Yolanda cumple 34 años de vida y 535 días desaparecida en Cocula
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Yolanda cumple 34 años de vida y 535 días desaparecida en Cocula

Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas no reconoce a Yolanda como desaparecida, aún cuando desde mediados del año pasado su secuestro fue reportado en la procuraduría de Guerrero.
Por Paris Martínez
17 de diciembre, 2014
Comparte
Yolanda Mata Mendoza, desaparecida en Cocula. Foto: Cortesía.

Yolanda Mata Mendoza, desaparecida en Cocula. Foto: Cortesía.

Este miércoles, 17 de diciembre, Yolanda Mata Mendoza cumple 34 años de vida y cumple, también, 535 días de haber sido desaparecida de manera fozada en el municipio de Cocula, Guerrero, donde vivía con su esposo y sus tres hijos.

Ella dejó a dos chiquitos de 10 y nueve años, y a una chiquitita de tres meses –narra su madre, doña Alicia Mendoza, una campesina que renquea al andar, y a la que el sentimiento le aflora cuando habla, haciendo que cada palabra que pronuncia empiece grave, pero termine aguda– (…)  se la llevaron y dejaron a mi niñita (su nieta) sin pecho.”

Doña Alicia es originaria de Ixcateopan, municipio en el que Yolanda habitó hasta que, hace una década, contrajo matrimonio “con un hombre que se la llevó para Cocula, al pueblo de Atixtlán.

Ella desapareció el 1 de julio de 2013, unos hombres llegaron a su casa buscando al marido, pero él se escondió, y entonces los hombres se llevaron a mi hija… y cuando a mí me avisaron, yo me fui para Cocula, y le pregunté al marido qué le habían hecho a Yolanda, pero él simplemente me dijo que no sabía, que él no estaba en ese momento en la casa…”

Doña Alicia camina con dificultad, la rodilla de su pierna derecha luce vencida hacia un costado, curvada de forma antinatural, y se duele a cada paso, y así es como ayer, martes 16 de diciembre, llegó desde Ixcateopan a Iguala, para participar en el Primer Encuentro de Familiares de Víctimas de Desaparición Forzada, con el que los padres de los 43 normalistas raptados en este municipio trabaron contacto con otras personas que, como ellos, buscan a sus seres queridos desaparecidos en el norte del estado de Guerrero.

–¿El esposo de su hija tiene algún vínculo con la delincuencia?

Yo no sé qué haga ese señor, pero no era bueno con mi hija ni con los niños, a mi hija la tenía amenazada, ella es ama de casa y se dedicaba a cuidar a sus tres chiquitos… de lo que pasó, sólo sé lo que uno de mis nietecitos me dijo: que unos señores habían llegado a la casa buscando a su papá, pero que él se había ido a esconder, y que entonces se llevaron a Yolanda, y en la casa se quedaron solitos los niños, mi nietecito de diez años y mi nietecita de nueve, cuidando a su hermanita de tres meses…

–¿Qué han hecho las autoridades, le han brindado apoyo?

–Yo fui a Cocula -explica doña Alicia- para que me hicieran justicia, pero no me quisieron atender, quise hablar con el presidente municipal y nunca aceptó recibirme, luego quise hablar con el síndico primero, y él dijo que no podían ayudarme en nada ni hacerme ningún papel, quise hablar con la esposa del presidente municipal, la jefa del DIF, para que al menos me ayudaran con los niños, pero nunca me quisieron informar ni siquiera cuál era su nombre… pasé así seis meses, y luego ya no volví, ya no sé qué puedo hacer, los únicos que me han ayudado son las autoridades de Ixcateopan, que me apoyan para poder dar atención a los niños, porque los tengo yo, el padre no se hizo responsable, nadie lo investigó a él ni a nadie más.

El Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas (Renped, registro oficial de víctimas operado por las autoridades estatales y federales) no reconoce a Yolanda como desaparecida, aún cuando desde mediados del año pasado su secuestro fue reportado a la Procuraduría guerrerense y, de hecho, esta lista sólo reconoce cuatro casos de desaparición forzada en Cocula: dos casos de 2008, uno de 2012 y uno más de 2013.

Cocula es el municipio al que, presuntamente, fueron conducidos los 43 normalistas secuestrados por la policía municipal de Iguala el pasado 26 de septiembre, fecha desde la que se encuentran desaparecidos –excepto en el caso de uno de ellos, cuyos restos fueron hallados en el Río San Juan, de esta localidad, e identificados mediante pruebas forenses– y, según la hipótesis oficial, los policías municipales de Cocula fueron copartícipes del secuestro y desaparición de los estudiantes.

Luego de exponer su caso ante los demás familiares de desaparecidos congregados ayer en el auditorio municipal de Iguala, doña Alicia emprende, caminando con mucha dificultad, el camino de vuelta a su hogar, en Ixcateopan, donde la esperan sus tres nietos, a los cuales, afirma con orgullo, “tengo bajo mi responsabilidad, y a los dos más grandecitos ya los tengo otra vez en la escuela, estamos muy escasos de recursos y yo no sé si alguien me pueda ayudar… Dios ya me ayuda y gracias a él voy sacado a los chiquitos adelante, mientras mi hija vuelve, y a ella yo la la espero y tengo en el corazón la seguridad de que sigue viva, ha pasado un año y medio ya y no sé nada de ella, pero espero que regrese conmigo y con sus hijitos.

–¿Cuántos años tiene Yolanda? –se pregunta, por último, a la anciana que, pese a los años, conserva su cabello negrísimo. Ella hace cuentas y, de pronto, cae en cuenta de algo…

–Ella va a cumplir 34 años este miércoles… ¿es 17 de diciembre, verdad? Sí… este 17 de diciembre es su cumpleaños.

