close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Quiénes son los Marabunta?

A la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta, formada por ciudadanos organizados que desde hace por los menos 8 años trabajan por la manifestación libre y pacífica, también se le conoce como 'kamikazes por la paz'.
Por Gonzalo Ortuño
6 de diciembre, 2014
Comparte
Foto: Gonzalo Ortuño

Foto: Facebook Marabunta

Están presentes en las movilizaciones del Distrito Federal, auxilian médicamente a lesionados en las marchas y son capaces de evitar conatos de violencia entre ciudadanos y policías. Es la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta, formada por ciudadanos organizados que desde hace por los menos 8 años trabajan por la manifestación libre y pacífica.

“Nosotros creemos en esta parte del humanitarismo como lo que sucede en Gaza, que jóvenes de todo el mundo van y se paran ahí en la playa. Y a lo mejor se puede interpretar como algo irresponsable, imprudente de ir a arriesgarse. Pero no podemos vernos ni como héroes ni como nada de eso, a nosotros nos queda claro que al caballo se le hacen caricias para montarlo”, explica el líder y fundador de Marabunta, Miguel Barrera Rocha de 48 años.

Esta brigada es una extensión de la asociación civil Espacio Libre Independiente Marabunta, fundado por Barrera con el propósito de combatir la delincuencia y ofrecer a los jóvenes de la colonia Gabriel Hernández, en la Delegación Gustavo A. Madero, oportunidades de desarrollo por medio de la cultura y el deporte. La propuesta ciudadana alcanzó proyección nacional al ganar el cuarto lugar en la convocatoria Iniciativa México, una propuesta de medios de comunicación lanzada en 2010 con el objetivo de transformar entornos sociales en el país.

Para trabajar durante una manifestación, la brigada se divide en células de por lo menos 7 personas, que se dedican a la atención de heridos, a la documentación de agresiones, a la realización de una bitácora y a comunicarse con la red de organizaciones para reportar posibles escenarios de violencia.

El debut de Marabunta, formalmente como una asociación, se dio el 1 de diciembre de 2012, en la manifestación realizada a las afueras de la Cámara de diputados, por la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de la República, donde hubo detenciones violentas y personas heridas de gravedad, según el fundador de la brigada.

La experiencia en casos como el operativo policial en el bar News Divine del D.F. que provocó la muerte de 12 personas, el plantón en 2006 sobre Paseo de la Reforma tras las elecciones presidenciales, el desalojo de maestros de la plancha del Zócalo y las manifestaciones que convocan a miles de personas le han enseñado al colectivo Marabunta, cómo organizarse y bajo qué lineamientos actuar en casos de violencia.

Foto: Facebook Marabunta

Foto: Facebook Marabunta

“Nosotros nos regimos bajo cuatro principios internacionales: la neutralidad, la imparcialidad, el humanitarismo y la independencia. Cuando nos ponemos como cordón humano para proteger a un grupo de jóvenes es una acción preventiva y lo hacemos porque nos queda claro cuál es la parte vulnerable, quién es la parte fuerte. Nos ponemos ahí para generar un espacio de diálogo, para poder mediar y ha funcionado, muchas veces lo hemos hecho” afirma Miguel Barrera desde la casa de esta asociación, adquirida con los 2 millones de pesos que recibieron tras su participación en Iniciativa México.

El origen de la agrupación Marabunta está en la violencia que desataron las pandillas en el barrio Gabriel Hernández, de la Delegación Gustavo A. Madero en la década de los ochenta, donde Miguel Barrera asegura que vio morir a 9 de sus amigos y a cerca de 70 personas cercanas a él, una estadística que los movilizó a rescatar el barrio y a su juventud.

“Cuando se forma Marabunta, se forma porque la mayor parte de mis compañeros de pandilla estaban muriendo y nadie hacía nada, la sociedad era muy negligente en ese momento con los jóvenes. Parecía que traíamos una bandera de piratas” relata Barrera Rocha, quien toda su vida ha permanecido en esta colonia al pie de un cerro al norte de la Ciudad de México, la cual, asegura “ya tiene otra lógica, los chavos quieren participar. Detonamos casi 6 organizaciones y colectivos de jóvenes”.

Foto: Facebook Marabunta

Foto: Facebook Marabunta

Foto: Facebook Marabunta

Foto: Facebook Marabunta

Los voluntarios que integran Marabunta son 36 personas, mayoritariamente jóvenes quienes trabajan no sólo el tema de la movilización, sino talleres y programas que abordan la inclusión hacia la vida de las personas sordas, el teatro callejero, la danza aérea, parkour y la espeleología.

