Así funciona Li-Fi, la tecnología que convierte la luz en una red de banda ancha
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así funciona Li-Fi, la tecnología que convierte la luz en una red de banda ancha

Li-Fi es una tecnología inalámbrica que ofrece velocidades de transmisión de datos que llegan a 1 Gbps. A diferencia de las redes Wi-Fi, este sistema se apoya en el uso de fuentes de luz basadas en LEDs especiales con los que transmite datos.
Por ElDiario.es / Juan Jesús Velasco
23 de noviembre, 2014
Comparte
Li-Fi es una tecnología que nos permitirá, aprovechando fuentes de luz, conectarnos a la red a alta velocidad. Foto: ElDiario.es.

Li-Fi es una tecnología que nos permitirá, aprovechando fuentes de luz, conectarnos a la red a alta velocidad. Foto: ElDiario.es.

Investigadores del Instituto Fraunhofer han anunciado el desarrollo de una tecnología inalámbrica y de bajo consumo que ofrece tasas de transferencia de 1 Gigabit por segundo y con la que, por ejemplo, se podría dotar de conectividad de datos a dispositivos dentro de un radio cercano al punto de acceso a la red.

El número de dispositivos con capacidades inalámbricas aumenta exponencialmente y, de la misma forma, también aumenta la demanda de capacidad de transmisión. El cambio de frecuencias de la TDT en España tiene como objetivo liberar canales radio para su uso en 4G (LTE) y, seguramente, todos hemos tenido alguna vez problemas de interferencia con la señal Wi-Fi de nuestros vecinos. Hay que satisfacer la demanda con un espectro cada vez más saturado en uso; una situación que, desde hace algún tiempo, se pretende solventar apoyándose en algo tan cotidiano como las luminarias que todos tenemos en casa o en las oficinas.

¿Comunicaciones inalámbricas con lámparas? Aunque suene raro, las comunicaciones basadas en señales visuales son algo muy antiguo; los barcos utilizan focos para intercambiar señales luminosas con otros navíos y, salvando las distancias, esta nueva tecnología nos presenta algo parecido. Li-Fi (Light Fidelity) es el nombre que recibe esta tecnología que pretende utilizar lámparas basadas en LED para transmitir datos.

Li-Fi, lámparas para transmitir información a alta velocidad

¿Y en qué consiste Li-Fi? ¿Cómo funciona? El Li-Fi se apoya en un comportamiento que es imperceptible para el ojo humano. Las luminarias basadas en tecnología LED no están encendidas de manera continuada, realmente parpadean pero no es algo que podamos ver. Este parpadeo a alta frecuencia (los LEDs parpadean un millar de veces cada segundo) puede ser utilizado para transmitir grandes tasas de información y, aunque pueda parecer ciencia-ficción, el LED hace años que se utiliza como fuente de luz en las comunicaciones basadas en fibra óptica.

Li-Fi Fraunhofer

El Instituto Fraunhofer ha desarrollado un dispositivo Li-Fi capaz de transmitir a 1 Gbps

Si tenemos en cuenta que, por ejemplo, una oficina tiene múltiples luminarias que iluminan todo el espacio éstas podrían, además, ofrecer transmisión de datos de manera inalámbrica y se ahorraría el despliegue de redes Wi-Fi (evitando la saturación de canales de radio) o el cableado de datos de los puestos de trabajo. Combinando LEDs de infrarrojos (que es la tecnología de transmisión que usa Li-Fi) con LEDs que emitan luz en el espectro visible (para iluminar) se obtiene como resultado un punto de acceso Li-Fi.

Una red Wi-Fi basada en el estándar 802.11g tiene una tasa de transferencia máxima de 54 Mbps; el estándar 802.11n ofrecía 300 Mbps y el estándar 802.11ac ofrece una transferencia teórica de 1 Gbps. Por otro lado, en el ámbito de Li-Fi, la Universidad Fudan de Shanghai desarrolló, el año pasado, un LED capaz de transmitir a 150 Mbps y ahora el Instituto Fraunhofer (lugar donde nació el formato MP3) alcanza ahora la cota de 1 Gbps.

La tecnología Li-Fi, de la que lleva hablándose desde el año 2011, puede ser una importante punta de lanza para la abundancia de los dispositivos basados en el “Internet de las cosas”; todos usamos lámparas en nuestra casa y en nuestra oficina y la cobertura de los dispositivos es sencilla.

