El secuestro se dispara 52.7% durante la gestión de Peña Nieto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El secuestro se dispara 52.7% durante la gestión de Peña Nieto

En los primeros 27 meses de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se han acumulado un total de cinco mil 389 casos de secuestro, mil 860 casos más que los registrados en los últimos 27 meses de gestión del expresidente Calderón.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
24 de marzo, 2015
Comparte
En enero pasado, el titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, dijo que los secuestros en México registraron un descenso durante el año pasado. // Foto: Cuartoscuro.

En enero pasado, el titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, dijo que los secuestros en México registraron un descenso durante el año pasado. // Foto: Cuartoscuro.

Durante los primeros 27 meses de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que van de diciembre de 2012 a febrero de 2015, en México se han acumulado un total de cinco mil 389 casos de secuestro —sumando averiguaciones previas iniciadas en el fuero común y en el fuero federal—, cifra que representa mil 860 casos más que los registrados en el país durante los últimos 27 meses de gestión de su antecesor, el expresidente Felipe Calderón.

Así, tal como se desprende de las estadísticas sobre incidencia delictiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en lo que va del gobierno del presidente Peña Nieto, el secuestro ha registrado un aumento de 52.7%.

Desgloce de datos

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre septiembre de 2010 y noviembre de 2012 —los últimos 27 meses de gobierno del panista Felipe Calderón— se emprendieron tres mil 80 averiguaciones por secuestro en el fuero común, es decir, fueron casos cuya investigación quedó a cargo de las procuradurías de justicia de los estados en los que estos delitos se perpetraron.

A ellas, además, deben sumarse otras 152 averiguaciones por secuestro consignadas en el fuero federal durante 2011 —según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística—; y 297 casos más registrados a lo largo de 2012 por la PGR.

En total, en este último periodo de 27 meses del sexenio calderonista, en México se acumularon tres mil 529 casos de privación ilegal de la libertad.

En contraste, durante los primeros 27 meses de gobierno de Enrique Peña Nieto, en México se tomó registro de tres mil 409 casos de secuestro en el fuero común, más otros mil 980 casos en el fuero federal, que dan un total de cinco mil 389 averiguaciones previas emprendidas por este delito, es decir, mil 860 más que con Calderón.

Fuentes consultadas

El número total de averiguaciones previas por secuestro iniciadas en el fuero federal, tanto del gobierno pasado como del actual, proviene de tres fuentes distintas y complementarias: por un lado, las 152 de 2011 están reportadas en la base de datos titulada “Estadística judicial en materia penal 2011”, del INEGI.

Además, aquellas relativas a los años 2012, 2013 y 2014, fueron proporcionadas a Animal Político por la PGR, a través del oficio 0001700071115 (fechado el pasado 12 de marzo). Para presentar este resultado, la Procuraduría divide divide estas averiguaciones federales en dos rubros: dos mil 71 averiguaciones por el delito de “privación ilegal de la libertad”, en los términos del artículo 364 del Código Penal Federal, y otras 122 averiguaciones por el delito de “secuestro”, en los términos de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro, (correspondientes exclusivamente al año 2014).

El sello del crimen organizado

De estas estadísticas se desprende que mientras en los últimos 27 meses de gobierno de Felipe Calderón se emprendieron 449 averiguaciones por secuestro desde el campo federal (152 en 2011 y 297 en 2012), durante los primeros 27 meses de gestión de Peña Nieto, la cifra de secuestros que demandaron la intervención de las autoridades federales aumentó a mil 980 casos.

Si se comparan ambos periodos de gobierno sólo en lo que toca a secuestros que, por su complejidad o impacto social, demandan la atención federal, las estadísticas revelan que este tipo de delitos aumentó 341% desde que el presidente Peña Nieto asumió la conducción del país.

Cabe entonces preguntarse, ¿cuál es la diferencia entre los secuestros que persigue el fuero federal y aquellos que se combaten desde el fuero común? ¿Son más graves los federales?

Según la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, los tipos de secuestro que toca perseguir al gobierno de la República –descritos por el Código Penal Federal y por la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro–, son aquellos en los que “tres o mas personas se organicen de hecho” para llevar a cabo la privación ilegal de la libertad, es decir, cuando el delito es cometido por una banda organizada; cuando los perpetradores “sean o hayan sido integrantes de alguna institución de seguridad pública, de procuración o administración de justicia, o de las Fuerzas Armadas, o (cuando) se ostenten como tales sin serlo”.

También toca a las autoridades federales investigar un secuestro cuando los perpetradores incurren en delitos federales durante el hecho, tales como el uso de armas de uso exclusivo del Ejército o, incluso, cuando la víctima es secuestrada con fines de trata de personas.

Un secuestro debe ser abordado desde el fuero federal cuando la víctima sufrió agresiones físicas graves durante su cautiverio, tales como “una lesión que perturbe para siempre la vista, o disminuya la facultad de oír, o entorpezca o debilite permanentemente una mano, un pie, un brazo, una pierna o cualquier otro órgano, (así como) el uso de la palabra o de alguna de las facultades mentales”.

Igualmente, el tipo de secuestros que corresponde investigar al fuero federal es aquel en el que la víctima ha sido torturada a grado tal por sus captores, que sufre “la inutilización completa o la pérdida de un ojo, de un brazo, de una mano, de una pierna o de un pié, o de cualquier otro órgano; cuando quede perjudicada para siempre cualquier función orgánica; o cuando el ofendido quede sordo, impotente o con una deformidad incorregible”.

Por último, corresponde a la PGR investigar los secuestros en los que las lesiones infringidas “pongan en peligro la vida” del secuestrado, o cuando éste, de plano, fallezca en manos de sus secuestradores.

Estos son, entonces, los tipos de secuestro que han aumentado 341% en México, desde desde el inicio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Los estados más afectados

Tal como revelan las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública —secuestro del fuero común— y de la Procuraduría General de la República —secuestro del fuero federal—, el estado que destaca por acumular el mayor número de casos de privación ilegal de la libertad es Tamaulipas, ya que, entre diciembre de 2012 y febrero de 2015, sumó 609 secuestros denunciados ante la autoridad.

En la lista de las entidades con más secuestros durante el gobierno de Peña Nieto siguen el Estado de México (420 casos), Guerrero (351), Michoacán (338), Veracruz (288), Morelos (283), Tabasco (219), Distrito Federal (157) y Jalisco (123).

Epílogo: cifras alegres

En enero pasado, el titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, aseguró que durante el año pasado, los secuestros en México registraron un descenso de 18%, gracias a la implementación de un grupo élite para enfrentar este delito.

Para sostener esta afirmación, Sales Heredia presentó las estadísticas sobre secuestro del año 2013 —mil 698 casos—, en comparación con las de 2014 —mil 394 casos—, para destacar que el año pasado se habían dado 304 denuncias menos.

Sin embargo, estas cifras sólo estaban basadas en el secuestro del fuero común, es decir, se soslayaba la magnitud alcanzada en el país los secuestros del fuero federal.

Si se agregan estas estadísticas a las cuentas oficiales, los resultados indican que en 2013, el primer año de gobierno del presidente Peña Nieto, se denunciaron dos mil 654 secuestros, lo que representa un aumento de 44% en la comisión de este delito, en comparación con el último año de Calderón.

Luego, efectivamente, durante el año pasado la incidencia relativa al delito de secuestro registró una disminución, pero ésta fue de 14% —y no de 18% como afirmó Sales Heredia—, al bajar de dos mil 654 casos en 2013, a dos mil 277 casos en 2014.

No obstante, aún cuando hubo una disminución en la incidencia de los secuestros durante 2014, México cerró el año pasado con 23% más secuestros que al final del sexenio calderonista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las tropas rusas avanzan hacia Kiev y se encuentran con una gran resistencia

Un misil alcanzó un edificio de apartamentos en Kiev, mientras el ejército ucraniano dijo que logró repeler a las fuerzas rusas cerca de su base en una calle de la ciudad.
26 de febrero, 2022
Comparte

Los asaltos rusos a la capital ucraniana han encontrado, hasta el momento, una gran resistencia.

Las fuerzas armadas ucranianas informaron a través de una publicación de Facebook este sábado que una unidad del ejército logró repeler a las fuerzas rusas cerca de su base en una calle importante de la ciudad.

El ejército también afirmó que logró evitar un intento de aterrizar tropas rusas aerotransportadas en un aeropuerto al sur de Kiev, informando incluso de que un gran avión que transportaba tropas había sido derribado. La BBC no pudo verificar esta información.

“Los invasores querían bloquear el centro de nuestro Estado… Quebramos su plan”, agregó el presidente, Volodymyr Zelensky.

Mientras tanto, los combates continúan cerca de otras ciudades ucranianas.

El presidente reconoció que las fuerzas rusas habían infligido bajas y sostuvo que “el enemigo también ha sufrido bajas muy graves”. La BBC no puede verificar esta afirmación.

Según el ministro de Salud de Ucrania, Viktor Lyashko, un total de 198 ucranianos, incluidos tres niños, han muerto en medio de la invasión rusa.

Otras 1.115 personas resultaron heridas, entre ellas 33 niños, escribió en su página de Facebook.

Ataques en Kiev

Kiev vivió este sábado su peor amanecer desde que Rusia comenzó la invasión del territorio vecino el pasado 24 de febrero.

Zelensky había pronosticado en las últimas horas del viernes que anticipaba “una noche dura”. Y los residentes de Kiev pasaron otra larga y ansiosa noche en refugios antiaéreos y sótanos.

Durante las primeras horas del sábado se empezaron a escuchar explosiones en la capital a medida que las fuerzas rusas se acercaban a la ciudad.

Vitali Klitschko, alcalde de Kiev, dijo que un misil había alcanzado un bloque de viviendas en la ciudad y publicó una imagen en Facebook que mostraba al menos cuatro viviendas destruidas.

Un edificio de apartamentos en Kiev dañado según reportes por un misil este sábado.

Reuters
Un edificio de apartamentos en Kiev dañado, según reportes, por un misil este sábado.

Yuri Shevchuk -que tiene 49 años y vive en la zona desde hace más de 20 años- examinaba los daños con aire de incomprensión. “No sé cómo explicar lo que siento”, le dijo a la BBC. “Es la primera vez en mi vida que veo tal nivel de daño, en mi ciudad y en tiempos de paz”.

Y suplicó ayuda militar de Occidente: “Tenemos una necesidad urgente de misiles antiaéreos, misiles antitanque y necesitamos municiones”.

Las autoridades que dos personas murieron debido al impacto del misil. El Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania dijo que seis personas también resultaron gravemente heridas.

Más temprano, el alcalde había informado que 35 personas resultaron heridas en los combates nocturnos en la ciudad, entre las que se incluyen dos niños. Todavía no está claro si se refería solo a civiles.

“No hay tropas rusas en la ciudad”, afirmó, y agregó que la gente debería permanecer en los refugios ya que se esperan más ataques aéreos.

Humo y llamas en el horizonte de Kiev.

Reuters
Humo y llamas se ven en el horizonte en un bombardeo cerca de Kiev, mientras Rusia continúa su invasión en Ucrania.

Más temprano este sábado, Zelensky advirtió a los ucranianos que “no pueden permitirse perder” Kiev.

El presidente difundió un video desde las calles de la ciudad.

“Hay mucha información falsa en redes que dice que le pedí al ejército que deponga las armas y que estamos evacuando”, dice.

“Estoy aquí. No depondremos las armas. Defenderemos nuestro Estado“.

Mapa de lugares clave de Kiev, capital de Ucrania

BBC

En otros lugares, las tropas y los blindados rusos continúan su lento avance a lo largo de una serie de rutas.

El Ministerio de Defensa de Rusia confirmó este sábado que han capturado la ciudad de Melitopol, una ciudad de tamaño medio, con 150.000 habitantes, ubicada cerca del clave puerto ucraniano de Mariupol, al sur del país.

“Derroquen a su gobierno”

El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió a las fuerzas armadas de Ucrania que se alíen con Rusia y derroquen al gobierno de Zelensky, al que tildó de “banda de drogadictos y neonazis”.

