Miles en las calles, paran 115 escuelas y llaman a Caravana Nacional
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Miles en las calles, paran 115 escuelas y llaman a Caravana Nacional

Los compañeros y padres de los estudiantes desaparecidos, que marcharon junto con otras 150 mil personas más, convocaron a la unión para "articular un movimiento nacional".
Por Paris Martínez
6 de noviembre, 2014
Comparte
Foto: Manu Ureste

Foto: Manu Ureste

Al mismo tiempo que el presidente Enrique Peña Nieto esté de gira internacional por Asia —del 8 al 15 de noviembre—, los padres de los 43 normalistas detenidos y desaparecidos por la policía municipal de Iguala, así como los alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, llamaron a todos los estudiantes y a todas las organizaciones sociales del país a realizar una Caravana Nacional de las Indignaciones, que permita articular un “movimiento nacional, y si Enrique (Peña Nieto) se va, que se vaya, y preferiblemente que ya no vuelva, porque va a encontrar otro país cuando regrese: tiene que encontrar un país diferente, eso es lo que pretendemos, a eso es a lo que estamos convocando”.

Tras la marcha realizada el miércoles 5 de noviembre en la Ciudad de México, como parte de la Tercera Jornada Global por Ayotzinapa, y ante más de 150 mil manifestantes que se congregaron en el Zócalo capitalino, el normalista Omar García —sobreviviente del ataque policial en Iguala, en el que fueron raptados los 43 estudiantes, y quien habló en nombre de la comunidad escolar de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos explicó que “el hecho de que todo mundo se haya indignado por lo que pasó el 26 de septiembre (en Iguala) refleja claramente que no somos solamente nosotros los indignados, como estudiantes de Ayotzinapa, (sino que) es todo un país el que ha sufrido durante muchos años estos atropellos. Y no sólo se trata de la indignación por tanta delincuencia e inseguridad, sino que hay indignación también cuando vemos al campesino sin trabajo, al obrero sin trabajo, al estudiante que después de cursar una carrera no tiene acceso a una plaza (…) Cada indignación de la población tiene que llegarnos hasta el fondo, no sólo cuando se mata o se desaparece a 43 estudiantes. Las cifras aquí no importan, somos miles en el país, somos miles de inconformes y de atropellados, diariamente, y ese es el problema”.

Así, detalló, la Caravana Nacional de las Indignaciones se realizará porque “es hora de dejar de guardar silencio, hay que dejar de hacer como que no están los problemas, porque ahí han estado desde que éramos chicos (…) No tenemos miedo a lo que venga, a lo único que le tenemos miedo es a que la gente siga callada, a que la gente siga cerrando los ojos y pretenda no ver las cosas que están pasando en nuestro país. A eso sí le tenemos miedo (…) Por eso, desde aquí hacemos un llamado a todos los estudiantes, a todos los sectores sociales que han manifestado sus repudios por las políticas gubernamentales: es hora de articularnos“.

Ayer, también 115 universidades y bachilleratos de todo el país se sumaron a un paro nacional de tres días para exigir la presentación con vida de los normalistas.

Darlos por muertos, la estrategia oficial

Durante la megamarcha en el DF —en la que participaron diversos contingentes de universidades y preparatorias públicas y privadas de la capital y del Estado de México, así como distintos sindicatos, agrupaciones civiles, colectivos artísticos y ciudadanos—, Felipe de Jesús de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas desaparecidos, denunció también que el gobierno federal se alista para, en los próximos días, “salir ante los medios de comunicación para informar, otra vez, que están muertos nuestros muchachos, pero queremos decirles que, para nosotros, hasta que los peritos forenses de Argentina nos den resultados, nuestros hijos siguen vivos“.

Esta denuncia fue, además, reiterada por la madre de uno de los jóvenes desaparecidos, quien, en su turno al micrófono, advirtió que “no vamos a aceptar que el gobierno federal cierre el caso, porque (Peña Nieto) ya se quiere ir de gira, (ya que) es por eso que quieren cerrar el caso, haciendo creer a la sociedad que nuestros hijos están muertos… pero el procurador (general de la República, Jesús Murillo Karam) nos informa que están vivos, porque así lo demuestran las investigaciones que realizó la PGR. (Por ello) hacemos un llamado a toda la ciudadanía mexicana y del mundo para que estén pendientes y no nos dejen solos, nuestros hijos están vivos. Vivos se los llevaron, vivos los queremos. La lucha apenas empieza y no vamos a descansar hasta que aparezcan, ¡queremos justicia!”

Muchos, muchos miles…

Aunque la marcha de ayer estaba convocada para partir de la residencia oficial de Los Pinos, agentes federales bloquearon todas las vías de accesos a este punto, usando incluso cercas metálicas para impedir el paso, por lo cual, los manifestantes se congregaron frente al Auditorio Nacional, para desde ahí partir hacia el Zócalo, marchando a lo largo de la avenida Reforma.

El temor expresado por los padres de los normalistas desaparecidos era que los “medios amarillistas y vendidos” minimizaran la asistencia a la protesta e informaron que, al menos, 150 mil personas marchaban junto con ellos (sólo en la Ciudad de México) para exigir la presentación con vida de sus hijos, así como que los responsables sean sometidos a la justicia.

Y sí, quizá fueron 150 mil los participantes, o quizá fueron todavía más. Lo cierto es que el primer contingente llegó al Zócalo capitalino a las 18:15 horas, y el último arribó tres horas después

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

5 avances médicos descubiertos por accidente (incluido uno sobre la dosis de la vacuna de coronavirus)

La ciencia médica puede ser metódica y sistemática, pero algunos de los mayores descubrimientos se han logrado por casualidad.
EPA
29 de noviembre, 2020
Comparte

Se podría suponer que todos los grandes descubrimientos médicos son el resultado de una acción deliberada por parte de los científicos.

Pero estarías equivocado. Muchos grandes descubrimientos son el resultado de accidentes, errores y azar.

Aquí hay cinco de los mejores, comenzando con el más reciente.

1. Dosis de la vacuna de Oxford

Si la vacuna Oxford-AstraZeneca se hubiera administrado en la dosis especificada, la efectividad de la vacuna para detener el covid-19 habría sido un ligeramente decepcionante 62%. (Y digo “ligeramente decepcionante” con cautela porque es un buen resultado, pero al lado del 95% de eficacia de Pfizer y Moderna, no se ve tan brillante).

En Brasil y Sudáfrica, la vacuna de Oxford se administró a la dosis inicial correcta y la segunda dosis un mes después.

Pero en Reino Unido, a los participantes del ensayo se les administró incorrectamente media dosis en la primera ronda y una dosis completa más tarde.

Y, casualmente, esto resultó en un 90% de eficacia.

No solo eso, sino que la dosis “incorrecta” también resultó en efectos secundarios más leves.

2. Penicilina

Quizás el descubrimiento fortuito más famoso en medicina es el descubrimiento accidental de la penicilina de Alexander Fleming en 1928.

Fleming estaba cultivando la bacteria de Staphylococcus y al regresar de unas vacaciones notó que una de las placas de cultivos no tenía crecimiento bacteriano alrededor de una colonia de hongos que había comenzado a cultivar.

Fleming hizo que los cultivos de este hongo, penicilina, estuvieran disponibles en todas partes.

Y fue uno de sus antiguos alumnos quien lo utilizó por primera vez para tratar una infección bacteriana en 1930.

Fue más de diez años después cuando la penicilina comenzó a producirse en cantidades masivas para probar su efectividad clínica en pacientes, tras una investigación pionera de la Universidad de Oxford.

3. Cultivo de bacterias

El descubrimiento y estudio de la bacteriología de Robert Koch fue un avance científico significativo.

Antes de su trabajo, las bacterias eran notoriamente difíciles de aislar unas de otras y, a menudo, se cultivaban en un caldo nutriente que sustenta a muchas especies.

En 1872, Koch notó el crecimiento de distintas colonias en una rodaja de papa y esto sería el catalizador para el uso del agar, que ahora es la sustancia estándar que se usa para cultivar bacterias en una placa de Petri.

Este descubrimiento permitiría a los científicos aislar las bacterias que estaban enfermando a un paciente.

El trabajo de Koch lo llevó a descubrir la primera bacteria causante de una enfermedad con nombre: Bacillus anthracis, que causa el ántrax.

4. Radiografías

La aplicación de rayos X revolucionó la medicina a finales del siglo XIX y principios del XX.

Wilhelm Röntgen se dio cuenta de estos nuevos rayos, a los que llamó “X” por su origen desconocido, mientras estudiaba los rayos catódicos (corrientes de electrodos en tubos de vacío).

Notó que los rayos X podían penetrar cartón y rápidamente los usó para mostrar que también penetraban los tejidos humanos, usando la mano de su esposa para demostrarlo.

La aplicación de estos rayos para mirar dentro del cuerpo humano pronto se generalizó.

Pero había poca comprensión del daño que estaban haciendo.

Se documentaron muchos casos de síntomas típicos de la enfermedad por radiación y exposición, incluidos los de científicos famosos como Thomas Edison.

5. Úlceras estomacales

Se estima que más de 4.000 millones de personas están infectadas con H. pylori, una bacteria que vive en el estómago y puede causar úlceras.

Fueron los esfuerzos incansables de dos investigadores, Barry Marshall y J. Robin Warren, y un período de crecimiento más largo de lo habitual, lo que llevó al descubrimiento de la bacteria.

Antes de esto, se pensaba que el estrés y ciertos alimentos causaban úlceras de estómago.

Si bien estos factores pueden empeorar las úlceras, no las causan.

En 1982, Marshall y Warren estaban estudiando el revestimiento y contenido del estómago de varios pacientes con diversos síntomas gástricos.

Por casualidad, era el fin de semana de Pascua y esto significó que los cultivos de los pacientes se mantuvieron en el laboratorio más tiempo de lo habitual.

Esto resultó en la identificación de una nueva bacteria de crecimiento lento que estaba causando estos síntomas.

Lamentablemente, la renuencia de la comunidad científica a aceptar los hallazgos de los investigadores llevó a Marshall a infectarse con H. pylori al consumir un cultivo vivo de bacterias, volverse sintomático y luego tratarse a sí mismo con antibióticos.

Adam Taylor es profesor y director del Centro de Aprendizaje de Anatomía Clínica de la Universidad de Lacnaster.

Este artículo se publicó originalmente en The Conversation. Puedes leer la versión original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.