El escenario es simple: instalar un transceptor en nuestro ordenador portátil y que éste quede dentro del campo de cobertura de la lámpara que hace las veces de punto de acceso. Básicamente, lo mismo que hacemos en casa o en la oficina, situarnos dentro del área que ilumina la lámpara que tengamos más cercana.

Li-Fi Escenario Boston

Con Li-Fi podremos movernos con total libertad por una oficina y cada lámpara podría actuar de punto de acceso a la red

El Instituto Fraunhofer en su experimento ofrece 10 metros de cobertura desde la fuente de luz; un escenario que parece ir consolidando una tecnología que ya agrupa a distintas empresas en el Li-Fi Consortium. Además, está generando nuevos centros de investigación como el de la Universidad de Strathclyde en Reino Unido, que el pasado año anunció la apertura del Intelligent Lighting Centre (ILC) con una inversión inicial de 7,28 millones de euros dedicados a la investigación en el ámbito del Li-Fi o el de la Universidad de Boston.

Re-usar infraestructuras existentes

Cada vez son más los dispositivos que requieren conexiones de datos y el Internet de las cosas no es algo que nos quede lejano, es una realidad que vemos en todo tipo de industrias y también en los dispositivos de consumo. Las redes Wi-Fi tienen limitaciones en cuanto a cobertura, despliegue y velocidad; por tanto, aprovechar infraestructuras que ya utilizamos puede ser una interesante vía para expandir nuestras redes de datos.

Con los dispositivos PLC estamos aprovechando el cableado eléctrico para transmitir datos, y con Li-Fi podemos aprovechar lámparas e instalaciones de iluminación para tener una mayor expansión dentro de una oficina o, por ejemplo, una fábrica. Si además, ya manejamos velocidades de 1 Gbps sin necesidad de usar un cable, las posibilidades son enormes, incluso, para los usuarios de banda ancha ultrarrápida (pensemos que en FTTH, es decir, en fibra óptica, Google está ofreciendo, a través de Google Fiber, conexiones de 1 Gbps).

Li-Fi aviones

Li-Fi podría dar un gran impulso a los ambientes inteligentes: vehículos conectados, smartcities, Internet de las cosas, etc.

La conexión a Internet no es el único escenario de aplicación de Li-Fi: hay luminarias por todas partes y en los automóviles también usamos luces que, por ejemplo, podrían servir para intercambiar información entre el coche de delante y el que le sigue (alerta de un frenazo o si el semáforo se pone en rojo y éste avisa a un “coche inteligente” también con una señal luminosa). Aún queda mucho camino por recorrer pero Li-Fi puede convertir nuestro entorno en algo mucho más inteligente y, sobre todo, conectado.

Imágenes: Instituto Fraunhofer, Universidad de Boston y Juan Pablo Colasso (Flickr)

Lea la nota original en ElDiario.es.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La mujer chilena que quiere que le dejen interrumpir su embarazo tras tomar anticonceptivos defectuosos

Más de 170 mujeres quedaron embarazadas luego de que el sistema de salud público chileno les diera anticonceptivos defectuosos. Esta es la historia de una de ellas.
20 de marzo, 2021
Comparte

Fue en octubre del año pasado cuando Javiera*, de 32 años, descubrió que estaba embarazada.

La noticia le resultó sorprendente. Hacía tres años que tomaba anticonceptivos.

Sin embargo, el test salió positivo.

La mujer descubrió entonces que no era la única.

Ella y otras 170 mujeres en Chile habían sido víctimas de un escándalo que ha golpeado fuertemente al sistema de salud público de ese país: la administración, por error, de anticonceptivos defectuosos a miles de mujeres.

La pastilla se llama Anullete CD, del Laboratorio Silesia S.A, y, hasta hace siete meses era repartida a más de 300.000 personas acogidas al programa de planificación familiar del Estado.

El Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile alertó de esta situación en agosto del año pasado, solicitando el retiro del mercado de estos anticonceptivos.

Pero la medida llegó demasiado tarde. El comprimido había estado en circulación por más de un año y las denuncias sobre embarazos no deseados aumentaban todos los días.

A pesar de que la mayoría de esas 170 mujeres ha optado por continuar con sus embarazos, Javiera decidió solicitar un aborto.

