close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Miles en las calles, paran 115 escuelas y llaman a Caravana Nacional
Los compañeros y padres de los estudiantes desaparecidos, que marcharon junto con otras 150 mil personas más, convocaron a la unión para "articular un movimiento nacional".
Por Paris Martínez
6 de noviembre, 2014
Comparte
Foto: Manu Ureste

Foto: Manu Ureste

Al mismo tiempo que el presidente Enrique Peña Nieto esté de gira internacional por Asia —del 8 al 15 de noviembre—, los padres de los 43 normalistas detenidos y desaparecidos por la policía municipal de Iguala, así como los alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, llamaron a todos los estudiantes y a todas las organizaciones sociales del país a realizar una Caravana Nacional de las Indignaciones, que permita articular un “movimiento nacional, y si Enrique (Peña Nieto) se va, que se vaya, y preferiblemente que ya no vuelva, porque va a encontrar otro país cuando regrese: tiene que encontrar un país diferente, eso es lo que pretendemos, a eso es a lo que estamos convocando”.

Tras la marcha realizada el miércoles 5 de noviembre en la Ciudad de México, como parte de la Tercera Jornada Global por Ayotzinapa, y ante más de 150 mil manifestantes que se congregaron en el Zócalo capitalino, el normalista Omar García —sobreviviente del ataque policial en Iguala, en el que fueron raptados los 43 estudiantes, y quien habló en nombre de la comunidad escolar de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos explicó que “el hecho de que todo mundo se haya indignado por lo que pasó el 26 de septiembre (en Iguala) refleja claramente que no somos solamente nosotros los indignados, como estudiantes de Ayotzinapa, (sino que) es todo un país el que ha sufrido durante muchos años estos atropellos. Y no sólo se trata de la indignación por tanta delincuencia e inseguridad, sino que hay indignación también cuando vemos al campesino sin trabajo, al obrero sin trabajo, al estudiante que después de cursar una carrera no tiene acceso a una plaza (…) Cada indignación de la población tiene que llegarnos hasta el fondo, no sólo cuando se mata o se desaparece a 43 estudiantes. Las cifras aquí no importan, somos miles en el país, somos miles de inconformes y de atropellados, diariamente, y ese es el problema”.

Así, detalló, la Caravana Nacional de las Indignaciones se realizará porque “es hora de dejar de guardar silencio, hay que dejar de hacer como que no están los problemas, porque ahí han estado desde que éramos chicos (…) No tenemos miedo a lo que venga, a lo único que le tenemos miedo es a que la gente siga callada, a que la gente siga cerrando los ojos y pretenda no ver las cosas que están pasando en nuestro país. A eso sí le tenemos miedo (…) Por eso, desde aquí hacemos un llamado a todos los estudiantes, a todos los sectores sociales que han manifestado sus repudios por las políticas gubernamentales: es hora de articularnos“.

Ayer, también 115 universidades y bachilleratos de todo el país se sumaron a un paro nacional de tres días para exigir la presentación con vida de los normalistas.

Darlos por muertos, la estrategia oficial

Durante la megamarcha en el DF —en la que participaron diversos contingentes de universidades y preparatorias públicas y privadas de la capital y del Estado de México, así como distintos sindicatos, agrupaciones civiles, colectivos artísticos y ciudadanos—, Felipe de Jesús de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas desaparecidos, denunció también que el gobierno federal se alista para, en los próximos días, “salir ante los medios de comunicación para informar, otra vez, que están muertos nuestros muchachos, pero queremos decirles que, para nosotros, hasta que los peritos forenses de Argentina nos den resultados, nuestros hijos siguen vivos“.

Esta denuncia fue, además, reiterada por la madre de uno de los jóvenes desaparecidos, quien, en su turno al micrófono, advirtió que “no vamos a aceptar que el gobierno federal cierre el caso, porque (Peña Nieto) ya se quiere ir de gira, (ya que) es por eso que quieren cerrar el caso, haciendo creer a la sociedad que nuestros hijos están muertos… pero el procurador (general de la República, Jesús Murillo Karam) nos informa que están vivos, porque así lo demuestran las investigaciones que realizó la PGR. (Por ello) hacemos un llamado a toda la ciudadanía mexicana y del mundo para que estén pendientes y no nos dejen solos, nuestros hijos están vivos. Vivos se los llevaron, vivos los queremos. La lucha apenas empieza y no vamos a descansar hasta que aparezcan, ¡queremos justicia!”

Muchos, muchos miles…

Aunque la marcha de ayer estaba convocada para partir de la residencia oficial de Los Pinos, agentes federales bloquearon todas las vías de accesos a este punto, usando incluso cercas metálicas para impedir el paso, por lo cual, los manifestantes se congregaron frente al Auditorio Nacional, para desde ahí partir hacia el Zócalo, marchando a lo largo de la avenida Reforma.

El temor expresado por los padres de los normalistas desaparecidos era que los “medios amarillistas y vendidos” minimizaran la asistencia a la protesta e informaron que, al menos, 150 mil personas marchaban junto con ellos (sólo en la Ciudad de México) para exigir la presentación con vida de sus hijos, así como que los responsables sean sometidos a la justicia.

Y sí, quizá fueron 150 mil los participantes, o quizá fueron todavía más. Lo cierto es que el primer contingente llegó al Zócalo capitalino a las 18:15 horas, y el último arribó tres horas después

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte