Las Patronas: 20 años de ayuda al migrante en 20 imágenes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las Patronas: 20 años de ayuda al migrante en 20 imágenes

Este 14 y 15 de febrero el grupo de ayuda humanitaria llevará a cabo eventos como mesas de debate y exposiciones fotográficas para celebrar sus 20 años de fundación.
Por Manu Ureste
14 de febrero, 2015
Comparte

El grupo de mujeres veracruzanas conocido como ‘Las Patronas’ cumple este sábado 14 de febrero 20 años de ayudar a los migrantes que viajan en tren hacia Estados Unidos.

Según informaron Las Patronas en su página de Facebook, los eventos para conmemorar los 20 años de ayuda humanitaria iniciaron este sábado 14 con la conferencia ‘La Iglesia: ¿Caridad o solidaridad? ¿Dónde está la eucaristía?’, en la que participaron el obispo Raúl Vera, el padre Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, Fray Tomás González, de la casa del migrante ‘La 72’ de Tenosique, y la hermana Leticia Gutiérrez.

Tras la misa que se celebró a las 12 del mediodía en las vías del tren que cruzan La Patrona -la localidad en Amatlán de los Reyes que da nombre al grupo de ayuda humanitaria-, se hizo un reconocimiento a Leónida Vásquez, por 20 años de labor en la defensa de los derechos de los migrantes.

En la tarde se presentarán exposiciones fotográficas.

A continuación, un fragmento de la crónica La Patrona, la esperanza’ que Animal Político publicó en marzo de 2013, en la que doña Leónida Vázquez narra cómo surgió el grupo de ayuda humanitaria hace 20 años.

****

-Madre, denos pan que tenemos hambre.

Doña Leónida Vázquez, de 75 años y a la que llaman La Patrona Abuela, asegura que lo recuerda con claridad.

Era una de esas mañanas húmedas que habitualmente transcurren en La Patrona; una ranchería –cuyo nombre oficial es Guadalupe- de poco más de tres mil habitantes perteneciente al municipio de Amatlán, en la zona centro del estado de Veracruz, donde el cultivo de café era rentable en otra época, y por la que altísimos cañaverales aún se extienden hasta perderse a la vista por los alrededores del viejo ingenio azucarero San Miguel.

Aquel día varios de esos migrantes de las estadísticas, procedentes en su mayoría de Honduras, Guatemala, El Salvador, y Nicaragua, bajaron del tren aprovechando un cambio de vía rutinario. Caminaron varios cientos de metros a lo largo de la extensa línea recta que disecciona en dos esta población por la que, se calcula, transitan más de 150 mil indocumentados al año, y se encontraron con Rosa y Bernarda Romero.

“Mandé a mis hijas a que fueran por una bolsa de pan a la tienda –cuenta Doña Leónida mientras limpia los frijoles negros de un cubo amarillo de plástico-. Cuando regresaban vieron que el tren venía cargado de gente. En ese momento se detuvieron frente a ellos y los migrantes les pidieron que les dieran la bolsa de pan porque traían mucha hambre. De regreso a casa recuerdo que se me quedaron viendo muy serias. Les pregunté que si es que no había pan en la tienda o qué sucedía, y ellas me dijeron que el tren venía con mucha gente y que les suplicaron un poco de comida. En ese momento yo las abracé muy fuerte –hace una pausa, recuerda, y mira al vacío-. Les dije que estaba bien, que no se preocuparan porque habían actuado correctamente. Y fue así –concluye con ambas manos hundidas en el barreño- cómo empezó la ayuda a los migrantes en La Patrona”.

Lee aquí la primera parte completa de la crónica.

Y aquí la segunda parte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

El Vaticano investiga el "me gusta" de la cuenta del papa Francisco a la foto de una modelo brasileña en Instagram

Un portavoz del Vaticano aseguró que "hasta donde se sabe" el "me gusta" que quedó registrado sobre la foto de una modelo brasileña no provino de la Santa Sede.
EPA
20 de noviembre, 2020
Comparte

El Vaticano está investigando el “me gusta” en la foto de una modelo brasileña ligera de ropas que se hizo desde la cuenta oficial de Instagram del papa Francisco.

No está claro cuándo la cuenta pulsó el “me gusta” en la imagen de Natalia Garibotto, que estaba vestida con un uniforme de niña escolar.

Sitios noticiosos en internet empezaron a reportar sobre el hecho el pasado viernes, antes de que la acción en la imagen fuera cambiada a “no me gusta” en la plataforma.

Ahora, el Vaticano informó que funcionarios de la Santa Sede están investigando los pormenores de lo sucedido en la cuenta del Papa.

La oficina de prensa papal dijo a la BBC que, “hasta donde se sepa el ‘me gusta’ no provino de la Santa Sede”. El Vaticano está en contacto con Instagram para establecer de dónde vino, añadió la fuente.

La cuenta oficial de Instagram del Papa, que aparece con el nombre de usuario franciscus, tiene 7,4 millones de seguidores en todo el mundo.

El martes pasado, fuentes allegadas a la oficina de prensa del Vaticano informaron a la Agencia Católica de Noticias que las cuentas eran “administradas por un equipo de empleados” y que se estaba realizando una investigación interna.

Garibotto comentó a un seguidor en Instagram que estaba “emocionada” con el “me gusta” porque ella era religiosa.

“Por lo menos iré al cielo”, escribió en Twitter.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dFy3rv552hI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.