Estos son los 5 lugares estratégicos para el futuro de la humanidad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Estos son los 5 lugares estratégicos para el futuro de la humanidad

En estos cinco campos, minas y áreas naturales se encuentran concentrados algunos de los recursos más críticos para el devenir del hombre en este siglo y, quién sabe, los venideros.
Por Yorokobu.es
23 de diciembre, 2014
Comparte

tierras_futuro_humanidad

Bienvenidos al Antropoceno, la edad en la que los recursos merman al mismo ritmo que medra la especie humana. Los 7.300 millones de personas que habitamos hoy el planeta somos como el hijo pródigo que ha dilapidado los «ahorros» de la Tierra durante millones de años: en un solo año consumimos el petróleo que tardó 10 millones de años en formarse. Si bien el agotamiento del oro negro será uno de los problemas más acuciantes a los que nos enfrentaremos en el futuro, la disponibilidad de otros recursos –renovables y no- no se queda a la zaga.

En estos cinco campos, minas y áreas naturales se encuentran concentrados algunos de los recursos más críticos para el devenir del hombre en este siglo y, quién sabe, los venideros.

Imagen: Visitemos Misiones.

Imagen: Visitemos Misiones.

AGUA

Acuífero Guaraní (Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina)

Quién lo explota: Los respectivos estados y alguna empresa

Reservas: 30.000 kilómetros cúbicos (3 por 1.000 del agua potable del mundo)

«Reservas» mundiales: 11 millones de kilómetros cúbicos (USGS)

Al contrario que el petróleo, el agua sí es un recurso renovable (estamos bebiendo el mismo agua desde que el mundo es mundo), pero al contrario que aquel, esta sí es esencial para la vida, la nuestra y la del ecosistema. El acuífero guaraní es la mayor reserva de agua dulce del planeta y, por un capricho de la geografía, está ubicado en una de las zonas menos densamente pobladas del mismo. En otras palabras, los 30.000 trillones de litros de agua que alberga no son «exportables».

Los ciudadanos de 500 ciudades brasileñas (el 80 % del acuífero está bajo tierras brasileñas) se duchan cada día de esta agua que empezó a almacenarse cuando África y América aún estaban unidas felizmente en Pangea. La empresa estatal argentina AMSE ha sido la primera en embotellar y comercializar el preciado líquido bajo la marca Agua de Misiones.

Vista satélite de la cinta transportadora que lleva el mineral desde Bou Craa al puerto de El Aiún.

Vista satélite de la cinta transportadora que lleva el mineral desde Bou Craa al puerto de El Aiún.

FOSFATOS

Mina de Fos Bucraa (territorios ocupados del Sáhara Occidental)

Quién los explota: Office Cherifien des Phosphates (empresa propiedad del rey de Marruecos)

Reservas:  1.700 millones de toneladas (de 62,5 %; 7.000 millones de toneladas métricas)

Reservas mundiales: 67.000 millones de toneladas métricas (USGS, Servicio Geológico de EE UU)

«El fósforo es, sin duda, el recurso mineral más crítico del planeta» – explica Alicia Valero, investigadora del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), de Zaragoza-. «Y el motivo es porque la agricultura depende casi enteramente del fósforo como fertilizante y, sobre todo, no existe un sustituto para el fósforo». Este carácter irreemplazable explica por sí solo la importancia estratégica de la mina de Fos Bucraa; la determinante posición de fuerza de Marruecos como primer exportador mundial de fosfatos (el primer productor es China pero, con muy buen criterio, ha restringido la exportación del mineral) y, en términos geopolíticos, la invasión del Sáhara Occidental en 1975.

Imagen: 2b1stconsulting.

Imagen: 2b1stconsulting.

PETRÓLEO

Campo de Ghawar (Arabia Saudita)

Quién lo explota: Saudi Aramco

Reservas: 70.000 millones de barriles (4,2 % de las reservas mundiales)

Reservas mundiales: 1,7 billones de barriles (anuario estadístico BP).

Que se acaba el petróleo lo sabemos desde los tiempos de Josele. Pero ahora va en serio. Arabia Saudí es, tras Venezuela, el segundo país con mayores reservas probadas del mundo, y una porción sustancial de sus reservas están en el subsuelo del gigantesco Campo de Ghawar. Con una extensión similar a la de Aragón, Ghawar aún tiene enterrados 70.000 millones de barriles, suficientes para saciar la voracidad del planeta durante dos años al ritmo actual… aunque estos datos hay que cogerlos con pinzas porque: 1. Es probable que estas reservas estén hinchadas por motivos geoestratégicos; y 2. Una parte sustancial de las reservas nunca serán extraídas: el coste energético de su extracción superará al obtenido.

La región minera Bayan Oyo, desde el satélite.

La región minera Bayan Oyo, desde el satélite.

TIERRAS RARAS

Mina de Bayan Obo (Mongolia Interior, China)

Quién la explota: Ciudad de Baotou

Reservas: 48 millones de toneladas (34,2 % de las reservas mundiales)

Reservas mundiales: 140 millones de toneladas (USGS,pdf).

Seguramente palabras como itrio, lantano o cerio no te digan nada, pero si hablamos de pantallas plantas, baterías para coches híbridos o lentes fotográficas te suenen un poco más. Las llamadas «tierras raras» tienen propiedades inusuales que las hacen imprescindibles para múltiples aplicaciones tecnológicas, incluyendo las energías renovables. El 43 % de las reservas de esos 15 metales magnéticos están en territorio chino, y la práctica totalidad en el distrito minero de Bayan Obo, en la Mongolia Interior. La importancia estratégica de las tierras raras ya la vio Deng Xiaoping en 1992: «Oriente Medio tiene petróleo. China tiene tierras raras».

Al contrario de lo que sucede con los combustibles fósiles, que solo se pueden utilizar una vez, los minerales se pueden reutilizar. Esa es la buena noticia. La mala, que la minería y el procesamiento industrial provocan la dispersión del mineral en millones de pequeñas aplicaciones, lo que hace inviable su recuperación, según me explica Alicia Valero, de CIRCE. La investigadora española, que ha dedicado una década a elaborar un «censo» de los minerales remanentes en la corteza terrestre, pone un ejemplo muy gráfico: «En un solo ordenador portátil está presente casi la totalidad de la tabla periódica. Sin embargo, es virtualmente imposible recuperar para un nuevo uso los elementos allí incluidos».

La selva del Amazonas, vía satélite.

amazonia3

BIODIVERSIDAD

Selva Amazónica (Brasil, Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Guyana)

Quién la explota: Los respectivos estados y multitud de empresas farmacéuticas, madereras y mineras

Especies: 40.000 especies de plantas; 2,5 millones de insectos y 2.000 especies de pájaros y mamíferos (en torno al 10 % de todas las especies del planeta).

Especies en la Tierra: 7,7 millones de animales, 298.000 de plantas y 611.000 de hongos.

En un famoso experimento para calcular la biodiversidad de la selva, el enteomólogo Terry Erwin agitó las ramas de un árbol del Amazonas y se detuvo a contar el número de especies EXCLUSIVAMENTE de coleópteros que caían de sus ramas. Recuento total: 1.200 especies. La cifra no solo nos habla de la desmesurada afición de Dios a crear escarabajos sino también la asombrosa, casi obscena, fertilidad de la Amazonía, hasta el punto que otro insigne especialista, Edward Wilson, advierte de que talar un solo árbol de la selva sudamericana supone con casi toda certeza la extinción de al menos una especie de insectos. No nos extrañamos, por tanto, de que la progresiva pérdida de la selva corra paralela a la llamada «sexta gran extinción».

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Pandora Papers: el territorio de Reino Unido que se convirtió en uno de los principales paraísos fiscales del planeta

Este territorio británico de ultramar aparece entre los principales receptores de "inversión extranjera directa" en el mundo, por delante de países como Alemania o Francia.
5 de octubre, 2021
Comparte

Las Islas Vírgenes Británicas (IVB) solamente cuentan con unos 36.000 habitantes, pero tienen más de 400.000 empresas. Un promedio de 18 compañías por persona.

Dicho así, uno podría imaginar que este pequeño territorio británico -cuya extensión apenas suma unos 153 kilómetros cuadrados- estaría cubierto de rascacielos y fábricas humeantes donde habría una incesante actividad económica.

En lugar de eso, lo que hay son playas idílicas y empresas de papel. Y es que las IVB son consideradas como uno de los mayores paraísos fiscales del planeta que, como dice el periodista Will Fitzgibbon, del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), “atrae por igual a corporaciones legítimas, celebridades, multimillonarios y criminales”.

Esa también es la razón por la cual cada vez que estalla un escándalo internacional sobre los fondos desviados hacia paraísos fiscales, el nombre de las Islas Vírgenes Británicas llega hasta los titulares de la prensa.

Eso es justo lo que acaba de ocurrir con la más reciente filtración de información financiera publicada por el ICIJ, conocida como los Pandora Papers.

Se trata de una filtración de casi 12 millones de documentos que revelan riqueza oculta, evasión fiscal y, en algunos casos, lavado de dinero, por parte de algunas de las personas más ricas y poderosas del mundo.

Los datos fueron obtenidos por el ICIJ que ha estado trabajando con más de 140 organizaciones de medios, incluyendo el equipo del programa Panorama de la BBC. Durante meses, más de 600 periodistas en 117 países han estado revisando los archivos de 14 fuentes distintas encontrando historias que se publicarán esta semana.

En esta ocasión, una de las historias relacionadas con las Islas Vírgenes Británicas se refiere al registro de una empresa registrada allí que ha sido beneficiaria de una multimillonaria operación de bienes raíces para demoler los antiguos cines de la era soviética en Rusia para construir en su lugar centros comerciales.

iStories, una página de periodismo de investigación rusa que participó en la investigación de los Pandora Papers, descubrió que detrás de esta compañía se encuentra Konstantin Ernst, el presidente del mayor canal de televisión estatal de Rusia.

Konstantin Ernst.

Getty Images
Konstantin Ernst, presidente del mayor canal de televisión estatal de Rusia, aparece mencionado en los Pandora Papers.

Ernst registró esa compañía en 2014, el mismo año que él estuvo a cargo de organizar las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi.

En su respuesta al ICIJ, Ernst señaló que no ha cometido (y que no prevé cometer) nada ilegal, pues “así es como sus padres lo educaron”.

De tierra de bucaneros a paraíso fiscal

Ubicadas en el Caribe oriental, las Islas Vírgenes Británicas están integradas por cuatro islas grandes y 32 islas e islotes más pequeños, de los cuales unos 20 están deshabitados.

Descubiertas por Cristóbal Colón en 1493, estas islas fueron ocupadas por el Imperio español en el siglo XVI, bajo cuyo control estuvieron por poco tiempo. Para 1648, la Tórtola, la mayor de las islas, estaba ocupada por bucaneros holandeses.

Pocas décadas más tarde, cayeron bajo control del Imperio británico, que en 1773 permitió la formación de un gobierno civil local, la creación de un consejo legislativo parcialmente electo y el establecimiento de cortes constitucionales.

En 1960 se convirtieron en una colonia de la Corona y, en 2002, en un territorio británico de ultramar, por lo que sus habitantes disfrutan de la ciudadanía británica.

Sir Francis Drake.

Getty Images
El explorador, marinero y corsario Sir Francis Drake es una de las figuras históricas vinculadas con las IVB.

Las IVB comenzaron a adoptar en la década de 1970 una legislación que las convertía en un destino para las inversiones offshore y en un paraíso fiscal.

Parte de su atractivo radica en su sistema fiscal.

Las IVB casi no tienen impuestos: no tienen un impuesto sobre la renta que sea efectivo, ni impuestos a las ganancias de capitales, ni impuestos a las herencias, ni impuestos a los regalos, ni impuestos a las ventas o al valor agregado”, destaca al respecto la ONG británica Tax Justice Network.

“Recauda ingresos principalmente a través del impuesto a los salarios, a la propiedad de tierras, así como distintas comisiones. Este es un patrón clásico de “paraíso fiscal” de obtener pequeñas cantidades de dinero de un gran número de transacciones y depender de los lugareños para pagar las facturas”, agregan.

Su otro gran atractivo reside en las facilidades que ofrecen para crear de forma barata y simple empresas de papel que permiten a sus propietarios mantener sus nombres fuera de la vista pública.

Hay muchas razones válidas por las que una persona puede querer que no se conozca que es dueña de determinadas inversiones, por lo que esta oferta de discreción resulta atractiva tanto para inversores legítimos como para aquellos que no lo son.

Más “inversión extranjera” que Alemania

Este esquema de atracción de inversiones ha resultado bastante rentable, al punto que este tipo de servicios financieros y corporativos generan el equivalente a la mitad de los ingresos fiscales, a la par del turismo, la otra gran fuente de financiamiento del país.

En 2019, las Islas Vírgenes Británicas recibieron unos US$57.997 millones en inversiones extranjeras directas, de acuerdo con cifras de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

El príncipe Carlos de Gales durante una visita a las Islas Vírgenes Británicas en 2017.

Getty Images
Los ciudadanos de las Islas Vírgenes Británicas son súbditos de la Corona y ciudadanos británicos.

Formalmente, ese monto las coloca por delante de economías desarrolladas como Canadá, Alemania y Francia. No obstante, por tratarse de inversiones en papel, su impacto real sobre el país es mucho menor.

La aparición de las IVB en los Pandora Papers, en realidad, no es una sorpresa, pues ya en 2016 en torno a la mitad de las casi 250.000 empresas offshore establecidas por el bufete Mossack Fonseca y reveladas en los Panama Papers estaban registradas en este territorio británico de ultramar.

En 2018, una investigación de la BBC reveló que compañías registradas en las IVB eran propietarias de una cuarta parte de las propiedades en Inglaterra y Gales que pertenecen a compañías extranjeras.

El archipélago caribeño es la sede oficial de empresas que poseen 23.000 propiedades, más que cualquier otro país”, señaló la BBC al destacar que ese hallazgo contribuía con los temores de que ese territorio británico esté siendo usado para evadir impuestos.

La implicación de las IVB en distintos escándalos financieros en el pasado llevó a que en 2013 Lord Oakeshott, un reconocido político británico, dijera que estos territorios “manchan el rostro de Reino Unido”.

Esos escándalos también han llevado a mejoras en los mecanismos de transparencia en los últimos años y a una mayor cooperación de las autoridades de esos territorios con la comunidad internacional para hacer frente a los problemas de evasión fiscal.

Sin embargo, las facilidades para mantener lejos de la vista pública la información sobre los propietarios de estas compañías offshore parecen facilitar la ocurrencia de irregularidades.

La ONG británica Tax Justice Network critica la política de las IVB de “no preguntar” y de “no ver el mal” a la hora de facilitar el registro de empresas, que, según señala, permite a sus dueños ocultarse detrás de una suerte de apoderados para lograr un secretismo aún mayor así como el establecimiento de compañías de forma fácil y a bajo costo.

“Esta supuesta eficiencia en el registro se ha traducido en una carta blanca para las compañías de las IVB para ocultar y facilitar todo tipo de abusos y delitos alrededor del mundo”, apunta la ONG.

Pese a todo, la cooperación de las Islas Vírgenes Británicas con las autoridades de otros países ha permitido a este pequeño territorio en el Caribe permanecer fuera de la lista de paraísos fiscales “no cooperativos” que elabora la OCDE.

Eso, claro está, no significa que las políticas de paraíso fiscal de las IVB no tengan un impacto en la evasión fiscal.

De acuerdo con estimaciones del Tax Justice Network, las Islas Vírgenes Británicas son responsables de una pérdida global de impuestos equivalentes a unos US$37.500 millones cada año.

Pandora Papers banner

BBC

Los Pandora Papers son una filtración de casi 12 millones de documentos y archivos que exponen la riqueza y los tratos secretos de los líderes mundiales, políticos y multimillonarios. Los datos fueron obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) en Washington DC y han dado lugar a una de las investigaciones mundiales más importantes de la historia. Más de 600 periodistas de 117 países han analizado las fortunas ocultas de algunas de las personas más poderosas del planeta. El programa de investigación de la BBC Panorama y The Guardian dirigieron la investigación en Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.