“Tomen el poder en sus manos. Para nosotros será más fácil llegar a un acuerdo con ustedes”, expresó.

EE.UU., la Unión Europea, Reino Unido y Canadá respondieron aplicando sanciones directas a Putin y a su ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.

Mientras, la OTAN envía tropas a Europa del Este para tranquilizar a los aliados y disuadir a Rusia, pero dijo que no mandará soldados a Ucrania.

Soldados en Kiev.

Reuters

En este contexto, a lo largo del viernes se habló de un posible diálogo entre Putin y Zelensky para encontrar una solución al conflicto.

Un portavoz del Kremlin dijo que Rusia está lista para hablar con el gobierno ucraniano en Minsk, la capital de Bielorrusia, si bien dijo que, para sentarse, Ucrania debería declarar un “estado neutral”, lo que incluiría su renuncia a formar parte de la OTAN.

Por su parte, un portavoz del presidente ucraniano afirmó que Zelensky está preparado para negociar un alto el fuego e iniciar conversaciones de paz, pero señaló que el encuentro debe celebrarse en Polonia en lugar de Bielorrrusia, país aliado de Putin.


Una “guerra por necesidad” para Putin

Paul Adams, corresponsal de Asuntos Diplomáticos de la BBC

Funcionarios occidentales aseguran que el ejército de Ucrania ha sido eficaz a la hora de frenar el avance ruso durante la noche del viernes en la capital, Kiev.

Pero les preocupa que los rusos, impacientes por imponer una victoria rápida, puedan recurrir a medidas más drásticas.

“Mi temor es que si no cumplen con sus plazos y objetivos… usarán la violencia indiscriminadamente”, dijo uno de estos funcionarios.

“El problema es que se haya comprometido de la manera en que lo ha hecho. Para él, esto ya no es una guerra por elección propia, sino una guerra por necesidad”.


Qué pasa en Kiev

El sábado amaneció en Ucrania con informes de intensos combates en Kiev.

Según una publicación en la página de Facebook de las Fuerzas Armadas de Ucrania, “se están llevando a cabo fuertes batallas” en el área de Vasylkiv de la ciudad.

La publicación agrega que un “combate activo” se está desarrollando en las calles de la capital.

Soldados en Kiev.

Reuters

El gobierno de Kiev también confirmó los combates en un comunicado anterior y advirtió a los residentes que permanezcan en los refugios y no se acerquen a las ventanas o balcones.

Los informes de los periodistas de Kiev en las redes sociales también sugieren que estallaron los enfrentamientos en las calles.

Se han reportado más de 50 explosiones y disparos de ametralladoras en la capital, según el diario Kyiv Independent.

Mientras tanto, las fuerzas armadas de Ucrania agregaron que sus tropas derribaron varios “objetivos enemigos” rusos el viernes y también impidieron que las tropas rusas tomaran cualquiera de las ciudades de Ucrania.

Temor más allá de la capital

El miedo y las precauciones no son exclusivos de Kiev.

“Escribo estas líneas desde un refugio antibombas varios pisos bajo tierra junto a una multitud de personas, cuatro perros y un conejo como mascota”, cuenta desde la ciudad ucraniana de Dnipro, la cuarta más grande del país, Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Europa del Este.

“El personal del hotel pasó corriendo y golpeando las puertas poco después de la medianoche antes de llevarnos escaleras abajo a gran velocidad.

“Antes, habíamos visitado a Hanna Syva y su familia en un bloque de apartamentos gigante al otro lado de la calle”, detalla.

Una mesa con varios objetos, un peluche y armamento.

Sarah Rainsford
El esposo de Hanna sacó su arma y la depositó junto a un gran peluche en el alféizar de la ventana.

“Hanna es madre de dos niños y parece optimista, pero reconoce que está sonriendo para no preocupar a sus hijos”, explica Rainsford..

“Ayer lloraron, están muy nerviosos, así que no puedo darme el lujo de tener miedo”, le dice Hanna a la periodista.


Click here to see the BBC interactive


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qw8KDIJ652Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.