La difícil relación entre Obama y el Pentágono
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La difícil relación entre Obama y el Pentágono

Un recuento de las difíciles relaciones de Obama con los encargados del Departamento de Defensa de EU durante su gobierno. Obama deberá elegir en los próximos días a su cuarto encargado del Pentágono en seis años.
30 de noviembre, 2014
Comparte
El secretario de Defensa, Chuck Hagel, a la derecha, anuncia su próxima renuncia en presencia del presidente Barack Obama en la Casa Blanca, en Washington, el 24 de noviembre de 2014. Foto: AP.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, a la derecha, anuncia su próxima renuncia en presencia del presidente Barack Obama en la Casa Blanca, en Washington, el 24 de noviembre de 2014. Foto: AP.

Durante una visita a Afganistán en el primer periodo del presidente Barack Obama, el entonces secretario de Defensa, Robert Gates, se quedó sorprendido al ver un teléfono en el cuartel de operaciones militares estadounidenses que se enlazaba directamente con un alto funcionario de seguridad nacional en la Casa Blanca.

“Yo estaba de pie en el lugar y les solicité que lo quitaran”, declaró Gates cuando relató en noviembre ese hallazgo. “Dije a los comandantes ‘si reciben una llamada de la Casa Blanca, díganles que se vayan al demonio y comuníquense conmigo”’, agregó.

Para Gates, el teléfono en Kabul simbolizó las acciones de Obama para tener un excesivo control sobre el Pentágono y centralizar la toma de decisiones en la Casa Blanca.

El sucesor de Gates, Leon Panetta, reiteraría después públicamente esas críticas de manera tajante.

El tercer jefe del Pentágono en la presidencia de Obama, Chuck Hagel, fue escogido en parte porque se creyó que sería más sumiso con el círculo de asesores cercanos al mandatario en la Casa Blanca.

Sin embargo, con el tiempo, Hagel también terminó decepcionado ante lo que describió como la visión parca del Ala Oeste de la Casa Blanca.

Ha habido quejas similares de otros funcionarios del gabinete, pero las fricciones entre la Casa Blanca y el Pentágono han sido agudas en particular en los seis años de la presidencia de Obama.

Esta dinámica al parecer ha afectado la capacidad del presidente para encontrar al sustituto de Hagel, quien renunció el lunes a solicitud de Obama.

A las pocas horas, la exfuncionaria del Pentágono, Michele Flournoy, se excluyó del cargo en una llamada que hizo a Obama, aun cuando se le consideraba ampliamente la favorita del mandatario y habría sido la primera mujer en el cargo.

Flournoy arguyó cuestiones familiares, pero allegados a ella afirman que también tuvo sus reservas sobre las restricciones que enfrentaría igual que Hagel y quizá querría esperar por el puesto en caso de que otro demócrata, quizá Hillary Rodham Clinton, gane la presidencia en 2016.

Quien finalmente sea nombrado al cargo por Obama será parte de un equipo de seguridad nacional que ha sido blanco de intensas críticas por su tipo de reacción ante el surgimiento del grupo Estado Islámico en Siria e Irak.

El presidente ha autorizado ataques aéreos en ambos países y enviado unos 3.000 efectivos estadounidenses para que adiestren y asistan a las fuerzas de seguridad iraquíes.

Obama se ha opuesto al envío de soldados estadounidenses a zonas de combate e insiste en que la campaña militar no tiene como fin el derrocamiento del presidente sirio Bashar Assad, cuya acometida contra los civiles durante tres años y medio contribuyó a crear el caos que permitió el fortalecimiento del Estado Islámico.

El panorama de la política exterior parece muy distinto del que Obama concibió cuando se postuló para la Casa Blanca con el compromiso de poner fin a las guerras en Irak y Afganistán.

En el Pentágono se considera que Obama ha sido excesivamente suspicaz del mando militar y de la inclinación de éste a recurrir al uso de la fuerza para la solución de problemas.

Para algunos en el Pentágono, la postura del mandatario frente al mando militar parece de frialdad e indiferencia en comparación con la de su predecesor, el republicano George W. Bush, quien tenía gran disposición a acoger y aceptar las opiniones del mando militar.

The Associated Press*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mutación del virus: qué se sabe de la nueva cepa del COVID detectada en Reino Unido

Desde su salto a los humanos hace aproximadamente un año, se han detectado unas dos mutaciones del SARS-CoV-2 cada mes. ¿Hay algo en la nueva cepa detectada en Inglaterra por lo que preocuparse especialmente?
19 de diciembre, 2020
Comparte

Tengo una sencilla regla simple para dimensionar las noticias que hablan de una “nueva variante” o una “nueva cepa” de coronavirus.

Hay que preguntarse: “¿Ha cambiado el comportamiento del virus?”

Un virus mutante suena instintivamente aterrador, pero mutar y cambiar es lo que hacen los virus.

La mayoría de las veces es un ajuste sin consecuencias o el virus se altera a sí mismo de tal manera que se debilita al infectarnos y la nueva variante simplemente desaparece.

