¿Qué hacía el general Alzate de civil y sin escolta en una zona roja de las FARC?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Qué hacía el general Alzate de civil y sin escolta en una zona roja de las FARC?

Se sabe que el militar está efectivamente en poder del grupo guerrillero, que lo capturó el domingo pasado cuando visitaba –vestido de civil y sin mayor escolta– un pequeño poblado ubicado en plena zona de conflicto, en el noroccidental departamento de Chocó.
Por Arturo Wallace / BBC Mundo
18 de noviembre, 2014
Comparte
Foto: BBC Mundo.

Muchos se preguntan por qué el general no estaba resguardado lo suficiente. Foto: BBC Mundo.

Son pocas las cosas que están claras en el caso del general colombiano Rubén Darío Alzate, el responsable indirecto de la suspensión de las conversaciones de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

Se sabe que el militar está efectivamente en poder del grupo guerrillero, que lo capturó el domingo pasado cuando visitaba –vestido de civil y sin mayor escolta– un pequeño poblado ubicado en plena zona de conflicto, en el noroccidental departamento de Chocó.

Mientras, el presidente Juan Manuel Santos ya dejó claro que el proceso de paz no se reanudará mientras Alzate y dos acompañantes, que también fueron retenidos por la guerrilla, no hayan sido liberados.

Lea también: Las FARC admiten que tienen a general secuestrado

Y todos coinciden en que, mientras esto no ocurra, el futuro de las pláticas estará bajo amenaza.

Más allá de eso, sin embargo, las preguntas no han hecho más que acumularse.

Y para muchos colombianos la más difícil de responder es: ¿qué hizo que un militar con la experiencia y formación de Alzate fuera a meterse desarmado en la boca del lobo?

Sin explicación satisfactoria

Hasta el momento las autoridades militares no han ofrecido una explicación satisfactoria para un comportamiento por el que el propio presidente Santos pidió explicaciones públicamente –a través de su cuenta de Twitter– al ministro de Defensa y el comandante general de las Fuerzas Armadas Colombianas.

“Quiero que me expliquen por qué BG Alzate rompió todos los protocolos de seguridad y estaba de civil en zona roja”, trinó un exasperado Santos el domingo mismo, poco después que se confirmara la desaparición del general.

Y el comunicado en el que las FARC admitieron este martes la retención de Alzate y sus acompañantes tampoco arrojó luz sobre ese tema, mientras que los voceros guerrilleros dijeron que esa era una pregunta que sólo las autoridades podían contestar.

La importancia que los colombianos le asignan al asunto es, sin embargo, un buen indicador de las suspicacias que rodean a las negociaciones.

Algunos han llegado a afirmar que todo podría ser parte de una conspiración para acabar con las pláticas, que no cuentan con el apoyo unánime del estamento militar.

Santos
El presidente Santos suspendió indefinidamente las conversaciones de paz tras el secuestro.

Pero otros creen que Alzate, quien había sido comandante de una unidad antisecuestros y estaba acompañado de un suboficial de la inteligencia militar, podía simplemente estar desarrollando precisamente labores de inteligencia.

Se habla, incluso, de un intento por coordinar la desmovilización de algunos guerrilleros que habría salido mal.

Y las diferencias en las versiones de la captura del comandante de la Fuerza de Tarea Titán sólo han ayudado a alimentar la especulación.

Primero se dijo que había sido capturado en medio de combates.

Luego trascendió –en la versión de un soldado que lo acompañaba y pudo escapar antes de ser capturado por las FARC– que había sido “sorprendido” por elementos armados cuando visitaba Santa María de Quibdó.

Mientras que según testimonios de pobladores del pequeño caserío, recogidos por el periódico El Colombiano, Alzate más bien se habría ido con un grupo de hombres vestidos de civil sin que mediara violencia, y luego de haberse encontrado con ellos en la iglesia del pueblo para una larga conversación.

Interceptado

Las FARC, por su parte, dijeron que el bote del general había sido interceptado por uno de los retenes móviles que el Bloque “Iván Ríos” mantiene en las orillas del río Atrato.

Según el grupo rebelde, Alzate y sus acompañantes fueron capturados “en razón a que se trata de personal militar enemigo, que se mueve en el ejercicio de sus funciones, en área de operaciones de guerra”.

Catatumbo
Desde La Habana, Pablo Catatumbo confirmó el secuestro de Alzate.

Esta explicación de las FARC puede, en cualquier caso, ayudar a contestar otra de las preguntas pendientes: ¿qué dice la retención –o secuestro, como han calificado al hecho las autoridades– de la voluntad de paz de la guerrilla?

Porque, de ser cierta, sugiere que no se trató de una operación planificada, sino de un golpe de oportunidad. Aunque la prueba decisiva será la velocidad con la que el grupo rebelde resuelva la situación.

Mientras, la posibilidad de una ruptura en la cadena de comando de las FARC, parece ser desmentida por la afirmación del Bloque “Iván Ríos” de que están “subordinados a las decisiones que adopten las instancias superiores de las FARC-EP”. Pero esto todavía tendrá que ser demostrado en la realidad.

Y las dudas sobre la cohesión de las FARC seguramente no fueron disipadas por la insistencia de uno de sus negociadores, Pablo Catatumbo, de distinguir entre las posiciones y decisiones del Secretariado –la máxima autoridad del grupo guerrillero– y su delegación de paz.

