EU: lo que Obama ya no podrá hacer con el Congreso en contra
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

EU: lo que Obama ya no podrá hacer con el Congreso en contra

Con triunfos en siete estados donde desplazaron a los demócratas (Arkansas, Colorado, Iowa, Montana, Carolina del Norte, Dakota del Sur y Virginia Occidental), los republicanos lograron las curules del Senado necesarias para asumir, a partir de enero y por los próximos dos años, la mayoría en ambas cámaras.
Por BBC Mundo
5 de noviembre, 2014
Comparte
¿Se acabó la era Obama?. Foto: BBC.

¿Se acabó la era Obama?. Foto: BBC.

Tras la apabullante victoria republicana en las elecciones de mitad de periodo de este martes, al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le aguardan dos años de gobierno con una oposición envalentonada y en control del Congreso.

Los opositores republicanos ratificaron su mayoría en la Cámara de Representantes y lograron triunfos importantes en bastiones demócratas donde se disputaban gobernaciones -como Massachusetts, Maryland e Illinois- pero, sobre todo, se llevaron el premio mayor: el Senado.

De hecho, el llamado Viejo Gran Partido, logró su mayor presencia en ambas cámaras desde la Segunda Guerra Mundial.

Con triunfos en siete estados donde desplazaron a los demócratas (Arkansas, Colorado, Iowa, Montana, Carolina del Norte, Dakota del Sur y Virginia Occidental), los republicanos lograron las curules del Senado necesarias para asumir, a partir de enero y por los próximos dos años, la mayoría en ambas cámaras.

Lea también: los demócratas fracasan y Obama pierde el Congreso

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, explica que es la primera vez que esto ocurre desde 2006, lo que obligará al presidente Obama a recalibrar sus apuestas en los últimos años que le quedan en la Casa Blanca y en momentos en que un mandatario normalmente está pensando en el legado que dejará.

Republicanos celebran
Esta es la peor derrota para Obama desde que llegó a la Casa Blanca en 2009.

En juego están políticas clave como las decisiones ejecutivas sobre inmigración prometidas por Obama, así como la continuación de la implementación de su emblemática reforma a la salud, su programa bandera del primer mandato, que los republicanos han tratado de derogar desde que se convirtió en ley en 2010.

El fin de la “Obamanía”

Para entender por qué esta derrota hiere tanto al presidente Barack Obama, hace falta comprender cómo funciona el gobierno de Estados Unidos.

Suele decirse que el presidente de Estados Unidos es la persona más poderosa del mundo, pero en realidad ese cargo está limitado por los controles que imponen las otras ramas del gobierno.

Capitolio
El Capitolio alberga a ambas cámaras del Congreso.

La constitución estadounidense, elaborada en 1787, quería impedir que cualquier individuo o grupo ganara demasiado control, así que siguiendo los principios políticos de la Ilustración estableció un gobierno de tres ramas distintas que comparten poderes.

Cada una tiene responsabilidades distintas, pero pueden restringir parcialmente la autoridad de las otras a través de un complejo sistema de controles y equilibrios.

El Congreso es el lugar donde las políticas del gobierno cobran vida, de modo que perder ambas cámaras significará que para el presidente será complicado lograr sus objetivos.

—————————————————–

Ahora Obama no puede:

  • Contar con un Senado favorable para elegir a sus candidatos para el gabinete, jueces, embajadores y otros cargos de confianza: es previsible que encuentre mayor oposición en el Senado que debe considerar esas postulaciones.
  • Confiar en un aliado clave: Harry Reid, el líder de la mayoría demócrata en el Senado ahora será reemplazado por un republicano. Es posible que se trate de Mitch McConnell.
  • Confiar en muchos de los miembros de su partido. Un gran número de candidatos renegó del presidente durante la campaña por miedo a perder votos.
  • Progresar en sus propias iniciativas de ley e impedir que los republicanos avancen en sus propias agendas para legislar.
    Harry Reid
    Perder a un aliado como Harry Reid puede tener graves consecuencias para el presidente.

—————————————————–

El control de los republicanos probablemente ahondará las divisiones que ya existen entre los dos partidos, que han dejado al Congreso prácticamente paralizado en los últimos años del mandato de Obama y han generado un amplio descontento entre los electores, algo que según algunos analistas se reflejó en la baja participación en estos comicios.

Obama tendrá que buscar el equilibrio entre fomentar consensos con los republicanos (en temas, por ejemplo, energéticos) y tratar de impulsar proyectos impopulares para la base más conservadora del partido que ahora es mayoría.

¿Y la reforma migratoria?

El caso más importante es el de la reforma migratoria, como señala Sparrow, una promesa electoral de Obama que, tras ser aprobada por la mayoría demócrata en el Senado, languideció en la Cámara de Representantes controlada por los republicanos y llevó al mandatario a prometer acciones unilaterales de menor alcance.

Éstas inicialmente estaban previstas para finales de septiembre en Estados Unidos, pero el presidente las postergó hasta después de las elecciones de este martes ante la preocupación de que pudiera afectar a algunos candidatos demócratas.

Esta decisión tuvo un impacto en el entusiasmo de los latinos por el Partido Demócrata y el presidente, según le explicó a BBC Mundo Arturo Vargas, director ejecutivo de Naleo, la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos.

Obama muy probablemente anunciará sus medidas antes de que finalice el año y, según los análisis previos al desastre electoral demócrata del martes, es probable que busquen evitar la deportación de millones de indocumentados, de manera similar a como ocurrió en 2012 con el Programa de Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés).

Protesta a favor de la reforma migratoria
La pérdida del entusiasmo de los latinos respecto a la reforma migratoria tuvo un impacto en los resultados del martes.

“Lo que sabemos seguro es que cualquier cosa que el presidente anuncie será temporal, no lo puede hacer indefinido”, le dice a BBC Mundo Angela Marie Kelley, analista de temas migratorios del Centro para el Progreso de Estados Unidos (CAP, por sus siglas en inglés), un centro de estudios en Washington.

“Él no tiene el poder que tiene el Congreso, así que no será una green card (la tarjeta de ciudadanía estadounidense), no habrá un camino a la ciudadanía, no habrá permanencia en lo que anuncie”.

Ese es el signo que puede marcar el resto del período de Obama, quien como marca la tradición política estadounidense, verá su influencia debilitarse a medida que se acerca al final de su mandato.

Y ahora con un Congreso activamente en contra, es posible que algunos republicanos quieran hacerle sentir esa irrelevancia todavía más.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿En México hay más terremotos en septiembre? Esto dice la ciencia

Las coincidencias en las fechas de sismos intensos han llevado a muchos en México a afirmar que septiembre es el mes de los terremotos. Pero los científicos y los números muestran que no es así.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Se trata de un mito que se ha visto reforzado por recientes coincidencias: septiembre es un mes de grandes sismos en México.

El pasado 7 de septiembre, un sismo de magnitud 7.1 sacudió la Ciudad de México y el sur del país, al igual que ocurrió en la misma fecha de 2017, cuando otro terremoto de magnitud 8.2 remeció la región.

Y el 19 de septiembre es otro día grabado en la mente de muchos.

En 1985 ocurrió un terremoto de magnitud 8.1, el más devastador de los últimos tiempos para el país. Y exactamente 32 años después, otro sismo de 7.1 también dejó cientos de muertos y edificios destruidos.

Esto ha llevado a muchos mexicanos a cuestionarse si hay algún fenómeno que haga que septiembre -o “septiemble”, como algunos lo llaman en broma- sea un mes de grandes terremotos.

Para los científicos hay una respuesta clara: son solo coincidencias. ¿Por qué?

¿Es septiembre cuando más ha temblado? No

Desde que hay registros sísmicos en México, a partir del año 1900, ocurrieron 86 sismos considerados “grandes” por ser de magnitud mayor a 7.0, según las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional (SSN) mexicano.

El mes que más eventos acumuló en los últimos 121 años es diciembre, con 12 terremotos. Un paso atrás está septiembre, con 11, y le sigue junio con 10.

Eso muestra que en realidad esos tres meses acumulan la mayor actividad sísmica, pero por una diferencia marginal. El resto de los meses tienen registros variados.

