Así hacía periodismo Armando Saldaña en uno de los estados más peligrosos para la prensa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Mundo de Córdoba

Así hacía periodismo Armando Saldaña en uno de los estados más peligrosos para la prensa

Animal Político entrevistó a familiares y reporteros veracruzanos sobre el trabajo del periodista asesinado número 17 en Veracruz del año 2000 a la fecha; el 12 desde que Javier Duarte gobierna la entidad.
El Mundo de Córdoba
Por Manu Ureste
7 de mayo, 2015
Comparte
El periodista veracruzano, Armando Saldaña. //Foto: facilitada por El Mundo de Córdoba

El periodista veracruzano, Armando Saldaña. //Foto: facilitada por El Mundo de Córdoba

“No sabemos por qué lo mataron. Él no le debía nada a nadie”.

Marlén respira hondo y mantiene la voz firme, a pesar de que han transcurrido tan sólo unas horas desde que el cuerpo de su padre, el periodista Armando Saldaña, apareciera con cuatro balazos la tarde del lunes 4 de mayo en una zona de cañaverales de Acatlán de Pérez; municipio oaxaqueño ubicado a unos diez kilómetros de la localidad veracruzana de Tezonapa, de donde era originario el comunicador.

La mañana del 3 de mayo, el periodista de 52 años, de estatura baja y corpulenta, piel tostada por el sol de la zona cañera de Veracruz, sonrisa fácil y la voz algo rasgada, salió en busca de notas como hacía a diario. Al momento de su partida su hija cuenta que estaba tranquilo, platicador y de buen ánimo. Rasgos que describían la personalidad bullanguera y abierta de “Saldaña”, como lo conocían en buena parte de los municipios de la Cuenca del Papaloapan; desde Cosolapa hasta Tierra Blanca, pasando por Córdoba en la zona centro del estado.

Era domingo, pero eso no importa cuando no tienes un sueldo base, como era el caso de Armando. Además, con las campañas políticas en plena efervescencia de cara a la elección del próximo 7 de junio, “Saldaña” tenía mucho material que recabar para su programa La grilla, punto y debate; espacio radiofónico de la Ke Buena que conducía todos los sábados a las 14 horas. Ahí, frente al micrófono, comentaba, analizaba, criticaba, e invitaba a la gente a que participara para platicar sobre la política local y regional, y sobre lo que acontecía en Tierra Blanca.

“Él hablaba en su programa de política, sobre todo. De quién trabajaba bien y quién no”, explica Octavio Bravo, jefe de informativos de la emisora Ke Buena en Tierra Blanca.

“Armando era un periodista muy frontal. Daba información veraz muy fuerte, y no se mordía la lengua. Si hablaba de cañeros, por ejemplo, pues decía lo que pensaba, aún y cuando ese es uno de los temas delicados en toda esta zona de Tierra Blanca, porque hay muchos intereses de dinero y de poder”, señala otro reportero que labora para una estación de radio, quien pide mantener su nombre en el anonimato por temor a represalias en un municipio donde el crimen organizado tiene en el secuestro de migrantes y en el robo de combustible a Pemex algunos de sus negocios más jugosos.

“Esta zona es muy brava –recalca el periodista-. No es fácil reportear aquí, porque aún quedan reductos del cártel de Los Zetas y hay mucho ‘chupaductos’ que se dedican a robar combustible”.

Por este motivo, a pesar de que Armando trataba en sus notas cuestiones sociales y hablaba en la radio de la ‘grilla’ política, el reportero sabía después de 25 años de experiencia laborando en medios como El Mundo de Córdoba, La Crónica de Tierra Blanca, o Radio Max, que hay temas en Veracruz que no se pueden investigar por el altísimo riesgo que conlleva.

“En diferentes medios se está publicando que Armando estaba investigando el tema de los ‘chupaductos’, pero eso no es cierto. Lo que sí hacemos, a veces, es dar a conocer los boletines de la PGR en los que las autoridades dicen que detuvieron a tantas personas por el tema del robo de combustible, pero nada más. De ahí a meternos a investigar ese tema, hay mucha distancia”, matiza el director de informativos de la Ke Buena.

“Mi padre no se metía en nada de eso”, corrobora por su parte Marlén, quien denuncia que aún nadie de las autoridades, ni del Gobierno de Veracruz, ni de Oaxaca, ni tampoco de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), se ha acercado a la familia para darles información o alguna pista sobre el motivo por el que asesinaron al comunicador.

“Mi padre no tenía problemas con nadie -insiste la hija del periodista-. Ni nosotros tampoco. Por eso podemos dormir con las puertas abiertas, porque sabemos que no le debemos nada a nadie”.

“En Veracruz todos estamos en el ojo del huracán”

Otro de los periodistas entrevistados para este perfil, que labora para un medio de comunicación de Tierra Blanca y que también pidió el anonimato por razones de seguridad, narra que lo primero que hizo cuando la tarde del 4 de mayo recibió una llamada de un editor para pedirle datos sobre el hallazgo de un cadáver en una zona ubicada entre Acatlán y Cosolapa, fue colgar y marcar de inmediato el número de Armando Saldaña.

“Armando era un periodista muy movido y conocía muy bien todo lo que pasaba en toda la zona de Córdoba, Tezonapa, Omealca, Cosolapa, Acatlán, y Tierra Blanca. Por eso, como muchas otras veces, marqué primero su celular para saber qué datos tenía él”.

