close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El secuestro se dispara 52.7% durante la gestión de Peña Nieto

En los primeros 27 meses de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se han acumulado un total de cinco mil 389 casos de secuestro, mil 860 casos más que los registrados en los últimos 27 meses de gestión del expresidente Calderón.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
24 de marzo, 2015
Comparte
En enero pasado, el titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, dijo que los secuestros en México registraron un descenso durante el año pasado. // Foto: Cuartoscuro.

En enero pasado, el titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, dijo que los secuestros en México registraron un descenso durante el año pasado. // Foto: Cuartoscuro.

Durante los primeros 27 meses de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que van de diciembre de 2012 a febrero de 2015, en México se han acumulado un total de cinco mil 389 casos de secuestro —sumando averiguaciones previas iniciadas en el fuero común y en el fuero federal—, cifra que representa mil 860 casos más que los registrados en el país durante los últimos 27 meses de gestión de su antecesor, el expresidente Felipe Calderón.

Así, tal como se desprende de las estadísticas sobre incidencia delictiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en lo que va del gobierno del presidente Peña Nieto, el secuestro ha registrado un aumento de 52.7%.

Desgloce de datos

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre septiembre de 2010 y noviembre de 2012 —los últimos 27 meses de gobierno del panista Felipe Calderón— se emprendieron tres mil 80 averiguaciones por secuestro en el fuero común, es decir, fueron casos cuya investigación quedó a cargo de las procuradurías de justicia de los estados en los que estos delitos se perpetraron.

A ellas, además, deben sumarse otras 152 averiguaciones por secuestro consignadas en el fuero federal durante 2011 —según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística—; y 297 casos más registrados a lo largo de 2012 por la PGR.

En total, en este último periodo de 27 meses del sexenio calderonista, en México se acumularon tres mil 529 casos de privación ilegal de la libertad.

En contraste, durante los primeros 27 meses de gobierno de Enrique Peña Nieto, en México se tomó registro de tres mil 409 casos de secuestro en el fuero común, más otros mil 980 casos en el fuero federal, que dan un total de cinco mil 389 averiguaciones previas emprendidas por este delito, es decir, mil 860 más que con Calderón.

Fuentes consultadas

El número total de averiguaciones previas por secuestro iniciadas en el fuero federal, tanto del gobierno pasado como del actual, proviene de tres fuentes distintas y complementarias: por un lado, las 152 de 2011 están reportadas en la base de datos titulada “Estadística judicial en materia penal 2011”, del INEGI.

Además, aquellas relativas a los años 2012, 2013 y 2014, fueron proporcionadas a Animal Político por la PGR, a través del oficio 0001700071115 (fechado el pasado 12 de marzo). Para presentar este resultado, la Procuraduría divide divide estas averiguaciones federales en dos rubros: dos mil 71 averiguaciones por el delito de “privación ilegal de la libertad”, en los términos del artículo 364 del Código Penal Federal, y otras 122 averiguaciones por el delito de “secuestro”, en los términos de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro, (correspondientes exclusivamente al año 2014).

El sello del crimen organizado

De estas estadísticas se desprende que mientras en los últimos 27 meses de gobierno de Felipe Calderón se emprendieron 449 averiguaciones por secuestro desde el campo federal (152 en 2011 y 297 en 2012), durante los primeros 27 meses de gestión de Peña Nieto, la cifra de secuestros que demandaron la intervención de las autoridades federales aumentó a mil 980 casos.

Si se comparan ambos periodos de gobierno sólo en lo que toca a secuestros que, por su complejidad o impacto social, demandan la atención federal, las estadísticas revelan que este tipo de delitos aumentó 341% desde que el presidente Peña Nieto asumió la conducción del país.

Cabe entonces preguntarse, ¿cuál es la diferencia entre los secuestros que persigue el fuero federal y aquellos que se combaten desde el fuero común? ¿Son más graves los federales?

Según la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, los tipos de secuestro que toca perseguir al gobierno de la República –descritos por el Código Penal Federal y por la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro–, son aquellos en los que “tres o mas personas se organicen de hecho” para llevar a cabo la privación ilegal de la libertad, es decir, cuando el delito es cometido por una banda organizada; cuando los perpetradores “sean o hayan sido integrantes de alguna institución de seguridad pública, de procuración o administración de justicia, o de las Fuerzas Armadas, o (cuando) se ostenten como tales sin serlo”.

También toca a las autoridades federales investigar un secuestro cuando los perpetradores incurren en delitos federales durante el hecho, tales como el uso de armas de uso exclusivo del Ejército o, incluso, cuando la víctima es secuestrada con fines de trata de personas.

Un secuestro debe ser abordado desde el fuero federal cuando la víctima sufrió agresiones físicas graves durante su cautiverio, tales como “una lesión que perturbe para siempre la vista, o disminuya la facultad de oír, o entorpezca o debilite permanentemente una mano, un pie, un brazo, una pierna o cualquier otro órgano, (así como) el uso de la palabra o de alguna de las facultades mentales”.

Igualmente, el tipo de secuestros que corresponde investigar al fuero federal es aquel en el que la víctima ha sido torturada a grado tal por sus captores, que sufre “la inutilización completa o la pérdida de un ojo, de un brazo, de una mano, de una pierna o de un pié, o de cualquier otro órgano; cuando quede perjudicada para siempre cualquier función orgánica; o cuando el ofendido quede sordo, impotente o con una deformidad incorregible”.

Por último, corresponde a la PGR investigar los secuestros en los que las lesiones infringidas “pongan en peligro la vida” del secuestrado, o cuando éste, de plano, fallezca en manos de sus secuestradores.