Sismos en México desde 1900*. Magnitud mayor a 7,0. *Hasta el 15/09/2021.

¿Por qué la gente “siente” que tiembla más en septiembre?

Los científicos reconocen que la duda de la población es entendible dado que una persona acostumbra a relacionar los eventos que le han tocado vivir.

Cualquier habitante de Ciudad de México que tenga más de 40 años vivió dos temblores, el de 1985 y el de 2017, en la misma fecha: un 19 de septiembre.

“Esto es una percepción. Percepción válida, percepción lógica de la gente, porque estamos acostumbrados a medir los fenómenos naturales a escala de la vida humana, lo cual no siempre es el punto de vista más adecuado”, dijo el sismólogo Luis Quintanar en una rueda de prensa el pasado 13 de septiembre.

“Para medir su frecuencia, su intensidad, debe de ser a escala geológica, no a escala de la vida humana, que son 60, 70 años, sino a escala un poco mayor de los 100, 200 o más años”, añadió.

Un vendedor de periódicos

Getty Images
“De nuevo” titulaba el diario Metro luego del terremoto del 19 de septiembre de 2017, 32 años después del de 1985.

¿Se pueden predecir los sismos?

Los científicos del SSN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron cuestionados sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro sismo este 19 de septiembre.

Pero la respuesta es enfática: no es posible saberlo.

“Los sismos no pueden predecirse. Y esto hay que tomarse muy claramente desde ambos puntos de vista: no podemos decir cuándo va a ocurrir un sismo, pero tampoco vamos a poder asegurar que no van a ocurrir sismos”, dijo Jorge Aguirre, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“Sabemos que existe una cierta actividad sísmica debido a la dinámica de la Tierra y que eventualmente vamos a seguir teniendo sismos en México, pero no sabemos ni cuándo, ni a qué horas. Y no podemos ni asegurar que no vaya a haber sismos, ni asegurar que vaya a haber sismos en algún lugar o en alguna fecha”, añadió.

Las poblaciones del centro, sur y sureste de México, incluida la capital del país, están expuestas a la sismicidad por las diversas fallas geológicas que hay en sus alrededores, así que es probable que los eventos sísmicos sigan presentándose.

¿La época de lluvias genera sismos?

Al proliferar la creencia de que septiembre es un mes de sismos grandes también se ha difundido entre la gente que esto podría deberse a que es la época de lluvias puede tener algún efecto en el subsuelo.

Pero no es así: “Desde el punto de vista científico (…) ni las lluvias, ni mucho menos otras cosas tiene que ver con que tiemble más en septiembre. No sólo en México, en todo el mundo no hay ninguna evidencia de esto”, dijo Arturo Iglesias, jefe del SSN.

“Quizá la excepción sea la sismicidad que a veces se induce por la recarga de presas. Ahí sí, a veces, cuando una presa se recarga de manera típica, por ejemplo, después de un huracán o algo así, suele ocurrir sismicidad local pequeña que tiene que ver con el propio peso del agua que altera el estado de esfuerzos alrededor de una presa”, explicó.

Edificios destruidos tras el terremoto de 1985 en México

Getty Images
El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el más devastador del último siglo.

¿Y hay una relación de los sismos con el cambio climático?

Relacionado a las lluvias más intensas, huracanes, inundaciones o sequías de los últimos años con el cambio climático, también han surgido dudas de si puede haber una relación con los sismos.

Pero los expertos nuevamente indican que no hay ninguna evidencia de eso.

“No hay una correlación”, explicó Rosa María Ramírez, directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El cambio climático causa desastres, al igual que los sismos. Pero no hay una correlación”, enfatizó.

Los científicos dicen que la tecnología ha evolucionado en las últimas décadas para mejorar la detección, medición y pronóstico de afectación de un sismo, lo cual permite salvar vidas a través de las alertas tempranas y el mejoramiento de los códigos de construcción.

Pero piden a la población evitar la difusión de rumores como el de que septiembre es un mes de “temblores grandes”.

Madre

Getty Images
Una madre llora en la ceremonia en recuerdo de los niños fallecidos en una escuela en el terremoto de 2017.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.