Así funciona Li-Fi, la tecnología que convierte la luz en una red de banda ancha
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así funciona Li-Fi, la tecnología que convierte la luz en una red de banda ancha

Li-Fi es una tecnología inalámbrica que ofrece velocidades de transmisión de datos que llegan a 1 Gbps. A diferencia de las redes Wi-Fi, este sistema se apoya en el uso de fuentes de luz basadas en LEDs especiales con los que transmite datos.
Por ElDiario.es / Juan Jesús Velasco
23 de noviembre, 2014
Comparte
Li-Fi es una tecnología que nos permitirá, aprovechando fuentes de luz, conectarnos a la red a alta velocidad. Foto: ElDiario.es.

Li-Fi es una tecnología que nos permitirá, aprovechando fuentes de luz, conectarnos a la red a alta velocidad. Foto: ElDiario.es.

Investigadores del Instituto Fraunhofer han anunciado el desarrollo de una tecnología inalámbrica y de bajo consumo que ofrece tasas de transferencia de 1 Gigabit por segundo y con la que, por ejemplo, se podría dotar de conectividad de datos a dispositivos dentro de un radio cercano al punto de acceso a la red.

El número de dispositivos con capacidades inalámbricas aumenta exponencialmente y, de la misma forma, también aumenta la demanda de capacidad de transmisión. El cambio de frecuencias de la TDT en España tiene como objetivo liberar canales radio para su uso en 4G (LTE) y, seguramente, todos hemos tenido alguna vez problemas de interferencia con la señal Wi-Fi de nuestros vecinos. Hay que satisfacer la demanda con un espectro cada vez más saturado en uso; una situación que, desde hace algún tiempo, se pretende solventar apoyándose en algo tan cotidiano como las luminarias que todos tenemos en casa o en las oficinas.

¿Comunicaciones inalámbricas con lámparas? Aunque suene raro, las comunicaciones basadas en señales visuales son algo muy antiguo; los barcos utilizan focos para intercambiar señales luminosas con otros navíos y, salvando las distancias, esta nueva tecnología nos presenta algo parecido. Li-Fi (Light Fidelity) es el nombre que recibe esta tecnología que pretende utilizar lámparas basadas en LED para transmitir datos.

Li-Fi, lámparas para transmitir información a alta velocidad

¿Y en qué consiste Li-Fi? ¿Cómo funciona? El Li-Fi se apoya en un comportamiento que es imperceptible para el ojo humano. Las luminarias basadas en tecnología LED no están encendidas de manera continuada, realmente parpadean pero no es algo que podamos ver. Este parpadeo a alta frecuencia (los LEDs parpadean un millar de veces cada segundo) puede ser utilizado para transmitir grandes tasas de información y, aunque pueda parecer ciencia-ficción, el LED hace años que se utiliza como fuente de luz en las comunicaciones basadas en fibra óptica.

Li-Fi Fraunhofer

El Instituto Fraunhofer ha desarrollado un dispositivo Li-Fi capaz de transmitir a 1 Gbps

Si tenemos en cuenta que, por ejemplo, una oficina tiene múltiples luminarias que iluminan todo el espacio éstas podrían, además, ofrecer transmisión de datos de manera inalámbrica y se ahorraría el despliegue de redes Wi-Fi (evitando la saturación de canales de radio) o el cableado de datos de los puestos de trabajo. Combinando LEDs de infrarrojos (que es la tecnología de transmisión que usa Li-Fi) con LEDs que emitan luz en el espectro visible (para iluminar) se obtiene como resultado un punto de acceso Li-Fi.

Una red Wi-Fi basada en el estándar 802.11g tiene una tasa de transferencia máxima de 54 Mbps; el estándar 802.11n ofrecía 300 Mbps y el estándar 802.11ac ofrece una transferencia teórica de 1 Gbps. Por otro lado, en el ámbito de Li-Fi, la Universidad Fudan de Shanghai desarrolló, el año pasado, un LED capaz de transmitir a 150 Mbps y ahora el Instituto Fraunhofer (lugar donde nació el formato MP3) alcanza ahora la cota de 1 Gbps.

