close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial
Así es como los partidos eligen a sus candidatos: sin participación de los militantes
Aunque los partidos políticos tienen reglas para elegir candidatos y están obligados a realizar un proceso interno de selección, los líderes eligen sin tomar en cuenta a los militantes.
Especial
Por Tania L. Montalvo
18 de marzo, 2015
Comparte
Partidos politicos

La elección de candidatos es la principal causa de conflictos intrapartidistas.

El 90% de las candidaturas para diputados y senadores fueron decididas por los dirigentes de cada partido sin que los militantes tuvieran alguna participación.

Ni siquiera la obligación legal de contar con un “proceso de selección interna” para definir a los candidatos ha forzado a los partidos a modificar esta práctica.

Por esto mismo, las candidaturas siempre recaen en dirigentes partidistas, representantes de grupos económicos o de poderes fácticos, en caciques locales, familiares o colaboradores de dirigentes o gobernadores, o en personas sin mérito o trayectoria política conocida, concluye el informe Participación y Reciprocidad en los Partidos Políticos Mexicanos que este martes 17 de marzo dio a conocer la Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, Incide Social, A.C.

El reporte muestra cómo estas malas prácticas provocan que la elección de candidatos sea la principal causa de conflictos intrapartidistas.

Según los datos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la mayoría de los juicios para la protección de los derechos políticos-electorales de ciudadanos están vinculados a la elección de candidatos: mil 437 sólo en 2012, en la última elección federal y motivo del informe.

“El abuso de estas prácticas antidemocráticas viola los derechos de la militancia y de la ciudadanía para acceder a cargos de elección popular restringiendo los espacios de acceso al poder a los más influyentes, mediante el incumplimiento de la normatividad federal e interna de los partidos políticos respecto a garantizar procesos de elección democráticos y con equidad”, concluye el informe.

El Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) obliga a contar con un procedimiento de selección interna, pero, además, esta también es una regla de todos los partidos políticos, o al menos de los que tenían registro en 2012: PRI, PAN, PRD, PVEM, PT, Movimiento Ciudadano y Panal.

Entre los hallazgos de este informe están que de esos siete partidos, en la última elección federal sólo el PAN sometió 293 de 596 candidaturas al voto libre y secreto de su militancia. Los otros partidos optaron por métodos indirectos: el PRI por asambleas de delegados y comisión política permanente; el PVEM por su Consejo Político Nacional —integrado por 30 dirigentes políticos—; el PRD por un consejo nacional, integrado por delegados y dirigentes partidistas, de cerca de 300 personas; el PT y Movimiento Ciudadano por una convención nacional electoral, integrada por poco más de 100 personas; y el Panal en sus consejos políticos estatales y nacionales.

Precandidatos únicos

Por la falta de procesos internos, los partidos impulsan en su mayoría precandidaturas únicas.

“En el proceso electoral 2011-2012 se detectó que de las 257 candidaturas a diputaciones de mayoría relativa que debía elegir el PRI, sólo en 11 se registró más de una precandidatura. En el caso del PVEM, de las 145 candidaturas de mayoría relativa que se debían elegir, sólo en los distritos 3 y 8 de Chiapas se registraron cuatro y dos precandidaturas, respectivamente. Mientras que, de las 51 candidaturas a senadurías de mayoría relativa, en todas se registró una sola precandidatura”.

El informe de Incide Social A.C. destaca que el PRD fue el partido con más precandidaturas registradas en 2012 para legisladores federales, pero la mayoría de éstas no fueron parte de la lista de candidatos que se presentó ante el Instituto Federal Electoral. Al final, el partido se presentó a las urnas con otros postulados: 47 de las 181 personas que encabezaron las candidaturas no se inscribieron en el proceso de selección interna.

Los derechos de los militantes no sólo se violan con estos procesos poco transparentes, sino que ningún partido reconoce explícitamente que los ciudadanos inscritos en sus filas tienen derecho a participar en la elaboración y aprobación de la plataforma política o estatutos.

“Ningún partido tomaba en cuenta a la militancia ni a la ciudadanía para la definición y modificación de sus documentos básicos (declaración de principios, programa de acción y estatutos), la elaboración de sus plataformas electorales o la determinación de posiciones políticas. Son aislados los casos en los que se consulta a las militancias”.

La conclusión del informe es que en México no existe un marco normativo que garantice que los militantes de cada partido político tengan una participación efectiva y que ello derive en una correcta elección de candidatos vinculados a la ciudadanía.

