Qué pasa cuando dejamos de escuchar música
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Qué pasa cuando dejamos de escuchar música

En esta cuaresma, un científico se retó a un ayuno musical para ver qué pasa cuando excluimos algo tan ubicuo y emotivo de nuestra vida. Aquí nos cuenta cinco cosas que descubrió.
29 de marzo, 2015
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

¿Es posible vivir sin música? Eso se preguntó el científico británico Trevor Cox y se propuso encontrar la respuesta durante este período en el que los cristianos guardan la cuaresma.

Los 40 días que van desde el Miércoles de Ceniza hasta Jueves Santo, según explica Catholic.net, son “un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual”.

Y es esa penitencia la que nos ocupa, o más bien a Cox quien, en vez de hacer una sola comida fuerte al día y abstenerse de comer carne, se sometió a un ayuno musical.

Todo un reto para alguien que toca saxofón a diario y es profesor de ingeniería acústica en la Universidad de Salford. ¿Por qué hacerlo?

No por motivos religiosos, dice, sino para explorar cómo nos afecta la omnipresencia de la música en las sociedad moderna.

Estos son los primeros descubrimientos de su desafío, contados por él mismo.

1.- Mi rockola interior se disparó

Prácticamente todos oímos música dentro de nuestras cabezas. Al comienzo de este experimento yo me sentí inundado de imaginería musical.

En inglés, a las melodías repetitivas que se quedan “pegadas” en el cerebro se les llama “earworms” (parásitos de oído), y las mías son una mezcla estrafalaria que incluye el tema de la película Airplane!(“¡Aterriza como puedas!”), Eine kleine Nachtmusik (pequeña serenata nocturna) de Mozart y fragmentos de la música de saxofón que suelo tocar.

Este bombardeo interior de melodías pegadizas se mantuvo durante los primeros días del ayuno y luego se calmó gradualmente hasta estabilizarse en algo más normal.

Victoria Williamson, experta en psicología de la música de la Universidad de Sheffield, Reino Unido, me contó que algunas personas que hacen retiros de silencio tienen una reacción similar.

Cuando eliminé la música de mi vida, mi cerebro lo compensó creando una imaginería musical excesiva.

2.- Deseaba desesperadamente tararear 

Durante los primeros días, tuve que esforzarme para no cantar mi música interior, especialmente con semejante remolino de melodías en mi cabeza.

Mientras andaba en bicicleta por Salford o hacía cosas en casa, mientras escribía en mi oficina… A lo largo del día estaba desesperado por externalizar el sonido.

En un momento en que dejé escapar unas notas accidentalmente, también percibí cuánto más placentero era que sólo imaginar la melodía en mi cabeza.

Boris Kleber y sus colegas han investigado la diferencia entre el canto imaginado y el manifiesto.

Para ello le pidieron a cantantes clásicos que interpretaran la primera línea del aria de bel canto “Caro Mio Ben” de Tommaso Giordani en un tomógrafo.

Y observaron varias diferencias en las áreas del cerebro que se activaban dependiendo de si los sujetos imaginaban o realmente cantaban la canción.

Mi sospecha es que esas pocas notas vocalizadas me parecieron más agradables porque el estímulo musical es más potente al involucrar más partes del cuerpo.

3.- Hay gente a la que no le gusta la música

Después de una semana sin música comencé a sentirme muy cansado y aburrido.

La razón podría ser que me estaba perdiendo la capacidad que tiene la música para estimular los centros cerebrales de placer.

Hay personas, sin embargo, que no parecen sentir el mismo efecto cuando escuchan una melodía, aunque puedan oírla y percibirla perfectamente.

Un estudio de la Universidad de Barcelona publicado el año pasado llegó a la conclusión de que hay gente que no disfruta de la música.

Los investigadores le pusieron un nombre a esta condición: anhedonia musical.