La tecnología Li-Fi, de la que lleva hablándose desde el año 2011, puede ser una importante punta de lanza para la abundancia de los dispositivos basados en el “Internet de las cosas”; todos usamos lámparas en nuestra casa y en nuestra oficina y la cobertura de los dispositivos es sencilla.

El escenario es simple: instalar un transceptor en nuestro ordenador portátil y que éste quede dentro del campo de cobertura de la lámpara que hace las veces de punto de acceso. Básicamente, lo mismo que hacemos en casa o en la oficina, situarnos dentro del área que ilumina la lámpara que tengamos más cercana.

Li-Fi Escenario Boston

Con Li-Fi podremos movernos con total libertad por una oficina y cada lámpara podría actuar de punto de acceso a la red

El Instituto Fraunhofer en su experimento ofrece 10 metros de cobertura desde la fuente de luz; un escenario que parece ir consolidando una tecnología que ya agrupa a distintas empresas en el Li-Fi Consortium. Además, está generando nuevos centros de investigación como el de la Universidad de Strathclyde en Reino Unido, que el pasado año anunció la apertura del Intelligent Lighting Centre (ILC) con una inversión inicial de 7,28 millones de euros dedicados a la investigación en el ámbito del Li-Fi o el de la Universidad de Boston.

Re-usar infraestructuras existentes

Cada vez son más los dispositivos que requieren conexiones de datos y el Internet de las cosas no es algo que nos quede lejano, es una realidad que vemos en todo tipo de industrias y también en los dispositivos de consumo. Las redes Wi-Fi tienen limitaciones en cuanto a cobertura, despliegue y velocidad; por tanto, aprovechar infraestructuras que ya utilizamos puede ser una interesante vía para expandir nuestras redes de datos.

Con los dispositivos PLC estamos aprovechando el cableado eléctrico para transmitir datos, y con Li-Fi podemos aprovechar lámparas e instalaciones de iluminación para tener una mayor expansión dentro de una oficina o, por ejemplo, una fábrica. Si además, ya manejamos velocidades de 1 Gbps sin necesidad de usar un cable, las posibilidades son enormes, incluso, para los usuarios de banda ancha ultrarrápida (pensemos que en FTTH, es decir, en fibra óptica, Google está ofreciendo, a través de Google Fiber, conexiones de 1 Gbps).

Li-Fi aviones

Li-Fi podría dar un gran impulso a los ambientes inteligentes: vehículos conectados, smartcities, Internet de las cosas, etc.

La conexión a Internet no es el único escenario de aplicación de Li-Fi: hay luminarias por todas partes y en los automóviles también usamos luces que, por ejemplo, podrían servir para intercambiar información entre el coche de delante y el que le sigue (alerta de un frenazo o si el semáforo se pone en rojo y éste avisa a un “coche inteligente” también con una señal luminosa). Aún queda mucho camino por recorrer pero Li-Fi puede convertir nuestro entorno en algo mucho más inteligente y, sobre todo, conectado.

Imágenes: Instituto Fraunhofer, Universidad de Boston y Juan Pablo Colasso (Flickr)

Lea la nota original en ElDiario.es.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Condenan a 4 años de prisión a una periodista que cubrió el inicio del brote de COVID en Wuhan, China

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus en Wuhan y que se encuentra en huelga de hambre, se enfrenta a cuatro años de prisión.
28 de diciembre, 2020
Comparte
Zhang Zhan

YOUTUBE
La exabogada Zhang Zhan había sido detenida en mayo.

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus de Wuhan, ha sido condenada a cuatro años de prisión.

Zhan fue declarada culpable de “buscar altercados y provocar problemas”, un cargo que se usa frecuentemente en ese país contra activistas.

La exabogada de 37 años fue detenida en mayo y lleva varios meses en huelga de hambre. Sus abogados dicen que se encuentra en mal estado de salud.

Zhang es una entre varios periodistas ciudadanos que han enfrentado problemas por informar sobre lo que estaba ocurriendo en Wuhan, la localidad china donde comenzó el brote de SARS-CoV-2.

En China no hay medios de comunicación que no sean oficiales y se sabe que las autoridades toman medidas drásticas contra activistas o informantes cuyas denuncias consideran socavan la respuesta del gobierno al brote.

