristiano evangélico blanco, según encuestas. Y la gran mayoría de ellos (81%) votó por Trump.

El presidente “va a necesitar eso y quizás más para ganar en noviembre, así que son muy influyentes”, dice John Fea, un profesor de historia en la Universidad Messiah de Pennsylvania autor del libro “Créeme: el camino evangélico a Donald Trump”, en diálogo con BBC Mundo.

Pero para entender el verdadero peso político de los evangélicos en EE.UU. y su improbable alianza con Trump, es necesario retroceder un poco en el tiempo.

El fin y los medios

Los evangélicos entraron a la arena política de EU como reacción a la legalización del aborto en el caso de Roe vs. Wade de la Corte Suprema en 1973 y al avance de una agenda progresista en el gobierno del demócrata Jimmy Carter (1977-1981).

Líderes religiosos conservadores contrarios al aborto y la diversidad sexual, con el pastor televangelista Jerry Falwell a la cabeza, fundaron en 1979 la organización Mayoría Moral para movilizar fieles a favor de políticos que defendieran sus causas.

En las elecciones de 1980, dos de cada tres votantes evangélicos blancos apoyaron al candidato presidencial republicano Ronald Reagan, quien venció a Carter con su discurso conservador, opuesto al comunismo.

Ronald Reagan en 1979

Getty Images
Ronald Reagan se impuso a Jimmy Carter en las elecciones de 1980 con un amplio apoyo de evangélicos blancos.

Así surgió la unión política entre republicanos y evangélicos, que hasta hoy mantienen al tope de sus aspiraciones anular Roe vs. Wade y colocar jueces conservadores en la Corte Suprema.

Los evangélicos blancos han sido un bloque electoral más conservador y numeroso que los evangélicos afroestadounidenses, que priorizan la “justicia racial” y por lo tanto tienden a apoyar mayoritariamente a los demócratas, explica Fea.

Y apunta que, a diferencia de los protestantes no evangélicos o católicos, los evangélicos blancos “están mucho más unificados, forman un bloque de votantes”.

“En cierto sentido, quieren que se realicen sus aspiraciones políticas, por lo que el fin justifica los medios”, dice. “Pero desde fines de los años ’70 y ’80 los evangélicos blancos también han sido tentados por el poder político: les gusta estar en el Despacho Oval” de la Casa Blanca.

Manifestantes a favor y en contra del aborto protestan frente a la Corte Suprema de Estados Unidos.

Getty Images
La batalla contra del aborto ha sido prioridad constante de los evangélicos en EU por décadas.

Greg Smith, director asociado del Centro Pew de Investigación, señala que el vínculo de ese sector religioso con el Partido Republicano perdura hasta el presente.

“Hemos visto durante mucho tiempo que los protestantes evangélicos blancos están entre los votantes republicanos más consistentes de EU y entre los partidarios más fuertes, leales y consistentes de Donald Trump”, dice Smith a BBC Mundo.

“Salvar a EU”

El peso electoral de los evangélicos blancos en EU hoy es bastante mayor que su decreciente presencia demográfica.

En 2016 eran 17% del total de la población, seis puntos menos que una década antes, según el Instituto de Investigación de Religión Pública en Washington.

Se estima que en los últimos cuatro años la proporción de evangélicos blancos en EU cayó otros dos puntos, hasta 15% de la población.

Votantes en una escuela de primaria en el condado de Chesterfield, Virginia

Getty Images
Los evangélicos blancos sumaron un cuarto de los votantes de EU en 2016, aunque sólo eran 17% de la población.

Sin embargo, en las últimas elecciones fueron el 26% del total de votantes.

Sarah Posner, autora del reciente libro “Profano: por qué los evangélicos blancos oran en el altar de Donald Trump”, señala que el movimiento no sólo se apoya en líderes de iglesias sino también en medios propios de TV y redes sociales.

“La derecha religiosa tiene una operación muy sólida y bien organizada para incentivar el voto, por lo que son muy importantes para que el Partido Republicano gane elecciones”, dice Posner a BBC Mundo.

La unión de evangélicos y Trump suele verse como una extrañeza de la política de EU: religiosos que predican sobre moral aliados a un hombre acusado de infidelidades matrimoniales, casado tres veces, que se ha expresado de forma obscena sobre las mujeres y agresiva sobre los inmigrantes.

Pero Trump recibió en 2016 un apoyo de los evangélicos blancos aún mayor que sus antecesores republicanos.

Joe Biden en un evento de la campaña en marzo.

Getty Images
Biden fue vicepresidente de Estados Unidos durante el gobierno de Barack Obama.

Y, si bien la aprobación de los evangélicos blancos a Trump cayó algunos puntos en medio de la crisis de coronavirus y las protestas por injusticia racial, cerca de ocho de cada 10 votantes de ese grupo aún se inclinan a votar por él, según encuestas.

El bajo nivel de apoyo de los blancos evangélicos al candidato demócrata Joe Biden contrasta con el amplio respaldo que recibe entre los protestantes negros (cercano a 90% en un reciente sondeo de Pew) y el hecho de que es favorito en las encuestas de votantes en general.

El respaldo de los evangélicos blancos a Trump es atribuido a la ansiedad que sienten ante los cambios raciales y culturales que EE.UU. tuvo en las últimas décadas.

“Trump representa al hombre fuerte que creen que necesitan para salvar a EU del liberalismo“, indica Posner. “Lo ven no necesariamente como un cristiano como ellos, sino como un líder improbable que Dios ha ungido para salvar a EU.”.

Prueba de fuerza

Trump tiene un vicepresidente evangélico como Mike Pence y varios miembros de su gabinete pertenecen a ese movimiento religioso o cultivan lazos con el mismo.

En esta campaña, Trump ha buscado asegurarse de que los evangélicos vuelvan a sufragar por él.

Por ejemplo, ha repetido que ya colocó dos jueces para la Corte Suprema y el mes pasado nominó a otra que, si es confirmada por el Senado, puede dar a los conservadores una mayoría firme en el máximo tribunal.

Donald Trump

Reuters
Trump ha buscado asegurarse el voto evangélico en noviembre de distintas formas, algunas de ellas polémicas.

Trump también acusó a Biden de estar “contra Dios” y “contra la Biblia”, aunque el exvicepresidente es un católico practicante y ha recibido el reciente respaldo de algunos líderes evangélicos blancos.

Además, Trump causó polémicas que le valieron críticas de figuras religiosas, por ejemplo al posar para las cámaras con la Biblia en la mano ante una iglesia, para lo cual fue dispersada a la fuerza una protesta pacífica en la zona.

Su campaña también apuesta a atraer votantes evangélicos negros y latinos, que tienen posturas conservadoras en temas como el aborto pero son más abiertos a la inmigración y las políticas sociales, lo cual puede inclinarlos por Biden.

Así, la elección será una nueva prueba de fuerza para los evangélicos de EU y su peculiar alianza con el presidente.

“La participación electoral entre los evangélicos blancos será muy importante para Trump: necesita que salgan en grandes cantidades. Si no”, advierte Posner, “será mucho más difícil para él ganar”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

https://www.youtube.com/watch?v=82qlWHpSRaw&t=1s

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.