Así torturan las autoridades policiacas capitalinas, según la CDHDF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así torturan las autoridades policiacas capitalinas, según la CDHDF

Una nueva recomendación por acusaciones de tortura contra personal de la PGJ-DF y otras dependencias del GDF recopila 47 casos de tortura, así como violaciones graves a derechos humanos y el debido proceso contra 95 víctimas.
Por Omar Granados
28 de noviembre, 2014
Comparte
Perla Gómez, titular de la CDHDF, presentó el jueves recomendación 14-2014 en la que se recopilan 47 casos con 95 víctimas de tortura en el DF entre 2007 y 2013. Foto: CDHDF.

Perla Gómez, titular de la CDHDF, presentó el jueves la recomendación 14-2014 en la que se recopilan 47 casos con 95 víctimas de tortura en el DF entre 2007 y 2013. Foto: CDHDF.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió este jueves la recomendación 14/2014, en la cual recopiló 47 casos con 95 víctimas que han acusado a dependencias capitalinas por actos de tortura en su contra y diversas violaciones a sus derechos.

La CDHDF presentó relatorías y expedientes de cada uno de los 47 casos investigados y exigió a las autoridades capitalinas la reparación del daño e indemnización para 79 hombres y 16 mujeres, así como iniciar procedimientos de responsabilidad penal y administrativa en contra de los servidores públicos señalados.

Los casos presentados el organismo defensor de los derechos humanos en el DF fueron denunciados en el periodo 2007-2013 y a partir de ellos se emitieron 20 recomendaciones que señalan como responsables a cuatro dependencias:

  • Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF),
  • Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSPDF),
  • Consejería Jurídica y de Servicios Legales del Distrito Federal (CJSLDF),
  • Secretaría de Gobierno del Distrito Federal (SGDF), de la cual depende la Subsecretaría de Sistema Penitenciario,

Como autoridad colaboradora para la resolución de las recomendaciones se señala al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF). 

Las autoridades a las que se dirige la recomendación tienen un plazo de 15 días hábiles a partir de este jueves para responder si la aceptan. En caso de hacerlo, dispondrán de 10 días más para enviar las pruebas del cumplimiento de las acciones. 

La tortura y las violaciones correlativas a los derechos humanos en el DF

Los casos de tortura y violaciones a derechos que han sido denunciados por las 95 víctimas que menciona esta recomendación, incluyen agresiones como golpes, asfixia, choques eléctricos, aislamientos, violaciones al debido proceso o ausencia de una defensa.

La CDHDF acreditó también tortura psicológica, amenazas con contenido sexual, amenazas de mutilación, humillaciones, vejaciones, tratos crueles, violencia sexual, uso de lenguaje lascivo y denigrante, tortura sexual, tocamientos, acoso y violaciones.

De igual forma, las relatorías de los casos de la recomendación 14-2104 frecuentemente repiten acusaciones de detenciones arbitrarias, robo, lesiones posteriores al arresto y sometimiento de las víctimas, así como el uso de la violencia con el fin de obtener una declaración o confesión en el marco de averiguaciones o arrestos.

Los hechos recopilados por la CDHDF constituyen presuntas violaciones a los siguientes derechos:

  • Derecho a la integridad personal, en particular el derecho a no ser sometido a actos de tortura.
  • Al derecho a la libertad personal, el derecho a no ser detenido arbitrariamente y a ser presentado sin demora ante la autoridad que ordenó la localización y presentación.
  • Derecho al debido proceso, en cuanto al derecho de contar con una defensa adecuada, el derecho de presunción de inocencia y el derecho de asistencia consular.
  • Derecho de acceso a la justicia, derecho a que se investigue eficaz y oportunamente, así como a la reparación del daño a las
    victimas.
  • Derecho de las mujeres a una vida libre de violencia
  • Derechos del niño, niña y adolescente frente a procesos de procuración de justicia.

Las recomendaciones

La nueva recomendación de la CDHDF pidió a las autoridades indemnizar a las víctimas e iniciar procedimientos de responsabilidad penal y administrativa en contra de los servidores públicos responsables, a partir de 20 acciones específicas.

A la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

CDHDF pidió a la PGJDF que en un plazo no mayor a 15 días inicie las investigaciones penales y administrativas para determinar las responsabilidades de los servidores públicos acusados de tortura y otras violaciones a derechos.

En el mismo plazo, se pide incluir la línea de investigación por el delito de tortura a todas las averiguaciones previas ya existentes sobre los casos presentados de violaciones de la integridad física. También pide reabrir en los próximos 15 días hábiles todas las averiguaciones previas de este tipo en las cuales se haya determinado la reserva o el no ejercicio de la acción penal contra autoridades.

