close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Yucatán: El proyecto que explora el cráter del meteorito que acabó con los dinosaurios

Luego de 21 años investigaciones que han incluido mapeos, estudios satelitales, proyecciones ecográficas, además de perforaciones, toma de muestras, análisis de las rocas y capas de suelo extraídos principalmente en el territorio del estado de Yucatán, la siguiente fase del proyecto está en el mar: lo más cercano al centro del cráter.
Por Luis Castrillón
5 de abril, 2015
Comparte

Bajo el lecho marino en la costa de Yucatán, a kilómetro y medio de profundidad entre las rocas, científicos de una decena de países continuarán buscando indicios que permitan entender mejor algunas de las condiciones que favorecieron la evolución del planeta tal como lo conocemos, incluyendo el surgimiento y evolución de los seres humanos.

La búsqueda no implica encontrar un elemento específico que haya detonado la aparición de algunos seres vivos tal como eran o son ahora, sino de identificar con certeza los procesos que ocurrieron en la Tierra luego de que un meteoro de cerca de 14 kilómetros de diámetro chocara en la zona donde ahora se encuentra la Península de Yucatán.

También se trata de identificar procesos que pueden ayudar a entender problemas que actualmente se enfrentan en el planeta, como el cambio climático, las corrientes marítimas en la zona costera del Golfo de México y el Caribe, entre otros fenómenos que van más allá de la más conocida hipótesis sobre las causas de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años.

El grupo de investigación del Proyecto Científico de Perforación del Cráter de Chicxulub, conformado por 30 especialistas en diversas disciplinas de México, Canadá, Japón, Estados Unidos, Alemania, Francia, Austria, España y Puerto Rico, entre otros, estuvo esta semana en Yucatán para planear “sobre el mismo cráter” qué sigue.

chicxulub2

Luego de 21 años de investigaciones que han incluido mapeos, estudios satelitales, proyecciones ecográficas, además de perforaciones, toma de muestras, análisis de las rocas y capas de suelo extraídos principalmente en el territorio del estado de Yucatán, la siguiente fase del proyecto está en el mar: lo más cercano al centro del cráter.

El equipo de investigación, encabezado por Jaime Urrutia Fucugauchi, Doctor en Geofísica y especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comenzó durante los días 30 y 31 de marzo pasado los preparativos para esta fase que ha sido proyectada desde hace casi una década.

La expectativa es que en abril de 2016 quede instalado un barco-plataforma de perforación a unos 40 kilómetros al noroeste del puerto de Progreso, desde el cual se taladrará un kilómetro y medio del lecho bajo el mar para tomar diversas muestras y llegar al nivel del suelo en el que originalmente golpeó el meteoro.

Además de la UNAM, en el proyecto participan el Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán (CICY), el Sistema para la Innovación y Desarrollo Tecnológico del estado de Yucatán (Siidetey), el Consorcio Europeo de Perforación para la Investigación Oceánica (Ecord, por sus siglas en inglés) y el Programa de Perforación Científica Continental Internacional (ICSDP, por sus siglas en inglés).

Con fondos diversos y financiación internacional, el Proyecto Científico de Perforación del Cráter de Chicxulub, prevé invertir unos 10 millones de dólares desde ahora hasta la perforación misma.

David McInroy, Operador de Ciencias de Ecord, explicó que ante cualquier inquietud que pueda generar la palabra “perforación” en zona marítima, el programa de trabajo ha tomado y tomará en cuenta cualquier posible riesgo que pueda presentarse, tanto en materia ambiental como de los recursos humanos que estén involucrados.

El investigador fue claro: no se trata de una perforación para buscar hidrocarburos que pueda generar la fuga de algún elemento contaminante. Incluso explicó que el diámetro de la perforación no llegará ni a medio metro, además de que no se utilizará una plataforma “permanente”, sino que se trata de un barco-plataforma que operará unos cuantos días y sobre una zona que previamente ha sido estudiada para reducir el impacto ambiental.

Ecord, según expuso, tiene más de 10 años de experiencia en proyecto similares –aunque no de tanta envergadura científica- realizados en el Ártico y en la Gran Barrera de Arrecifes de Australia, entre otros, sin que haya ocurrido algún accidente o problema que afecte las condiciones ambientales de la zona.

Sobre las expectativas científicas, el investigador de la Universidad de Texas, Sean Gulick, explicó que son tres las principales directrices que sigue y ha seguido el proyecto desde su inicio hace 21 años:

1. Entender cómo ocurre un evento de extinción masiva como el que provocó todos los cambios en el planeta hace 65 millones de años aproximadamente: ¿cómo se generó la desaparición de miles de especies y cómo esas mismas condiciones que provocaron destrucción hicieron posible el surgimiento de más vida?

2. Documentar cómo ocurre el impacto en sí, su mecánica. La ventaja del Cráter de Chicxulub para realizar una investigación así es su posición y las posibilidades de tener acceso a su formación original, lo que no ocurre con otros escenarios similares en el planeta Tierra.

3. Entender ¿qué pasó después?, ¿cómo se afectó el hábitat?, ¿qué condiciones específicas permitieron la continuidad de la naturaleza en la Tierra y cuáles en ese origen de otras formas de vida terrestre son similares a las que existían cuando inició previamente la vida en la tierra y las que existen actualmente?

Para la investigadora de la UNAM, Ligia Pérez-Cruz, los resultados de las investigaciones pueden traer mucho qué entender incluso para quienes no forman parte del ámbito académico: “uno de los principales elementos a estudiar es el cambio climático”.

Los efectos posteriores al impacto del meteoro en la costa de lo que hoy es Yucatán, expuso, generaron un proceso de calentamiento global con procesos y temperaturas similares a las que estamos viviendo ahora. Entender cómo la naturaleza se fue adaptando entonces para que la vida continuara, podría ser muy útil ahora para todos.

Además, dijo, estamos hablando de un fenómeno que terminó con tres cuartas partes de la biodiversidad en el planeta, el 75% de los seres vivos desapareció. No solo fueron los dinosaurios, fueron miles de especies y formas de vida más que dejaron de existir, mientras que otras surgieron.

Después de aclarar que se trata de condiciones diferentes, estableció una similitud entre las temperaturas y condiciones generales del clima que comenzaron a generarse después del impacto del meteoro y algunas actuales. La diferencia no es solo por niveles, reconoció, sino que en ese caso fue provocada por un agente externo y actualmente lo es interno, las causas están más relacionadas con la actividad de los seres humanos.

Para la investigadora, la ironía está presente en la investigación, pues las condiciones que derivaron del impacto del meteoro favorecieron también el surgimiento de la especie que ahora tiene –según la mayoría de las hipótesis y modelos probados al respecto- una gran parte de la responsabilidad en un evento de cambio climático similar en la actualidad.

*Nota publicada el 2 de abril.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El método Trump y lo que el acuerdo con México dice de su forma de negociar

El pacto anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para evitar imponer aranceles a México mostró su forma 'peculiar' de manejar las relaciones exteriores.
11 de junio, 2019
Comparte
Donald Trump

Reuters
Donald Trump exhibe un estilo peculiar de tratar con otros países como el presidente de EE.UU.

Cuando el presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos y México desactivaron la bomba de tiempo que él mismo había echado a andar, una sensación de alivio corrió a ambos lados de la frontera.

No era para menos: el acuerdo sobre migración firmado entre los dos países el viernes evitó que Trump impusiera este lunes los aranceles progresivos con que había amenazado a México.

Los aranceles, que costarían miles de millones de dólares al comercio bilateral, podían haber desatado una crisis para la economía y la confianza de dos naciones que se precisan mutuamente.

Pero el pacto anunciado por Trump también es visto por expertos como un caso paradigmático de su forma de manejar las relaciones con otros países.

“Así es como Trump negocia: trata de atacar lo que ve como un adversario, luego trata de parecer como alguien duro con quien negociar, y tiende a obtener un resultado factible, que puede vender como una victoria”, dice Pamela Starr, profesora de relaciones internacionales en la Universidad de Southern California, a BBC Mundo.

De hecho, el “método Trump” de tratar con otros países parece incluir tres capítulos: amenaza, negociación y acuerdo.

Aunque claro que las cosas no siempre salen según el libreto.

Amenaza

Trump ha convertido las amenazas y ultimátum en algo cotidiano de su política exterior, a menudo vía Twitter.

En el caso de México, tuiteó el 30 de mayo que impondría aranceles de 5% a todos los productos que EE.UU. importa de ese país “hasta que se detenga el flujo de los inmigrantes indocumentados” por la frontera binacional.

Y agregó que los aranceles aumentarían “gradualmente hasta que se resuelva el problema de la migración ilegal“.

Esto muestra además una tendencia de Trump a mezclar temas de migración, seguridad nacional y comercio, usando poderes que la ley otorga al presidente de EE.UU. para casos de emergencia.

En marzo Trump había amenazado cerrar la frontera con México por los mismos motivos, aunque luego también desistió de hacerlo citando compromisos asumidos por su vecino del sur.

Migrantes en México

Getty Images
La llegada de migrantes a EE.UU. a través de México es un tema sensible para Trump.

En el primer año de su gobierno amenazó con salirse del acuerdo de libre comercio que EE.UU. tiene con México y Canadá, lo que llevó a negociar un nuevo pacto entre los tres países.

Trump también ha lanzado advertencias de guerra.

En 2017 dijo que Corea del Norte se toparía con un “fuego y furia nunca antes vistas” si volvía a amenazar a EE.UU., aunque luego acabó negociando un acuerdo nuclear con ese país.

Joshua Sandman, un profesor de la Universidad de New Haven experto en comportamiento presidencial que investiga los métodos de Trump, afirma que “su estilo de operar se basa en su experiencia en el mercado de bienes raíces: el ir y venir, el engaño, la amenaza, la intimidación…”.

“Todos los presidentes aprenden de sus experiencias pasadas y la experiencia de (Trump) no fue en política sino en el mercado de bienes raíces de Nueva York, que es muy competitivo”, dice Sandman a BBC Mundo.

Negociación

Las amenazas de Trump tienen a menudo el objetivo de colocarse en una posición fuerte para abrir negociaciones con otros gobiernos.

Su anuncio de que impondría aranceles a México llevó al presidente de este país, Andrés Manuel López Obrador, a enviar de inmediato a su canciller a Washington para varios días de negociaciones que concluyeron en el acuerdo.

En algunos casos Trump pasó de las amenazas a los hechos, como cuando subió a 25% los aranceles de EE.UU. a productos chinos por un valor de US$200.000 millones el mes pasado.

Trump y Xi Jingpin

Getty Images
Donald Trump y busca un nuevo encuentro con su par chino Xi Jinping, en medio de la guerra comercial entre sus países.

Pero incluso en medio de la escalada de su guerra comercial con China, el objetivo de Trump parece ser negociar.

Este lunes, Trump dijo que espera encontrarse con su homólogo chino, Xi Jinping, durante la cumbre del G20 en Japón este mes.

Y amenazó con imponer aranceles adicionales a productos chinos si Xi evitaba reunirse con él.

En el caso de Corea del Norte, Trump mantuvo dos cumbres de negociaciones con el presidente Kim Jong-un, consideradas histórica pero que concluyeron sin un acuerdo de desarme nuclear.

Acuerdo

El pacto que Trump logró con México implica que este país desplegará 6.000 efectivos de la Guardia Nacional para controlar el flujo migratorio en sus fronteras norte y sur.

También contempla ampliar un programa para que migrantes que solicitan asilo en EE.UU. aguarden en México mientras se desarrolla el proceso.

Sin embargo, el diario The New York Times informó que este acuerdo contiene principalmente medidas que México ya había prometido adoptar antes, incluso durante negociaciones secretas.

Los negociadores mexicanos evitaron aceptar un acuerdo de “tercer país seguro“, que habría permitido a EE.UU. rechazar las solicitudes de asilo de centroamericanos que no hayan buscado primero refugio en México.

migrante

Getty
México anunció el despliegue de 6.000 efectivos para controlar la migración.

Trump sostuvo en un tuit que los “medios corruptos” ignoraban sus logros: “Conmigo, pese a nuestra economía récord y todo lo que he hecho, ¡no hay reconocimiento!”.

Este es un tema sensible para Trump, ya que alcanzó la presidencia con la promesa de detener el flujo de migrantes indocumentados a EE.UU. desde México, que en cambio ha crecido recientemente.

Pero los analistas creen que aún es incierto el alcance del acuerdo alcanzado.

“(Trump) no siempre gana, pero trata de dar esa apariencia. Ese es el método: no sabes las consecuencias de lo que realmente va a suceder”, dice Sandman.

Starr destaca que EE.UU. “obtuvo un acuerdo escrito, lo que es bastante importante”, así como el compromiso de volver a negociar si no se logran los resultados esperados.

Pero señala que este método de Trump de negociar “no parece funcionar bien con China“, que tiene más margen para tomar represalias contra EE.UU. que México.

Y advierte que por ahora se ignora el impacto real que tendrá el acuerdo alcanzado, entre otras cosas porque EE.UU. ya intentó sin éxito usar la fuerza para lidiar con los inmigrantes cruzando su frontera sur.

“No veo por qué sería más exitoso cuando los mexicanos intenten la misma estrategia”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e_OhNJWLfz0

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0&t=9s

https://www.youtube.com/watch?v=cAMfecez1mw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.