Desde 2005, el gobierno evaluó y aprobó anualmente las condiciones del albergue de "Mamá Rosa"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Desde 2005, el gobierno evaluó y aprobó anualmente las condiciones del albergue de "Mamá Rosa"

A través del Programa de Coinversión Social, Rosa Verduzco recibió recursos federales y estatales porque, según los reportes, su albergue cumplía con lo necesario para mejorar la vida de grupos vulnerables.
Por Tania L. Montalvo
17 de diciembre, 2014
Comparte
Foto: Majo Siscar

Foto: Majo Siscar

El albergue de Rosa Verduzco, “Mamá Rosa”, fue evaluado anualmente por el gobierno federal entre 2005 y 2013 para garantizar que en éste se impulsaran proyectos para mejorar la vida de grupos vulnerables.

A través del programa de Coinversión Social del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) el gobierno federal evaluó al albergue y le entregó recursos para diferentes proyectos que tenían el objetivo de dar una vida de “mayor confort” a los habitantes de la Gran Familia y que “pudieran ingresar de manera integral a la vida social de la que fueron excluidos”.

En ninguna de las evaluaciones realizadas en esos años —durante las gestiones de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto— el albergue obtuvo una calificación reprobatoria y más bien se consideró que en la Gran Familia se contribuía a “mejorar las condiciones de vida de los beneficiarios y al cumplimiento de las metas del milenio”, así como a “evitar la discriminación y la exclusión”.

El 15 de julio pasado, la Procuraduría General de la República (PGR) ingresó al albergue en el que vivían 438 niños y 158 adultos y detuvieron a Rosa Verduzco y a sus colaboradores por ser presuntos responsables de malos tratos, abuso sexual y privación de la libertad.

Tras el operativo —que incluyó la participación del Ejército— las imágenes que muestran las condiciones insalubres en las que vivían los habitantes de la Gran Familia dieron la vuelta al mundo.

 

Actualmente, seis de los ocho colaboradores de “Mamá Rosa” están presos y enfrentan cargos de secuestro y trata de personas. Y aunque la PGR declaró en julio de 2014 que no podía imputar cargos a Rosa Verduzco por padecer un trastorno senil, un año antes el Indesol consideró que tenía la capacidad de coordinar un proyecto para “incrementar y garantizar una mejor calidad de vida” de los habitantes de la Gran Familia.

Los recursos que “Mamá Rosa” recibió del programa de Coinversión Social como representante legal de la Gran Familia ascienden a un millón 182 mil 286 pesos de parte del gobierno federal y 193 mil 344 del gobierno de Michoacán.

Y para acceder a éstos, el albergue se sometió a evaluaciones previo a la entrega de los recursos y a otras más tras el ejercicio de éstos, pues Rosa Verduzco cada año presentó un reporte sobre cómo el gasto cumplió con su función de mejorar la vida de los habitantes de la Gran Familia.

La calificación promedio que obtuvo en el periodo 2005-2013 previo a la entrega de recursos fue de 82.2 puntos, en un máximo de 100 y cuando el mínimo para recibir el dinero es de 70.

Pero en el puntaje posterior, tras el ejercicio del monto, la calificación promedio de la Gran Familia ante Indesol es de 98.16 puntos, en una escala del 0 al 100.

Los proyectos que año a año presentó Rosa Verduzco para participar en este programa —que se caracteriza porque con recursos federales y estatales se complementa la inversión que hace una Asociación Civil en beneficio de grupos vulnerables— tenían como objetivo “ingresar de manera integral a la vida social” a los habitantes del albergue.

En 2007, por ejemplo, se presentó el proyecto, “Renovando las condiciones de vida en la Gran Familia” cuya descripción y objetivos cita “equipar los dormitorios, el comedor comunitario y las aulas destinadas para la realización de diversas tareas con la finalidad de que 549 miembros de la Gran Familia tengan un descanso placentero, mayor confort para que puedan desenvolver sus actividades diarias con mayor entusiasmo, promover y reforzar su dignidad, lo que les permitirá ingresar de manera integral a la vida social de la cuál fueron excluidos”.

Indesol decidió que el proyecto y la Asociación Civil —la Gran Familia— cumplían con las condiciones para mejorar la calidad de vida de los grupos que atendía y autorizó la entrega de 120 mil pesos de recursos federales y el gobierno de Michoacán entregó otros 30 mil.