Falta de fluidez

De la misma forma, la honesta admisión de los insurgentes de que las comunicaciones con los guerrilleros en el terreno no se caracterizaban por su fluidez, fue inmediatamente empleada por algunos de los críticos del proceso para denunciar la supuesta inutilidad de las pláticas de La Habana.

Y esto seguramente también incidirá sobre la velocidad de una eventual liberación de Alzate y sus acompañantes, independientemente de si las FARC ponen o no condiciones para esta liberación.

“Esto apenas está empezando”, advirtió Catatumbo, quien sin embargo dijo que los negociadores estaban dispuetos a “contribuir a una pronta y sensata solución de este problema”.

Y es que con una gigantesca operación militar de búsqueda y rescate actualmente realizándose en la zona, el tiempo seguramente no es el mejor aliado de la organización, que sigue insistiendo en la conveniencia de un cese del fuego bilateral.

En cualquier caso, la forma en como evolucione el caso Alzate sin duda ofrecerá importantes respuestas sobre el proceso de paz, incluyendo la posibilidad o no de cambiar las reglas del juego.

Aunque para los colombianos las dos preguntas más importantes siguen siendo cuánto tardarán las FARC en liberar a los capturados y si el proceso logrará sobrevivir a lo que pueda suceder en el Chocó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Teotihuacan: las obras que amenazan el sitio Patrimonio de la Humanidad en México

Arqueólogos y defensores del patrimonio cultural de Teotihuacan han alertado sobre la construcción de una obra que amenaza con destruir vestigios arqueológicos de la zona.
30 de mayo, 2021
Comparte

Una obra de construcción con maquinaria pesada iniciada hace meses amenaza con “arrasar” parte del patrimonio protegido de la ciudad prehispánica de Teotihuacan, en Ciudad de México.

El gobierno de México informó que se trata de una construcción “no autorizada” en terrenos que son parte de una zona protegida por la ley.

La construcción con excavadoras ha afectado unas siete hectáreas y “amenaza con arrasar vestigios arqueológicos”, alertó el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), un organismo afiliado a la ONU.

Ante la denuncia de Icomos y de varios arqueólogos, la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) condenaron el martes las obras.

Las instituciones aseguraron que hace semanas habían identificado el problema y colocado sellos de clausura en la obra, los cuales fueron violados, por lo que presentaron denuncias.

Una vista aérea de la zona arqueológica de Teotihuacan

AFP
La zona arqueológica de Teotihuacan es un sitio protegido por la ley.

Teotihuacán es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1987 y es una de las atracciones turísticas más populares de México.

En su época de esplendor, fue la ciudad prehispánica más grande de su tipo en América y sus ruinas han estado envueltas en misterio durante mucho tiempo.

¿Qué se construye?

A comienzos de este año, la oficina de Icomos en México había detectado la edificación realizada en la zona de Oztoyahualco, que es parte del municipio de Teotihuacan.

En los siguientes meses fue empleada maquinaria pesada en dos parcelas, cuando la supervisión de los alrededores de la zona arqueológica era limitada debido a la pandemia de covid-19.

Saúl Alcántara, presidente de la organización, señaló a Milenio Televisión que se está edificando un “centro recreativo”.

“Realmente es arquitectura chatarra que va a tergiversar la arquitectura completa de la zona arqueológica de Teotihuacan. Es completamente espuria esta construcción y está arrasando con el patrimonio de hace 2.000 años. Es sumamente alarmante lo que sucede”, señaló.

El terreno afectado está ubicado en el Área B de la Zona de Monumentos Arqueológicos de Teotihuacan, donde los propietarios comunitarios tienen acceso para realizar labores de agricultura y pastoreo, pero no edificaciones porque es “un espacio de alto potencial arqueológico”.

El INAH indicó que en el terreno se tienen detectadas “25 estructuras arqueológicas y grutas con vestigios prehispánicos”.

Según Icomos México, las excavaciones amenazan “restos arqueológicos, habitacionales y monumentales que también están siendo saqueados”.

Orden de suspensión

Las autoridades aseguran el que el pasado 5 de marzo se ordenó la suspensión de la obra y se colocaron sellos para evitar más daños.

“Debido a que los sellos de suspensión fueron violados y las obras continuaron, el 20 de abril se presentó denuncia penal ante el Ministerio Público Federal con sede en Texcoco, por el presunto delito de daño al patrimonio arqueológico“, indicó el INAH.

Un pastor en Teotihuacan

Getty Images
Los terrenos de propiedad comunitaria son usados para el pastoreo y la agricultura ligera, pero no se pueden hacer edificaciones.

“Nos enfrentamos a una conducta reiterada y soberbia por parte de quienes alientan esas obras irregulares, que afectan una zona rica en vestigios de los primeros asentamientos de la ciudad vieja de Teotihuacan”.

El arqueólogo Rogelio Rivero Chong, director de la zona arqueológica de Teotihuacán, dijo a un diario que los agentes de policía que habían ido a examinar la construcción habían sido amenazados por trabajadores con palos, piedras y tubos.

Las autoridades no han identificado quién es el responsable de la construcción.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.