Estos son, entonces, los tipos de secuestro que han aumentado 341% en México, desde desde el inicio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Los estados más afectados

Tal como revelan las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública —secuestro del fuero común— y de la Procuraduría General de la República —secuestro del fuero federal—, el estado que destaca por acumular el mayor número de casos de privación ilegal de la libertad es Tamaulipas, ya que, entre diciembre de 2012 y febrero de 2015, sumó 609 secuestros denunciados ante la autoridad.

En la lista de las entidades con más secuestros durante el gobierno de Peña Nieto siguen el Estado de México (420 casos), Guerrero (351), Michoacán (338), Veracruz (288), Morelos (283), Tabasco (219), Distrito Federal (157) y Jalisco (123).

Epílogo: cifras alegres

En enero pasado, el titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, aseguró que durante el año pasado, los secuestros en México registraron un descenso de 18%, gracias a la implementación de un grupo élite para enfrentar este delito.

Para sostener esta afirmación, Sales Heredia presentó las estadísticas sobre secuestro del año 2013 —mil 698 casos—, en comparación con las de 2014 —mil 394 casos—, para destacar que el año pasado se habían dado 304 denuncias menos.

Sin embargo, estas cifras sólo estaban basadas en el secuestro del fuero común, es decir, se soslayaba la magnitud alcanzada en el país los secuestros del fuero federal.

Si se agregan estas estadísticas a las cuentas oficiales, los resultados indican que en 2013, el primer año de gobierno del presidente Peña Nieto, se denunciaron dos mil 654 secuestros, lo que representa un aumento de 44% en la comisión de este delito, en comparación con el último año de Calderón.

Luego, efectivamente, durante el año pasado la incidencia relativa al delito de secuestro registró una disminución, pero ésta fue de 14% —y no de 18% como afirmó Sales Heredia—, al bajar de dos mil 654 casos en 2013, a dos mil 277 casos en 2014.

No obstante, aún cuando hubo una disminución en la incidencia de los secuestros durante 2014, México cerró el año pasado con 23% más secuestros que al final del sexenio calderonista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Derek Myers

Tiroteo en Dayton, Ohio: mueren 10 personas en el segundo tiroteo masivo en EU en menos de 24 horas

Se trata de la segunda balacera en menos de 24 horas, en Estados Unidos, donde hasta 10 personas perdieron la vida, incluido el pistolero, en la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.
Derek Myers
4 de agosto, 2019
Comparte

Menos de 24 horas después de que 20 personas murieran en una balacera en un centro comercial de El Paso, Texas, la policía acudió a otro tiroteo masivo.

Esta vez fue en la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.

Las víctimas mortales ascienden de momento a 10, incluido el tirador que fue abatido, confirmaron las fuerzas de seguridad.

El alcalde de la ciudad, Nan Whaley, explicó en una rueda de prensa que los heridos ascienden a 26 personas que fueron trasladadas a hospitales de la zona con diversos niveles de lesiones.

El tiroteo ocurrió esta madrugada -en torno a las 1.07 am hora local- dentro o en las proximidades del popular bar Ned Peppers, al oeste del centro de Dayton.

¿Qué ocurrió en Dayton?

Testigos afirmaron que el tirador intentó entrar en el bar, pero fue parado. Es entonces cuando abrió fuego en la calle.

“Tenía puesta una máscara y se cubría con una capucha. Además tenía unos auriculares grandes. Solo podías ver una figura oscura”, declaró un testigo a la cadena CBS.

Zona acordonada de la policía
Getty Images

En menos de 24 horas se han producido dos tiroteos masivos en Estados Unidos, uno en El Paso (Texas) y otro en Dayton (Ohio).

Las informaciones apuntan a que el tirador habría abierto fuego en la calle disparando varias rondas con “un arma larga”.

“En cuanto empezaron los disparos, comencé a correr. A mi lado dispararon a alguien en la cabeza y cayó justo frente a mí, así que cambié la dirección en la que corría”, dijo el testigo.

“Había balas y la gente comenzó a caer. Me di la vuelta y comencé a gatear e intentar avanzar de otra manera. Un policía abrió fuego sobre el tipo y salvó a todos los que estábamos allí”, contó.

En un video publicado en las redes sociales se puede oír el sonido de los disparos.

“Teníamos agentes en las inmediaciones cuando comenzó este tiroteo y pudimos responder y ponerle fin rápidamente”, añadió la policía.

“Es un incidente trágico y estamos haciendo todo lo posible para investigar y tratar de identificar las motivaciones” detrás de este ataque, dijo Matt Carper, oficial jefe de la policía de Dayton.

¿Qué se sabe del atacante?

La policía sigue trabajando sobre el terreno pero aún no ha trascendido el nombre y los motivos que llevaron al pistolero a llevar a cabo el ataque.

El alcalde de la ciudad confirmó que portaba un chaleco antibalas y munición extra para su arma.

“No sabemos por qué lo hizo”, dijo.

Matt Carper, oficial jefe de la policía de Dayton.

BBC
Agentes del FBI también están ayudando a la policía con su investigación.

Carper explicó que la investigación está en una fase temprana y no pudo confirmar que solo hubiera un tirador, aunque dijo que hasta ahora ese parecía el escenario más probable

Agentes del FBI también están ayudando a la policía con su investigación.

Otros tiroteos

Whaley dijo a los periodistas que estaba “asombrada” por la rápida respuesta de los oficiales que, según dijo, evitó más muertes.

“Como alcalde, este es un día que todos tememos que suceda”, dijo.

“Lo que es muy triste es que recibí mensajes de alcaldes de todo el país que han pasado por lo mismo”.

El incidente ocurrió solo horas después de un tiroteo masivo en El Paso, Texas, que dejó al menos 20 personas muertas.

También tuvo lugar menos de una semana después de que tres personas murieran y 15 resultaron heridas en un festival de comida en California.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HdyODFbW5dQ

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.