La defensoría de derechos capitalina pidió que en un plazo no mayor a diez días hábiles, el personal de la Fiscalía para la investigación de los delitos cometidos por servidores públicos aplique el Protocolo de Estambul en todas las diligencias de investigaciones penales por tortura, incluyendo también la perspectiva de género y el principio superior de la niñez.

En un plazo que no exceda de seis meses, se pide a la PGJDF revisar y, en su caso, modificar la capacitación sobre prevención de la tortura impartida al personal ministerial y la policía de investigación, de forma que se garantice que la capacitación sea permanente y especializada, incluyendo evaluaciones de desempeño, teórico y práctico, con indicadores específicos en derechos humanos y perspectiva de género.

Igualmente, en plazo de seis meses se pide el diseño de un plan de capacitación permanente para el personal de la Fiscalía para la investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos, el cual haga énfasis en los elementos que diferencian a la tortura de otras formas de maltrato, tales como abuso de autoridad o lesiones.

La CDHDF pidió también a la PGJDF que dentro de los 15 días naturales a partir del jueves proporcione rehabilitación, tratamiento y acompañamiento psicológico especializado a tas victimas que hayan sido objeto de tortura por su personal y así lo soliciten.

En un plazo no mayor a un año, se pide a la procuraduría capitalina diseñe e implemente -en coordinación con las otras dependencias señaladas como responsables- un mecanismo interinstitucional de prevención, investigación, sanción y erradicación de la tortura

Todos los contenidos de las capacitaciones deberán ser elaborados en coordinación con la Dirección Ejecutiva de Educación por los Derechos Humanos de la CDHDF.

A la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal:

Para la SSP-DF se incluye la petición de que en un plazo no mayor de diez días hábiles entregue a su Dirección General de lnspección Policial información sobre las violaciones a los derechos humanos en las que se acusa al personal de esta Secretaría.

También se pide que en un plazo de seis meses elabore un programa de capacitación permanente para que sus elementos conozcan y apliquen correctamente el Manual de Técnicas para el Uso de la Fuerza de la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal, con la finalidad de contribuir en la no repetición de las violaciones a derechos humanos acreditas.

El programa de capacitación deberá contener un mecanismo de evaluación teórico y práctico. Los contenidos deberán ser eiaborados en coordinación con la CDHDF.

La Comisión pidió también a la SSP-DF que en un plazo no mayor de 15 días naturales brinde rehabilitación, tratamiento y acompañamiento psicológico especializado a las victimas que hayan sido objeto de tortura por parte de su personal.

A la Secretaría de Gobierno y a la Consejería Jurídica del Gobierno del Distrito Federal:

La versión del documento íntegro publicada en la página de la CDHDF omite la página 386, en la cual deberían mostrarse los listados completos de las recomendaciones para estas dos dependencias del GDF, sin embargo, la ombudsman capitalina Perla Gómez mencionó durante la presentación del documento que se exigieron los siguientes puntos a estas dos entidades:

A la Secretaría de gobierno se le requirió iniciar procedimientos de responsabilidad penal y administrativa contra los servidores públicos responsables de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, la indemnización por daño inmaterial a las víctimas y políticas para prevenir la tortura.

La CDHDF pidió a la Consejería Jurídica fincar responsabilidad penal y administrativa contra los servidores públicos involucrados, y diseñar un mecanismo interinstitucional de prevención, sanción y erradicación de la tortura.

Al Tribunal Superior de Justicia en calidad de autoridad colaboradora:

Se recomendó al TSJDF que diseñe e implemente -en un plazo no mayor a un año- un mecanismo interinstitucional de prevención, investigación, sanción y erradicación de la tortura, con base en las mejores practicas nacionales e internacionales.

Conoce íntegra la recomendación 14-2014 de la CDHDF sobre la tortura en la capital del  país:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué tanto contamina el bitcoin, la moneda que consume más electricidad que Finlandia, Suiza o Argentina

La minería del bitcoin utiliza gigantescas cantidades de energía para mantener funcionando servidores que trabajan día y noche en busca de la divisa digital. Pero.... ¿proviene toda esa energía de combustibles fósiles?
22 de febrero, 2021
Comparte
Bitcoins

Getty Images
En las últimas semanas el precio del bitcoin ha llegado a máximos históricos.

Si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina, según un análisis del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, por sus siglas en inglés).

Eso ocurre porque el proceso de “minar” la criptomoneda -utilizando gigantescos servidores que no cesan de trabajar- consume mucha energía.

Según los investigadores, la minería de bitcoins utiliza cerca de 121,36 teravatios-hora (TWh) de electricidad al año, un récord que provoca un fuerte impacto en el medioambiente y supera a una larga lista de países.