“Por esto militancia y ciudadanía no encuentran condiciones de certeza, imparcialidad, transparencia y equidad en el acceso a candidaturas de elección popular o, en su caso, a puestos de dirección partidista; y mucho menos la posibilidad de participar en los procesos de modificación de los documentos básicos o de la adopción de posiciones políticas, porque estas decisiones son determinadas exclusivamente por las cúpulas partidistas, conformadas por grupos de funcionarios y líderes que actúan en función de sus intereses y los del grupo al que pertenecen; y no en función de los interés de los militantes, simpatizantes y ciudadanos que sostienen con su apoyo a los partidos políticos”.

A continuación puedes consultar el informe íntegro de Incide Social, A.C.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Qué ventajas puede tener el exceso de grasa corporal para un boxeador como Andy Ruiz
El mexicano-estadounidense Andy Ruiz parecía no estar en muy buena forma antes de la pelea en la que derrotó por sorpresa al favorito de los pesos pesados Anthony Joshua.
Getty Images
4 de junio, 2019
Comparte

Imagínate convertirte en el campeón mundial de pesos pesados en el Madison Square Garden de Nueva York tras noqueando a una superestrella del boxeo que nunca había sido noqueada… y que aún así te digan gordo.

Pues es lo que le pasó al mexicano-estadounidense Andy Ruiz, quien esta semana sorprendió al mundo del boxeo al derrotar al británico Anthony Joshua por KO técnico.

Ambos se enfrentaron el pasado sábado y el favorito no era precisamente el mexicano-estadounidense que acabó ganando la pelea.

Tuvo que aguantar de todo por parte de los aficionados y del equipo de su oponente ya desde días antes.

Pero también mientras se realizaba el pesaje oficial.

Mientras Joshua mostraba un cuerpo extremadamente trabajado con sus marcados músculos, Ruiz aguantaba todo tipo de comentarios sobre los kilos de más.

Los seguidores del británico se burlaban de Ruiz, como se burlaban hace 15 años de él los niños en el colegio.

El cara a cara de los dos boxeadores, uno de formas redondas (121 kilos, 1,88 m) y el otro alto y musculoso (110 kilos, 1,98 m) acentuó más la idea.

Pero sin inmutarse, Ruiz respondió a sus críticos antes del combate: “Soy rechoncho y corto, pero rápido como un rayo”.

Así que con todo este ruido previo, la asombrosa victoria de Ruiz contra Joshua, en posesión de cuatro cinturones de campeón de los pesos pesados de cuatro asociaciones (IBO, WBA, IBF y WBO), parece la revancha de alguien del que te burlaste por tener unos kilitos de más.

Para el ojo inexperto, el púgil mexicano sin duda parecía no estar en forma.

Las repeticiones a cámara lenta de algunos de sus golpes subrayaron su flácido torso.

Pero en la BBC nos preguntamos cómo toda esa grasa puede realmente ayudar en este tipo de deporte.

“En un deporte como el boxeo entre pesos pesados, ciertamente hay escenarios en los que tener grasa corporal de más puede ser beneficioso”, dice el nutricionista deportivo Mayur Ranchordas.

Este doctor ha trabajado con boxeadores profesionales como Gavin y Jamie McDonnell y con otros deportistas como el buzo Tom Daley.

Ranchordas afirma que lo primero es reconocer el delicado equilibrio entre músculo, grasa y estado físico.

“Cuando entrenamos atletas, lo primero que hacemos es medir la composición de su cuerpo: la cantidad de masa muscular y la cantidad de grasa que tienen”, explica Ranchordas.

“Si quieres convertirte en un buen ciclista, la grasa corporal adicional no sirve de nada porque ese peso que no se traduce en rendimiento. Pero en el boxeo si”, aclara.

“Si pesas 20 kilos más, incluso aunque ese peso provenga de la grasa, tu oponente va a sentir mucho más tus golpes”.

Así que básicamente, el peso extra en boxeo puede aumentar la potencia.

Por supuesto, esta afirmación tiene un matiz: la aptitud física y la agilidad con la que cuenta el deportista.

“Si tienes grasa corporal adicional, tu frecuencia cardíaca será más alta y tendrás que utilizar más energía para moverte”, explica.

Antes de una pelea, los boxeadores van a campos de entrenamiento donde, por lo general, el objetivo es perder grasa y aumentar la masa muscular.

Para tonificar, básicamente.

Pero Ranchordas dice que, mientras un atleta esté lo suficientemente en forma para soportar el peso adicional, la grasa puede ser útil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=Cy_BvY0qa1c

https://www.youtube.com/watch?v=JqmVdgPef-M

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.