Así, el 17 de diciembre del año pasado, la joven se dirigió al Centro de Salud Familiar (Cesfam) donde la atendían y presentó su petición.

mujer embarazada

Getty Images
La mayoría de las chilenas afectadas por los anticonceptivos defectuosos han decidido continuar con sus embarazos.

En Chile, la interrupción del embarazo está permitida bajo tres causales: la inviabilidad del feto, peligro de la vida de la madre o violación. Para las dos primeras, no hay límite en las semanas de gestación del embarazo.

Javiera se acogió a la segunda causal, argumentando que, producto de la situación en la que se encuentra, estaba sufriendo un importante daño psicológico y, en consecuencia, su vida estaba en peligro.

El Cesfam no respondió a su solicitud y entonces Javiera decidió acudir a los tribunales.

Argumentos del recurso de protección

Desbalance en su salud psíquica, crisis de pánico, angustia, falta de apetito, síntomas de desánimo e incluso carencia de motivación que le han impulsado a tener “ideas suicidas” fueron parte del cuadro de salud que la mujer esgrimió ante la justicia chilena.

La joven aseguró además que no cuenta con medios económicos ni redes de apoyo para cuidar a un hijo o hija, pues recién está dando los primeros pasos para ejercer su profesión técnica.

movimiento feminista chile

Getty Images
El movimiento feminista en Chile ha abogado fuertemente por los derechos reproductivos de la mujer.

El recurso de protección presentado ante los tribunales por la defensa de Javiera -quien hoy ya tiene 23 semanas de embarazo-, plantea que el Cesfam donde se atendía tuvo un “actuar ilegal y arbitrario” al omitir la solicitud de aborto y solicita que se evalúe su estado psíquico con el fin de optar a una interrupción del embarazo.

Un fallo “significativo” para los derechos de las mujeres en Chile

Este miércoles, la Corte de Apelaciones de San Miguel, en Santiago, acogió el requerimiento de la joven, marcando un importante precedente para los derechos reproductivos de las mujeres en Chile.

En un fallo unánime, el tribunal resolvió que en el caso de Javiera hubo vulneración al derecho a la vida, integridad física y psíquica de la mujer, como también una vulneración a su derecho a la igualdad ante la ley.

Además, la sentencia concluyó que al no responder a la solicitud inicial de la mujer, el Cesfam había actuado, en efecto, no solo de forma “caprichosa” y “arbitraria” sino también “ilegal”.

La Corte de Apelaciones ordenó que dentro del plazo de cinco días el Centro de Salud Familiar evalúe a la mujer para determinar si se puede o no acoger a la causal de interrupción del embarazo.

De acuerdo con el dictamen, el Estado de Chile tiene una “obligación proactiva de cuidar la vida y la integridad física y psíquica de las personas” y “abandonó esta obligación desde que entregó anticonceptivos defectuosos”.

Los jueces, además, afirmaron que “la falta de medios físicos, espirituales, económicos y sociales” en un embarazo no deseado representa un riesgo vital en sí mismo, que muchas veces “perpetúa la precariedad de las mujeres”.

aborto manifestaciones

Getty Images
En Chile, el aborto es legal solo en tres causales.

“Este fallo es muy significativo en la posibilidad de avanzar, tanto en términos jurídicos como sociales, en los derechos reproductivos de las mujeres en Chile”, dice a BBC Mundo la abogada Laura Dragnic, de la Corporación Miles, que representó a Laura en el requerimiento.

La abogada, además, asegura que la sentencia marca un precedente respecto a la ley de aborto en el país sudamericano.

“El fallo habla de la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho legal. Y eso es importante porque en general la interpretación de la ley de aborto en Chile es para circunstancias de extrema necesidad”, señala.

“Hasta ahora no se ha comprendido como un derecho propiamente. Y eso es muy significativo, sobretodo considerando las discusiones que se avecinan en cuanto al aborto legal dentro del proceso constituyente”, agrega.

Pero a Javiera todavía le queda camino por recorrer. La Cesfam deberá pronunciarse respecto a su salud y, luego, se resolverá si puede interrumpir o no su embarazo.

De todas maneras, la demora en el proceso no la ha ayudado. Con 23 semanas de embarazo, un aborto no es lo más recomendado.

Al respecto, Laura Dragnic afirma que la decisión la tomará una vez que exista una resolución final por parte del Cesfam.

*La organización querellante solicitó mantener la confidencialidad respecto al verdadero nombre de Javiera, con el fin de resguardar su privacidad.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8fj-C_xCda8&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.