La inspiradora historia de superación de Lizzie Velásquez, "la mujer más fea del mundo"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La inspiradora historia de superación de Lizzie Velásquez, "la mujer más fea del mundo"

La estadounidense Lizzie Velázquez estaba acostumbrada a las burlas por su aspecto, consecuencia de las dos enfermedades raras que sufre. Pero un video de YouTube, que hablaba de ella, la impactó tanto que decidió actuar.
Por BBC Mundo @bbcmundo
15 de marzo, 2015
Comparte
"Lloré noches enteras después de ver el video", recuerda Velásquez. // Foto: Cuartoscuro.

“Lloré noches enteras después de ver el video”, recuerda Velásquez. // Foto: Cuartoscuro.

Lizzie Velásquez, estadounidense de Texas, tenía 17 años cuando consultando YouTube un video titulado “La mujer más fea del mundo” le llamó la atención. Duraba apenas ocho segundos y ya tenía cuatro millones de visualizaciones.

Le ganó la curiosidad e hizo clic. Y se quedó de piedra.

La mujer de la que hablaban era ella.

“Estaba impresionada”, cuenta Velásquez. “Pero no fue hasta que empecé a leer los comentarios cuando me hundí del todo”.

“¿Por qué la tendrían sus padres?”, decía uno de los textos. “Que la quemen”, otro.

La lista era larga.

Algunos de los que decidieron dejar su opinión por escrito sugerían que debería suicidarse, incluso había quien aseguraba que se quedaría ciego si la viera por la calle.

Velásquez no pudo dejar de leer cada uno de los comentarios. Y eso que había cientos.

“Lloré noches enteras. Era apenas una adolescente y pensé que mi vida había acabado”, recuerda.

“No pude contarle a nadie sobre el tema. No le dije nada a mis amigos. Estaba demasiado impresionada”.

Y eso que Velásquez estaba acostumbrada al acoso diario por su aspecto.

Lea también:

La megafiesta de desagravio para el “bailarín” humillado en un video que se volvió viral

Doble condición

Nació con dos enfermedades raras. Una de ellas, el síndrome de Marfan, es una afección de los tejidos conectivos y se caracteriza por un aumento inusual de la longitud de los miembros.

Su segundo padecimiento es la lipodistrofia, que provoca una distribución anormal de la grasa corporal.

Como consecuencia de ambas, Velásquez no puede ganar peso, no importa cuánto coma.

El primer día en la guardería, por ejemplo, sus compañeros retrocedieron al verla, por miedo.

Su historial médico incluye una cirugía ocular, una de oído, reconstrucción total de los pies, pruebas de densidad ósea e incontables entradas y salidas del hospital con el objetivo de determinar cuál era la enfermedad que sufría.

No fue hasta el año pasado cuando por fin la diagnosticaron.

Ahora tiene 26 años, mide metro y medio y pesa 27 kilos. Está totalmente ciega del ojo derecho y tiene discapacidad visual en el izquierdo.

También suele sufrir agotamiento e infecciones con frecuencia, como bronquitis.

Lea también: La inspiradora historia del brasileño que nació con la cabeza al revés

En noviembre fue ingresada en el hospital debido a un problema con su esófago que la hacía vomitar todo lo que comía.

Y ahora se está sometiendo a escáneres de corazón para determinar si el síndrome de Marfan afectó a ese órgano.

Otro problema de salud recurrente lo suele tener con su pie derecho. Lo fractura con facilidad porque no tiene grasa en el talón.

Pero todo esto no la detiene.

“Cabeza alta”

Cuando nació pesaba 1,2 kilos y los médicos dijeron a sus padres que no sabían cuánto viviría y que, en cualquier caso, tendrían que cuidar de ella por el resto de su vida.

Sus padres, sin embargo, dicen que en aquél momento no pensaron “¿por qué nos está pasando esto a nosotros?” y que todo lo que querían era llegar a casa para empezar una nueva vida.

Cuando nació pesaba 1,2 kilos y los médicos dijeron a sus padres que no sabían cuánto viviría y que, en cualquier caso, tendrían que ciudar de ella por el resto de su vida. 

Y por esa actitud asegura Velásquez que les debe a ellos su capacidad para pensar en positivo. Así lo hacía cuando la acosaban en la escuela o se burlaban de ella en la calle.

Sus padres le insistían en que debía ir al colegio con la cabeza alta, sonriente, y ser amable con todo el mundo, la trataran como la trataran.

Y ese mensaje le quedó grabado.

Por eso, ahora dice que felizmente perdonaría a los autores de aquél video de YouTube que tanto la hizo sufrir hace 9 años.

“No sé qué estarán viviendo”, sugiere. “Aunque mi vida puede ser dura por momentos, ellos podrían estar pasando por algo mucho peor”.

Además, cuando aquello ocurrió, Velásquez decidió que podía hacer algo más con su vida.

Abrió su propio canal de YouTube para hacer saber a la gente quién era realmente la persona de la que hablaba el video de “La mujer más fea del mundo” y para animar a otros a sentirse cómodos en su propia piel y tener confianza en ellos mismos.

La iniciativa fue todo un éxito y ahora tiene 240.000 suscriptores.

Además, uno de los videos colgados en el canal, el de su participación en 2013 en la serie de conferencias de TED con una charla titulada “¿Cómo te defines a ti mismo?”, acumula más de siete millones de visualizaciones.

Inspiración para otros

Velasquez dice que la comunidad que se ha creado en torno a su presencia en internet es increíble y que recibe comentarios de personas que dicen que han sido intimidadas y que le agradecen su ayuda.

Pero sus intenciones no terminan ahí.

Ahora se asoció con Tina Meier, cuya hija Megan se suicidó después de haber sido acosada en internet, y juntas están haciendo campaña para que los representantes del Congreso de Estados Unidos voten a favor del primer proyecto de ley federal contra el acoso escolar.

De aprobarse, todas las escuelas del país tendrían que registrar cada uno de los casos. Además, se destinarían fondos federales a luchar contra este tipo de intimidación.

Y ahora todo este trabajo contra el acoso, además de su propia historia, será recogido en un documental.

La directora del film, Sara Hirsch Bordo, insiste en que no trata de la historia de Velásquez sino que es una historia universal, dirigida a todos aquellos que han sido acosados.

“El triunfo ante la adversidad es una historia universal”, explica.

“Y tan pronto como Lizzie se hizo más abierta y honesta, con su charla para TED y sus videos en YouTube, quedó claro que la gente estaba sedienta de una historia en la que alguien se levanta y dice ‘no voy a ser una víctima, voy a cambiar esto'”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Coronavirus: qué dice el modelo matemático del Imperial College que cambió la estrategia de Reino Unido

Una medición hecha por el Imperial College de Londres muestra un panorama muy desolador si Reino Unido y Estados Unidos no toman medidas más drásticas frente a la pandemia que ataca el planeta.
Getty Images
18 de marzo, 2020
Comparte

La estrategia del gobierno británico contra el coronavirus se basaba en la “mitigación” y la “inmunización del rebaño”…

Pero de repente todo cambió: un modelo matemático presentado por el Imperial College de Londres daba un panorama extremadamente sombrío de cómo la enfermedad se iba a propagar por el país, cómo iba a impactar el sistema público de salud (NHS, por sus siglas en inglés) y cuántas personas iban a morir.

Y el mensaje no podía ser más claro: o se cambia de estrategia o más de un cuarto de millón de personas van a morir a causa del coronavirus. Incluso si el sistema puede atender a todos los pacientes contagiados.

En EE.UU., ese modelo determina que pueden fallecer entre un millón y 1,2 millones de personas por el coronavirus si no se toman medidas inmediatas.

“Podríamos estar viviendo en un mundo muy diferente del que conocemos durante un año o más”, le dijo al diario Financial Times Neil Ferguson, jefe del programa de modelos matemáticos del Imperial College de Londres.

Por eso, el primer ministro, Boris Johnson, comenzó a hablar de “supresión”, que es la estrategia que se utilizó en China y se traduce en romper la cadena de contagio con la distancia social de toda la población, en vez de “mitigación”.

Doctoires en Italia.

Getty Images
En Italia los contagios han alcanzado los 12.000 casos y más de 1.800 contagiados.

La OMS ya había señalado que si la opción fuera no hacer nada, las muertes en Reino Unido podrían llegar a las 510.000. Teniendo en cuenta esto se optó por la estrategia de la mitigación, con el fin de no cerrar el país.

