Los criminales ambientales más buscados por la Interpol
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los criminales ambientales más buscados por la Interpol

En la lista de los nueve más buscados figura Ariel Bustamante Sánchez, un mexicano que presuntamente participó en la pesca ilegal de atún en las aguas protegidas de Costa Rica.
Por BBC Mundo
20 de noviembre, 2014
Comparte

141118124452_interpol624 (1)Interpol hizo un llamado al público para tratar de localizar a nueve fugitivos sospechosos de haber cometido graves crímenes ambientales.

Este pedido -el primero en que el foco se centra en individuos- es parte de un esfuerzo por atrapar a distintas personas involucradas en la pesca ilegal, la tala y el tráfico de animales, un negocio que mueve cerca de US$210.000 millones al año.

En la lista de los nueve más buscados figura Ariel Bustamante Sánchez, un mexicano que presuntamente participó en la pesca ilegal de atún en las aguas protegidas de Costa Rica.

Otro de los prófugos, Ahmed Kamran, está acusado de contrabandear más de 100 animales vivos desde el aeropuerto de Kilimanjaro, en Tanzania, hasta el aeropuerto de Qatar, en un avión militar.

El operativo, bautizado Operación Infra Terra, confía en que la ayuda del público pueda contribuir a dar con el paradero de los más buscados.

“Incluso los detalles más pequeños que uno podría considerar insignificantes tienen el potencial de arrojar luz sobre una investigación cuando se combinan con otras piezas de evidencia que ya tiene la policía”, explica Ioannis Kokkinis de Interpol.

“A veces, lo único que hace falta es un par de ojos frescos para dar un nuevo impulso a una investigación y aportar la clave que nos faltaba para localizar a estos individuos, algunos de los cuales vienen evadiendo la justicia desde hace años”, agrega.

Lea también: 5 especies animales amenazadas por el tráfico ilegal en América Latina

Contactar a la policía nacional

Alfombra de leopardo
El comercio ilegal de flora y fauna mueve cerca de US$210.000 millones al año.

La agencia enfatizó que los miembros del público que tengan alguna información deben contactar a la policía nacional, no a la agencia, y en ningún caso debe acercarse directamente a los individuos buscados.

“Consideramos peligrosas a todas estas personas, sobre todo porque la naturaleza de estos delitos requieren la participación de redes del crimen organizado”, señaló Stefano Carvelli, director de la unidad de investigación de fugitivos de Interpol.

El pedido de ayuda surgió después de una investigación de 23 oficiales sobre el paradero de 139 sospechosos buscados por 36 países.

Desde su lanzamiento en octubre, el operativo le ha subido el perfil a la unidad de crímenes ambientales de Interpol, enfocada en la investigación de casos de explotación ilegal de flora y fauna en el mundo y en los grupos que se deshacen desechos peligrosos.

Lea: ¿Es la legalización el camino para acabar con el tráfico de vida silvestre?

Como un arca de Noé

El listado publicado por la agencia incluye también a Feisal Mohammed Alí, presunto líder de una banda de contrabando de marfil en Kenia.

Rinoceronte
Muchos rinocerontes acaban muertos por el valor de sus cuernos.

Se lo busca por un caso en el que se incautaron de 314 piezas de marfil (de más de dos toneladas) en Mombasa en junio de este año.

Uno de los casos más macabros, sin embargo, es el de Ahmed Kamram, acusado de trasladar a más de 100 animales vivos en un avión.

La carga -de más de US$110.000- incluía cuatro jirafas, dos impalas (un antílope de estatura mediana), dos buitres orejudos, dos antílopes comunes, dos bucorvus (aves coraciformes), 20 gacelas de Grant, y seis oryx, entre otros animales.

El contrabando, que tuvo lugar en 2010, fue tenso y dramático: algunos animales murieron antes de llegar al aeropuerto.

Lea: Cómo operan las mafias del multimillonario negocio de la madera ilegal en Perú

Peso de la ley

La campaña de Interpol fue bien recibida por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés).

La organización no sólo teme por el impacto de los crímenes ambientales en las especies sino también en cómo esto afecta la estabilidad política en algunos países.

“Los países están abordando los delitos ambientales como una ofensa seria, y haremos todo lo posible para ubicar y arrestar a estos criminales para asegurarnos de que sean llevados ante la justicia”, señaló Ben Janse van Rensburg de CITES.

“El público puede jugar un rol crucial en este esfuerzo colectivo, son nuestros ojos y nuestros oídos en el terreno. Su apoyo puede contribuir a que los criminales se enfrenten con el peso de la ley y sean castigados como corresponde”, concluyó van Rensburg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna contra la COVID-19: los riesgos de no ponerse la segunda dosis

Solo en Brasil más de 1.5 millones de ciudadanos no han completado el programa de vacunación contra el coronavirus. Los expertos explican cuáles son los peligros.
19 de abril, 2021
Comparte

En un desayuno con periodistas el 13 de abril en Brasilia, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, dijo que más de 1.5 millones de brasileños no acudieron a recibir la segunda dosis de la vacuna contra COVID-19.

Según el Ministerio de Salud, São Paulo es el estado en el que más se registra este fenómeno, con más de 343 mil atrasos. Le siguen Bahía (con 148 mil) y Río de Janeiro (143 mil).

Queiroga señaló que tiene la intención de reforzar la campaña para que todos completen el calendario de vacunación, y para ello contará con el apoyo del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass).

En la reunión también estuvo la coordinadora del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), Francieli Fantinato.

La especialista pidió a todos los que tomaron la primera dosis que esperaran el tiempo mínimo necesario para regresar al centro de vacunación más cercano y completar la vacunación con la segunda dosis.

Este intervalo varía según la vacuna aplicada. En el caso de CoronaVac, de Sinovac y el Instituto Butantan, el tiempo entre la primera y la segunda dosis es de 14 a 28 días.

Para la vacuna AZD1222, de AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Oswaldo Cruz, el período de espera es de tres meses.

Pero, ¿cuáles son los riesgos que corren quienes no reciben la segunda dosis?

Protección dudosa

La mayoría de las vacunas contra la COVID-19 probadas y aprobadas requiere dos dosis para que proporcione un nivel de protección aceptable.

Esto se aplica a los productos desarrollados por Pfizer, Moderna, Instituto Gamaleya (la Sputnik V), CoronaVac y AZD1222.

Por ahora, la única excepción en la lista es la vacuna de Johnson&Johnson, que ofrece una buena respuesta con la aplicación de una sola dosis.

Marcelo Queiroga

Getty Images
El ministro de Salud brasileño, Marcelo Queiroga, informó que 1,5 millones brasileños no regresaron para recibir su segunda dosis de vacunación.

Estos cronogramas de vacunas se evaluaron y definieron en ensayos clínicos que involucraron a decenas de miles de voluntarios y sirvieron para determinar la seguridad y eficacia de las candidatas.

Por lo tanto, si alguien toma solo la primera dosis de CoronaVac o AZD1222 y olvida la segunda, no estará adecuadamente protegido.

Los datos que tenemos muestran que la persona está protegida con dos dosis. Si toma solo una, no ha completado el plan y no está debidamente vacunada“, explica la doctora Isabella Ballalai, vicepresidenta de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones.

Aunque la primera dosis dé un poco de protección, esta tasa no se encuentra dentro de los parámetros establecidos por expertos e instituciones que definen las reglas del sector, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, ambas de Brasil.

Otro punto peligroso: al recibir la primera dosis (y no volver para completar el calendario de vacunación), el individuo corre el riesgo de quedarse con una falsa sensación de seguridad.

Incluso puede pensar, equivocadamente, que ya es inmune ante coronavirus y seguir con su vida normal, sin cuidados básicos contra COVID-19.

Las recomendaciones, sin embargo, siguen siendo las mismas para quienes recibieron dos, una o ninguna dosis de la vacuna: todos deben mantener la distancia física, usar mascarillas, lavarse las manos y asegurarse de que el aire se renueva en los interiores.

¿Comenzar de nuevo?

Aún no está claro qué deben hacer aquellos que no han completado el plan de las dos dosis: ¿tendrán que empezar de cero o podrán aplicarse la segunda en cualquier momento?

Esto dependerá del tiempo que hayan dejado pasar desde que recibieron la primera, especulan los expertos.

“Si se ha superado el plazo máximo para recibir la segunda dosis, puede ser necesario reiniciar la pauta de vacunación, ya que todos los datos de eficacia que tenemos están basados en un protocolo”, señala la inmunóloga Cristina Bonorino, profesora titular de la Universidad Federal de Ciencias de la Salud de Porto Alegre.

“Si no nos ceñimos a esto, no podemos garantizar la inmunización”.

vacuna

Reuters
Es importante tomar las dos dosis del mismo fabricante de vacuna.

En un escenario de escasez de vacunas, esto puede comprometer aún más las existencias y dejar a muchas personas sin inmunizarse.

En cualquier caso, vale la pena seguir la recomendación del Ministerio de Salud y acudir al centro de vacunación más cercano lo antes posible para completar la protección contra la COVID-19.

“No deben retrasarse, pero si tienen algún imprevisto, es importante recibir la segunda dosis lo antes posible para obtener una buena respuesta inmunológica“, refuerza Ballalai.

Bonorino, quien también es miembro de la Sociedad Brasileña de Inmunología, cree que el gobierno debería invertir en campañas de comunicación para concienciar a la gente sobre la necesidad de seguir adecuadamente los protocolos de inmunización del país.

“Necesitamos que esta información se difunda en televisión, en las redes sociales y en todos los medios, para que la población no se olvide de tomar la segunda dosis de la vacuna en las fechas indicadas”, destaca.

Según la última información del Ministerio de Salud, Brasil ha vacunado hasta ahora a un total de 27 millones de personas contra COVID-19, el 12% de de la población.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.