Entre ellos hay jóvenes como Andrés que se integró a los trabajos culturales con su habilidad con el origami. Está Karla Ríos, quien lleva 4 años apoyando al colectivo en la cobertura de las manifestaciones donde “no golpeo a un policía, no golpeo un establecimiento pero sí ayudo a la gente. Estoy para ayudar a la banda que quiere manifestarse y ha sido agredido”.

Hay contemporáneos de Miguel que lo acompañan en los proyectos de Marabunta desde los 14 años, como es el caso de Alicia Buendía quien trabaja también para que se le quite la etiqueta de violenta a su colonia. “Tenemos un estigma como delincuentes. Sí hemos sido testigos de que la violencia se desata pero lo que no queremos es que se naturalice” detalla.

Hoy, asegura el líder y fundador de Marabunta, esa misma juventud está criminalizada porque se “sabe que si los jóvenes se organizan podrían incidir en la situación que vive el país. Es clara la lectura: hay que criminalizar a los jóvenes, hay que minimizarlos, hay que inhibir las posibilidades de acción que puedan tener. Desde el News Divine nosotros declaramos que el Estado venía criminalizando a los jóvenes”.

Tanto la brigada de Marabunta como algunos de sus integrantes han sido amenazados, aseguran, porque se ha confundido su trabajo con la participación de grupos radicales o violentos.

“Queda claro que no se entiende qué es el humanitarismo, no se entiende qué realiza una brigada humanitaria, cuáles son sus alcances y sus acciones. Hemos explicado muchas veces que no protegemos encapuchados, sino defendemos personas, son personas. Nos han señalado de tantas cosas que lo que nos queda claro es que no entienden” subraya Barrera.

Foto: Gonzalo Ortuño

Foto: Gonzalo Ortuño

Este jueves 5 de diciembre la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta publicó la documentación de 21 agresiones el pasado 20 de noviembre, a doce de sus integrantes, tras actos de violencia ocurridos en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y durante el mitin en el Zócalo capitalino, como encapsulamientos por 20 minutos, golpes, rociamiento en el rostro con gas blanco de extintor y amenazas.

También registró 29 agresiones, este lunes 1 de diciembre, a 17 integrantes, después de los actos de violencia ocurridos en las inmediaciones del Senado de la República, de acuerdo con un comunicado de prensa de La red Rompe el Miedo, una plataforma de medios y organismos que cuidan la seguridad de las personas que trabajan en las coberturas de movilizaciones de alto riesgo.

Barrera Rocha asegura que están trabajando una documentación de las agresiones que han atendido “de la mano con Artículo XIX porque hay cosas muy delicadas que implican no sólo al manifestante. Pero queremos hacerlo con mucho tacto porque hasta este momento hemos sido agredidos en muchas ocasiones por la policía y mucha gente nos pregunta por qué se queda solamente en la queja y por qué no avanza a ser una queja jurídica y les explicamos: porque no queremos entrar en un escenario de confrontación con la policía, no es esa la lógica de Marabunta”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué significará el fin de la dependencia del petróleo para la geopolítica?

Qué impacto puede tener el advenimiento de la energía renovable –que ya no es la excepción sino la norma en muchos campos- en la política, se pregunta el corresponsal de diplomacia de la BBC.
12 de enero, 2020
Comparte
Paneles solares en Gemasolar España

BBC
La energía solar es una forma de energía renovable que está reemplazando a los combustibles fósiles.

Si uno quiere entender la revolución que está teniendo lugar en el sector de las energías renovables, nada mejor que visitar la central eléctrica llamada Gemasolar en el sur de España.

En las llanuras polvorientas de Andalucía han descubierto cómo generar energía solar las 24 horas del día.

Efectivamente, aunque sea difícil de creer, en Gemasolar crean electricidad incluso cuando el sol no brilla.

Han puesto más de 2.500 espejos enormes en monturas hidráulicas que siguen el paso del sol a través del cielo.

Los espejos, cada uno del tamaño de media cancha de tenis, reflejan los rayos en un punto central, la parte superior de una torre de 140 metros, donde sal fundida se calienta a casi 600° C.

Esa sal líquida se transporta por la torre hasta donde calienta el vapor que alimenta una turbina.

Y ahí está el truco: no toda la sal se usa en ese punto. Parte es almacenada en enormes tanques y se usa más tarde, cuando el sol se ha puesto. Mientras el sol brille todos los días, la planta puede generar energía 24 horas, 7 días a la semana.

Les digo esto no solo como una ilustración de cuán rápido está cambiando la tecnología renovable -esta innovación en particular no es tan nueva-, sino también como un ejemplo de cuán electrificada se va a convertir nuestra energía.