Pero el gobierno, como lo señala el corresponsal para temas de salud de la BBC, James Gallagher, “confía en la ciencia para tomar decisiones y la ciencia cambia todo el tiempo”.

Y la ciencia le dijo al gobierno ahora que, si continuaba con el modelo de mitigación, no sólo habría esa cantidad de muertos, sino que el sistema de salud colapsaría.

La estrategia de supresión es la única viable“, advierte el informe del Imperial College.

Hasta este martes, en Reino Unido

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


El modelo

Para crear este modelo, los científicos, tomando en cuenta la experiencia de países como China y Corea del Sur, midieron las tres estrategias posibles para afrontar la pandemia:

  1. Supresión: romper las cadenas de transmisión, tratando efectivamente de detener la epidemia, y reducir los casos a lo más bajo posible, como lo ha hecho China.
  2. Mitigación: aceptar que no se puede detener el coronavirus, por lo tanto, disminuir su propagación y tratar de evitar el punto máximo en casos de contagio que harían colapsar al sistema público de salud. Esa era la estrategia del gobierno británico hasta este lunes.
  3. No hacer nada y que el coronavirus ataque a toda la población.

Lo que nos dice este modelo es que debemos reducir la curva de casos, con la certeza de que no la vamos a llevar a cero“, le dijo a la BBC Patrick Vallance, el asesor en temas científicos del gobierno británico.

El informe del centro de investigación parte del escenario más similar al que se ha enfrentado la humanidad con un virus sin una vacuna disponible: la pandemia de la gripe H1N1 de 1918, cuando al menos 18 millones de personas murieron alrededor del mundo.

Peronas en EE.UU.

Getty Images
De continuar con la estrategia de mitigación, en EE.UU., podrían morir 1,2 millones de personas debido al coronavirus.

Con eso en mente, el modelo implementado por el Imperial College para realizar su medición toma algunas variables como los días de incubación del virus (5,1 días), el promedio de personas que se contagiaron por día, las circunstancias de control que existían cuando se contagiaron y las tasas de mortalidad y recuperación.

También se tuvieron en cuenta, de acuerdo a los datos entregados por cada país, las políticas que se implementaron, como por ejemplo: personas que se les puso en cuarentena por mostrar síntomas, a las personas que se pusieron en cuarentena porque tuvieron contacto con otra persona infectada, distancia social de las personas mayores de 70 años, distancia social de toda la población y el cierre de colegios y universidades.

A cada uno de estos aspectos, los especialistas aplicaron variables de tiempo y cantidad de personas infectadas, y sobre todo, como podrían impactar esto en el sistema de salud de ambos países contando las camas disponibles en cada cada país.

Resultados

Los resultados dejaron desconcertados a los expertos: si no se toma ninguna medida en ambos países, el modelo señala que el pico de contagios se alcanzará en tres meses, infectará a cerca del 80% de la población y dejará 510.000 personas muertas en Reino Unido y cerca de 2,2 millones en EE.UU.

Además de un sistema de salud colapsado.

Con la estrategia de mitigación del contagio, además de las 255.000 muertes en Reino Unido y 1,2 millones en EE.UU., el problema sería mantener el sistema de salud por los casos que se darían en el largo plazo.

King cross

Getty Images
Después del cambio de estrategia del gobierno británico, lugares como las estaciones de trenes comenzaron a verse vacíos.

“Nuestra mayor conclusión de este modelo es que la estrategia de mitigación -la que el gobierno británico llevaba adelante- no es factible porque supone respaldarse en un sistema de salud que se vería sobrepasado en varios números en su capacidad de reacción”, se lee en el informe.

Los datos señalan que la estrategia de la supresión, que es la mezcla de todas estas políticas, reduciría en “dos tercios” la demanda de atención médica por parte de los servicios de salud en el punto más alto de la crisis y es “la política correcta para atender la pandemia”.

Y se añade: “Los efectos sociales y económicos para poder adoptar estas medidas serán profundos porque deberán ser financiadas durante un tiempo”.

Finalmente indica que muchos países ya han adoptado esta estrategia para mitigar el impacto en la sociedad y que incluso países como Reino Unido donde el coronavirus está en una etapa incipiente -en comparación con Italia y España- debe tomarla de forma inminente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=43s

https://www.youtube.com/watch?v=BsXdeTlTQ7c&t=25s

https://www.youtube.com/watch?v=TBuHqj-S9F4&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts