close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los claroscuros de Zello: La app de los ciudadanos…y del crimen organizado

Esta aplicación creada por un ruso ha sido utilizada por manifestantes de Turquía, Venezuela, ciudadanos en México y miembros del crimen organizado de este país. Ésta es la historia.
Por Arturo Ángel
7 de marzo, 2015
Comparte
Zello fue creada por Alexey Gavrilov, un ingeniero de 32 años de edad egresado del Instituto de Física y Tecnología de Moscú, radicado actualmente en Austin Texas.

Zello fue creada por Alexey Gavrilov, un ingeniero de 32 años de edad egresado del Instituto de Física y Tecnología de Moscú, radicado actualmente en Austin Texas.

Hace dos años, los tamaulipecos vieron en ella una innovadora herramienta para reportar y evitar situaciones de riesgo, pero hoy, el crimen organizado ya la adoptó como uno de sus mejores aliados. Se trata de Zello, la aplicación que convierte en un “walkietalkie” a teléfonos celulares con sistemas operativos Android, iOS, Windows Phone y Blackberry.

El pasado 12 de febrero, mientras la gente reportaba la presencia de posibles bloqueos en Matamoros,  “halcones” del Cártel del Golfo alertaron a sus cómplices de varios operativos de fuerzas federales y locales en la ciudad. No necesitaron radios ni otros aparatos, solo teléfonos con Zello:

-… Hay dos unidades estatales ahí en la (calle) Habaneros con las luces apagadas y con los elementos abajo…

-¿Qué se reporta qué se reporta por la (calle) Zacatecas? ¿Qué se reporta?

-Dos unidades de federales a la altura de Chedraui en el sentido al Periférico.

-¡Alguien que me diga dónde está la mixta (policía conjunta) de la (colonia) Voluntad…! Si ya salió la mixta…

-Aquí pasando autoridades a todo lo que da por la (calle) Quinta… ¡pendientes!

Zello fue creada por Alexey Gavrilov, un ingeniero de 32 años de edad egresado del Instituto de Física y Tecnología de Moscú, radicado actualmente en Austin Texas.

Desde mediados de la década pasada, Gavrilov expresó a sus colegas su inquietud por desarrollar una aplicación que hiciera lo mismo que un radio Nextel pero desde el celular, sin necesidad de otro radio u aparato.

En el 2007 la herramienta nació bajo el nombre de Loudtalks con un éxito moderado debido a la inestabilidad que presentaba y al alto consumo de batería que requería de los teléfonos. Aun así, la idea llamó la atención del inversionista estadounidense Bill Moore quien financió a Gavrilov para relanzar en 2012 la aplicación ya bautizada como Zello.

Disponible gratuitamente para casi cualquier sistema operativo y con la posibilidad añadida de crear “cuartos de charla” donde podían comunicarse grupos de hasta cien personas,  la aplicación se hizo popular aunque su crecimiento también estuvo acompañado de polémica,  sobre todo por su probada utilidad en connotados movimientos sociales del mundo.

En México, aunque poco conocida,  cobró fuerza en ciudades del norte como salvavidas de ciudadanos que alertaban de la presencia de personas sospechosas o situaciones de peligro. Ahora, son los criminales los que también han comenzado a sacarle provecho.

Tamaulipas: Para bien y para mal

El 12 de marzo del 2012 nació el canal de Zello “Reynosafollowfb”, el primero en su tipo en México, y el cual agrupó en ese momento a los activistas de redes sociales en Reynosa que utilizando seudónimos reportaban situaciones de riesgo. Hoy tiene más de 30 mil personas suscritas.

“Fuimos los pioneros en darle esta función social y la mayoría de la gente lo tomó con seriedad. Después surgieron varios canales en otras ciudades del estado, en Saltillo y Torreón y así se popularizó” dijo a Animal Político uno de los fundadores del canal,  quien pidió que su nombre y alias se reservaran por seguridad.

El año pasado los usuarios de la aplicación comenzaron a  notar el surgimiento de algunos canales en donde lo que se reportaba ya no eran situaciones de riesgo, sino el movimiento de las fuerzas armadas y policiales. Algunos parecieron inicialmente una broma, pero en otros realmente se indicaba la posición de fuerzas federales.