El tema volvió al debate luego que Elon Musk, a través de su empresa de autos eléctricos Tesla, reportó la compra de US$1.500 millones en bitcoin, disparando el precio de la divisa y encendiendo críticas por la contaminación que genera.

Esta última subida del precio del bitcoin -que ha seguido una meteórica tendencia alcista en los últimos meses- le ha dado nuevos incentivos a los mineros de la divisa para hacer funcionar más y más ordenadores con el objetivo de generar más criptomonedas.

A medida que sube el precio del bitcoin, sube el consumo de electricidad, dice Michel Rauchs, investigador del CCAF, donde crearon una herramienta en línea que permite hacer este tipo de cálculos.

“Realmente es por su diseño que el bitcoin consume tanta electricidad”, le explica Rauchs a la BBC. “Esto no es algo que cambiará en el futuro, a menos que el precio de bitcoin baje significativamente”.

Los investigadores trabajan con el Índice de Consumo Eléctrico del Bitcoin de Cambridge (CBECI, por sus siglas en inglés), el cual provee estimaciones en tiempo real sobre cuánta electricidad consume la generación de la divisa.

El bitcoin usa más energía que Argentina. Si el bitcoin fuera un país, estaría entre los 30 países que más utilizan energía en el mundo. Uso nacional de energía en teravatios-hora (TWh).

Este índice funciona con base en un modelo que asume que las máquinas utilizadas para minar en el mundo funcionan con distintos niveles de eficiencia.

Siguiendo la relación entre un precio promedio de electricidad por kilovatio hora (US$0.05) y la demanda de energía de la red bitcoin, la herramienta estima cuánta electricidad se consume en un momento dado.

“El bitcoin es anti eficiente”, dice David Gerard, autor del libro “Attack of the 50 Foot Blockchain”.

“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”.

¿Por qué el bitcoin consume tanta electricidad?

Las máquinas dedicadas a “minar” o extraer bitcoins, son ordenadores especializados que se conectan a la red de criptomonedas.

Su trabajo es verificar las transacciones realizadas por las personas que envían o reciben la divisa, en un proceso que implica resolver complejos acertijos matemáticos.

Granja de minado en Islandia.

Getty Images
Los lugares donde se ha ce la minería del bitcoin consumen gigantescas cantidades de electricidad.

Como recompensa, los mineros ocasionalmente reciben pequeñas cantidades de bitcoin en lo que a menudo se compara con una lotería.

Para aumentar las ganancias, los mineros conectan una gran cantidad de computadores, con el objetivo de aumentar sus posibilidades de conseguir bitcoin.

Y como los computadores trabajan casi día y noche para completar los rompecabezas, el consumo eléctrico es muy alto.

El consumo eléctrico vs la huella de carbono

Existe una gran diferencia entre el consumo de energía y la huella de carbono, argumenta Nic Carter, socio fundador de la firma de capital de riesgo Castle Island Ventures, especilizada en el sector de blockchains (cadenas de bloques).

“Si miramos solamente el consumo de energía no estamos contando toda la historia”, le dice a BBC Mundo.

hOMBRE MINANDO BITCOINS

Getty Images
En las provincias chinas de Sichuan y Yunnan los mineros del bitcoin utilizan energía hidroeléctrica excedente.

Aunque es cierto que la mayor parte de la electricidad se produce a partir de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas -que son altamente contaminantes- también se utilizan energías renovables (como la hidroeléctrica o la eólica) o energía nuclear.

Entonces, si bien importa el nivel de consumo de electricidad, también hay que tomar en cuenta cómo se genera aquella electricidad, apunta Carter.

Por ejemplo, señala, hay mineros en China que aprovechan la energía hidroeléctrica excedente en las represas. Si no la usaran, esa energía simplemente se perdería.

Eso explica por qué la minería del bitcoin se ha expandido tanto en las provincias de Sichuan y Yunnan.

Otro caso ocurre cuando algunos mineros capturan el metano descargado o quemado (que es un subproducto de la extracción de petróleo) y lo utilizan para generar la electricidad que requieren sus computadoras.

sÍMBOLO DE BITCOIN EN VITRINA

Getty Images
“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”, dice David Gerard.

Muchos activistas consideran que esos ejemplos son casos puntuales que no le quitan la responsabilidad ambiental a la industria del bitcoin.

De todos modos, Carter advierte que la minería del bitcoin se acabará en unos años, puesto que el sistema fue diseñado de tal manera que los acertijos matemáticos que resuelven las computadoras llegarán a su fin.

“Este proceso está completado en un 88%, apunta, lo que en la práctica significa que cada vez se hace más difícil seguir minando.

Sin embargo, en la medida que el precio siga disparándose, es probable que el consumo energético también aumente.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Nkdrq_AVABk&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.