Los 11 detenidos en el #20NovMx "se decían compas": una prueba de la PGR
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los 11 detenidos en el #20NovMx "se decían compas": una prueba de la PGR

La Procuraduría tomó como prueba los testimonios de los policías que los detuvieron; asimismo, consideró que pertenecen a un "grupo colectivo subversivo" porque entre ellos se decían "compas".
Por Omar Sánchez de Tagle y Gonzalo Ortuño 
26 de noviembre, 2014
Comparte
marcha-10_co

Foto: Cuartoscuro.

La Procuraduría General de la República (PGR) presentó como prueba central de la causa en contra de los 11 detenidos del Zócalo el testimonio de los mismos policías que los arrestaron y añadió un elemento “clave” para sostener que pertenecen a un “grupo colectivo subversivo”: entre ellos “se decían compas”.

Con esos argumentos, la fiscalía consignó a los inculpados por los delitos de tentativa de homicidio, motín y asociación delictuosa y los trasladó a penales de máxima seguridad.

Además, al expediente la Procuraduría decidió no agregarle ninguna prueba gráfica (fotografías o videos) que probara la participación de los acusados en los hechos violentos, a pesar de que le había ofrecido al juez hacerlo.

Los elementos que incluyen las consignaciones de los 11 detenidos fueron confirmados por funcionarios del Poder Judicial, quienes explicaron que la prueba principal que la PGR presentó ante el juzgado 17 de distrito con sede en Veracruz son los testimonios de los propios granaderos. 

De hecho, la consignación trae fotografías de cada uno de los acusados tomadas en las instalaciones de la SEIDO (y no en el Zócalo, durante los enfrentamientos), mismas que fueron mostradas a los granaderos del DF que participaron en los hechos.

Los policías aseguraron que todos los detenidos habían participado “en las agresiones y ataques a Palacio Nacional y al grupo de seguridad que custodiaba las instalaciones”, el pasado 20 de noviembre.

Los mismos funcionarios confirmaron que en los expedientes se asienta, textualmente, que estas 11 personas pertenecen a “un grupo colectivo subversivo”, como prueba el hecho de que “entre ellos se decían compas”.

Por otra parte, cinco policías federales declaran haber detenido en flagrancia a los once detenidos. El Ministerio Público sostiene incluso que una de estas personas jaló de entre los miembros del destacamento a un policía, golpeándolo mientras incitaba a otros a causarle daño.

A decir de los abogados de los detenidos, los delitos de tentativa de homicidio, motín y asociación delictuosa se sustentan en escasa y endeble evidencia. Además, explicaron que la acusación se basa sólo en la declaración de los cinco policías y el hecho de que varias de las once personas confesaron haber estado en la marcha. Tres personas reservaron su derecho a declarar lo cual, a pesar de ser un derecho de toda persona acusada, se considera como indicativo de su responsabilidad.

La evidencia de que los eventos tomaron lugar es también escasa. Hasta el momento de la consignación, las lesiones del policía agredido no fueron certificadas y no existen rastros de los petardos, piedras y palos utilizados pues al intentar recuperar esta evidencia la plancha del zócalo ya había sido limpiada. En ninguno de los detenidos se encontraron rastros de explosivo o detonación alguna.

Sin embargo, afirmaron, no sólo se establece que estas once personas participaron en los supuestos hechos, sino que se concluye que lo hicieron con la intención de quitarle la vida al policía, para lo cual, toman como pruebas que los acusados gritaban consignas tales como “muera Peña” “muera el PRI” y “mueran las instituciones”.

Adicionalmente, los policías federales afirman haber escuchado que la persona que jaló al policía gritó “vamos a matar a ese pinche perro”. La tentativa de homicidio –razona la autoridad– también se configura dado que toda persona sabe que un mal golpe en la cabeza puede causar la muerte.

