El lucrativo mercado negro de las estatuillas de los Oscar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

El lucrativo mercado negro de las estatuillas de los Oscar

Si tu sueño es colocar la preciada estatuilla dorada sobre la chimenea del salón de tu casa, lo mejor que puedes hacer es desembolsar una gran suma de dinero y comprarla en una subasta o en el mercado negro.
AP
Por BBCMundo
20 de febrero, 2015
Comparte
Oscar

Desde 1929 la Academia de Hollywood ha entregado cerca de 3.000 estatuillas

os¿Qué hay que hacer para tener un Oscar?

En la industria del cine le dirán que para conseguir el galardón que otorga la Academia de Hollywood hay que tener talento, trabajar muy duro, estar en la película adecuada en el momento adecuado y que la suerte le sonría, todo al mismo tiempo.

Algunas personas menos escrupulosas le recomendarán que, si su sueño es colocar la preciada estatuilla dorada sobre la chimenea del salón de su casa para alardear frente a sus amigos, lo mejor que puede hacer es desembolsar una gran suma de dinero y comprarla en una subasta o en el mercado negro.

Y es que los Oscar son tan codiciados entre los artistas como entre los coleccionistas cinéfilos, algunos de los cuales son capaces de casi todo para hacerse con uno de estos premios.

El principal problema del mercado de compraventa de los Oscar -galardón que se entrega desde 1929- es la falta de suministro.

Desde 1950 la Academia de Cine de Hollywood (AMPAS, por sus siglas en inglés) hace que todos los ganadores de la estatuilla firmen un contrato por el que, en caso de que quieran venderla ellos o sus herederos, deben primero ofrecérsela a la institución que se la otorgó por el simbólico precio de US$1.

Por eso, la mayoría de estatuillas entregadas después de ese año que han cambiando de manos lo han hecho en el mercado negro y, en caso de haber sido subastadas de manera más o menos pública, los abogados de la AMPAS han batallado para frenar la venta.

De esta manera, el que quiera comprar un Oscar legalmente tendrá que conseguir uno que haya sido entregado antes de 1950 y esos son precisamente los que escasean y los que alcanzan sumas astronómicas.

Además, incluso con esos galardones, la AMPAS suele amenazar con presentar una demanda, con la intención de que los costes legales de un eventual proceso hagan que los vendedores se echen para atrás.

Cifras astronómicas

Según explica en un artículo el periodista estadounidense Pete Hammond, de la publicación Deadline Hollywood, los expertos creen que a lo largo de las décadas pueden haberse vendido unas 200 estatuillas, la mitad de las cuales habrían sido entregadas por la AMPAS con posterioridad a 1950.

Es por eso que muchas de esas transacciones no se han hecho públicas.

Entre las compraventas de las que sí se conocen los detalles, se destacan los US$1,54 millones que el fallecido cantante Michael Jackson pagó en una subasta en 1999 para hacerse con el Oscar a la mejor película logrado por “Lo que el viento se llevó” en 1940.

En 2003, el mago David Copperfield compró la estatuilla que consiguió el director Michael Curtiz por “Casablanca” en 1944 por US$232.000.

El Oscar que le fue entregado a Orson Welles por el guión de su clásico “Ciudadano Kane” en 1942 se vendió a fines de 2012 por unos US$860.000.

Hay quienes quieren más, como el director estadounidense Steven Spielberg, que tiene en su haber varios Oscar (3).

Spielberg adquirió en sendas subastas por una suma combinada superior a US$1 millón los Oscar obtenidos por Clark Gable en 1935 y Bette Davis en 1939, para luego gentilmente donárselos a la Academia de Hollywood.

Lo mismo hizo el actor Kevin Spacey, quien compró en 2001 por más de US$150.000 el Oscar logrado en 1946 por el compositor George Stoll para dárselo a la AMPAS.

Mercado negro

¿Y cuánto se paga en el mercado negro por las estatuillas entregadas con posterioridad a 1950?

Nadie lo sabe a ciencia cierta aunque los expertos creen que su precio es menor al de los premios otorgados con anterioridad a esa fecha, ya que entre otras cosas, quien las compra tiene difícil alardear públicamente de ser su propietario.

Oscars
Spielberg adquirió en sendas subastas los Oscar obtenidos por Clark Gable en 1935 y Bette Davis en 1939.

Una cifra indicativa la da la demanda presentada recientemente por la AMPAS contra los herederos del director de fotografía Robert Surtees, quienes presuntamente vendieron en eBay por unos US$40.000 el Oscar que este ganó en 1953.

“Es difícil calcular cuántas estatuillas se han intercambiado en el mercado negro y a qué precio. Nos solemos enterar cuando la Academia de Hollywood presenta un demanda”, comenta Eriq Gardner, editor de la revista The Hollywood Reporter.

“No hay duda de que las estatuillas más valiosas en el mercado negro son las más antiguas, ya que son las más preciadas por los coleccionistas”, dice Gardner en conversación con BBC Mundo.

“Luego, cualquier Oscar que sea al mejor director o al mejor actor o actriz, que son los galardones más codiciados”.

Según Gardner, los Oscar que cambian de propietario sin permiso de la Academia “se suelen vender a través de los mismos canales que el arte robado, utilizando intermediarios y sin hacer publicidad de las operaciones”.

“Estas estatuillas son un objeto excepcional, ya que no hay manera de obtenerlas a no ser que te las ganes, así que el deseo de tener una puede llevar a algunos a utilizar rutas ilegales”, apunta el editor de The Hollywood Reporter.

Hay algunos coleccionistas de Oscars que parecen no tener miedo a la AMPAS, como el suizo Mario Cortesi, quien -según la revista Forbes- tiene en su colección de objetos cinematográficos varias estatuillas entregadas con posterioridad a 1950.

Forbes afirma que Cortesi compró su primer Oscar -el logrado en 1951 por la película “Un americano en París”- en 1989 por un precio de US$16.000.

Probablemente más de uno de los nominados en la ceremonia de entrega de los Oscar que se celebrará este domingo en Los Ángeles estarían dispuestos a pagar eso o incluso más por llevarse la estatuilla a casa sin tener que pasar los nervios de la gala.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 cambios que propone hacer el gobierno de Chile al proyecto de Constitución

Tras intensas negociaciones, los partidos que forman parte de la coalición gobernante llegaron a un acuerdo en el que se comprometen a hacer modificaciones a la propuesta de nueva Carta Magna, si los chilenos votan a favor de un nuevo texto constitucional.
11 de agosto, 2022
Comparte

Cuando faltan pocas semanas para el plebiscito del 4 de septiembre en el que los chilenos decidirán si reemplazan o mantienen la Constitución del país, los partidos políticos oficialistas firmaron este jueves un acuerdo en el que se comprometen a introducir cambios a la nueva Carta Magna si gana la opción “apruebo”.

El acuerdo entre los partidos que forman parte de la coalición política que respalda al presidente Gabriel Boric se produce en medio de las divisiones que han generado algunos puntos del texto elaborado por una Convención Constitucional que fue elegida por voto popular tras el estallido social de fines de 2019.

Si los chilenos aprueban la nueva Constitución, ésta reemplazaría inmediatamente a la Carta Magna creada durante el gobierno de Augusto Pinochet.

El oficialismo se comprometió este jueves a modificar el texto en aquellos aspectos más controvertidos si se impone la opción de aprobar la nueva Carta Magna, que sustituiría a la que ha regido el país por más de cuatro décadas.

Según los firmantes, el objetivo del compromiso firmado es “mejorar” el texto que será sometido a votación.

Las modificaciones buscan “contribuir a que las chilenas y chilenos (…) tengan certezas acerca de las mejoras y aclaraciones del texto propuesto y del proceso de implementación del mismo”, dijeron los representantes del oficialismo.

Estos son los principales cambios propuestos por los partidos de gobierno:

1- Plurinacionalidad

El oficialismo propone que el mecanismo de consulta indígena se aplique “sólo a las materias que puedan afectar directamente a los pueblos indígenas” y que el consentimiento previo de las comunidades, establecido en la propuesta de Constitución, “no es exigible en temas de carácter nacional o reformas constitucionales”.

Sobre las autonomías territoriales, el acuerdo contempla que seguirán “los principios de unidad e indivisibilidad del Estado de Chile y de las libertades reconocidas y protegidas para todas las personas”, para lo cual se establecerá “expresamente” que sus atribuciones deben ser “coherentes con el carácter único e indivisible del territorio de Chile“.

EL presidente de Chile sostiene el borrador de nueva Constitución

Getty Images
El presidente Gabriel Boric ha promovido que los chilenos aprueben la propuesta de nueva Constitución.

Finalmente, en cuanto a los sistemas de justicia indígena, el oficialismo reafirmó la “igualdad ante la ley como principio rector”

Además, propusieron que “la justicia indígena solo se aplicará a miembros del mismo pueblo, será voluntaria y no tendrá competencia respecto de delitos penales”.

2- Derechos sociales

Sobre pensiones, el oficialismo se comprometió a que la implementación “del derecho a una pensión digna será en base a un un nuevo modelo mixto, donde seguirá existiendo un componente de capitalización individual, en los mismos términos que en la actualidad”.

También el documento especificó que la propiedad de las viviendas está “absolutamente asegurada”.

“Se asegura explícitamente que la propiedad de las viviendas, indistintamente del tipo de propietario, se protegerá bajo toda circunstancia”.

Una mujer sostiene un ejemplar del proyecto de nueva Constitución

Reuters

Por otro lado, el oficialismo abordó el Sistema Nacional de Salud, señalando que “permitirá a distintos gobiernos, de diversas tendencias políticas, innovar en nuevas soluciones y no limita la posibilidad de que participen los privados como prestadores” de los servicios.

“La ley asegurará un sistema integrado con participación pública y privada, donde siguen existiendo clínicas, hospitales y centros médicos privados”.

El acuerdo también contempla la educación como un derecho, planteando que “se respetará la existencia y desarrollo de la educación particular subvencionada, siempre con pleno reconocimiento del Estado dentro del Sistema Nacional de Educación”.

3- Seguridad

Los partidos que respaldan el gobierno de Gabriel Boric abordaron los cuestionamientos referentes a los “Estados de Excepción”.

Proponen “establecer en la Constitución el Estado de Emergencia por grave alteración de la seguridad pública, autorizando que las Fuerzas Armadas puedan colaborar, a requerimiento de la autoridad civil y en las condiciones calificadas que establezca la ley, en tareas de resguardo del orden constitucional y del Estado de derecho”.

4- Sistema Político

En este tema, el oficialismo se comprometió a analizar el nuevo sistema político que propone el texto de la Convención “para lograr el mejor equilibrio entre el poder legislativo, el gobierno central y las entidades territoriales”.

Puntualmente acordaron que “la reelección presidencial no proceda consecutivamente”.

En cuanto al gasto fiscal, los partidos anunciaron que consideran necesario “eliminar la atribución de presentar mociones parlamentarias” que causen perjuicios directamente a los gastos del Estado.

Además, plantearon que “la capacidad de endeudamiento de las entidades territoriales fijadas por ley deberán ajustarse al máximo anual que a este efecto fije la Ley de Presupuestos, con expresa regla de responsabilidad fiscal”.

5- Poder Judicial

Finalmente, los partidos del gobierno abordaron la independencia del poder judicial, para lo cual proponen “reemplazar, en la Constitución, la denominación ‘Sistemas de Justicia’ por la de ‘Poder Judicial”.

Y argumentaron la necesidad de revisar la composición del Consejo de la Justicia para asegurar su integración por una mayoría de jueces.

Adicionalmente señalaron que “conviene hacer explícito que la calificación de los jueces por ese Consejo no considerará el contenido de sus fallos”.

¿Cuál es el origen del cambio constitucional?

Casi tres años después del estallido social de 2019, Chile realizará este 4 de septiembre la última de las tres votaciones de su proceso de cambio constitucional.

Tras aprobar redactar una nueva Constitución (en 2020) y elegir la Convención que la escribió (en 2021), el país decidirá finalmente si aprobar o rechazar el texto.

La Convención comenzó su trabajo el 4 de julio de 2021, bajo el gobierno de Sebastián Piñera.

Si gana la opción “apruebo”, la nueva Carta Magna empezará a regir a medida que se creen los nuevos órganos que contempla, como por ejemplo una Agencia Nacional de Aguas o la Cámara de las Regiones, que reemplazará al Senado.

Si gana el “rechazo”, la Constitución de 1980 seguirá vigente, en contraste con la abrumadora mayoría (casi 80%) que votó por su reemplazo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=C0ydVmP8DCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.