En una parte del estudio los científicos les hicieron oír piezas musicales a los participantes y en otra los hicieron jugar un juego que tenía recompensas económicas.

Así observaron que las personas con anhedonia musical obtenían placer del juego pero no de la música, lo que indica diferencias en la forma en que se accede a los centros del placer del cerebro en comparación con la mayoría de la gente.

4.- La única forma de evitarla del todo es ser un hermitaño

Es imposible evitar la música por completo y llevar una vida normal.

Durante mi ayuno escuché por todas partes fragmentos de canciones que se colaban desde los auriculares de las personas que me cruzaba en la calle, de la música que salía de las tiendas y del sonido distante de mis hijos practicando sus instrumentos.

Los tapones de oídos pueden detener algo del sonido, no son del todo efectivos cuando la música suena demasiado fuerte.

Para resolver este problema llevo en mi reproductor de mp3 una grabación de ruido estruendoso. Este sonido es muy eficaz si se oye con auriculares internos.

Pero la única manera de no escuchar ni el más mínimo fragmento de música sería oír este ruido todo el día, algo que imita de forma alarmante las técnicas de privación sensoriales por las que la CIA ha sido cuestionada.

Así que si alguien quiere hacer un experimento que incluya no escuchar nada de música, deberá encontrar un remoto espacio de reclusión y desconectarse de toda la tecnología.

5.- La música es tan ubicua que se ignora fácilmente

He entrado en cafés y en áreas de recepción de distintas oficinas y a veces me ha tomado varios minutos notar que sonaba música.

No tenemos párpados en los oídos y no hay un equivalente auditivo a apartar la mirada.

Nuestro sistema auditivo está constantemente recogiendo sonidos y nuestro cerebro tiene que decidir cuáles son importantes y merecen atención y cuáles pueden ser ignorados sin peligro.

Algo ruidoso y abrupto, como el chillido de los frenos de un automóvil, capta la atención inmediatamente para que podamos luchar o huir.

Cuando escuchamos algo menos amenazante, como un sutil fondo musical, nuestro cerebro decide si deberíamos percibirlo de forma consciente o no.

A menudo la música suena tan baja en los lugares públicos que si yo estaba concentrado en otra cosa –como en qué sándwich comprar en un café– mi cerebro no la registraba.

Cuando me daba cuenta, tenía que irme a toda velocidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: 8 gráficos que muestran el número de casos y muertes y qué países están vacunando más

Usa estos mapas y visualizaciones interactivas para informarte sobre la situación de la covid-19 en el mundo y en la región.
4 de septiembre, 2021
Comparte

La covid-19 continúa propagándose por el mundo, con casi 220 millones de casos confirmados y 4.5 millones de muertos en cerca de 200 países.

Estados Unidos, India y Brasil han tenido el mayor número de casos confirmados, seguidos de Reino Unido, Rusia y Francia.

Pocos lugares se han salvado.

Click here to see the BBC interactive (Da click para ver el interactivo) 

En la tabla de abajo, puedes ordenar los países por muertes, índice de muertes y casos totales. En las barras coloreadas de la derecha, los países en donde los casos han aumentado a más de 10,000 por día tienen unas barras negras en las fechas relevantes.

Click here to see the BBC interactive (Da click para ver el interactivo) 

Short presentational grey line

BBC

Los casos confirmados han estado aumentando considerablemente desde mediados del año pasado, pero el verdadero alcance del primer brote en 2020 no está claro porque las pruebas no estaban ampliamente disponibles en ese momento.

El caso número 100 millones de covid-19 se registró a fines del pasado enero, aproximadamente un año después del primer caso diagnosticado oficialmente del virus.

Gráfico

BBC

Las muertes también han estado aumentando; sin embargo, las cifras oficiales pueden no reflejar completamente el número real en muchos países.

Los datos sobre el exceso de muertes, una medida de cuántas personas más están muriendo en comparación con los años anteriores, pueden dar una mejor indicación de las cifras reales.

