La administración de Peña Nieto, según The Economist: "de mal en peor"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La administración de Peña Nieto, según The Economist: "de mal en peor"

Al regresar de China, el presidente mexicano tendrá que enfrentar su falta de credibilidad ante los mexicanos y al exterior, por la crisis causada por el caso Ayotzinapa, agravada por la mansión de 7 mdd y la cancelación de la licitación del tren México-Querétaro.
Por Redacción Animal Político.
14 de noviembre, 2014
Comparte

ayotzinapa_angel.jpg

Luego de que el diario estadounidense The New York Times afirmara en un editorial que el gobierno mexicano “ha fracasado”, el semanario The Economist publicó este viernes 14 de noviembre una recapitulación de los hechos que han marcado lo que calificó como “la peor crisis de la presidencia de Enrique Peña Nieto”, que inició con la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa en septiembre.

Para el semanario británico, a dos años de comenzar su administración, Peña Nieto tiene que “luchar para mover a los mexicanos más allá del trauma nacional y reconstruir su credibilidad en el exterior”, luego de los cuestionamientos que ha enfrentado en México y el mundo por la forma en que su gobierno ha enfrentado la crisis de los estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, por una acción de las autoridades locales en complicidad con el crimen organizado.

Una crisis agravada por su viaje a China para la cumbre APEC —que terminó este jueves 13 de noviembre—, el cual coincidió con la publicación de un reportaje en el sitio Aristegui Noticias, el cual reveló que el presidente y su familia tienen una casa valuada en 7 millones de dólares, que está a nombre de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, parte del Grupo Higa, una empresa de construcción que formó el consorcio liderado por China que había ganado la licitación para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro. El 6 de noviembre, Peña Nieto ordenó “abruptamente” la cancelación de este contrato.

A pesar de que la Presidencia respondió que la casa es de la esposa del presidente, la exactriz Angélica Rivera, estos hechos, según The Economist, “complicarán los esfuerzos del señor Peña Nieto para convencer a los mexicanos de que es capaz de hacer cumplir el Estado de Derecho, no sólo en Guerrero (donde se ubica Iguala)”.

Según el texto titulado From bad to worse (De mal en peor), la crisis ha ido en aumento, ya que el caso de los normalistas desaparecidos —que según “indicios” de las autoridades federales fueron asesinados e incinerados por integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos, que opera en Guerrero ha causado violentas protestas en el país.

El 8 de noviembre, un día después de que el procurador Jesús Murillo Karam detallara que un grupo de personas (al parecer los normalistas) fue asesinado e incinerado en Cocula (un municipio cercano a Iguala), según los testimonios de dos presuntos integrantes de Guerreros Unidos, miles de manifestantes salieron a las calles de la Ciudad de México para exigir la aparición con vida de los estudiantes. En el hecho, un grupo intentó quemar la puerta del Palacio Nacional, un emblemático edificio en el Zócalo capitalino.

The Economist recordó el acuerdo nacional para combatir la corrupción y cerrar el paso a la impunidad para evitar que se repitan casos como el de Iguala que Peña Nieto convocó a principios de noviembre. “Sólo será creíble si se extiende a los más altos niveles del poder político”, indicó el semanario.

“La popularidad del presidente entre los mexicanos, que ya era baja en términos históricos antes de la crisis, es probable que sufra aún más, sobre todo porque la recuperación económica sigue siendo anémica y la confianza del consumidor ha sido especialmente débil”, finaliza el semanario.

Con información de The Economist (en inglés). 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

Unas 13 mil personas, la mayoría ciudadanos haitianos, permanecían reunidas bajo un puente fronterizo entre Estados Unidos y México.
20 de septiembre, 2021
Comparte

El gobierno de Estados Unidos empezó este domingo a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

Un total de 208 haitianos que intentaban entrar ilegalmente a EE.UU. fueron ya devueltos, según confirmó el gobierno haitiano a Efe, en un contexto sociopolítico y económico marcado por una aguda crisis.

De los tres vuelos previstos para el domingo ya han llegado dos, declaró a la agencia Jean Négot Bonheur Delva, coordinador de la Oficina Nacional de Migración.

Según el funcionario, todos los vuelos deberían traer 145 pasajeros, pero en el primero avión llegaron 98 personas y 110 en el segundo.

“Son personas que han intentado entrar en Estados Unidos a través de sus fronteras con México. Se trata de personas que vivían en Chile, México, Panamá y Brasil en particular”, añadió.

Migrantes con suministros cruzando el río.

Getty Images
Los migrantes tuvieron que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Formaban parte de un grupo de unas 13.000 personas que permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México. Aunque la mayoría eran haitianos, entre ellas también había cubanos, peruanos, venezonalos y nicaragüenses.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, detalló este domingo que aquellos que aún no habían sido devueltos habían sido trasladados a centros de detención.

“Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas”, dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

“Quiero vivir una vida sin problemas”

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que “se habían conseguido acuerdos” para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

Migrantes cruzando Río Grande.

Getty Images

“En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política”, comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

“En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia”, dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán “para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas”.

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

Migrantes cruzando Río Grande en la frontera entre México y Estados Unidos.

EPA
Estados Unidos planea regresar a los migrantes a sus países de origen.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como “sin precedentes” y “surrealista”.

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los “agitados” migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Migrante en la frontera entre México y Estados Unidos.

Getty Images

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.