close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro
Estas son las 7 fallas mortales de la pipa que explotó en Cuajimalpa
Por lo menos siete fallas, unas deliberadas, se identificaron en el vehículo. A la empresa le cerrarán una planta, pero le quedan 34.
Cuartoscuro
Por Arturo Ángel (@arturoangel20)
17 de febrero, 2015
Comparte

A la pipa de Gas Express Nieto que explotó en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa le faltaban hasta resortes. Lo que si tenía era un mecanismo instalado de forma deliberada para alterar el suministro de gas y entregar una cantidad inferior a la que el medidor indicaba.

Así lo reveló la investigación que realizaron expertos de seis ramas periciales distintas para esclarecer las causas por que  se registró la explosión que cobró la vida de cinco personas en el hospital el pasado 29 de enero.

Los resultados de las pruebas,  informados por el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell y el procurador del Distrito Federal Rodolfo Río Garza,  identificaron al menos siete anomalías en la pipa que, según Gas Express Nieto, fue verificada apenas el 19 de enero pasado y operaba “dentro de lo marcado por la norma”.

Las fallas, según los funcionarios y expertos, evidenciaron desde problemas de mantenimiento de la unidad, hasta alteraciones deliberadas para falsear la cantidad de gas, situación que contribuyó a poner en riesgo el funcionamiento del autotanque.

Como consecuencia, siete de las 35 plantas distribuidoras de  la gasera, que presume en su sitio web un “servicio  honesto, seguro y de calidad”, están ahora bajo revisión del gobierno federal. A la planta de Tláhuac, de donde salió la pipa siniestrada, ya se le inició el proceso de revocación de licencia.

Además, la empresa enfrenta una multa millonaria y una inminente acusación penal de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Los siete “pecados”  de la pipa

Los análisis practicados por los peritos, consistente en  exámenes químicos, de dureza, hermeticidad, hidrostática, metalográficos y fractográficos, identificaron siete fallas en la pipa, concentradas en los sistemas de trasiego y despacho de la unidad.

De las siete fallas, tres se encuentran en el punto en el que los expertos concluyeron que se inició la fuga del gas: la junta de la brida de la bomba de trasiego del gas.

La primera falla fue que dos de los cuatro tornillos de la junta,  según reveló el análisis de microscopia electrónica, estaban fracturados. La segunda falla fue que uno de los cuatro tornillos era más chico, medía 3.5cm frente a los otros que eran de 4.3cm. Y la tercera es que el empaque de la junta estaba roto y pegado con cinta teflón.

Por otro lado, se identificó una cuarta anomalía en el sistema de despacho, aunque está cometida de forma premeditada: el separador líquido-gas contaba un flotador en el interior del alterado, amarrado con un alambre. Esto a su vez incidía en una quinta falla en el medidor, que daba una lectura imprecisa. Lo anterior tenía como objetivo de engañar respecto a la cantidad de gas entregada.

Las últimas dos fallas confirmaron el descuido en mantenimiento. Una es que a las válvulas solenoide y de presión diferencial les faltaban componentes como resortes, vástagos y diafragma. La otra es que a la válvula de cierre rápido tenía obstrucciones por pedazos de sellos ajenas a la misma.

Sanciones en cascada

El secretario de Energía dijo que los exámenes practicados concluyen, en el caso de la planta en Tláhuac y la pipa siniestrada,  violaciones a las normas oficiales mexicanas NOM 007 que aplica a vehículos y NOM 001 sobre plantas de distribución.

“Hubo un mantenimiento inadecuado (…) pero  además encontramos toda esta manipulación del sistema de trasiego que también conforma estas normas, y lleva a que se puedan aplicar las sanciones máximas que fija la Ley de Hidrocarburos y el reglamento respectivo” apuntó Coldwell.

Ayer se inició el proceso administrativo para revocar el permiso de operación de la planta en Tláhuac y la aplicación de una multa por 42 millones de pesos.  Paralelo a esto se realizó una verificación en las plantas de Tlalnepantla,  Ecatepec,  Nicolás Romero, Tecamac, y Querétaro, donde se identificaron otras anomalías que están bajo análisis.

Energía dio vista también a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que inicie el procedimiento administrativo por la alteración al sistema para despachar el gas.

Por su parte la PGJDF preparará la acusación penal en contra de Gas Express Nieto por su responsabilidad en el accidente, y estará obligada a reparar el daño a todas las víctimas.

Fueron 25 minutos de fuga

El especialista en Metalurgia José Ángel Reyes Dávalos, Director de Ingeniería de Corporación Mexicana de Investigación en Materiales,  y que participó en la indagatoria, reveló que por aproximadamente 25 minutos se fugó el gas LP en forma líquida de la pipa, antes de que ocurriera la explosión.

Cuestionado sobre la evacuación del hospital, el procurador Rodolfo Ríos Garza negó que hubiera existido lentitud, y por el contrario dijo que el “encargado de Protección Civil” hizo el llamado para que se evacuara, lo que permitió salvar vidas.

La PGJDF mostró un nuevo video del día de los hechos, donde  se aprecia a los bomberos intentando sofocar la fuga en la pipa. La detonación ocurrió dentro del hospital por el gas que se vaporizó y encontró una chispa aunque no se aclaró el origen de ésta.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte