close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Imagen tomada de Yorokobu.

Cómics que divulgan ciencia y demuestran lo poco que tiene de aburrida

Pelopantón nació sin otras pretensiones que la de divulgar conocimientos científicos mediante sus cómics e ilustraciones. "No tenemos mucha idea de ciencia, pero entendemos que a través del cómic y el desenfado se puede crear cultura científica de calidad".
Imagen tomada de Yorokobu.
Por Yorokobu.es
19 de enero, 2015
Comparte

Anita y Resi admiten que, en su día, padecieron del síndrome de ‘falta de perspectiva’ que, no por común, deja de ser pernicioso. En su caso, afectó a su visión de la Ciencia. «Cuando la estudiábamos nos parecía una materia mecánica y estática». Por suerte con el tiempo ‘se curaron’ y cayeron en su error: «Los científicos no paran de experimentar, abrir nuevos caminos, curiosear, también se equivocan y rectifican constantemente. ¿No es acaso un proceso creativo?».

Así fue cómo la atracción por el universo científico empezó a crecer en los dos ilustradores gráficos. Comenzaron a codearse con personas relacionadas con la Ciencia y a trabajar temas relacionados con la disciplina. «Empezamos maquetando tesis para alumnos de doctorado». Y siguieron realizando nuevos proyectos alentados por el entusiasmo de sus nuevas amistades ‘científicas’. «Les encantaba ver su trabajo desde nuestro punto de vista»-

Pelopantón nacía sin otras pretensiones que la de divulgar conocimientos científicos mediante sus cómics e ilustraciones. «No tenemos mucha idea de ciencia, pero entendemos que a través del cómic y el desenfado se puede crear cultura científica de calidad».

Porque en España aquella no abunda. «La verdad, es desmoralizador… Un hecho muy significativo de la poca ‘culturilla’ general científica existente es la desaparición de un ministerio dedicado a la ciencia y la tecnología». Y si los esfuerzos públicos dedicados a la investigación escasean, no digamos los dedicados a la divulgación de los hallazgos: «Es fundamental que las personas conozcan el trabajo de los científicos para que puedan valorarlo».

Con sus lápices, cuadernos, una ‘distorsionada’ cámara fotográfica y un par de ordenadores con nombre propio (Macarena y Macario), Pelopantón acerca el mundo científico a todo tipo de públicos. Lo de ‘ilustrar ciencia’ no es algo nuevo. Se lleva haciendo desde hace siglos, aunque en su caso, dicen, su compromiso va más allá de reproducir de forma fidedigna aquellos conocimientos: «La divulgación conlleva además un compromiso social y creemos que la ilustración es un lenguaje muy apreciado por las personas».

Lo comprobaron con la recreación ilustrada de un cazador europeo de hace 7.000 años que realizaron para el investigador del CSIC Carles Lalueza-Fox. «La ilustración dio la vuelta al mundo poniendo ‘nerviosas’ a muchas mujeres y hombres, ¡si hasta fue considerado #HottieOfTheWeek! Ahora muchas personas conocen la historia de La Braña 1».

labrac3b1a1_pelopantonphases_brana_pelopanton

Desde entonces siguen tratando de mejorar su método de divulgación científica mediante dibujos y cómics porque tienen claro que surte efecto. Aunque, por suerte, no es el único que funciona. «La tecnología está cada vez más presente en nuestro día a día. Nos acomodamos en el sofá y preparamos palomitas para ver series de televisión comoThe Big Bang Theory, Breaking bad o Black mirror. Este interés es mayor en UK o EE UU donde series de divulgación científica como COSMOS están compitiendo con las grandessitcom. En nuestro país se percibe cierto aumento de espacios de ciencia en los medios: Órbita Laika (TVE), Materia (El País), Quo, Naukas, Ciencia al cubo (RNE), etc. Hasta la moda de los monólogos se ha rendido a la ciencia con The Big Van Theory»-

«LA DIVULGACIÓN CONLLEVA UN COMPROMISO SOCIAL Y CREEMOS QUE LA ILUSTRACIÓN ES UN LENGUAJE MUY APRECIADO POR LAS PERSONAS»

Hasta los propios miembros de Pelopantón confiesan haberse dejado embaucar por el encanto de los medios: «Tuvimos un pequeño espacio veraniego en Balears fa Ciència de IB3 Radio».

Aunque lo suyo, reconocen, sigue siendo el dibujo. De entre todos sus proyectos no pueden dejar de citar el cómic de la Expedición Malaspina, «tanto la de hace 200 años como la contemporánea, que en 2010 dio la vuelta al mundo en el buque oceanográfico Hespérides recogiendo muestras de todos los océanos para su estudio». Pelopantón se embarcó para documentar la aventura a través de viñetas y demostrar a niños y adolescentes que de aburrida la Ciencia no tiene nada.

«También tenemos especial cariño por nuestros Planet Defenders, una serie de ilustraciones en las que destacamos a esas mujeres y hombres comprometidos con un mundo más justo, sostenible, libre… Algunos incluso pagaron ese compromiso con su vida. Nuestro favorito es Carl Sagan porque nos ha hecho viajar por todo el cosmos».

jacques_cousteau

chico_mendes

dian_fossey

carlsagan

wangari_maathai

SeaBirdstagram es el proyecto en el que trabajan actualmente. «Estamos creando junto con una bióloga una revista dirigida principalmente a pescadores para facilitar las relaciones entre Ciencia y pesca, tan necesarias para el estudio de fórmulas que nos acerquen a una explotación del medio marino más sostenible». El objetivo, el de siempre: que el trabajo de los científicos llegue a la mayor cantidad de gente posible para reconocer la importancia de la Ciencia en nuestro planeta y en nuestro día a día. Porque «sin ciencia no hay futuro».

BBC. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Jason Scott/Textfiles

Ataques del 11-S: las fotos inéditas halladas en un viejo CD adquirido en una subasta casera en EU

Más de 2.400 imágenes fueron subidas a la plataforma Flickr. El autor de las mismas es aún desconocido.
Jason Scott/Textfiles
20 de junio, 2019
Comparte

2.400 fotos inéditas de la Zona Cero tomadas después de los ataques de Nueva York el 11 de septiembre de 2001.

Ese fue el material encontrado en un alijo de viejos CDs por unos archivistas durante una subasta casera.

El autor de las fotos, aún sin identificar, parece ser un trabajador de la construcción que ayudó a despejar la destrucción del World Trade Center y sus alrededores.

A pesar de que los discos compactos se encontraban en delicado estado de conservación, los datos fueron recuperables.

Los archivistas subieron las imagénes a la plataforma Flickr, donde se pueden ver públicamente.

Los álbumes digitales incluyen imágenes de la Zona Cero tomadas tanto desde la superficie como desde arriba, el equipo de obreros en acción y los interiores dañados de los bloques de alrededor de las torres.

Alrededor de 3.000 personas murieron después de que cuatro aviones secuestrados impactaron el complejo World Trade Center en Nueva York, las oficinas del Pentágono y un campo abierto en Pensilvania.

Zona Cero, Nueva York

Ground Zero, New York

Alrededor de 400.000 personas fueron expuestas a contaminantes tóxicos/JASON SCOTT/TEXTFILES

“Generalmente estos artículos son ignorados en este tipo de ventas. Es muy probable que estos CDs terminaran en un contenedor si no hubiésemos ido”, dijo el archivista Jonathan Burgess, cuyo colega Jason Scott asistió a la subasta.

“Es un milagro que los discos se hayan transferido tan bien. Los CD-ROMS de esa época suelen estar muy manchados”.

Burgess utilizó un servicio de recuperación para obtener algunas de las imágenes.

De momento, ni Burgess ni Scott han tenido éxito en localizar al autor de las fotos o algunos de sus familiares o allegados.

Muchos de los que trabajaron inmediatamente después de la tragedia han sufrido secuelas sanitarias. Se estima que alrededor de 400.000 personas fueron expuestas a contaminantes tóxicos o sufrieron lesiones y traumas según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC en inglés).

Zona Cero, Nueva York
La identidad del autor de las fotos aún es desconocida.

Interior de un edificio de la Zona Cero.

Interior de un edificio de la Zona Cero.

Burgess comentó que compartir las fotos era “hacer lo correcto para la humanidad” y sugirió que las personas conmovidas por las mismas deberían considerar realizar donativos a cualquier causa de interés personal.

Zona Cero, Nueva York

Los alrededores del World Trade Center también quedaron destrozados.

Aquí una selección de las imágenes de Flickr.

Zona Cero, Nueva York

Las Torres Gemelas eran, antes de su destrucción, los edificios más altos del mundo.

Zona Cero, Nueva York

JASON SCOTT/TEXTFILES

Zona Cero, Nueva York

 

Zona Cero, Nueva York

Zona Cero, Nueva York

Zona Cero, Nueva York

Zona Cero, Nueva York

 

Zona Cero, Nueva York

Zona Cero, Nueva York


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VV5PxS9zOvI&t=13s

https://www.youtube.com/watch?v=RvYz63RfE8c&t=16s

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q&t=57s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.