El presidente de China, Xi Jinping, ha insistido en varias oportunidades en que su gobierno manejó correctamente el brote.

“Zhang Zhan parecía devastada cuando se anunció la sentencia”, dijo Ren Quanniu, uno de sus abogados defensores, a la agencia de noticias AFP.

Ren agregó que la madre de Zhang, que estaba en el tribunal, sollozó en voz alta cuando se leyó el veredicto.

Otras detenciones

Zhang había viajado a Wuhan en febrero para informar de forma independiente sobre el brote.

Un ciudadano de Wuhan

Getty Images
La ciudad china de Wuhan es considerada el primer epicentro de la pandemia.

Sus informes transmitidos en vivo y sus escritos se compartieron ampliamente en las redes sociales, lo cual llamó la atención de las autoridades chinas.

La organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD, por sus siglas en inglés Chinese Human Rights Defenders) señaló que sus reportes también incluyeron las detenciones de otros periodistas independientes y el acoso que estaban sufriendo las familias de algunas víctimas que pedían una rendición de cuentas.

En una entrevista en video con un cineasta independiente antes de su arresto, Zhang dijo que decidió visitar Wuhan después de leer una publicación en línea de un residente sobre la vida en la ciudad durante el brote.

Una vez allí, comenzó a documentar lo que vio en las calles y hospitales en transmisiones en vivo, a pesar de las amenazas de las autoridades.

“Quizás tengo un alma rebelde. Solo estoy documentando la verdad. ¿Por qué no puedo mostrar la verdad?”, dijo en un clip de la entrevista obtenido por la BBC.

“No dejaré de hacer lo que hago porque este país no puede retroceder”.

“Información falsa”

Zhang desapareció el 14 de mayo, según el CHRD. Un día después, se reveló que había sido detenida por la policía en Shanghái, a más de 640 km de distancia.

El presidente de China, Xi Jinping, con otros funcionarios

Reuters
En marzo, el presidente de China, Xi Jinping, dijo que el virus había sido controlado con éxito en la provincia de Wuhan y Hubei.

A principios de noviembre se le presentaron cargos formales.

El documento de la acusación señala que Zhang envió “información falsa a través de texto, video y otros medios vía (plataformas como) WeChat, Twitter y YouTube”.

También está acusada de aceptar entrevistas con medios de comunicación extranjeros y de “difundir maliciosamente” información sobre el virus en Wuhan. Se recomendó una sentencia de cuatro a cinco años.

En protesta por su arresto, Zhang hizo una huelga de hambre, lo cual ha deteriorado su salud.

Uno de sus abogados dijo en un comunicado que cuando la visitó a principios de diciembre, ella le había dicho que la estaban alimentando a la fuerza mediante una sonda.

También dijo que sufría dolores de cabeza, mareos y dolor de estómago.

“Restringida las 24 horas del día, necesita ayuda para ir al baño”, dijo el abogado Zhang Keke, quien también indicó que tiene problemas para dormir.

“Se siente psicológicamente agotada, como si cada día fuera un tormento”, dijo el abogado que había solicitado el aplazamiento del juicio dado su estado de salud.

Zhang había sido detenida en 2019 por expresar su apoyo a los activistas en Hong Kong.

“Sentencia alarmante”

Leo Lan, consultor de investigación y defensa del grupo de derechos humanos Network of Chinese Human Rights Defenders, dijo que la sentencia de Zhang es “alarmante”.

“(Su) sentencia es muy dura. El gobierno chino está muy decidido a silenciarla e intimidar a otros ciudadanos que intentaron exponer lo que sucedió en Wuhan”, le dijo a la BBC.

“Me preocupa el destino de otros ciudadanos detenidos que también informaron sobre la pandemia”.

Varios reporteros ciudadanos que informaron desde Wuhan, entre ellos: Li Zehua, Chen Qiushi y Fang Bin, desaparecieron a principios de este año.

Li finalmente apareció y explicó que había sido puesto en cuarentena a la fuerza, mientras que se informó que Chen está con su familia, pero bajo supervisión del gobierno.

Aún se desconoce el paradero de Fang Bin.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lu1IxGRfsyM&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.