Luego mira la foto que tiene de su hija impresa en una hoja bond y la extiende.

–Ten –dice–, ayúdame a difundirla.

Si algún lector está interesado en prestar alguna ayuda a esta abuela y sus nietos, puede comunicarse con esta redacción, escribiendo al correo [email protected], o a través de @pajaropolitico, en Twitter.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La Federación Internacional de Natación refuerza restricciones para las nadadoras transgénero en torneos de élite femeninos

Las nadadoras transgénero no podrán participar en competiciones femeninas de élite si han pasado por cualquier etapa del proceso de pubertad masculina.
19 de junio, 2022
Comparte

La Federación Internacional de Natación (FINA) prohibió que nadadoras transgénero compitan en las pruebas élite de mujeres si han pasado por cualquier etapa del proceso de pubertad masculina.

La nueva política requiere que las competidoras transgénero hayan completado su transición antes de los 12 años para poder participar en competencias femeninas.

Además, la organización buscará establecer una categoría “abierta” para las competencias de natación de participantes cuyas identidades de género son diferentes a las que se les asignó al nacer.

La medida, que fue aprobada por un 71% de los votos de los 152 miembros de FINA, fue descrita como “solo un primer paso hacia la completa inclusión” de atletas transgénero.

La decisión se tomó durante un congreso general extraordinario en el marco del Campeonato Mundial en Budapest, Hungría.

Con anterioridad, los miembros de FINA escucharon el informe de un grupo de trabajo compuesto por figuras del mundo de la medicina, la ley y el deporte.

“La testosterona durante la pubertad masculina altera los factores fisiológicos determinantes del rendimiento humano y explica las diferencias de rendimiento humano basadas en el sexo, que se consideran claramente evidentes a la edad de 12 años”, dijo el doctor Michael Joyner, fisiólogo y experto en rendimiento humano y miembro del panel.

“Aun si la testosterona se suprime, los efectos que alteran el rendimiento se retienen”.

La doctora Sandra Hunter, una especialista en las diferencias de sexo y edad en el rendimiento atlético, coincidió, indicando que esas ventajas son de origen estructural, como la altura, longitud de extremidades, tamaño del corazón, tamaño de los pulmones y son retenidos.

“El enfoque de FINA en la formulación de esta política fue amplio, basado en la ciencia e inclusivo, y, muy importante, el enfoque de FINA hizo énfasis en competitividad justa”, alegó Brent Nowicki, director ejecutivo del ente regulador.

La decisión de FINA viene después de la medida tomada en jueves por la UCI, que regula el ciclismo, de duplicar el período de tiempo antes de que una ciclista haciendo su transición pueda competir en carreras femeninas.

Lia Thomas compitiendo para la Universidad de Pennsylvania

Getty Images
La nadadora Lia Thomas compitió como hombre durante tres temporadas antes de iniciar su transición. Su caso ha sido central en el debate del derecho de mujeres transgénero de competir.

El tema en la natación se convirtió en el centro de atención por las experiencias de la nadadora estadounidense Lia Thomas.

En marzo, Thomas se convirtió en la primera nadadora transgénero -de quien se sabe- en ganar el principal título universitario nacional en EE.UU. con su victoria en las 500 yardas (457,2 metros) femeninas estilo libre.

Thomas había nadado para el equipo masculino de Pennsylvania durante tres temporadas antes de iniciar un tratamiento de reemplazo de hormonas en la primavera de 2019.

Desde entonces ha roto varios récords para su equipo universitario de natación.

Más de 300 nadadores universitarios, del equipo nacional y de equipos olímpicos firmaron una carta abierta en apoyo a Thomas y todas las nadadoras y nadadores transgénero y no binarios, pero otros atletas y organizaciones han manifestado dudas sobre la inclusión trans.

Algunas de las compañeras de equipo de Thomas y sus padres escribieron cartas anónimas apoyando su derecho a la transición, pero señalaron que era injusto que compitiera en las categorías femeninas.

La federación de natación de Estados Unidos actualizó su política para nadadores élite en febrero, para permitir a atletas transgénero competir en eventos élite pero con miras a reducir cualquier ventaja injusta, incluyendo la imposición de pruebas de testosterona 36 meses antes de competencia.

Uno de los debates más acalorados en el deporte

La discusión sobre la inclusión de mujeres transgénero en los deportes femeninos ha dividido las opiniones tanto dentro como por fuera de los círculos deportivos.

Muchos alegan que las mujeres transgénero no deberían competir en deportes femeninos por las supuestas ventajas que podrían retener -pero otros insisten en que el deporte debería ser más inclusivo.

El presidente de World Athletics (el ente de atletismo internacional) Sebastian Coe dijo que la “integridad” y el “futuro” de los deportes femeninos quedarían muy “frágiles” si las organizaciones deportivas no atinan bien con sus regulaciones para atletas transgénero.

El meollo del debate sobre si las atletas transgénero deberían o no competir en deportes femeninos involucra un complejo equilibrio de inclusión, justicia deportiva y seguridad -en esencia, si las mujeres trans pueden competir en categorías femeninas sin tener una ventaja injusta o presentando una amenaza de lesión a sus competidoras.

Las mujeres trans tienen que seguir una serie de reglas para competir en deportes específicos, incluyendo en muchos casos bajar sus niveles de testosterona por cierta cantidad, durante un período establecido de tiempo, antes de competir.

Hay preocupación, sin embargo, como lo resalta la decisión de FINA, que las atletas retienen una ventaja al pasar por la pubertad masculina sin que se hayan bajado los niveles de testosterona.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bjntTyBEu24

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.