close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Yolanda cumple 34 años de vida y 535 días desaparecida en Cocula
Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas no reconoce a Yolanda como desaparecida, aún cuando desde mediados del año pasado su secuestro fue reportado en la procuraduría de Guerrero.
Por Paris Martínez
17 de diciembre, 2014
Comparte
Yolanda Mata Mendoza, desaparecida en Cocula. Foto: Cortesía.

Yolanda Mata Mendoza, desaparecida en Cocula. Foto: Cortesía.

Este miércoles, 17 de diciembre, Yolanda Mata Mendoza cumple 34 años de vida y cumple, también, 535 días de haber sido desaparecida de manera fozada en el municipio de Cocula, Guerrero, donde vivía con su esposo y sus tres hijos.

Ella dejó a dos chiquitos de 10 y nueve años, y a una chiquitita de tres meses –narra su madre, doña Alicia Mendoza, una campesina que renquea al andar, y a la que el sentimiento le aflora cuando habla, haciendo que cada palabra que pronuncia empiece grave, pero termine aguda– (…)  se la llevaron y dejaron a mi niñita (su nieta) sin pecho.”

Doña Alicia es originaria de Ixcateopan, municipio en el que Yolanda habitó hasta que, hace una década, contrajo matrimonio “con un hombre que se la llevó para Cocula, al pueblo de Atixtlán.

Ella desapareció el 1 de julio de 2013, unos hombres llegaron a su casa buscando al marido, pero él se escondió, y entonces los hombres se llevaron a mi hija… y cuando a mí me avisaron, yo me fui para Cocula, y le pregunté al marido qué le habían hecho a Yolanda, pero él simplemente me dijo que no sabía, que él no estaba en ese momento en la casa…”

Doña Alicia camina con dificultad, la rodilla de su pierna derecha luce vencida hacia un costado, curvada de forma antinatural, y se duele a cada paso, y así es como ayer, martes 16 de diciembre, llegó desde Ixcateopan a Iguala, para participar en el Primer Encuentro de Familiares de Víctimas de Desaparición Forzada, con el que los padres de los 43 normalistas raptados en este municipio trabaron contacto con otras personas que, como ellos, buscan a sus seres queridos desaparecidos en el norte del estado de Guerrero.

–¿El esposo de su hija tiene algún vínculo con la delincuencia?

Yo no sé qué haga ese señor, pero no era bueno con mi hija ni con los niños, a mi hija la tenía amenazada, ella es ama de casa y se dedicaba a cuidar a sus tres chiquitos… de lo que pasó, sólo sé lo que uno de mis nietecitos me dijo: que unos señores habían llegado a la casa buscando a su papá, pero que él se había ido a esconder, y que entonces se llevaron a Yolanda, y en la casa se quedaron solitos los niños, mi nietecito de diez años y mi nietecita de nueve, cuidando a su hermanita de tres meses…

–¿Qué han hecho las autoridades, le han brindado apoyo?

–Yo fui a Cocula -explica doña Alicia- para que me hicieran justicia, pero no me quisieron atender, quise hablar con el presidente municipal y nunca aceptó recibirme, luego quise hablar con el síndico primero, y él dijo que no podían ayudarme en nada ni hacerme ningún papel, quise hablar con la esposa del presidente municipal, la jefa del DIF, para que al menos me ayudaran con los niños, pero nunca me quisieron informar ni siquiera cuál era su nombre… pasé así seis meses, y luego ya no volví, ya no sé qué puedo hacer, los únicos que me han ayudado son las autoridades de Ixcateopan, que me apoyan para poder dar atención a los niños, porque los tengo yo, el padre no se hizo responsable, nadie lo investigó a él ni a nadie más.

El Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas (Renped, registro oficial de víctimas operado por las autoridades estatales y federales) no reconoce a Yolanda como desaparecida, aún cuando desde mediados del año pasado su secuestro fue reportado a la Procuraduría guerrerense y, de hecho, esta lista sólo reconoce cuatro casos de desaparición forzada en Cocula: dos casos de 2008, uno de 2012 y uno más de 2013.

Cocula es el municipio al que, presuntamente, fueron conducidos los 43 normalistas secuestrados por la policía municipal de Iguala el pasado 26 de septiembre, fecha desde la que se encuentran desaparecidos –excepto en el caso de uno de ellos, cuyos restos fueron hallados en el Río San Juan, de esta localidad, e identificados mediante pruebas forenses– y, según la hipótesis oficial, los policías municipales de Cocula fueron copartícipes del secuestro y desaparición de los estudiantes.

Luego de exponer su caso ante los demás familiares de desaparecidos congregados ayer en el auditorio municipal de Iguala, doña Alicia emprende, caminando con mucha dificultad, el camino de vuelta a su hogar, en Ixcateopan, donde la esperan sus tres nietos, a los cuales, afirma con orgullo, “tengo bajo mi responsabilidad, y a los dos más grandecitos ya los tengo otra vez en la escuela, estamos muy escasos de recursos y yo no sé si alguien me pueda ayudar… Dios ya me ayuda y gracias a él voy sacado a los chiquitos adelante, mientras mi hija vuelve, y a ella yo la la espero y tengo en el corazón la seguridad de que sigue viva, ha pasado un año y medio ya y no sé nada de ella, pero espero que regrese conmigo y con sus hijitos.

–¿Cuántos años tiene Yolanda? –se pregunta, por último, a la anciana que, pese a los años, conserva su cabello negrísimo. Ella hace cuentas y, de pronto, cae en cuenta de algo…

–Ella va a cumplir 34 años este miércoles… ¿es 17 de diciembre, verdad? Sí… este 17 de diciembre es su cumpleaños.

Luego mira la foto que tiene de su hija impresa en una hoja bond y la extiende.

–Ten –dice–, ayúdame a difundirla.

Si algún lector está interesado en prestar alguna ayuda a esta abuela y sus nietos, puede comunicarse con esta redacción, escribiendo al correo [email protected], o a través de @pajaropolitico, en Twitter.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte