La PGR responde a peritos argentinos: sus opiniones sobre Ayotzinapa, "más especulaciones que certezas"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
PGR

La PGR responde a peritos argentinos: sus opiniones sobre Ayotzinapa, "más especulaciones que certezas"

La dependencia respondió al EAAF que sus expertos forenses no fueron solicitados en algunos peritajes porque no se encontraban acreditados para esa área de la investigación.
PGR
Por Redacción Animal Político
9 de febrero, 2015
Comparte
Foto: PGR.

Foto: PGR.

Un día después de que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) planteara dudas acerca de la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre el caso Ayotzinapa, la dependencia federal respondió este lunes 9 de febrero que los expertos del EAAF no fueron solicitados para todos los 487 peritajes que han realizado las autoridades por “no corresponder a sus áreas de estudio acreditadas en la investigación”.

“Sus opiniones respecto a otras disciplinas, parecerían más especulaciones que certezas”, agregó la PGR en un comunicado emitido esta mañana.ne evidencia científica para establecer que, en el basurero de Cocula, existan restos humanos que correspondan a los normalistas”.

Estos son 7 errores de la PGR en el caso Ayotzinapa, según los peritos argentinos

Asimsimo, la PGR subrayó que no es aceptable que ante el cúmulo de evidencias, peritajes, confesiones, declaraciones e inspecciones ministeriales, se pretenda sembrar la duda de que fueron ejecutados e incinerados en el basurero de Cocula, los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

En ese sentido, exhortó al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) a que, en el ejercicio de su deber y responsabilidad adquirida dentro de la averiguación de los normalistas de Ayotzinapa, aporten sus dictámenes dentro del expediente, que es donde se deben establecer los criterios científicos, basados en metodología rigurosa.

La dependencia enfatizó que dicho equipo en ningún momento ha actuado como perito independiente de las familias de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos en los hechos de Iguala y Cocula. Recordó que desde el primer momento se les incorporó a la investigación como peritos habilitados de esta institución, “a pesar de que solamente dominaban las disciplinas de antropología, criminalística y genética, por lo que sus alcances en conocimiento de otros dictámenes no son válidos como expertos”.

Señaló que por el interés de los familiares y defensores autorizados en la investigación, se les hizo entrega, en todo momento, de los dictámenes, diligencias y evidencias de todas las actuaciones practicadas en el caso.

En relación con el señalamiento de que el equipo argentino no estuvo presente cuando se recuperó la bolsa con fragmentos óseos en el Río San Juan, la PGR resaltó que les fue comunicado el inicio de la diligencia la noche anterior, por parte del equipo de la Procuraduría.

Ese día, dijo, el EAAF decidió darle prioridad al basurero de Cocula y se dirigió a él en lugar de al Río San Juan, aun cuando el vehículo que los transportaba llegó ahí y descendió personal de la Procuraduría (incluyendo peritos) para realizar dicha diligencia.

Además del Agente del Ministerio Público que conducía la diligencia, se encontraban en el lugar dos testigos de asistencia, un Fiscal de la PGR, buzos de la Secretaría de Marina y más de cien personas de diversas instituciones del Gobierno Federal resguardando la zona.

“Esta Procuraduría actuó conforme a sus facultades y no acepta duda alguna en que la diligencia practicada y los indicios encontrados tienen validez jurídica dentro de la investigación, a pesar de no haber estado presente el EAAF”, expresó.

Con relación al señalamiento del equipo forense respecto de que no firmó la cadena de custodia de los hallazgos encontrados en el Río San Juan, subrayó que el equipo argentino no es autoridad y su función se circunscribe únicamente al análisis antropológico y genético.

Además de que la cadena de custodia fue iniciada por el Agente del Ministerio Público que condujo la diligencia, quien, además de ser el responsable de la misma, tiene fe pública, por lo que la PGR subraya que dicha petición, rebasa con creces su función de peritos habilitados.

Respecto de la diligencia para practicar un dictamen en las inmediaciones del Basurero de Cocula, el 15 de noviembre, señala que el EAAF no fue convocado dado que no se encontraban acreditados peritos en materia de balística ni de ninguna otra disciplina que no fuera Antropología, Criminalística y Genética, dentro de su grupo.

El propósito de la diligencia era la recolección de elementos balísticos, por lo que no era necesario que ellos estuvieran presentes, aclaró la Procuraduría General de la República.

En ese sentido, la Procuraduría señala que se han realizado hasta el momento 487 peritajes, en 26 especialidades, sin que el equipo argentino participara en todos y cada uno de ellos por no corresponder a sus áreas de estudio acreditadas en la investigación.

En todo caso, se les exhorta a que, en el ejercicio de su deber y responsabilidad adquirida dentro de la Averiguación Previa, aporten sus dictámenes dentro del expediente, que es donde se deben establecer los criterios científicos, basados en metodología rigurosa”.

Respecto del resguardo del sitio, efectivamente, una vez que se habían concluido los peritajes en el Basurero de Cocula, de común acuerdo los miembros del EAAF y los Peritos de la PGR determinaron que ya no era necesario mantener preservado el lugar, dado que se habían practicado en su totalidad las pruebas y no había mayores indicios que aportaran a la investigación.

Sin embargo, agregó, su petición de volverlo a resguardar, fue atendida y los días que no se contó con seguridad en el lugar, no representan ninguna afectación al resultado de la investigación.

Por ello, subrayó que “no es aceptable que ante el cúmulo de evidencias, peritajes, confesiones, declaraciones e inspecciones ministeriales, se pretenda sembrar la duda de que en ese lugar fueron ejecutadas e incineradas alrededor de 40 personas, esto mismo corroborado por los materiales y exámenes científicos practicados en dicho lugar por esta Procuraduría”.

De manera científica, ha quedado plenamente comprobado que los sedimentos y otros indicios encontrados en la bolsa del Río San Juan, corresponden químicamente a los encontrados en el Basurero de Cocula, por lo que cualquier opinión diferente a ese respecto resulta hipotética y lejana a la realidad.

Reiteró que la Procuraduría General de la República no ha concluido la investigación, que no podrá ser cerrada dada la naturaleza de los delitos, y recordó que se ejerció acción penal en contra de quienes confesaron con detalles el secuestro y homicidio de los estudiantes normalistas.

La PGR dijo que ha actuado, en todo momento, con transparencia y profesionalismo, permitiendo que los familiares y sus representantes, así como el propio EAAF colaboren y tengan acceso a los 85 tomos y 13 anexos que comprenden la Investigación, y manifiesta que seguirán haciéndolo, porque lo que busca es que se haga justicia.

Las precisiones de la PGR:

Con relación al Comunicado de Prensa emitido por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en el que se manifiestan diversas imprecisiones, la Procuraduría General de la República señala lo siguiente:
El Equipo Argentino de Antropología Forense, en ningún momento ha actuado como perito independiente de las familias de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos en los hechos de Iguala y Cocula, ya que desde el primer momento, se les incorporó a la investigación como peritos habilitados de esta institución, a pesar de que solamente dominaban las disciplinas de antropología, criminalística y genética, por lo que sus alcances en conocimiento de otros dictámenes no son válidos como expertos, no obstante, por el interés de los familiares y defensores autorizados en la investigación, se les hizo entrega, en todo momento, de los dictámenes, diligencias y evidencias de todas las actuaciones practicadas en el caso.

Con relación al señalamiento, de que el EAAF no estuvo presente cuando se recuperó la bolsa con fragmentos óseos en el Río San Juan, se señala que no estuvieron presentes en el momento del hallazgo, (que fue realizado dentro de una diligencia Ministerial) a pesar de que les fue comunicado el inicio de la diligencia la noche anterior, por parte del equipo de la Procuraduría General de la República. La mañana del 29 de octubre de 2014, el EAAF decidió darle prioridad al basurero de Cocula y se dirigió a él en lugar de al Río San Juan, aun cuando el vehículo que los transportaba tenía como primer arribo el Río, lugar al que llegó y descendió personal de la Procuraduría (incluyendo peritos) para realizar dicha diligencia.

Además del Agente del Ministerio Público de la Federación que conducía la diligencia, se encontraban en el lugar dos testigos de asistencia, un Fiscal de la Procuraduría General de la República, buzos de la Secretaría de Marina Armada de México y más de cien personas de diversas instituciones del Gobierno Federal resguardando la zona. Esta Procuraduría actuó conforme a sus facultades y no acepta duda alguna en que la diligencia practicada y los indicios encontrados tienen validez jurídica dentro de la investigación, a pesar de no haber estado presente el EAAF.

Con relación al señalamiento del EAAF respecto de que no firmó la cadena de custodia de los hallazgos encontrados en el Río San Juan, la Procuraduría General de la República señala que el EAAF no es autoridad y su función se circunscribe únicamente al análisis antropológico y genético, además de que la cadena de custodia fue iniciada por el Agente del Ministerio Público de la Federación que condujo la diligencia, quien, además de ser el responsable de la misma, tiene fe pública, por lo que la PGR les recuerda que la petición hecha de que les sea entregada la cadena de custodia de dicha diligencia, rebasa con creces su función de peritos habilitados.

Respecto de la diligencia para practicar un dictamen en las inmediaciones del Basurero de Cocula, el 15 de noviembre, se señala que el EAAF no fue convocado, lo cual es correcto, dado que NO se encontraban acreditados peritos en materia de balística ni de ninguna otra disciplina que no fuera Antropología, Criminalística y Genética, dentro de su grupo, y el propósito de la diligencia era la recolección de elementos balísticos, por lo que no era necesario que ellos estuvieran presentes.

En ese sentido, la Procuraduría General de la República señala que se han realizado hasta el momento 487 peritajes, en 26 especialidades, sin que el EAAF participara en todos y cada uno de ellos por no corresponder a sus áreas de estudio acreditadas en la investigación. A pesar de ello, los dictámenes son válidos y sus opiniones respecto a otras disciplinas, parecerían más especulaciones que certezas.

En todo caso, se les exhorta a que, en el ejercicio de su deber y responsabilidad adquirida dentro de la Averiguación Previa, aporten sus dictámenes dentro del expediente, que es donde se deben establecer los criterios científicos, basados en metodología rigurosa.
Respecto del resguardo del sitio, efectivamente, una vez que se habían concluido los peritajes en el Basurero de Cocula, de común acuerdo los miembros del EAAF y los Peritos de la Procuraduría General de la República determinaron que ya no era necesario mantener preservado el lugar, dado que se habían practicado en su totalidad las pruebas y no había mayores indicios que aportaran a la investigación, por tal razón, pudieron acceder al sitio medios de comunicación y familiares; cabe recordar que dicho lugar fue localizado después de un mes de sucedido el evento criminal. Sin embargo, su petición de volverlo a resguardar, fue atendida y los días que no se contó con seguridad en el lugar, no representan ninguna afectación al resultado de la investigación.

Cabe hacer mención de que quienes llegaron primero al lugar fueron los miembros del EAAF, y quien los recibió fue el Procurador General de la República, dándoles en todo momento las facilidades para realizar su trabajo inmediatamente, incluyendo dos helicópteros permanentemente a su disposición.

Respecto de las diferencias encontradas en 20 de 134 perfiles genéticos tomados a los familiares y enviados a la Universidad de Innsbruck por parte del EAAF y la PGR, se señala que este error administrativo de transcripción, fue detectado y corregido en menos de 24 horas, y no afectó el resultado de ninguna de las 17 muestras enviadas, incluyendo la que dio positivo al perfil genético de uno de los estudiantes, por lo que es inaceptable la aseveración de que “no hubo una explicación clara al respecto”. Aclarando también que corregida la inconsistencia, los 134 registros genéticos correspondientes a familiares podrán ser utilizados en futuras comparaciones.

Respecto de la aseveración realizada en el comunicado en la que señalan que “la PGR presentó conclusiones sobre la evidencia física recolectada en el basurero de Cocula, interpretándolas como perteneciente a un solo evento de fuego que habría ocurrido en la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014”, en la Conferencia de Prensa del 27 de enero de 2015, se señaló que se encontraron tres zonas con ceniza dentro del basurero, haciéndose también la indicación del punto de origen del incendio e inclusive se señaló que el área principal de fuego abarcó 140 metros cuadrados en una superficie cercana a los 15 X 9 metros.

La conferencia íntegra puede ser consultada en las cuentas de la Procuraduría General de la República en internet.

Al especular que “los elementos tomados como diagnóstico por la PGR -aluminio, vidrio, dientes, etc.- en su interpretación de la evidencia recogida en el basurero y mencionados en la conferencia de prensa de 27 de enero del 2015, pueden no corresponder a los incidentes del 26 de septiembre del 2014, sino a eventos anteriores”, el EAAF emite un criterio aislado y la Procuraduría General de la República señala, tajantemente, que todos los exámenes indican que los elementos mostrados en la Conferencia de Prensa referida, y los que integran la Investigación, fueron analizados y relacionados directamente con la temporalidad del evento criminal del 26 y 27 de septiembre de 2014, y no es aceptable que ante el cúmulo de evidencias, peritajes, confesiones, declaraciones e inspecciones ministeriales, se pretenda sembrar la duda de que en ese lugar fueron ejecutadas e incineradas alrededor de 40 personas, esto mismo corroborado por los materiales y exámenes científicos practicados en dicho lugar por esta Procuraduría.

De manera científica, ha quedado plenamente comprobado que los sedimentos y otros indicios encontrados en la bolsa del Río San Juan, corresponden químicamente a los encontrados en el Basurero de Cocula, por lo que cualquier opinión diferente a ese respecto resulta hipotética y lejana a la realidad.

Las prótesis dentales halladas en el Basurero de Cocula son parte de las evidencias aún en estudio. Según el EAAF dichas prótesis no corresponden a ningún estudiante, sin embargo, la Procuraduría General de la República es puntual en manifestar que no cuenta aún con historial físico, médico o dental de los estudiantes, porque ni los familiares ni el EAAF las han querido aportar a la investigación, razón por la cual no se puede confirmar o desestimar que dichos restos dentales pertenezcan o no a alguno de ellos. Hoy la Procuraduría General de la República ha trabajado únicamente con información de perfiles genéticos aportados por la Fiscalía del Estado y por el propio EAAF. Sin omitir que de las declaraciones de los propios autores materiales del multihomicidio se desprende que en dicho lugar habían realizado ejecuciones previamente.

Como fue informado en la conferencia del 27 de enero pasado, la Procuraduría General de la República no ha concluido la investigación, que no podrá ser cerrada dada la naturaleza de los delitos, y reitera, que se ejerció acción penal en contra de quienes confesaron con detalles el secuestro y homicidio de los estudiantes normalistas, en los plazos que marca la ley y que son irreductibles, con base en todas las evidencias encontradas, las 39 confesiones hasta el día de hoy recabadas, los 487 peritajes realizados, las 386 declaraciones rendidas ante la autoridad ministerial y las 153 inspecciones ministeriales practicadas. Por el contrario, de atender los argumentos poco sustentados que el Equipo Argentino de Antropología Forense ha publicado, no se habría podido ejercer acción penal en contra de los autores de este trágico evento, lo que es contrario a la justicia y al interés de los familiares y de la sociedad mexicana.

La Procuraduría General de la República ha actuado, en todo momento, con transparencia y profesionalismo, permitiendo que los familiares y sus representantes, así como el propio EAAF colaboren y tengan acceso a los 85 tomos y 13 anexos que comprenden la Investigación, y manifiesta que seguirán haciéndolo, porque lo que la Procuraduría busca es que se haga justicia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La nueva generación de armas que están desarrollando varios países, como el misil usado contra el líder de al Qaeda

Perros robot con rifles, drones con granadas y misiles hipersónicos son algunas de las armas desarrolladas por varios países en los últimos años.
Por Peter Lee / BBC News Mundo
9 de agosto, 2022
Comparte

La reciente muerte del líder de al Qaeda Ayman al Zawahiri, en un ataque con drones de la CIA, fue la última respuesta de Estados Unidos a los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Políticamente, ha amplificado la desconfianza existente entre los líderes estadounidenses y el gobierno talibán en Afganistán.

Esta muerte también expuso compromisos adoptados en el acuerdo de paz de Doha de 2020 firmado por Estados Unidos y los talibanes.

Pero está surgiendo otra historia con implicaciones más amplias: la velocidad y la naturaleza del desarrollo internacional de armas.

Tomemos como ejemplo el arma supuestamente utilizada para matar a Al Zawahiri: el misil Hellfire R9X “Ninja”.

El misil Hellfire se concibió originalmente en las décadas de los 70 y 80 para destruir los tanques soviéticos.

El cohete que se usó en el ataque

Las rápidas mejoras desde la década de los 90 en adelante han resultado en diferentes variaciones que han impulsado sus capacidades.

Ahora se pueden lanzar desde helicópteros o drones Reaper.

Y sus múltiples cargas explosivas pueden activarse de diferentes maneras: en el momento del impacto o antes del impacto.

Luego llegó la versión Hellfire R9X “Ninja”, que, aunque no es nueva, ha permanecido en gran medida en las sombras durante cinco años.

Según algunas informaciones, se utilizó en 2017 en Siria para matar al líder adjunto de al Qaeda, Abu Khayr al-Masri.

El misil “Ninja” no depende de una ojiva explosiva para destruir o matar a su objetivo.

Utiliza la velocidad, la precisión y la energía cinética de un misil de 45 kilos disparado desde hasta 20 mil pies de altura y armado con seis palas que se despliegan en los últimos momentos antes del impacto.

Un dron porta dos granadas.

Getty Images
Un dron porta dos granadas.

Superarmas

El misil “Ninja” es el último intento, hasta el momento, de apuntar con precisión y matar a una sola persona.

Sin explosión, sin destrucción generalizada y sin muertes colaterales.

Pero la evolución de las armas también afectará la forma en que vivimos y cómo se libran o disuaden las guerras.

Rusia ha invertido mucho en estas supuestas superarmas basándose en tecnologías más antiguas.

Su objetivo es reducir o eliminar las ventajas tecnológicas de las que disfrutan Estados Unidos o la OTAN.

El misil hipersónico ruso Kinzhal en un caza Mikoyan MiG-31K en un desfile aéreo en Moscú en 2018

Getty Images
El misil hipersónico ruso Kinzhal en un caza Mikoyan MiG-31K durante un desfile aéreo en Moscú en 2018.

Los objetivos del desarrollo de misiles hipersónicos de Rusia son muy ambiciosos.

El misil Avangard, por ejemplo, no necesitará volar fuera de la atmósfera terrestre.

En cambio, permanecerá dentro de la atmósfera superior, dándole la capacidad de maniobrar.

Tal maniobrabilidad hará que sea más difícil de detectar o de interceptar.

Con el misil balístico hipersónico DF-17 de China también se quiere evadir las defensas antimisiles estadounidenses.

Vehículos de armas hipersónicas de China en un desfile en Pekín en 2019

Getty Images
Vehículos de armas hipersónicas de China en un desfile en Pekín en 2019.

La era autónoma

En menor escala, están surgiendo en el mercado de las armas los perros robot con ametralladoras montadas.

La empresa de desarrollo de armas Sword International tomó un vehículo terrestre no tripulado cuadrúpedo de Ghost Robotics, o un perro robot, y montó un rifle de asalto en él.

Fue uno de los tres perros robot que se exhibieron en una feria comercial del ejército estadounidense.

Mientras tanto, Turquía afirma que ha desarrollado cuatro tipos de drones autónomos, que pueden identificar y matar a personas.

Y todo sin la participación de un operador humano o la guía de un GPS.

Una ilustración de un arma hipersónica de deslizamiento de impulso Avangard de Rusia

TASS
Las armas hipersónicas están siendo desarrolladas por potencias de todo el mundo, como esta de Rusia.

Según un informe de la ONU de marzo de 2021, un sistema de armas autónomo de este tipo ya se usó en Libia contra un convoy logístico afiliado al grupo armado Khalifa Haftar.

Las armas autónomas que no necesitan guía GPS son particularmente importantes.

Si se produjera una guerra entre las principales potencias mundiales, los satélites que proporcionan navegación GPS pueden ser derribados.

Por lo tanto, cualquier sistema militar o aeronave que dependa de las señales GPS para la navegación o la selección de objetivos se volvería ineficaz.

China, Rusia, India y Estados Unidos han desarrollado armas para destruir satélites que proporcionan posicionamiento global para sistemas de navegación por satélite para automóviles y orientación para aeronaves civiles.

El verdadero escenario de pesadilla es combinar estos y muchos más sistemas de armas con inteligencia artificial.

avion

US Air Force
EU mostró este misil de crucero hipersónico, el Boeing X-51, en 2010.

Nuevas reglas de guerra

¿Se necesitan nuevas leyes o tratados para limitar estas armas futuristas?

En resumen, sí, pero no parece que vaya a suceder.

Estados Unidos ha pedido un acuerdo global para detener las pruebas de misiles antisatélite, pero no ha habido aceptación entre la comunidad internacional.

Lo más cercano a un acuerdo que ha habido es la firma de los Acuerdos Artemis de la NASA, que incluyen principios para promover el uso pacífico de la exploración espacial.

Pero solo se aplican a las “actividades espaciales civiles realizadas por las agencias espaciales civiles” de los países signatarios.

En otras palabras, el acuerdo no se extiende a actividades espaciales militares o campos de batalla terrestres.

Un perro robot

Getty Images
Los perros robot pueden llevar acoplado armamento.

Por el contrario, Estados Unidos se ha retirado del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.

Esto es parte de un patrón a largo plazo por el que las administraciones estadounidenses quieren retirarse de los acuerdos internacionales.

Los sistemas de armas autónomas letales son una clase especial de sistemas de armas emergentes.

Incorporan aprendizaje automático y otros tipos de IA para que puedan tomar sus propias decisiones y actuar sin intervención humana directa.

Un misil Hellfire

Getty Images
El misil Hellfire acoplado en un avión de las fuerzas estadounidenses.

En 2014, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reunió a expertos para identificar los problemas planteados por los sistemas de armas autónomos.

En 2020, el CICR y el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo fueron más allá y reunieron a expertos internacionales para identificar qué controles en los sistemas de armas autónomos serían necesarios.

En 2022, las discusiones continúan entre los países que la ONU reunió por primera vez en 2017.

Este grupo de expertos gubernamentales continúa debatiendo el desarrollo y el uso de sistemas de armas autónomos letales.

Sin embargo, todavía no ha habido un acuerdo internacional sobre una nueva ley o tratado para limitar su uso.

Sistemas de armas autónomos

El grupo Stop the Killer Robots (Paren los robots asesinos) ha pedido a lo largo de este periodo una prohibición internacional de los sistemas letales de armas autónomas.

Pero esto no solo no ha sucedido, sino que ahora mismo hay un punto muerto no declarado en las discusiones en la sede de la ONU en Ginebra sobre armas autónomas.

Misil intercontinental

Getty Images

Australia, Israel, Rusia, Corea del Sur y Estados Unidos se han opuesto a un nuevo tratado o declaración política.

Oponiéndose a ellos en las mismas conversaciones, 125 estados miembros del Movimiento de Países No Alineados están pidiendo restricciones legalmente vinculantes sobre los sistemas de armas autónomos letales.

Dado que Rusia, China, EU, Reino Unido y Francia tienen veto del Consejo de Seguridad de la ONU, hay varios países que pueden evitar que se apruebe una ley vinculante sobre armas autónomas.

Más allá de estas conversaciones internacionales y de las organizaciones activistas, expertos independientes están proponiendo alternativas.

Por ejemplo, en 2019, el especialista en ética Deane-Peter Baker reunió al Grupo Canberra de organizaciones internacionales independientes.

Te puede interesar: (Des)control de armas: la inminente necesidad de incluir a la violencia armada en la agenda feminista

Un helicóptero Apache de las fuerzas armadas de Estados Unidos

Getty Images
Un helicóptero Apache de las fuerzas armadas de Estados Unidos

El grupo elaboró un informe con principios rectores para el desarrollo y uso de sistemas letales de armas autónomas.

Estos principios no resuelven el estancamiento político entre las superpotencias.

Pero si las armas autónomas llegaron para quedarse es un intento temprano de comprender qué nuevas reglas se necesitarán.

Cuando se abrió la mítica caja de Pandora, se desataron horrores indecibles en el mundo.

Los sistemas de armas emergentes son demasiado reales.

Como a Pandora, todo lo que nos queda es esperanza.

* Peter Lee es profesor de Ética Aplicada y director de Investigación de Seguridad y Riesgo de la Universidad de Portsmout, en Reino Unido.

* Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original (en inglés)


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ukb6MjvW83Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.