El último año que el albergue de Rosa Verduzco fue evaluado y participó en el programa de Coinversión Social fue 2013, cuando recibió 160 mil pesos del gobierno federal para “Mejorar los bienes y servicios de los integrantes de la Gran Familia, con la finalidad de incrementar y garantizar una mejor calidad de vida, la cuál redundará en el mejoramiento de los índices educativos, artísticos y musicales que se ofrecen a 429 niños, niñas, adolescentes y jóvenes víctimas de la vulnerabilidad social”.

Según datos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) entregados tras una solicitud de información pública, fuera del programa de Coinversión Social en 2014 se autorizaron 500 mil pesos para la construcción de dos aulas en el albergue, de los cuáles, hasta el ingreso de PGR, se había entregado el 50%.

Por su parte, la Secretaría de Educación Pública indicó que en los últimos quince años no realizó “donaciones, entregas ni presupuesto asignado como parte del algún programa federal en el que haya estado inscrita la casa hogar La Gran Familia”.

**Nota publicada el 16 de diciembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Secuestran a grupo de misioneros cristianos estadounidenses en Haití

De acuerdo a varios reportes locales, al menos 15 mujeres, hombres y niños fueron retenidos por una banda armada cerca de la capital haitiana.
18 de octubre, 2021
Comparte

Un grupo de misioneros estadounidenses y sus familiares, entre ellos algunos menores de edad, fueron secuestrados este fin de semana por un comando armado en Puerto Príncipe, la capital de Haití.

De acuerdo con el informe dado por funcionarios haitianos a medios locales, al menos 15 personas fueron tomadas cautivas de un bus en el que se transportaban los misioneros y sus familias después de una visita a un orfanato.

Aunque no se conocen más detalles, funcionarios del gobierno de EE.UU. señalaron que habían recibido los reportes del secuestro.

Haití tiene una de las mayores tasas de secuestros en el mundo, con poderosos grupos armados que explotan la frágil institucionalidad que hay en el país para exigir dinero de rescate.

Desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el pasado mes de julio, bandas rivales han intentado ganar el control de territorios, en una escalada de violencia que, sumada a la débil seguridad estatal, ha aumentado la inestabilidad en la vida de muchos de los habitantes del país.

Los misionarios cristianos fueron retenidos poco después de abandonar la localidad de Croix-des-Bouquets y todavía no han sido liberados, de acuerdo con una fuente de una entidad de seguridad de Haití en conversación con la agencia de noticias AFP.

El Ministerio de Justicia de Haití y la Policía Nacional no han hecho comentarios al respecto.

Asimismo, se espera que el gobierno de EE.UU. emita una declaración, pero funcionarios de la secretaría de Estado por el momento solo han declarado a AFP que habían recibido los reportes y que la “seguridad de los ciudadanos estadounidenses fuera del país es una de sus principales prioridades”.

Personas caminando por la calle.

Getty Images
La violencia en Haití se ha recrudecido debido al asesinato del presidente Jovenel Moïse y al terremoto del pasado mes de agosto.

Mensaje de oración

Por su parte, la agencia de noticias AP señaló que la organización Christian Aid Ministrie envió un mensaje de voz a varios grupos religiosos en Haití como una “alerta especia de oración”.

El mensaje dice que el grupo está trabajando con la embajada de EE.UU. en Haití para “ver qué se puede hacer” para ayudar a los secuestrados.

Christian Aid Ministrie es una organización que trabaja mediante donaciones, construcción de refugios, comida y ropa y también la financiación de programas de capacitación para los niños.

Por su parte, pandillas armadas tienen el control de los distritos más pobres de Puerto Príncipe. Y recientemente han extendido su dominio hacia otras partes del país.

Más de 600 secuestros han sido registrados en lo que va de 2021, que superan ampliamente los 231 que ocurrieron en el mismo periodo durante 2020, de acuerdo a una empresa de análisis de datos local.

La violencia en Haití -el país más pobre del continente- se ha agravado después del asesinato de Moïse y el terremoto en el mes de agosto que dejó más de 2.000 personas muertas.

De acuerdo al diario New York Times, diversos sectores en Haití le han pedido a EE.UU. que envíe tropas al país para ayudar a calmar la situación, pero por ahora el presidente estadounidense Joe Biden no ha cedido a las peticiones.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/AYPKTw46nZ8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.