Estos son los drones que vigilan frontera México-Estados Unidos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Estos son los drones que vigilan frontera México-Estados Unidos

El gobierno ha realizado unos 10 mil vuelos no tripulados dentro de este programa, conocido a nivel interno como "detección de cambios" desde su inicio en marzo de 2013.
13 de noviembre, 2014
Comparte
Foto: AP.

Foto: AP.

El gobierno de Estados Unidos patrulla ahora casi la mitad de la frontera con México sólo con drones, en un cambio mayormente silencioso para controlar tramos desolados donde no hay agentes, torres con cámaras, sensores terrestres o cercas, y planea extender la estrategia a la frontera con Canadá.

Se trata de un cambio significativo respecto al enfoque de décadas que enfatiza colocar vallas y agentes en el lugar. Desde el 2000, la cifra de agentes de la Patrulla Fronteriza en la frontera de 3.145 kilómetros (1.954 millas) se ha incrementado a más del doble para superar los 18 mil y la colocación de cercas aumentó nueve veces a 1.126 km (700 millas).

El avión no tripulado Predator Bs vigila montañas, cañones y ríos con una cámara de video de alta resolución y regresa en tres días para otra observación, según dos funcionarios con conocimiento directo de la estrategia que pidieron no ser identificados debido a que no se han hecho públicos los detalles de la misma.

Los dos videos son después superpuestos por analistas que emplean un sofisticado software para identificar los cambios más pequeños. Quizá el rastro de un ganadero o de unas vacas, tal vez el de unos inmigrantes que entraron en el país de forma ilegal o de un Hummer lleno de drogas, señalaron.

Casi 92% de las misiones de aviones no tripulados han mostrado un terreno sin cambios, pero los otros plantearon suficientes dudas como para enviar agentes, en ocasiones con helicóptero porque la zona era demasiado remota. Una vez allí, los agentes buscan signos de actividad humana, como huellas, ramas rotas o basura.

Un 4% de las misiones resultaron ser falsas alarmas, como huellas de ganado o ganaderos, y en torno al 2% fueron inconcluyentes. El 2% restante mostró pruebas de acceso ilegal desde México, lo que suele implicar que se colocan sensores en el suelo para hacer un seguimiento más estrecho.

El gobierno ha realizado unos 10 mil vuelos no tripulados dentro de este programa, conocido a nivel interno como “detección de cambios” desde su inicio en marzo de 2013. Los vuelos cubren ahora unas 1.400 kilómetros (900 millas), gran parte en Texas, y se espera que se extienda a la frontera canadiense para finales de 2015.

El objetivo es asignar agentes a los lugares donde la actividad ilegal es más alta, dijo R. Gil Kerlikowske, comisionado de Protección de Fronteras y Aduanas, la agencia de la que depende la Patrulla Fronteriza, que gestiona nueve naves de control remoto en todo el país.

“Tienes recursos finitos”, explicó en una entrevista. “Si puedes mirar en terreno muy escarpado (y) ves que no hay tráfico, ya sea marcas de ruedas o ropa abandonado o cualquier otra cosa, quieres desplegar tus recursos en donde tengas un riesgo mayor, una amenaza mayor”.

Si el video muestra un terreno sin cambios, el jefe de la Patrulla Fronteriza, Michel Fisher, lo describe como una “prueba de ausencia”, que demuestra que en ese lugar no está ocurriendo nada ilegal y por lo tanto no son necesarios agentes ni cercas.

La estrategia se lanzó de forma discreta y se expandió mientras el presidente, Barack Obama, se prepara para emitir una orden ejecutiva a final de este año para reducir las deportaciones de inmigrantes ilegales y mejorar la seguridad de fronteras.

El republicano Michael McCaul, congresista por Texas que preside el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, elogió la iniciativa, aunque señaló que todavía hay brechas de vigilancia. “Ya no podemos centrarnos sólo en defensas estáticas como cercas y torres (de cámaras)”, dijo.

Por su parte, el senador Bob Corker, un republicano de Tennessee que coescribió legislación el año pasado para sumar 20.000 agentes a la Patrulla Fronteriza y 563 kilómetros de cercas en la frontera suroeste, dijo que “si hay mejores formas de garantizar que la frontera es segura, desde luego estoy abierto a considerar esas opciones”.

Las misiones de frontera despegan desde Sierra Vista, donde se encuentra el Centro de Inteligencia Militar de Fort Huachuca, o Corpus Christi, Texas. Patrullan a una altitud de entre 5.800 a 8.500 metros, entre 40 y 96 kilómetros de la frontera.

El primer paso es que los responsables de sector de la Patrulla identifiquen zonas propensas a atraer contrabandistas, por lo general lejos de pueblos y carreteras. Los analistas revisan los vídeos aéreos en centros de Gran Forks, Dakota del Norte; Riverside, California; y Sierra Vista. Tras un primer vuelo, los drones regresan una semana después para otro barrido.

Los defensores de la privacidad han expresado su preocupación por los drones desde que se los introdujo en las fronteras en 2006, señalando que existe la posibilidad de que se vigile a gente inocente bajo ninguna sospecha. Lothar Eckardt, director ejecutivo de la agencia nacional de operaciones de seguridad aérea, dijo que los ciudadanos cumplidores de la ley no tienen nada de lo que preocuparse, y que las cámaras no pueden capturar detalles como matrículas o rostros.

Una mañana de septiembre, Eckardt vio cómo un drone avanzaba por la pista en Sierra Vista, despegaba con un zumbido y desaparecía sobre una cadena montañosa en el cielo azul de Arizona. Una docena de pantallas colgaban de la pared del tráiler, mostrando información del tiempo, los mapas e imágenes en tiempo real de la tierra.

Eckardt señaló que no hay ninguna fórmula mágica de la seguridad de fronteras, pero que emplear aviones no tripulados en zonas muy remotas forma parte de un esfuerzo más amplio. Si no hay nada en esos lugares, señaló, “no malgastaremos personal allí. Centremos nuestros esfuerzos en otro lugar, donde hagan falta”.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna contra la COVID-19: los riesgos de no ponerse la segunda dosis

Solo en Brasil más de 1.5 millones de ciudadanos no han completado el programa de vacunación contra el coronavirus. Los expertos explican cuáles son los peligros.
19 de abril, 2021
Comparte

En un desayuno con periodistas el 13 de abril en Brasilia, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, dijo que más de 1.5 millones de brasileños no acudieron a recibir la segunda dosis de la vacuna contra COVID-19.

Según el Ministerio de Salud, São Paulo es el estado en el que más se registra este fenómeno, con más de 343 mil atrasos. Le siguen Bahía (con 148 mil) y Río de Janeiro (143 mil).

Queiroga señaló que tiene la intención de reforzar la campaña para que todos completen el calendario de vacunación, y para ello contará con el apoyo del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass).

En la reunión también estuvo la coordinadora del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), Francieli Fantinato.

La especialista pidió a todos los que tomaron la primera dosis que esperaran el tiempo mínimo necesario para regresar al centro de vacunación más cercano y completar la vacunación con la segunda dosis.

Este intervalo varía según la vacuna aplicada. En el caso de CoronaVac, de Sinovac y el Instituto Butantan, el tiempo entre la primera y la segunda dosis es de 14 a 28 días.

Para la vacuna AZD1222, de AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Oswaldo Cruz, el período de espera es de tres meses.

Pero, ¿cuáles son los riesgos que corren quienes no reciben la segunda dosis?

Protección dudosa

La mayoría de las vacunas contra la COVID-19 probadas y aprobadas requiere dos dosis para que proporcione un nivel de protección aceptable.

Esto se aplica a los productos desarrollados por Pfizer, Moderna, Instituto Gamaleya (la Sputnik V), CoronaVac y AZD1222.

Por ahora, la única excepción en la lista es la vacuna de Johnson&Johnson, que ofrece una buena respuesta con la aplicación de una sola dosis.

Marcelo Queiroga

Getty Images
El ministro de Salud brasileño, Marcelo Queiroga, informó que 1,5 millones brasileños no regresaron para recibir su segunda dosis de vacunación.

Estos cronogramas de vacunas se evaluaron y definieron en ensayos clínicos que involucraron a decenas de miles de voluntarios y sirvieron para determinar la seguridad y eficacia de las candidatas.

Por lo tanto, si alguien toma solo la primera dosis de CoronaVac o AZD1222 y olvida la segunda, no estará adecuadamente protegido.

Los datos que tenemos muestran que la persona está protegida con dos dosis. Si toma solo una, no ha completado el plan y no está debidamente vacunada“, explica la doctora Isabella Ballalai, vicepresidenta de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones.

Aunque la primera dosis dé un poco de protección, esta tasa no se encuentra dentro de los parámetros establecidos por expertos e instituciones que definen las reglas del sector, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, ambas de Brasil.

Otro punto peligroso: al recibir la primera dosis (y no volver para completar el calendario de vacunación), el individuo corre el riesgo de quedarse con una falsa sensación de seguridad.

Incluso puede pensar, equivocadamente, que ya es inmune ante coronavirus y seguir con su vida normal, sin cuidados básicos contra COVID-19.

Las recomendaciones, sin embargo, siguen siendo las mismas para quienes recibieron dos, una o ninguna dosis de la vacuna: todos deben mantener la distancia física, usar mascarillas, lavarse las manos y asegurarse de que el aire se renueva en los interiores.

¿Comenzar de nuevo?

Aún no está claro qué deben hacer aquellos que no han completado el plan de las dos dosis: ¿tendrán que empezar de cero o podrán aplicarse la segunda en cualquier momento?

Esto dependerá del tiempo que hayan dejado pasar desde que recibieron la primera, especulan los expertos.

“Si se ha superado el plazo máximo para recibir la segunda dosis, puede ser necesario reiniciar la pauta de vacunación, ya que todos los datos de eficacia que tenemos están basados en un protocolo”, señala la inmunóloga Cristina Bonorino, profesora titular de la Universidad Federal de Ciencias de la Salud de Porto Alegre.

“Si no nos ceñimos a esto, no podemos garantizar la inmunización”.

vacuna

Reuters
Es importante tomar las dos dosis del mismo fabricante de vacuna.

En un escenario de escasez de vacunas, esto puede comprometer aún más las existencias y dejar a muchas personas sin inmunizarse.

En cualquier caso, vale la pena seguir la recomendación del Ministerio de Salud y acudir al centro de vacunación más cercano lo antes posible para completar la protección contra la COVID-19.

“No deben retrasarse, pero si tienen algún imprevisto, es importante recibir la segunda dosis lo antes posible para obtener una buena respuesta inmunológica“, refuerza Ballalai.

Bonorino, quien también es miembro de la Sociedad Brasileña de Inmunología, cree que el gobierno debería invertir en campañas de comunicación para concienciar a la gente sobre la necesidad de seguir adecuadamente los protocolos de inmunización del país.

“Necesitamos que esta información se difunda en televisión, en las redes sociales y en todos los medios, para que la población no se olvide de tomar la segunda dosis de la vacuna en las fechas indicadas”, destaca.

Según la última información del Ministerio de Salud, Brasil ha vacunado hasta ahora a un total de 27 millones de personas contra COVID-19, el 12% de de la población.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.