Para los abogados, existe una gran preocupación por la pobreza y escasez de la evidencia utilizada para privar de la libertad a estas once personas aumenta a la luz del contexto en el cual se desarrollan las detenciones.

Múltiples testimonios refieren a acciones generalizadas de detención arbitraria la noche del 20 de noviembre. En este contexto, para la defensa de losjóvenes genera particular preocupación que los detenidos fueron negados del libre acceso a una defensa en las primeras y vitales horas de su detención. No ha sido sino hasta después de haber sido consignados y trasladados a un penal de máxima seguridad en los Estados de Veracruz y Nayarit que las once personas detenidas han podido libremente ejercer su derecho a una debida defensa.

Las conclusiones contra los detenidos se basan en un informe rendido por el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI) adscrito a la PGR sobre la existencia de grupos anarquistas en México, aunque dicho informe no vincula de manera alguna a los detenidos con dichos grupos. También se basa en un informe emitido por la División de Inteligencia de la Policía Federal sobre investigaciones realizadas a una persona presuntamente responsable de acciones anárquicas y violentas, quien tampoco se vincula de manera alguna con los detenidos.

Los abogados defensores de los 11 inculpado tuvieron finalmente acceso a estos expedientes, pero sólo de forma parcial y sin que se les entregaran copias certificada.

Con base en lo que pudieron revisar, los abogados de 7 de los 11 detenidos -consultados por Animal Político- el pasado 20 de noviembre, aseguran que la pruebas que aporta la Procuraduría General de la República “carecen de sustento y son totalmente cuestionables”.

“Las pruebas que están aportando son forzadas y en las que todo está sustentado en dichos de los policías” asegura Alejandro Jiménez, abogado del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD).

Jiménez declaró que en el expediente las autoridades acusan a los detenidos de formar un colectivo subversivo y justifican el uso de la fuerza que empleó el grupo de granaderos el pasado jueves 20 de noviembre al desalojar la plaza de la Constitución.

“Justifican la lesiones a los detenidos porque supuestamente golpean sus escudos con la cabeza. Acusan que todos formaban parte de un colectivo que buscaba agredir. Pero ni interviniendo sus cuentas de Facebook lograron acreditar esto” señaló el litigante.

La Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD), la Oficina de Defensoría de Derechos de la Infancia (ODDI) y  la organización juvenil Cauce Ciudadano tomaron formalmente la defensa de lo detenidos, después de que el fin de semana autoridades les negaran escoger a los abogados de su confianza.

La abogada de la ANAD, Karla Michel aseguró que dentro del expediente de los 11 detenidos, los policías mienten en su declaraciones.

“Policías federales señalan haber detenido a los jóvenes cuando fueron los policías del Gobierno del D.F. quienes los detuvieron, lo cual es grave porque están incurriendo en falsedad de declaración” explicó Michel.

La defensora mencionó que en la acusación de asociación delictuosa, la PGR  recurre a “un informe de 2011 de inteligencia, que habla sobre la existencia de grupos anarquistas en el país que están contra el capitalismo y la nanotecnología”.

En el caso del detenido de nacionalidad chilena, Laurence Maxwell Ilabaca, “han tratado de caracterizarlo como el más violento de todos, por el activismo que en algún momento desempeñó en su país” dijo Karla Michel, quien asegura que la ANAD mantuvo contacto con familiares desde Chile y llevará ahora su defensa.

En el caso, por ejemplo de Hillary Analí González Olguín “aportan como pruebas: fotografías de su celular de marchas en la Ciudad de México y que durante la manifestación las personas gritaban consignas contra el Presidente Enrique Peña Nieto” informó Jesús González Alcántara, integrante del el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

De acuerdo con el IMDHD y la ANAD, se solicitó la intervención de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) para la aplicación del “Protocolo de Estambul”, un herramienta que  permite documentar y combatir la tortura mediante procedimientos como exámenes médicos y realización de entrevistas a detenidos.