De vez en cuando, sin embargo, da con una nueva fórmula ganadora.

Por el momento no hay nada que sugiera que la nueva variante del coronavirus detectada en el sureste de Inglaterra cause síntomas más graves o que afecte la capacidad de las vacunas.

Pero, según anunciaron autoridades británicas este sábado, las investigaciones preliminares sugieren que puede transmitirse más fácilmente.

Hay dos razones por las que los científicos la vigilan de cerca.

¿Más contagioso?

La primera es que los niveles de la variante son más altos en lugares donde se han registrado más casos.

Este sábado, al anunciar nuevas restricciones para Londres y el sureste de -similares a las del pasado mes de marzo-, el primer ministro británico, Boris Johnson, explicó que la propagación del virus en muchas partes del sureste de Inglaterra está “impulsada por la nueva variante del virus”.

Johnson reiteró que no hay evidencia de que cause síntomas más graves o una mayor mortalidad.

“Puede ser hasta un 70% más transmisible que la variante anterior”, agregó, puntualizando que son datos iniciales y están sujetos a revisión.

Es una señal de alerta, aunque se puede interpretar de dos formas.

Compras navideñas en Londres

PA Media
El aumento de contagios en el sureste de Inglaterra obligó al endurecimiento de medidas en ciudades como Londres.

El virus podría haber mutado para propagarse más fácilmente y está causando más infecciones.

Pero las variantes también pueden tener suerte e infectar a las personas adecuadas en el momento adecuado.

Una explicación para la propagación de la “cepa española” durante el verano, por ejemplo, fue simplemente que la gente se contagió durante las vacaciones y luego la llevó a casa.

Se necesitarán experimentos en el laboratorio para descubrir si esta variante realmente es más contagiosa que todas las demás.

El otro tema que interesa a los científicos es cómo ha mutado el virus.

“Tiene un número sorprendentemente grande de mutaciones, más de lo que cabría esperar, y algunas parecen interesantes”, me dijo el profesor Nick Loman del Consorcio COVID-19 Genomics UK (COG-UK).

Dos tipos de mutaciones

Hay dos conjuntos notables de mutaciones, y me disculpo por sus horribles nombres.

Ambos se encuentran en la proteína de pico, que es la llave que usa el virus para abrir la puerta a las células de nuestro cuerpo y apoderarse de ellas.

Coronavirus conectándose a las células del cuerpo

Science Photo Library
El coronavirus utiliza las proteínas de pico como llave para entrar a nuestro cuerpo.

La mutación N501 (te lo advertí) altera la parte más importante del pico, conocida como “dominio de unión al receptor”.

Aquí es donde el pico hace contacto por primera vez con la superficie de las células de nuestro cuerpo. Cualquier cambio que facilite la entrada del virus probablemente le dará una ventaja.

Se ve y huele como una adaptación importante”, dijo el profesor Loman.

La otra mutación -una supresión H69 / V70- ha surgido varias veces antes, por ejemplo en los visones infectados en Dinamarca.

La preocupación ha sido que los anticuerpos en la sangre de los supervivientes parecen menos eficaces contra esa variante del virus.

Pero, una vez más, se necesitarán más estudios de laboratorio para comprender realmente lo que está sucediendo.

“Sabemos que hay una variante, no sabemos nada sobre lo que eso significa biológicamente“, dijo el profesor Alan McNally, de la Universidad de Birmingham.

“Es demasiado pronto para hacer alguna inferencia sobre cuán importante puede ser o no”, agregó.

¿Y las vacunas?

Las mutaciones en la proteína de pico conducen a preguntas sobre la vacuna porque las tres candidatas principales -las desarrolladas por Pfizer/BioNTech, Moderna y Oxford/Astra Zeneca- entrenan al sistema inmunológico para que ataque el pico.

Sin embargo, el cuerpo aprende a atacar múltiples partes del pico. Es por eso que los funcionarios de salud siguen convencidos de que las vacunas funcionarán contra esta variante.

Doctor con una vacuna contra el covid

PA Media
La vacunación masiva ejercerá un tipo diferente de presión sobre el virus porque tendrá que cambiar para infectar a las personas que han sido inmunizadas.

Este es un virus que evolucionó en animales y dio el salto a infectar a las personas hace aproximadamente un año.

Desde entonces, se han estado detectado unas dos mutaciones al mes: toma una muestra hoy y compárala con las primeras de Wuhan en China y habría alrededor de 25 mutaciones de diferencia.

El coronavirus todavía está probando diferentes combinaciones de mutaciones para infectar adecuadamente a los humanos.

Ya hemos visto que esto sucedió antes: muchos consideran que el surgimiento y el dominio global de otra variante (G614) es un ejemplo de la mejor propagación del virus.

Pero pronto la vacunación masiva ejercerá un tipo diferente de presión sobre el virus, que tendrá que cambiar para infectar a las personas que han sido inmunizadas.

Y si esto impulsa la evolución del virus, es posible que tengamos que actualizar periódicamente las vacunas, como hacemos con las de la gripe.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.