Short presentational grey line

BBC

¿Dónde sigue siendo alto el número de casos?

El número de casos diarios es estable o está disminuyendo en la mayoría de las regiones.

Gráfico

BBC

El continente asiático, epicentro inicial de la pandemia, ha visto un leve aumento de casos en las últimas semanas.

En India, el número de nuevos casos diarios ha disminuido recientemente. En cuanto a muertes por covid-19, el número oficial es de casi 440.000 y ha registrado alrededor de 33 millones de casos, solo superado por Estados Unidos.

Europa ha visto un aumento en los casos impulsados ​​por la variante delta, mientras que en países de Medio Oriente han sufrido brotes graves del virus, como es el caso de Irán.

Israel, a pesar de su programa de vacunación exitoso, ha experimentado un aumento en los casos diarios.

África ha registrado casi ocho millones de casos y casi 200.000 muertes, pero no se conoce el verdadero alcance de la pandemia en muchos países africanos, ya que las tasas de pruebas son bajas.

Estados Unidos, el país con más muertes

EE.UU. ha contado casi 40 millones de casos y más de 643.000 muertes, las cifras más altas del mundo.

El número de casos diarios en EE.UU. cayó en mayo y en junio, pero está aumentando nuevamente a medida que la variante delta se convierte en la principal en circulación.

Gráfico

BBC

¿Qué está pasando en América Latina?

En la región, Brasil ha registrado casi 21 millones de casos, más de 580.000 muertes, la segunda cifra oficial de muertes más alta del mundo.

México ha tenido el cuarto número más alto de muertes en el mundo, con más de 260.000, y después de otro aumento en los casos, las cifras están comenzando a caer nuevamente.

Perú ha visto casi 200,000 muertes, el número más alto de muertes por tamaño de población: más de 600 muertes por cada 100.000 personas.

Gráfico

BBC

¿Dónde se ha vacunado más?

De los 196 países y territorios que administran vacunas y publican datos de inoculación, 67 son naciones de ingresos altos, 103 son de ingresos medios y 26 de ingresos bajos.

El siguiente mapa, que utiliza cifras recopiladas por Our World in Data -una colaboración entre la Universidad de Oxford y una organización benéfica educativa- muestra el número total de dosis administradas por cada 100 personas, en su mayoría primeras dosis.

Click here to see the BBC interactive (Click para ver el interactivo)

En general, China e India han administrado el mayor número de dosis, con más de dos mil millones y casi 670 millones respectivamente. Estados Unidos ocupa el tercer lugar, con más de 372 millones.

Pero al desglosar las cifras por dosis por cada 100 personas en países con una población de al menos un millón, Emiratos Árabes Unidos, Uruguay e Israel encabezan la lista.

Gráfico

BBC

La mayoría de los países están dando prioridad a los mayores de 60 años, los trabajadores de la salud y las personas clínicamente vulnerables.

Algunos países cuentan con más dosis de vacunas de las que necesitan sus poblaciones, mientras que otros países de ingresos más bajos confían en un plan global conocido como Covax, que busca garantizar que todos los países en el mundo tengan acceso a una vacuna.


Sobre estos datos

Los datos utilizados en esta página provienen de una variedad de fuentes. Incluye cifras recopiladas por la Universidad Johns Hopkins, datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, gobiernos nacionales y agencias de salud, así como datos de la ONU sobre poblaciones.

Cuando se compraran cifras de diferentes países es importante tener en cuenta que no todos los gobiernos están registrando los casos y muertes por coronavirus de la misma manera. Esto dificulta las comparaciones homogéneas entre países.

Otros factores a considerar incluyen: diferentes tamaños de población, el tamaño de la población anciana de un país o si un país en particular tiene una gran cantidad de su población viviendo en áreas densamente pobladas. Además, los países pueden estar en diferentes etapas de la pandemia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.