“Ahí señalamos no sólo la tortura de la detención, sino durante el traslado a la SEIDO (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada) y de la SEIDO a Veracruz” indicó la litigante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos

Las tres mujeres detenidas tras la jornada de protestas el pasado 20 de noviembre en la Ciudad de México, Hillary Analí González Olguín, Tania Damián Rojas y Liliana Garduño Ortega permanecen bajo la defensoría de oficio porque los abogados no han podido trasladarse al Centro Federal Femenil “Noroeste” ubicado en Tepic, Nayarit.

Por su parte Francisco García Martínez, detenido también durante el desalojo del Zócalo el pasado 20 de noviembre, manifestó su deseo de mantener al abogado de oficio que le fue asignado,  de acuerdo con la abogada Karla Michel.

**Nota publicada el 25 de noviembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las pruebas que demuestran que el cambio climático es producido por humanos

Los científicos han analizado millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo para concluir que el calentamiento global es un hecho y cuán responsable es la actividad humana de ello.
2 de noviembre, 2021
Comparte

A pesar de los grupos “escépticos” del clima, hemos llegado al punto en que tanto los científicos como los políticos están diciendo que enfrentamos una crisis planetaria debido al cambio climático.

Recientemente, Naciones Unidas publicó un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en el que envía “una alerta roja para la humanidad”.

El mundo se prepara para la Conferencia de la ONY sobre el Cambio Climático (COP26), que se desarrolla del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia, y se considera crucial para traer el cambio climático bajo control.

Casi 200 países tendrán que presentar planes para reducir sus emisiones, lo que que podrá significar un cambio importante en nuestras vidas diarias.

Pero, ¿cuál es la evidencia del calentamiento global y cómo sabemos que está siendo causado por humanos?

¿Cómo sabemos que el mundo se está calentando?

Nuestro planeta se ha estado calentando rápidamente desde el comienzo de la Revolución Industrial.

La temperatura promedio en la superficie de la Tierra ha aumentado unos 1,1 C desde 1850. Más aún, desde mediados del siglo XIX, cada una de las cuatro últimas décadas ha sido más caliente que cualquier otra anterior.

Se ha llegado a estas conclusiones a partir de los análisis de millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo. Los registros de temperatura fueron recopilados por estaciones meteorológicas en tierra, en barcos y por satélites.

5 revelaciones del preocupante informe de la ONU sobre cambio climático

Múltiples equipos independientes de científicos han obtenido los mismos resultados: un salto en las temperaturas que coincide con el inicio de la era industrial.

Un voluntario observa el incendio en Marmaris, Turquía

Reuters
Turquía fue uno de los lugares impactados por devastadores incendios forestales este verano.

Los científicos pueden reconstruir las fluctuaciones de la temperatura aún mucho más atrás en el tiempo.

Los anillos de los árboles, muestras de extracción de hielo, sedimentos en lagos y los corales todos son un registro histórico del clima pasado.

Esa información provee un contexto muy necesario a la actual fase de calentamiento. De hecho, los científicos estiman que la Tierra no ha sido así de caliente desde hace unos 125.000 años.

¿Cómo sabemos que los humanos somos responsables?

Los gases de efecto invernadero -que atrapan el calor del Sol- son el vínculo crucial entre el aumento de la temperatura y la actividad humana. El más importante es el dióxido de carbono (CO2) por su gran abundancia en la atmósfera.

También sabemos que es el CO2 el que atrapa la energía del Sol. Los satélites muestran que hay menos calor emitido desde la Tierra hacia el espacio precisamente a la longitud de onda a la cual el CO2 absorbe la energía irradiada.

La quema de combustibles fósiles y la tala de árboles conducen a la fuga de este gas de efecto invernadero. Ambas actividades se dispararon después del siglo XIX, así que no sorprende que el CO2 atmosférico haya aumentado a lo largo del mismo período.

Una imagen aérea de la refinería de la empresa petrolera Marathon, en Los Ángeles, el mayor productor de gasolina en California.

Getty Images
La quema de combustibles fósiles contribuye a la fuga de CO2 en la atmósfera.

Hay una manera en la que se puede demostrar definitivamente de dónde vino todo este CO2 adicional. El carbón producido por la quema de combustibles fósiles tiene una marca química única.

Los anillos de los árboles y el hielo polar registran los cambios en la química atmosférica. Después de examinarlos, se ve que el carbono -específicamente el de fuentes fósiles- ha aumentado significativamente desde 1850.

Los análisis demuestran que durante 800.000 años, el CO2 en la atmósfera no subió por encima de 300 partes por millón (ppm). Sin embargo, desde la Revolución Industrial, la concentración de CO2 se disparó a su nivel actual de casi 420 ppm.

Simulaciones de computadora, conocidas como modelos climáticos, se han utilizado para mostrar lo que hubiera sucedido con las temperaturas sin las enormes cantidades de gases de efecto invernadero generadas por los humanos.

Revelan que hubiera habido poco calentamiento global -y posiblemente cierto enfriamiento- a lo largo de los siglos XX y XXI, si sólo los factores naturales hubieran influido en el clima.

Solamente cuando se introducen los factores humanos es que los modelos pueden explicar el aumento de las temperaturas.

Soldados y rescatistas asisten a la evacuación de personas afectadas por las inundaciones en la ciudad de York, Inglaterra

Getty Images
El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado a lo largo de 50 años.

¿Cuál es el impacto de los humanos en el planeta?

Se vaticina que los niveles de calentamiento por los que ya ha pasado la Tierra ocasionarán cambios significativos en nuestro entorno.

Observaciones de estos cambios en el mundo real corresponden a los patrones que los científicos esperan ver con el calentamiento provocado por la actividad humana. Estos incluyen:

  • Las capas de hielo de Groenlandia y Antártida se derriten rápidamente
  • El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado en los últimos 50 años.
  • Los niveles globales del mar subieron 20 cm en el último siglo y continúan subiendo
  • Desde los 1800, los océanos se han vuelto 40% más ácidos, afectando la vida marina

Pero, ¿no era más caliente en el pasado?

Ha habido varios períodos de calentamiento en la Tierra en épocas pasadas.

Hace unos 92 millones de años, por ejemplo, las temperaturas eran tan altas que no había capas de hielo polares y animales parecidos a los cocodrilos vivían el el Ártico canadiense.

Eso no debería ser consuelo para nadie, sin embargo, porque los humanos no existían en ese entonces. Hubo momentos en el pasado que el nivel del mar alcanzó 25 metros más de lo que es hoy en día. Se considera que un aumento de entre 5-8 metros sería suficiente para sumergir la mayoría de las ciudades costeras del mundo.

gráfico - calentamiento

BBC

Hay evidencia abundante de extinciones masivas de vida durante estos períodos. Y los modelos climáticos sugieren que, en algunos, los trópicos pudieron ser “zonas muertas” demasiado calientes para la supervivencia de la mayoría de las especies.

Estas fluctuaciones entre calor y frío fueron causadas por una variedad de fenómenos, incluyendo la manera en que la Tierra se bambolea en su órbita alrededor del Sol a través de largos períodos, erupciones volcánicas y ciclos climáticos de corto plazo como El Niño.

Durante muchos años, grupos denominados como “escépticos” del clima han cuestionado las bases científicas del calentamiento global.

Sin embargo, virtualmente todos los científicos que publican regularmente en los sitios especializados, que son evaluados por sus pares expertos, concuerdan en las actuales causas del cambio climático.

Un informe clave de la ONU publicado en 2021 dijo que “es indiscutible que la influencia humana ha calentado la atmósfera, los océanos y la tierra”.

¿Te interesaría leer más sobre el cambio climático? Haz clic aquí para encontrar amplios artículos al respecto

More on Climate Change bottom strapline

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.