Un grupo de manifestantes prende fuego a puerta del Palacio Nacional
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Un grupo de manifestantes prende fuego a puerta del Palacio Nacional

Tras el ataque salieron del Palacio Nacional un grupo de policías federales con equipo antimotines para contener a los manifestantes.
Por Con información de Nayeli Roldán
9 de noviembre, 2014
Comparte

Una docena de jóvenes vandalizaron Palacio Nacional después de la marcha pacífica de miles de personas que exigían el hallazgo con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa. El intento de hombres y mujeres por detenerlos fue infructuoso.

Poco antes de las 21:00 horas, un reducido grupo de manifestantes con el rostro cubierto patearon la puerta principal del recinto histórico desde donde el Presidente realiza el grito de independencia.

Gritaban “mátennos, mátennos”, “asesinos”, “¿también nos van a desaparecer?” y con las vallas metálicas que resguardaban el acceso, golpeaban una y otra vez para intentar romper el portón.

Una mujer con el rostro cubierto fue la primera en hacer una pinta con aerosol. Otro joven que encabezaba las agresiones propuso utilizar una valla como escalera. Le pasaron un cilindro al tiempo que preguntaba: “¿qué pongo?”. Una voz propuso: “vivos los queremos”.

Casi una hora después, los jóvenes parecían no cansarse pese a que ningún intento había conseguido derribar esa puerta. Decenas de personas que rodeaban la escena acompañaban la protesta al grito de “asesinos, asesinos”. Sin embargo, la mayoría que había participado en la manifestación se estaba retirando.

El primer intento para replegarlos ocurrió cuando salió agua desde la puerta de Palacio, pero no inhibió a los manifestantes. Volvían a la carga una y otra vez. Comenzaron a escucharse los primeros cohetones y luego, con gasolina y una de las antorchas que habían acompañado la marcha pacífica prendieron fuego al portón, pero fue apagado segundos después por extintores y el sistema anti incendios que arrojaba agua desde la parte de superior.

Más tarde, intentaron seguir el incendio utilizando los aerosoles. Al final, lograron hacer un boquete en la parte inferior de la puerta de manera.

Mientras arremetían contra la puerta y lanzaban petardos a través de una de las ventanas al interior del recinto, un trabajador de Palacio Nacional vestido de negro que no se identificó, se acercó a la zona del disturbio, lo que enfureció a los jóvenes que lo persiguieron y golpearon. Algunos civiles intervinieron y lograron sacar al hombre que resultó herido de la cara.

Minutos después, una treintena de policías con equipo antimotines avanzó hacia la zona, marchando y golpeando los escudos contra el suelo, en estrategia de repliegue y por primera vez lograron amedrentar a los inconformes. Detrás de ellos avanzaron elementos del Estado Mayor Presidencial que inmediatamente levantaron las vallas de resguardo.

Foto: Nayeli Roldán

Uno de los golpeados por la policía es atendido. //Foto: Nayeli Roldán

Los manifestantes se alejaron, pero unos seis jóvenes comenzaron a lanzar piedras contra los uniformados y estos las aventaban de regreso.

Cuando la situación parecía más controlada, más elementos se reunían frente a Palacio Nacional y de pronto avanzaron hacia la plancha del Zócalo para arremeter contra los manifestantes. Primero los federales y detrás, elementos del Estado Mayor Presidencial quienes alcanzaron y golpearon a César Jiménez, que no pudo levantarse del asfalto aún pasada la agresión por lo que fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja. En tanto, Moisés Castillo, recibió golpes en la cabeza y fue auxiliado por asistentes a la manifestación. También Pedro Rivero, camarógrafo de Milenio, fue golpeado en la cara por manfestantes.

Poco antes de la media noche, los federales subieron a cinco camiones y tomaron distintas rutas en las calles aledañas al Zócalo para detener a los responsables de las agresiones; sin embargo, algunos de ellos como Aurelio y Jessica López Torres de 33 y 28 años, respectivamente, fueron detenidos saliendo de un café en avenida 20 de noviembre, según denunció uno de sus amigos a través de twitter.

Otro más, Juan Francisco Manrique Huerta, que había participado en la marcha pacífica y grabado con su celular la actuación de los federales también fue detenido. También habían aprehendido al asistente del periódico Reforma Zedrick Cruz que fue liberado minutos más tarde.

El Comité Cerezo difundió una lista preliminar de los reportados como detenidos que incluía a 16 personas: Alberto Reséndiz Chávez, Arturo Reséndiz, Aurelio López, David Hernández Cedillo, Gabriel Karem, Isamael Huerta, Jessica López, Jesús Villegas, José Juan Sánchez, José Reza, Juan Francisco Manrique, Karina Cárdenas, Luis Villegas, Moisés Castillo y Ramón González.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Rieli Franciscato, experto en tribus amazónicas, muere tras ser alcanzado por una flecha en el pecho

Franciscato pasó gran parte de su carrera tratando de proteger a las tribus indígenas del Amazonas y este miércoles fue murió tras recibir un flechazo en Brasil.
Reuters
14 de septiembre, 2020
Comparte

EEl reconocido experto en tribus del Amazonas Rieli Franciscato murió este miércoles al recibir un flechazo en el pecho mientras realizaba una visita a la tierra de una tribu indígena no contactada.