Animal Político monitoreó  el jueves 12 de febrero uno de estos canales denominado “Matamoros Reporta!!” Tan solo en  dos momentos, entre las 16:48 horas y 17:03 horas,  y las 19:48 horas y las 20:06 horas, hubo cerca de 90 intervenciones distintas reportando el movimiento de distintas fuerzas del orden en Matamoros.

Los mensajes se caracterizan por usar claves similares a las policiales y de seudónimos para referirse a las fuerzas del orden. En el monitoreo hecho por este medio se captaron voces de hombres y mujeres.

El fundador de “Reynosafollowfb”, entrevistado vía mensajes privados en una de sus redes sociales,  explicó que la actividad en los canales de los halcones, como ocurre en los de denuncia, es variable  conforme al movimiento que haya en el sitio. Los de Matamoros, ciudad que en febrero fue escenario de múltiples bloqueos y enfrentamientos, han sido los más activos en últimos días.

Las ventajas para los delincuentes están a la vista: no hay necesidad de “walkietalkies” reales, ni de radios tipo Nextel, ni de otro artefacto que evidencie a un “halcón” de un ciudadano como cualquiera. Como dijo el activista: Hoy todo mundo tiene un teléfono.

Turquía y Venezuela, de la popularidad al veto

A finales de mayo del 2013 Turquía enfrentó una serie de protestas que iniciaron por el violento desalojo de un grupo de ecologistas en Estambul y terminaron en un masivo movimiento antigubernamental que en varias ocasiones acabó en enfrentamientos con la policía.

En un intento por entorpecer la  organización de los inconformes, el gobierno  del presidente Recep Tayyp Erdogan optó por bloquear el funcionamiento de las redes sociales tradicionales.

Fue en ese contexto donde Zello, una aplicación hasta ese momento poco conocida, cobró fuerza  porque le permitía a los líderes de las manifestaciones coordinarse con sus teléfonos y alertar en tiempo real sobre el movimiento de la policía. En la primera semana de junio del 2013 fue la aplicación más descargada del país de las tiendas virtuales, de acuerdo con el sitio especializado  AppAnie.

Las protestas a favor y en contra de la ocupación rusa en Ucrania, y las movilizaciones en reclamo por las reformas electorales impuestas por Beijing en Hong Kong, fueron los siguientes escenarios donde la aplicación ideada por Gavrilov cobró popularidad, pero en Venezuela es donde resurgió la polémica con el bloqueo directo de la herramienta.

En febrero del 2014, el “walkietalkie virtual” fue utilizado por los organizadores de distintas protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro. En un solo día, Zello reportó más de 150 mil descargas en las tiendas Apple y Android. Poco después, los usuarios notaron dificultades para bajar la herramienta.

Bill Moore, socio de Gavrilov,  dijo entonces a la agencia AP que  los principales proveedores de telefonía móvil e internet de Venezuela,  Movilnet y CANTV, ambos controlados por el gobierno, habían bloqueado el funcionamiento de la aplicación, lo que obligó a usuarios a usar un software extra para romper los candados.

¿Qué es Zello?

Una aplicación que convierte al teléfono en un “walkietalkie”.

¿Cómo funciona?

La interfaz tiene un botón virtual  push to talk (PTT)  que permita comunicarse al presionarlo. Los escuchas son los usuarios que estén en el mismo canal.

https://www.youtube.com/watch?v=35j1Aetdz7g

¿Cómo se instala?

De la tienda virtual se descarga sin costo, la inscripción requiere datos mínimos y un correo electrónico.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Son terribles y muy costosos': cómo una empresa estadounidense quiere reinventar los cementerios

Una empresa en EU se plantea "rediseñar la experiencia del fin de la vida". Para ello está comprando bosques y vendiendo sus árboles a quienes deseen tener sus cenizas esparcidas en un lugar "hermoso", y "menos caro" que los cementerios tradicionales.
9 de julio, 2019
Comparte
Bosque.

Cortesía de Better Place Forests
Better Place Forests considera a los cementerios “terribles” y “costosos”. Apuestan a que el lugar donde enterrar a los seres queridos sea recordado con placer.

Siempre se ha dicho que la muerte es un “negocio redondo”. Las funerarias y los cementerios nunca tendrán que cerrar por falta de clientes.

Parece un área donde no hay mucho que hacer en términos de innovación. A fin de cuentas, cuando una persona muere, las opciones de sus seres queridos son limitadas: a saber, cremar el cuerpo o llevarlo a una tumba.

Pero una empresa start-up en California, EE.UU., piensa que esta manera de “pasar la eternidad” no es solo “terrible” sino “muy costosa”.

“En este país, el precio promedio por enterrar a alguien es US$10.000“, cuenta a BBC Mundo Sandy Gibson, director ejecutivo de Better Place Forests.

Millones de residentes estadounidenses no solo viven con la preocupación por el aumento del costo de la vida; el costo de morirse también está en ascenso desde hace varias décadas.

Según el Departamento de Trabajo de EE.UU., de 1986 a 2017, el precio de los servicios funerarios aumentó en un 227,1%. En este mismo período, por ejemplo, los fabricantes de ataúdes aumentaron sus precios un 230%.

La idea de Gibson para “rediseñar la experiencia del fin de la vida” es esta: comprar hermosos bosques privados y luego venderles a las personas interesadas un árbol que será su lugar de descanso.

Sandy Gibson.

Cortesía de Better Place Forests
Sandy Gibson, director ejecutivo de Better Place Forrest, dice que él mismo ya escogió el árbol donde quiere que rieguen sus cenizas.

Su empresa ofrece a esos clientes una ceremonia en la que las cenizas son mezcladas con fertilizante y luego plantadas en la base del árbol.

“Puedes tener uno privado con nosotros por unos US$2.900. Así que es mucho menos costoso que un entierro tradicional“, explica.

Y lo principal, dice, esta opción tiene la ventaja de saber que vas a descansar en un lugar “hermoso e inspirador”. O, que al recordar a tu familiares y amigos, la imagen que tendrás en la cabeza será mucho más placentera que la de una tumba de cemento.

Gibson nos explica que ya miles de personas han llamado para reservar su árbol. Que estas familias están “entusiasmadas” con la idea, aunque suena extremadamente raro pensar que a alguien le parezca atractiva la idea de planificar su propia muerte o la de otra persona.

Banco para visitantes.

Cortesía de Better Place Forests
Los bosques de Better Place Forests contarán con bancos y centros para visitantes.

En el sitio oficial de la empresa aparecen los testimonios de algunos de esos clientes.

“Decidí que el bosque será el lugar para mí y mi familia”, escribió Lawrence Walters. Mientras otra persona llamada Pacia Dewald dijo que “el proceso de seleccionar un árbol fue profundamente espiritual, así como divertido”.

Los clientes de la start-up, dice Gibson, tienen una edad promedio de 60 años.

Morir no es gratis

La compañía ha comenzado por adquirir bosques en dos localidades de California (Point Arena y Santa Cruz), pero el plan es expandirse hacia otros estados del país.

Como en muchos otros lugares del mundo, morirse no es gratis. Incluso si has escogido descansar en un árbol.

Hay cuatro tipos de árboles para escoger: secuoyas (“elevadas y antiguas”), madroños (“impactantes y expresivos”), tanoaks (“peculiares y bondadosos”) y abetos (“señoriales y reverentes”).

Varían en tamaño y locación —algunos gozan de vista a un lago o al mar, por ejemplo— y en función de estos factores pueden llegar a costar hasta alrededor de US$30.000.

Centro de visitantes.

Cortesía de Better Place Forests
Gibson asegura que la iniciativa de su empresa es también un esfuerzo por la preservación de los bosques.

Aquellos que deseen pagar menos y no tengan problemas con ser esparcidos junto a extraños, por US$970 la compañía deposita las cenizas en un árbol comunitario.

Una vez que estas han sido plantadas en el árbol, se le coloca en la base una placa metálica dorada con el nombre del fallecido, que sería el equivalente a una lápida de cementerio.

Los árboles más grandes sirven para familias de cuatro a 12 personas. Si deseas ubicar varias personas en uno más pequeño y económico, lo que tienes que hacer es comprar el derecho de regar las cenizas ahí y hacer la ceremonia”.

En caso de que un árbol muera, la compañía promete reemplazarlo con otro, plantándolo justo en el mismo lugar.

Durante la ceremonia de esparcimiento, las cenizas son mezcladas con tierra local y agua, con el objetivo de “rebalancear el ph de esas cenizas, para que las bacterias en el suelo las descompongan”. Esa mezcla le servirá de nutriente al árbol.

“De lo que se trata la ceremonia es de crear un momento donde las personas vean a su ser amado retornar a la tierra y convertirse en parte del ciclo de la vida. De esta manera cuando piensen es ella pensarán en ese momento final: en las hojas, los árboles, el viento”, comenta el emprendedor estadounidense.

En nombre de la conservación

Better Place también está vendiendo la idea como una manera de conservar los bosques, pues la empresa garantiza un mecanismo legal para que, una vez adquiridos, no puedan ser usados como zonas de desarrollo en el futuro.

“Cuando una persona compra un árbol, está contribuyendo a que nosotros podamos preservarlo para siempre”, dice Gibson.

Y es que el empresario entiende que si a través de este negocio se pueden proteger los bosques de manera permanente, “eso es algo que cualquiera que se dedique a causas medioambientales verá como positivo”.

Árbol.

Cortesía de Better Place Forests
Sandy Gibson: “Yo tuve que pensar en la muerte desde una edad muy temprana, por desgracia. Tenía 10 años cuando murió mi padre y 11 cuando murió mi madre”.

Pero al menos una organización ambientalista consultada por BBC Mundo expresó preocupación por el hecho de que compañías privadas como esta usen el “pretexto” de la conservación ambiental como justificación para la expansión corporativa.

Los esfuerzos privados de conservación rara vez, si acaso, han tenido éxito a largo plazo.

“En cambio, a menudo terminan desplazando a comunidades indígenas y locales de sus tierras tradicionales“, comenta Emma Rae Lierley, portavoz de la organización ambientalista Rainforest Action Network.

Lierley señala que las comunidades indígenas y locales fuertes y bien organizadas son algunas de las mejores defensas contra la expansión empresarial en los bosques nativos.

“De hecho, no es una coincidencia que el 80% de la biodiversidad del mundo se encuentre en tierras administradas por pueblos indígenas, a pesar de que solo poseen el 25% de la reserva mundial de tierras”.

Para la ambientalista, cualquier esfuerzo de preservar los bosques necesita “un cambio de paradigma audaz e inmediato, que se aleje de un enfoque basado en los productos y se centre en el valor inherente de los ecosistemas prósperos”.

Pensando en la muerte desde niño

Gibson confiesa que la idea de reinventar los cementerios no se le ocurrió por casualidad.

Él mismo tuvo que pensar en la muerte desde niño. Su padre murió cuando tenía 10 años y su madre al cumplir los 11.

Pacific Mandrone

Cortesía de Better Place Forests
Los interesados visitan el bosque de su preferencia para escoger el árbol que sea más afín a su personalidad.

“Mi madre fue una mujer hermosa e inspiradora y el final de su historia de vida fue en una tumba oscura de piedra, en un cementerio. Así no es como yo quisiera recordarla”, cuenta.

“Cuando pienso en ella quiero pensar en algo hermoso, pero lo que recuerdo es su tumba”.

Gibson, de 36 años, dice que está consultándolo con su familia, pero que también tiene intenciones de trasladar los restos de sus padres a un lugar en el bosque.

Y asegura haber elegido una secuoya como su propio destino final. Es un árbol frondoso que da a un lago y que, en cuanto lo vio, supo que era el sitio que quería.

“Hay algo increíblemente reconfortante en el hecho de que puedas controlar el final de tu historia”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kGxskMQ5l3E

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.