¿Cuánto cuesta dar a luz en distintas partes del mundo?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cuánto cuesta dar a luz en distintas partes del mundo?

El dinero generalmente no es lo primero en que uno piensa en el momento de tener un hijo. Pero en muchos países los costos médicos asociados a la maternidad son muy sustanciales.
21 de febrero, 2015
Comparte

Por efecto de las diferencias en los servicios de salud disponibles a los ciudadanos en distintos países del mundo, el costo financiero de dar a luz puede ser dramáticamente distinto dependiendo del país en donde reside la madre.

Va desde cero, para los británicos y cubanos cubiertos por los servicios públicos y universales de salud de sus respectivos países, hasta potencialmente decenas de miles de dólares en Estados Unidos, en donde las personas que no están cubiertas por un seguro médico pueden recibir una cuenta devastadora justo después de la feliz experiencia del nacimiento de un niño.

Como señala Mariko Oi, reportera de la BBC en Singapur, “el dinero debería de ser la última de tus preocupaciones cuando estás a punto de tener un bebé”.

Sin embargo, al dar a luz en ese país, el nacimiento de su primogénita le costó casi 6 mil 500 dólares. Y si se incluyen todos los chequeos prenatales, la cuenta fue de más de 10 mil dólares.

“El nacimiento de nuestra hija, afortunadamente, fue rápido. Pero cualquier complicación que resulte en una operación de cesárea de emergencia hubiera triplicado nuestra cuenta”, indica la corresponsal de la BBC.

EU: la excepción

En el lado extremo del espectro de costos está Estados Unidos.

La factura promedio para un parto natural en Estados Unidos es de 30 mil dólares. La cuenta total con una operación de cesárea, mientras tanto, puede llegar a los 50 mil dólares, según Truven Health Analytics.

Estados Unidos es, por mucho, el lugar más costoso del mundo para dar a luz o para recibir cualquier tratamiento médico ya que no hay servicios de salud financiados públicamente, como en la mayoría de los países desarrollados, indica Mariko Oi de la BBC.

Vale la pena señalar que en muchos casos una parte importante de los costos asociados con el nacimiento de un niño son cubiertos por los seguros médicos privados de las madres.

Y en el último par de años, la entrada en vigencia del llamado “Obamacare” , la reforma al sistema de salud, ha introducido subsidios estatales a la cobertura de seguros médicos privados por personas de bajos ingresos.

Lo que en 2014 aumentó en más de ocho millones el número de personas cubiertas con seguro médico en todo el país.

Sin embargo, sigue existiendo una porción significativa de la población, estimada por la organización Gallup en 2014 en cerca del 13% de los adultos del país, sin esos seguros.

Por lo que estas personas pueden enfrentar cuentas de cobro gigantescas por los servicios de parto, que tendrían que pagar de su propio bolsillo.

Además, una investigación de Truven Health Analytics muestra que, en promedio, las mujeres con un seguro comercial provisto por sus empleadores encuentran que éste solo cubre poco más de la mitad de su factura total.

Diferencias en América Latina

Dentro de América Latina, las diferencias en el costo financiero de los servicios de maternidad también son sustanciales.

En Cuba, la población está cubierta por un servicio de salud público gratuito que beneficia a todos sus residentes.

En muchos de los otros países, conviven sistemas de salud privada con esquemas de financiación pública.

En Colombia, por ejemplo, el grueso de la población está afiliada a un sistema de seguros de salud, ofrecidos principalmente por empresas privadas.

Sin embargo, el estado subsidia la afiliación de personas de bajos ingresos a dichos seguros médicos.

El gobierno colombiano estimaba en 2012 que en ese país cerca de 20 millones de personas pagaban un seguro médico privado con sus propios fondos mientras que otros 22 millones lo hacían gracias al llamado régimen subsidiado.

Con lo que el 91% de la población colombiana está asegurada de un modo u otro, y la gran mayoría de los costos médicos asociados con la maternidad estarían cubiertos con ese seguro.

En Venezuela, tener el parto en un hospital público es gratuito.

Si se opta por una opción privada, el costo aumenta considerablemente, aunque nuevamente una porción sustancial de los usuarios de servicios privados lo hacen mediante esquemas de seguros privados.

María Fernández, una caraqueña que acaba de tener un hijo, le dice a BBC Mundo que el parto en una clínica privada de la capital venezolana costó alrededor de 120 mil bolivares (equivalentes a entre 19 mil dólares y 701, según el tipo de cambio que se emplee) de los cuales 72,000 bolívares los pagó el seguro y los demás de su bolsillo.

Sudáfrica

Según Lerato Mbele, periodista de la BBC en Johannesburgo, el servicio de salud pública de Sudáfrica ofrece asistencia materna y antenatal que es generalmente gratuita, pero con unos estándares muy básicos.

Las mujeres de la clase media, cerca de 30% de la población, pueden pagar seguros y médicos privados.

En promedio, el parto les puede costar dos mil dólares, indica el corresponsal de la BBC.

Mbele además señala las diferencias raciales que frecuentemente enmarcan la desigualdad en la calidad del tratamiento disponible para sus ciudadanos.

India

Los pobres en India pueden acceder a tratamiento prenatal y de maternidad en hospitales públicos gratuitos, apunta Shilpa Kannan, periodista de la BBC en Delhi.

Los que pueden pagar médicos privados enfrentan costos que van desde 240 dólares para un parto normal, hasta 400 dólares para partos por cesáreas, señala Kannan.

En la mayoría de los casos, los seguros médicos privados cubrirían estos costos, indica nuestra corresponsal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna de AstraZeneca: por qué Reino Unido dejará de ofrecerla a los menores de 30 años

El contexto actual de la pandemia en Reino Unido y la amplia disponibilidad de vacunas permitirá ofrecer a los más jóvenes la vacuna más adecuada posible.
8 de abril, 2021
Comparte

Reino Unido ofrecerá una alternativa a la vacuna de AstraZeneca a los menores de 30 años tras consolidarse su vínculo con la aparición muy poco frecuente de trombos.

A fines de marzo, de 20 millones de personas vacunadas con AstraZeneca en Reino Unido, 79 pacientes sufrieron coágulos y 19 de ellos murieron, según la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Casi dos tercios de los casos fueron mujeres y los fallecidos tenían entre 18 y 79 años, tres de ellos menores de 30.

El regulador británico insiste en que los números no prueban que la vacuna sea la causante de los coágulos, aunque admitió que el vínculo se estaba consolidando.

Mientras, la Agencia Europea de Medicamentos comunicó este miércoles que estos inusuales trombos debían ser incluidos como posibles “muy raros efectos secundarios” de la vacuna de AstraZeneca, y que sus beneficios superaban los riesgos.

Entonces, si el riesgo es tan bajo y las autoridades insisten en que la vacuna está salvando miles de vidas, ¿por qué Reino Unido recomienda no ofrecerla a los menores de 30?

Riesgo y beneficio

Logo de AstraZeneca con jeringuillas.

Getty Images
La vacuna de AstraZeneca ha estado en el punto de mira varias semanas por vincularse casos de trombos como posibles muy raros efectos secundarios.

Primero hay que reiterar que ninguna vacuna o medicamento está libre de riesgos. La pregunta clave es determinar si beneficia más de lo que perjudica.

La propia píldora anticonceptiva, en general, aumenta seis veces la probablidad de desarrollar un trombo.

Los últimos datos siguen demostrando que la vacuna de AstraZeneca es muy beneficiosa, incluso asumiendo que estos trombos son causados por la misma, lo cual no está confirmado todavía.

El riesgo de morir por un trombo tras vacunarse es increíblemente pequeño, de uno entre un millón, según estimaciones de los datos disponibles en Reino Unido.

Por el contrario, la covid-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1.000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años.

Sin embargo, el balance entre riesgo y beneficio en los menores de 30 años no es tan amplio, dado que los pacientes en este rango de edad son mucho menos propensos a morir o enfermar de gravedad por covid.

Pero incluso en este grupo de población el compuesto de AstraZeneca sigue aportando muchos más beneficios que riesgos.

Personal sanitario en Reino Unido con una inyección de la vacuna de AstraZeneca.

PA Media
La vacuna de AstraZeneca sigue aportando mayores beneficios que riesgos a cualquier grupo de edad y está salvando miles de vidas.

Solo que otras vacunas, en este caso, pueden ser una mejor apuesta.

“Mientras más te acercas a una persona de 20 años, sin culpar su estado de salud, más debes pensar sobre estos efectos secundarios muy raros. Los riesgos y beneficios quizás se aproximen a la paridad”, explicó el doctor Chris Witty, jefe médico de Inglaterra.

Puede que los titulares de los últimos días y el torrente de información sobre los efectos secundarios de las vacunas preocupen, pero hay que pensar que son una probabilidad extremadamente baja.

Normalmente, el ser humano no piensa en lo que hace o deja de hacer solamente en función de los riesgos.

Por ejemplo, hacer 400 kilómetros en auto implica una entre un millón de probabilidades de morir en un accidente. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros pensamos esto antes de ponernos a manejar?

Otros riesgos de la covid-19 en los menores de 30

Analizar los riesgos y beneficios, en este caso con AstraZeneca, no solo debe limitarse a la probabilidad de morir o no por coronavirus, según explica el jefe de estadísticas de la BBC Robert Cuffe.

“Alrededor de un cuarto de personas en cuidado intensivo con covid-19 también acaban desarrollando algún trombo producto de la infección”, señala Cuffe.

Paciente hospitalizado en Londres, Reino Unido.

Getty Images
Muchos pacientes ingresados con coronavirus también desarrollan trombos como consecuencia de la infección.

A eso se le suma la probabilidad de sufrir lo que se conoce como “covid de larga duración” o “covid crónica”, en que algunos de los síntomas de la enfermedad persisten durante varias semanas o meses.

“Y la covid persistente es más probable que afecte a treintañeros que a pacientes con 70 años”, explica Cuffe.

Un balance “complejo”

Frente a la posibilidad de sufrir uno de estos muy poco frecuentes efectos secundarios, autoridades médicas e individuos deberán tomar la decisión de equilibrar pros y contras.

“Analizar el balance de riesgos y beneficios puede ser muy complejo”, explicó al programa de radio Today de la BBC David Spiegelhalter, del Centro Winton de Comunicación de Riesgos y Evidencia de la Universidad de Cambridge.

“Para los jóvenes, el beneficio directo de la vacuna es menor. Entonces es inevitable que este balance se incline en algún contexto determinado”, añadió el experto.

En el caso de Reino Unido, al actualmente haber tan poco virus circulando, se optó por inclinar la balanza y ofrecer una vacuna alternativa a los menores de 30.

“Pero en otro contexto, con más virus circulando y sin otras vacunas disponibles, la recomendación sería distinta“, asegura Spiegelhalter.

El experto también insiste en que los jóvenes, aunque ellos mismos no sufran las peores consecuencias del virus, estando inoculados ayudan a evitar más muertes de pacientes con mayor riesgo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.