El incidente ocurrió en la región de Seringueiras, un territorio remoto del Amazonas brasileño ubicado en el estado de Rondonia (noroeste).

Según la policía, Franciscato, de 56 años, se encontraba en una misión monitoreando el contacto de indígenas aislados con otra gente, como parte de su trabajo para la Fundación Nacional del Indio de Brasil (Funai).

La Asociación de Defensa Etnoambiental Kanindé, que él ayudó a crear en la década de 1980, explicó que la comunidad indígena que lo habría atacado no pudo haber distinguido entre un amigo o un enemigo foráneo.

La organización lamentó su muerte y recordó que el experto “dedicó su vida hasta el último segundo haciendo lo que más amaba: luchar por los pueblos de la selva”.

“Era un excelente profesional, serio y dedicado. Nos deja una gran nostalgia y un impecable legado de décadas en la Amazonía”.

https://twitter.com/LemusteleSUR/status/1303889856624578560?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1303889856624578560%7Ctwgr%5Eshare_3&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.telesurtv.net%2Fnews%2Fasesinan-defensor-derechos-indigenas-rondonia-brasil-20200910-0025.html

¿Qué le pasó?

La Funai no ofreció detalles sobre la muerte de Franciscato.

Pero según testigos, él y su equipo fueron atacados cuando se acercaban a una tribu indígena.

El experto, que estaba acompañado por la policía local, trató de refugiarse detrás de un vehículo, pero fue alcanzado por una flecha que lo golpeó cerca del corazón.

Un policía que presenció el incidente dijo que Franciscato logró sacarse la flecha.

Gritó, se sacó la flecha del pecho, corrió 50 metros y se derrumbó, sin vida“, contó el policía en una grabación de audio que fue publicada en las redes sociales.

Gabriel Uchida, un fotoperiodista local que también presenció el incidente, le dijo a la agencia de noticias AFP que Franciscato había estado tratando de observar a la tribu conocida como el “grupo aislado del río Cautario“.

Además, agregó que la tribu “es conocida como un grupo pacífico”.

“La última vez que aparecieron en la región fue en junio (…). Era un grupo más grande, muy pacífico. Incluso dejaron regalos en una casa”.

Tres miembros de una tribu indígena.

Reuters
Los investigadores han logrado ponerse en contacto con tribus aisladas de la Amazonía brasileña sin incidentes en el pasado.

“Esta vez, solo había cinco hombres armados, un grupo de guerra. Eso significa que algo debe haber sucedido para que buscaran ‘venganza'”.

En 2018, el misionero estadounidense John Allen Chau fue muerto por una tribu en las islas del archipiélago Andamán y Nicobar del Océano Índico, que le disparó con flechas y dejó su cuerpo en la playa.

La historia del joven le dio la vuelta al mundo.

¿Qué ha estado pasando en la región?

La ONG indigenista Survival International explicó que Franciscato fue llamado a la zona después de que varias tribus no contactadas aparecieran en los últimos meses.

Grupos ganaderos y madereros han destruido gran parte del bosque de la zona en los últimos años y han amenazado con seguir destruyéndolo.

Mediante un comunicado, Survival International dijo que la muerte de Franciscato es consecuencia de “la enorme presión” que las haciendas ganaderas están ejerciendo sobre estas tribus y su selva.

Los grupos indígenas en la Amazonía y en otras partes del mundo suelen reaccionar violentamente ante los forasteros que ingresan en sus tierras.

Los líderes indígenas dicen que los incidentes con mineros ilegales, agricultores y madereros en sus tierras ancestrales se han vuelto mucho más comunes desde que el presidente brasileño Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019, prometiendo desarrollar la región amazónica.

Un bosque del Amazonas en llamas.

Getty Images
El presidente Bolsonaro ha sido criticado por los altos niveles de deforestación que han ocurrido durante su mandato.

Grupos conservacionistas culpan a Bolsonaro y a su gobierno de quitarle recursos a organismos como la Funai y el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) y de ignorar las actividades de los agricultores y madereros que limpian tierras en el Amazonas, acelerando la deforestación.

Bolsonaro ha cuestionado durante mucho tiempo la necesidad de contar con grandes reservas indígenas en la selva tropical y ha defendido la apertura de áreas protegidas para la agricultura y la minería.

El Amazonas, la selva tropical más grande del mundo, es hogar de unas 100 tribus aisladas, según Survival International.

Durante su trabajo en la Funai, Franciscato dirigía un programa para proteger a los grupos indígenas aislados.

“Rieli dedicó la vida a la causa indígena. Con más de tres décadas de servicios en el área, deja un inmenso legado para la política de protección de esos pueblos”, aseguró el coordinador general de Indígenas Aislados y de Reciente Contacto de Funai, Ricardo Lopes Dias.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

https://www.youtube.com/watch?v=GlC2empuaB4&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=XBfltfjAEZk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.