Se prevé que la expansión de los vehículos eléctricos se acelere significativamente, hasta el punto en que se convierta en la norma y no en la excepción.

El avión de Alice de la firma Eviation

Eviation
El avión de Alice de la firma Eviation tiene 9 asientos y puede volar 600 millas solo con baterías.

La tecnología de baterías aún tiene mucho camino por recorrer, pero muchos científicos y empresas están compitiendo para encontrar formas de almacenar energía eléctrica que sea más liviana y duradera.

Ya se están produciendo algunos aviones de pasajeros con motor eléctrico.

¿Cuánto tiempo antes de que los barcos puedan ser alimentados por baterías en lugar de combustible?

La pregunta obvia y muy controvertida es cuándo alcanzará su punto máximo esta revolución renovable y si llegará a tiempo para proteger al planeta del calentamiento global. Eso no es algo en lo que yo esté cualificado para responder.

La que me hago es una pregunta distinta: ¿qué impacto podría tener esta nueva tecnología, no en el clima del mundo, sino en su clima político?

¿Qué sucederá con el equilibrio global del poder político cuando muchos países ya no necesiten comprar tanto petróleo y gas?

Un cambio de ecuación

Durante más de un siglo, las naciones que tenían petróleo y gas tenían poder, literal y políticamente.

Y se han librado varias guerras por esos preciados recursos.

Un tanque abandonado en el desierto de Kuwait con un poso de petróleo en llamas en el fondo.

Getty Images
El Ejército iraquí incendió campos petroleros kuwaitíes después de su retirada en 1991.

Todo comenzó antes de la Primera Guerra Mundial cuando Winston Churchill, como primer lord del Almirantazgo, convirtió la Armada británica de carbón galés a petróleo importado.

Para garantizar el acceso británico a ese petróleo, el futuro primer ministro británico compró una participación de control en la compañía petrolera anglo-persa, la precursora de BP, en lo que ahora es Irán.

Desde ese momento, gran parte de la historia del siglo XX se puede ver a través de la búsqueda de hidrocarburos por parte de los países, desde los intentos de Adolf Hitler de asegurar los campos petroleros de Bakú hasta la invasión de Saddam Hussein de Kuwait, incluido el ataque de aviones no tripulados y misiles en las instalaciones petroleras sauditas en septiembre pasado.

Los países con petróleo y gas usaron sus monopolios para venderlos con grandes ganancias; aquellos países que dependían de ellos invirtieron mucha sangre y tesoros defendiendo su acceso.

Winston Churchill

Getty Images
Churchill, fotografiado aquí en 1914, supervisó la transición de la Marina Real británica del carbón al petróleo.

La pregunta es cuánto podría cambiar la revolución renovable esta ecuación geopolítica.

¿Cuánta influencia perderán algunos de los grandes productores de combustibles fósiles del mundo en Medio Oriente, África y otros lugares?

¿Podría haber más conflictos regionales a medida que estos países luchan por una parte cada vez menor del mercado de energía de hidrocarburos?

¿Y qué podría pasarles internamente a estos países si pierden su principal fuente de ingresos?

A menudo, se trata de naciones cuyas enormes economías están dirigidas por el Estado, con muchos trabajadores empleados por los gobiernos y poblaciones jóvenes acostumbradas al combustible barato.

“Estados fallidos”

No se sabe con precisión cuándo tendrá lugar la transición de los combustibles fósiles a la energía limpia.

Hay muchas predicciones diferentes sobre cuándo la demanda mundial de petróleo alcanzará su punto máximo y caerá, pero los planificadores de Shell pronosticaron recientemente que posiblemente ocurrirá en 2025.

Algunos países productores de petróleo están preparándose para el momento en que ya no puedan depender del petróleo. Buscan diversificar sus economías y encontrar otras fuentes de energía.

Pero otros países son más escépticos, confiando en que la demanda de su petróleo y gas perdurará por mucho tiempo.

Algunos de ellos hablan de diversificación pero hacen poco al respecto. Las posibles consecuencias se están convirtiendo en una fuente creciente de preocupación.

Las protestas por un aumento en el precio del combustible en Irán, noviembre de 2019

Getty Images
Las protestas por un aumento en el precio del combustible estallaron recientemente en Irán.

“El gobierno productor de petróleo obtiene ingresos; si esos ingresos caen o desaparecen, el gobierno ya no podrá mantener el sector no-petrolero, lo que significa que tendrá un desempleo creciente, ya no podrá pagar subsidios para mantener contenta a su población”, le dijo a la BBC el profesor Paul Stevens, distinguido miembro de Chatham House, el grupo de expertos de asuntos exteriores del Reino Unido.

“Muchos de los grandes exportadores de petróleo y gas son lo que podría describirse cortésmente como políticamente inestables. Por lo tanto, cuanto más rápida sea la transición , mayor y más perturbadora será la caída en los ingresos del gas y el petróleo, así que potencialmente podrá haber una gran cantidad de Estados fallidos”.

Riesgos sin fronteras

Por su parte, Tom Burke, presidente del grupo de expertos sobre medio ambiente E3G , señala que “cuando no se puede proporcionar seguridad alimentaria, energética y de agua, como hemos visto en todo el Medio Oriente, es muy difícil mantener estabilidad interna”.

“Cuando no se cumple con las expectativas, las poblaciones urbanas se amotinan, y las estructuras básicas del Estado corren el riesgo de desmoronarse“.

“Pero mucho más que eso, cuando la gente se amotina o parece que podría amotinarse, lo que suele suceder es que los gobiernos buscan problemas en el extranjero para distraer a su población”.

La planta de procesamiento de petróleo Khurais de Arabia Saudita

Getty Images
La planta de procesamiento de petróleo Khurais de Arabia Saudita fue atacada en septiembre, causando tensiones globales.

Así que imagínate un país productor de petróleo actualmente estable en el Golfo que de repente se convierte en un Estado fallido. Esto no solo sería un desastre para el país en sí, sino que también podría tener enormes implicaciones para el mundo.

Los Estados fallidos a menudo se convierten en el hogar de la violencia extremista, como en Siria, y a menudo producen migración masiva.

Esta interrupción potencial podría no limitarse al Golfo.

Rusia es uno de los mayores exportadores de petróleo y gas del mundo. Su economía y su gobierno dependen enormemente de los ingresos que esto genera. No es de extrañar que el presidente Putin describa el desarrollo de “tecnologías verdes” como uno de los “principales desafíos y amenazas” para la seguridad económica de su país.

Presidente ruso Vladimir Putin

Getty Images
La economía rusa depende de los ingresos del petróleo y el gas.

Muchos rusos recuerdan que la caída de los precios del petróleo contribuyó al colapso de la Unión Soviética.

Sin embargo, el gobierno actual está invirtiendo poco en energías alternativas renovables. Si un día el mundo necesita comprar menos gas ruso, eso podría tener un gran impacto en la estabilidad del Estado ruso y podría transformar sus relaciones con Europa.

Amenaza limpia

Existen otras fuentes potenciales de tensión y conflicto en un mundo de energía limpia.

Podría haber una carrera para asegurar el acceso a minerales como el cobalto y el litio, que son vitales para las baterías y pueden ser escasos.

Gran parte del mejor cobalto del mundo se encuentra en la República Democrática del Congo (RDC), que tiene una historia de inestabilidad y mala gobernanza.

Al mismo tiempo, las nuevas llamadas superredes a través de las cuales fluirá la electricidad entre países serán más vulnerables al ciberataque.

Mina de cobalto en la RDC

Getty Images
El cobalto, un mineral vital necesario para la producción de baterías recargables, es un producto valioso.

Una pregunta interesante es cómo deberían responder los activistas ambientales a los riesgos políticos involucrados en el movimiento hacia la energía renovable.

¿Deberían tenerse en cuenta esos posibles inconvenientes o es la necesidad de proteger al mundo del cambio climático tan importante que todas las demás consideraciones son secundarias?

¿Cómo podría verse afectada la opinión pública si reducir el calentamiento global significara más terrorismo y migración?

Estos, por supuesto, son algunos de los peores escenarios. Hay muchos posibles positivos.

Notas dulces

Cuando tenga lugar la transición a las energías renovables, los países que anteriormente eran dependientes podrán producir su propia energía.

Una de las ventajas de las energías renovables es que muchos más países tienen la capacidad de generar energía limpia.

Paneles solares en una casa

Getty Images
Los paneles solares son cada vez más comunes en entornos domésticos.

Algunos países con mucho sol, viento o marea no solo podrían ser autosuficientes, sino que también podrían exportar parte de su energía a través de los llamados interconectores.

Puede haber incluso un dividendo para la paz: si el mundo ya no necesita tanto petróleo pasando por el estrecho de Ormuz cada día, ¿tal vez no necesitarán ejércitos y armadas tan grandes para defenderlo?

En gran medida, la geopolítica de la energía puede dejar de ser tan significativa.

Y, quizás así, deje ser una razón para matar.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

https://www.youtube.com/watch?v=t-EjahwJLtY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.