La cifra de muertos por el terremoto en Nepal ya supera los 3 mil 200
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

La cifra de muertos por el terremoto en Nepal ya supera los 3 mil 200

El terremoto de magnitud 7.8 que también dejó víctimas en Bangladesh, India, Tíbet y el monte Everest tomó al mundo por sorpresa.
AP
Por AP
27 de abril, 2015
Comparte
Rescatistas identifican cuerpos hallados bajo las ruinas de la iglesia Sitapyla en Katmandú, Nepal,

Rescatistas identifican cuerpos hallados bajo las ruinas de la iglesia Sitapyla en Katmandú, Nepal,

La cifra de víctimas por el terremoto de Nepal subió a 3.218 personas el lunes 27 de abril, dos días después del potente terremoto que arrasó este país del Himalaya, dejando a decenas de miles de residentes atemorizados y durmiendo en las calles.

Grupos de ayuda recibieron las primeras informaciones sobre remotas aldeas de montaña; reportes que sugieren que muchas de ellas cerca del epicentro quedaron enterradas bajo los aludes de piedras.

Los deslaves impidieron que los equipos de rescate que tratan de usar los caminos en la montaña llegar a quienes requieren ayuda, dijo Prakash Subedi, jefe de distrito en la región Gorkha, lugar del epicentro del sismo.

“Aldeas como esta se ven afectadas rutinariamente por aludes, y no es inusual que aldeas completas de 200, 300 y hasta 1.000 habitantes queden completamente enterradas tras la caída de rocas”, aseguró el socorrista Matt Darvas en un comunicado de su grupo, World Vision. “Es probable que el helicóptero sea la única vía para acceder a esos pueblos remotos”.

El terremoto del sábado, de magnitud 7.8, sembró el terror en Katmandú, en localidades más pequeñas e incluso en las laderas del monte Everest, donde provocó una avalancha que enterró parte del campamento base lleno de escaladores extranjeros listos para intentar hacer cumbre en el pico más alto del mundo.

El subinspector general de la policía, Komal Singh Bam, dijo el lunes que el número de víctimas subió a 3.218 personas pero no ofreció más detalles. Hasta el momento se han confirmado 18 muertos en la avalancha del Everest y otras 61 personas fallecieron en la vecina India. China reportó 20 muertes en Tíbet.

El administrador jefe del distrito de Katmandú, Ek Narayan Aryal, dijo que el lunes se estaban entregando tiendas de campaña y agua en 10 puntos en la ciudad, pero que las réplicas elevaron el nivel de nerviosismo de la población.

“Ha habido casi 100 terremotos y réplicas, que están dificultando las labores de rescate. Incluso los rescatistas tienen miedo y huyen de ellas”, explicó.

Por temor a que ocurrieran nuevos sismos, decenas de miles de personas atestaron durante el día las calles y durmieron durante la noche en parques o en un campo de golf. Otros acamparon en plazas al aire libre entre edificios agrietados y pilas de escombros. Se escuchaba periódicamente el sonido de las aspas de un helicóptero cuando las aeronaves sobrevolaban la zona.

“No nos sentimos para nada seguros. Ha habido muchas réplicas. No paran”, declaró Rajendra Dhungana, de 34 años, que pasó el día con la familia de una sobrina a la que incineraron en el Templo Pashuputi Nath en Katmandú.

La capital nepalí se compone de una colección de pequeños y mal construidos edificios de apartamentos. Sin embargo, fuera de los vecindarios más viejos, muchos en Katmandú estaban sorprendidos por la manera en que algunas estructuras modernas se derrumbaron en el terremoto.

Trabajadores de emergencias advirtieron también de que la situación podría ser mucho peor cerca del epicentro. El Instituto Geológico de Estados Unidos dijo que el foco del sismo estuvo cerca de Lamjung, a unos 80 kilómetros (50 millas) al noroeste de Katmandú.

El temblor fue el peor de los registrados en el país en más de 80 años. Destruyó áreas completes en los vecindarios más antiguos de la capital y fue lo suficientemente fuerte como para hacerse sentir en partes de India, Bangladesh, la región china de Tíbet y en Pakistán.

Hasta el momento el peor sismo en la historia nepalí era el de 1934, de magnitud 8,0 y que destruyó casi por completo las ciudades de Katmandú, Bhaktapur y Patan.

Los rescatistas ayudados por equipos internacionales pasaron el domingo retirando el escombro de los edificios —planchas de concreto, ladrillos, vigas de hierro y madera— en busca de sobrevivientes. Debido a que el aire estaba saturado de blancuzco polvo de concreto, muchas personas usaron cubrebocas o se ataron pañuelos en sus rostros.

En el vecindario de Kalanki, en el oeste de la capital, muchos observaban nerviosos el lento avance de la única excavadora que retiraba los escombros de la derribada pensión Lumbini, que una vez fue un hospedaje económico de tres plantas.

La mayoría de las zonas estaban sin electricidad y agua. Naciones Unidas dijo que los hospitales en el valle de Katmandú estaban abarrotados y quedándose sin suministros de emergencia y espacio para almacenar los cadáveres.

Solo vendedores de fruta y farmacias parecían hacer negocio en la capital, con la mayoría de tiendas cerradas luego de que el gobierno declarase un periodo de recuperación de una semana.

Los primeros países que respondieron a la tragedia fueron los más próximos — India, China y Pakistán. Otros enviaron equipos y ayudas el domingo, incluyendo Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Polonia, Italia, Israel y Singapur.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Brasil: camioneros bloquean carreteras en 26 estados del país para protestar por derrota de Bolsonaro

Las manifestaciones no tienen un liderazgo claro ni el apoyo de todos los camioneros, algunos de los cuales respaldan a Lula y están en contra de las protestas.
1 de noviembre, 2022
Comparte

Poco después de que este domingo se confirmara la victoria de Luiz Inácio Lula da Silva en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil frente a Jair Bolsonaro, grupos de camioneros bolsonaristas y otros simpatizantes del actual mandatario comenzaron a cerrar carreteras.

Hasta la noche de este lunes, se habían registrado 342 protestas -con bloqueos parciales o totales- en los 26 estados del país, reportó la Policía Federal de Carreteras (PRF, por sus siglas en portugués).

Los estados con más bloqueos son Santa Catarina (48), Rio Grande do Sul (43) y Mato Grosso do Sul (42).

Las autoridades han comenzado a tomar acciones, luego de que las protestas de los transportistas interrumpieran el tránsito durante más de 12 horas en algunas zonas del país.

Reestableciendo la normalidad

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, ordenó el lunes a la policía que comenzara a levantar los bloqueos de las carreteras y demás vías públicas.

Vista área de uno de los bloqueos

Reuters
Uno de los bloqueos registrados en las últimas horas en el estado de Mato Grosso, uno de los grandes productores de granos del país.

La instrucción la giró el funcionario en respuesta a una demanda presentada por la Confederación Nacional de Transportes (CNT), en la cual advirtió que la Constitución ciertamente reconoce el derecho a la protesta, pero advirtió que el mismo no puede ejercerse “de forma abusiva y amenazando la protección de los derechos y libertades de los demás”.

De Moraes dejó en claro que si a partir de la medianoche de este martes los camioneros no cumplían sus instrucciones entonces serán multados con 100.000 reales por hora (US$ 19.305).

Pero el juez no solo tomó medidas contra los manifestantes, sino también contra la policía. Así tras asegurar que hubo “omisión e inercia” por parte de la PRF el presidente del TSE amenazó con imponerle también una multa de 100.000 reales al director del organismo, Silvinei Vasques, y con destituirlo en caso de que no cumpla su orden.

“La posición del presidente determinará el rumbo de las protestas”

Janderson Maçanero, un camionero de Itajaí (Santa Catarina) que participa en las protestas, dice que en su ciudad apenas 20% de los manifestantes son camioneros y que el resto son ciudadanos de diferentes profesiones.

Protesta de seguidores de Bolsonaro.

Reuters
Neumáticos quemados son utilizados para bloquear las rutas.

Lo que está planteado, la no aceptación del nuevo presidente, es distinto del objetivo de otras protestas en las que participó el camionero, como en 2014, cuando se hizo un paro para reclamar una baja en los precios de los combustibles, y en 2019, cuando exigían la contratación directa de los camioneros sin intermediarios.

También asegura que las protestas no tienen un liderazgo directo ni un reclamo específico.

Algunos, por ejemplo, defienden un golpe de Estado militar -que dice que no es su caso-, pero todos tienen en común el rechazo a Lula y la no aceptación de la victoria del Partido de los Trabajadores (PT) en las elecciones.

“Es la posición del presidente la que va a determinar el rumbo de las protestas. Estamos esperando que hable. O Bolsonaro va a la guerra, o desaparece de la escena política, porque entonces es no el líder que pensábamos”, expone.

Dice que “ir a la guerra”, para él, es no aceptar el resultado, pero no describe exactamente cómo podría desarrollarse esto, ya que él mismo aclara que no apoya un golpe militar. Dice que espera que el presidente anuncie la solución.

Janderson Maçanero, camionero de Itajaí (Santa Catarina).

Archivo personal
Janderson Maçanero, camionero de Itajaí (Santa Catarina).

Agrega que la aceptación de los resultados por parte de Bolsonaro sería una decepción para él y muchos de sus colegas.

Sobre cuánto podría durar el paro, explica que “el tiempo es relativo” para los camioneros: “Aquí estamos en casa. Nuestro camión tiene un lugar para comer, un lugar para dormir… Esta es nuestra rutina diaria”.

“Creo que no habrá dificultad en negociar con el gobierno de Lula”

Wanderlei Dedeco, un camionero de Curitiba (Paraná), que actúa como “asesor” de los líderes de los camioneros, según su propia descripción, está en contra de las huelgas y dice que hasta el comienzo del día no creía que las protestas durarían mucho tiempo, pero ya comenzó a ver el escenario con “otros ojos”.

“Las manifestaciones están creciendo rápidamente y no hay una intervención inmediata de la PRF como ha habido en otras ocasiones. Además, la demora de Bolsonaro en pronunciarse puede contribuir a la propagación de las protestas“, apunta.

Wanderlei Dedeco, camionero de Curitiba, Paraná

Archivo personal
Wanderlei Dedeco, camionero de Curitiba, Paraná

“Las protestas están siendo hechas por camioneros enojados, que no aceptan perder, y por empresarios que creen que perderán algo con el gobierno de Lula. Pero la democracia estuvo presente ayer, así es cómo funciona el juego”, dice.

A pesar de las protestas, hay representantes de los camioneros que creen que existe la posibilidad de diálogo con el gobierno de Lula.

Dedeco fue uno de los líderes de la huelga de camioneros de 2018 y, a diferencia de los camioneros activos en estas protestas, apoyó a Lula en la segunda vuelta de las elecciones.

Protesta de seguidores de Bolsonaro.

Diego Vara/Reuters
A pesar de las protestas, hay representantes de los camioneros que creen que el gremio tiene posibilidades de dialogar con el gobierno de Lula.

Yo una vez fui crítico del PT y de Lula, creía en el Lava Jato. Pero si el Supremo Tribunal Federal no lo condenó, ¿quién soy yo para hacer eso? Yo voté por Lula y ahora quiero verlo gobernar. Puedes estar seguro de que lo voy a criticar, a diferencia de los bolsonaristas que estaban ‘deificando’ a Bolsonaro y aceptaban todo lo malo que hacía”, afirma.

En su opinión, los camioneros tienden a beneficiarse de la elección de Lula: “Con el gobierno de Bolsonaro no había condiciones para sentarse a negociar. El gobierno de Lula siempre ha sido más democrático, abierto a escuchar lo que estaba bien y lo que no. Creo que no tendremos dificultad en negociar con el gobierno de Lula”, opina.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.