La difícil relación entre Obama y el Pentágono
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La difícil relación entre Obama y el Pentágono

Un recuento de las difíciles relaciones de Obama con los encargados del Departamento de Defensa de EU durante su gobierno. Obama deberá elegir en los próximos días a su cuarto encargado del Pentágono en seis años.
30 de noviembre, 2014
Comparte
El secretario de Defensa, Chuck Hagel, a la derecha, anuncia su próxima renuncia en presencia del presidente Barack Obama en la Casa Blanca, en Washington, el 24 de noviembre de 2014. Foto: AP.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, a la derecha, anuncia su próxima renuncia en presencia del presidente Barack Obama en la Casa Blanca, en Washington, el 24 de noviembre de 2014. Foto: AP.

Durante una visita a Afganistán en el primer periodo del presidente Barack Obama, el entonces secretario de Defensa, Robert Gates, se quedó sorprendido al ver un teléfono en el cuartel de operaciones militares estadounidenses que se enlazaba directamente con un alto funcionario de seguridad nacional en la Casa Blanca.

“Yo estaba de pie en el lugar y les solicité que lo quitaran”, declaró Gates cuando relató en noviembre ese hallazgo. “Dije a los comandantes ‘si reciben una llamada de la Casa Blanca, díganles que se vayan al demonio y comuníquense conmigo”’, agregó.

Para Gates, el teléfono en Kabul simbolizó las acciones de Obama para tener un excesivo control sobre el Pentágono y centralizar la toma de decisiones en la Casa Blanca.

El sucesor de Gates, Leon Panetta, reiteraría después públicamente esas críticas de manera tajante.

El tercer jefe del Pentágono en la presidencia de Obama, Chuck Hagel, fue escogido en parte porque se creyó que sería más sumiso con el círculo de asesores cercanos al mandatario en la Casa Blanca.

Sin embargo, con el tiempo, Hagel también terminó decepcionado ante lo que describió como la visión parca del Ala Oeste de la Casa Blanca.

Ha habido quejas similares de otros funcionarios del gabinete, pero las fricciones entre la Casa Blanca y el Pentágono han sido agudas en particular en los seis años de la presidencia de Obama.

Esta dinámica al parecer ha afectado la capacidad del presidente para encontrar al sustituto de Hagel, quien renunció el lunes a solicitud de Obama.

A las pocas horas, la exfuncionaria del Pentágono, Michele Flournoy, se excluyó del cargo en una llamada que hizo a Obama, aun cuando se le consideraba ampliamente la favorita del mandatario y habría sido la primera mujer en el cargo.

Flournoy arguyó cuestiones familiares, pero allegados a ella afirman que también tuvo sus reservas sobre las restricciones que enfrentaría igual que Hagel y quizá querría esperar por el puesto en caso de que otro demócrata, quizá Hillary Rodham Clinton, gane la presidencia en 2016.

Quien finalmente sea nombrado al cargo por Obama será parte de un equipo de seguridad nacional que ha sido blanco de intensas críticas por su tipo de reacción ante el surgimiento del grupo Estado Islámico en Siria e Irak.

El presidente ha autorizado ataques aéreos en ambos países y enviado unos 3.000 efectivos estadounidenses para que adiestren y asistan a las fuerzas de seguridad iraquíes.

Obama se ha opuesto al envío de soldados estadounidenses a zonas de combate e insiste en que la campaña militar no tiene como fin el derrocamiento del presidente sirio Bashar Assad, cuya acometida contra los civiles durante tres años y medio contribuyó a crear el caos que permitió el fortalecimiento del Estado Islámico.

El panorama de la política exterior parece muy distinto del que Obama concibió cuando se postuló para la Casa Blanca con el compromiso de poner fin a las guerras en Irak y Afganistán.

En el Pentágono se considera que Obama ha sido excesivamente suspicaz del mando militar y de la inclinación de éste a recurrir al uso de la fuerza para la solución de problemas.

Para algunos en el Pentágono, la postura del mandatario frente al mando militar parece de frialdad e indiferencia en comparación con la de su predecesor, el republicano George W. Bush, quien tenía gran disposición a acoger y aceptar las opiniones del mando militar.

The Associated Press*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La FDA recomienda suspender uso de vacuna Johnson & Johnson tras 6 casos de trombosis en EU

Las agencias federales de Estados Unidos reportaron los seis casos de trombosis en mujeres de entre 18 y 48 años.
Getty Images
13 de abril, 2021
Comparte

Las agencias federales de salud en Estados Unidos pidieron este martes suspender inmediatamente la vacunación con la fórmula de Johnson & Johnson contra el coronavirus, luego de que se registraran seis casos de trombosis entre las 6.8 millones de dosis aplicadas en el país.

Tanto la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés) como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU (CDC) detuvieron la distribución de la vacuna Johnson & Johnson en los centros de vacunación federales y pedirán a los estados que hagan lo mismo.

“Recomendamos una pausa en el uso de esta vacuna por precaución”, informaron los CDC a través de un tuit en su cuenta oficial.

La agencia detalló que se encuentran revisando los datos que involucran seis casos reportados en EU de un tipo de coágulo sanguíneo “raro y severo” en individuos que recibieron la vacuna.

Estos eventos son hasta ahora “extremadamente inusuales”, enfatizó el organismo.

Los CDC convocarán una reunión del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) este miércoles para estudiar a profundidad estos casos y evaluar su importancia.

Todos los casos de trombosis registrados hasta ahora se dieron en pacientes mujeres, de entre 18 y 48 años, según informaciones del New York Times.

Una de ellas murió en el estado de Nebraska y otra se encuentra hospitalizada en condición crítica.

Casi siete millones de personas han recibido la vacuna

Según datos de lod CDC, casi siete millones de personas han recibido la vacuna de Johnson & Johnson en Estados Unidos, y cerca de nueve millones de dosis han sido enviadas a diferentes estados.

Las agencias federales esperan que los funcionarios estatales de salud sigan su recomendación de suspender la distribución de la vacuna.

En Europa existen preocupaciones similares vinculadas a la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, lo que ha causado en algunos países cierta resistencia a recibir la inyección.

En consecuencia, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó la semana pasada que los trombos debían incluirse como un efecto secundario raro que puede aparecer en algunos receptores de esta vacuna contra la covid-19.

Cabe destacar que la probabilidad de morir por una afección como esta es tan baja como una entre un millón. Por el contrario, la covid-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1.000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años.

Por lo mismo, las autoridades y científicos han insistido en que los beneficios de AstraZeneca y de otras vacunas superan los riesgos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.