Pero “Saldaña” ya no contestaba a las llamadas.

“Llamé a otra compañera y me dijo que sí sabía de un muerto en esa zona, que había ido al lugar y que los policías le habían pasado el dato de que se trataba de un periodista que se llamaba Armando Saldaña Morales”, cuenta el reportero, quien aún consternado lamenta varias veces que “no podía creer que fuera él” después de tantos años de compartir profesión y amistad.

Otro periodista que trabaja para un medio impreso en la zona de Tezonapa, Omealca y Cosolapa, municipio oaxaqueño en el que apenas en agosto del año pasado también fue asesinado a balazos Octavio Rojas Hernández, quien combinaba su trabajo en el Ayuntamiento de esta localidad con una corresponsalía para el diario El Bueno Tono de Córdoba, cuenta que cuando escuchó por el radio el hallazgo de un cadáver en Acatlán, jamás pensó que estaba yendo a cubrir el homicidio de un compañero. El mismo con el que estuvo platicando un día antes sobre beisbol, deporte del que Armando era fanático y narraba partidos los fines de semana.

“Me mandaron a la zona para reportear el suceso. Y cuando llegué y vi que era Armando… -hace un pausa y exhala un suspiro-. Hay cosas que como periodista estás acostumbrado a ver en esta zona, pero esto me dejó destrozado”.

Cuestionados por separado sobre el posible móvil del asesinato, ambos reporteros coinciden con la familia en apuntar que “Saldaña no tenía problemas con nadie” y que “era un tipo muy carismático, que se llevaba bien con toda la gente”.

“Aún no se sabe por qué lo mataron. Y por la forma de ser de Armando, que era una persona con mucho carisma, muy tranquila y noble, nos impacta aún más saber que lo asesinaron de una forma tan brutal”, dice el reportero del medio impreso, que después de 17 compañeros asesinados en Veracruz desde el año 2000 a la fecha, 12 desde que el priista Javier Duarte accedió a la gubernatura en el verano de 2010, exige, una vez más, “que las autoridades tomen cartas en el asunto ya”.

“En Veracruz todos estamos en el ojo del huracán –condena el periodista-. Los reporteros, los fotógrafos, y los comentaristas de radio como Armando. Todos”.

Veracruz no quiere investigar; le pasa la ‘bolita’ a Oaxaca

Sin embargo, las autoridades veracruzanas no parecen dispuestas a escuchar los reclamos de los comunicadores. Si en los casos recientes de los homicidios de Moisés Sánchez y Gregorio Jiménez intentaron desacreditar la labor periodística de los reporteros como móvil del asesinato –de Moisés el gobernador dijo que era “un taxista”, mientras que de Goyo la Fiscalía achacó su homicidio a pleitos personales con una vecina-, en el caso de Armando la Procuraduría del estado se apresuró a informar que no lo va a investigar, debido a que el cadáver apareció en el municipio oaxaqueño de Acatlán de Pérez, a diez kilómetros de la línea ‘fronteriza’ de Veracruz.

“Son hechos que acontecen a Oaxaca y a los que el estado de Veracruz es totalmente ajeno”, aseveró el martes 5 de mayo el fiscal del estado, Luis Felipe Bravo, cuando fue cuestionado por los medios de comunicación.

Tal vez por eso, ninguna autoridad se ha acercado hasta el momento a la familia de “Saldaña” para informarles sobre las averiguaciones del caso, ni nadie del Gobierno se presentó ayer al velorio del periodista veracruzano.

“Nadie de las autoridades fue para apoyar a la familia de Armando –comenta con rabia contenida en la voz otro reportero de una emisora radiofónica de Tierra Blanca que, como el resto de los entrevistados, pide guardar el anonimato por temor a represalias en uno de los estados más violentos para la prensa, según documenta la organización civil Artículo 19-. A ellos no les importa que hayan matado a otro periodista, sólo andan viendo cómo se echan la bolita unos a otros”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

COVID-19: qué puedes hacer y qué no tras recibir la vacuna, según la ciencia

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué puede cambiar su vida luego de recibir las inmunizaciones.
Getty Images
2 de abril, 2021
Comparte

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué pueden cambiar sus vidas luego de recibir las inmunizaciones.

Y es que desde que el coronavirus comenzó a propagarse por el mundo, las autoridades y la comunidad científica subrayan que la vacuna es una de las principales vías para terminar con la pandemia.

Ahora que millones de personas reciben dosis cada día, gobiernos, universidades y agencias de salud pública también han comenzado a publicar sus recomendaciones de lo que pueden hacer y lo que no los que han sido vacunados.

Estas recomendaciones, no obstante, pueden cambiar a medida que se conozca más de las vacunas o de las actuales variantes del coronavirus.

También pueden cambiar de un lugar a otro. De hecho, puede que en tu país aún no se apliquen, dada las restricciones que cada nación ha impuesto para controlar la pandemia por las circunstancias específicas de cada lugar.

También, en numerosos lugares, la flexibilización tras la vacunación ha sido limitada de momento, ya sea porque la cantidad de población que ha sido inmunizada es muy pequeña o ante temores de que dar una mayor libertad a personas vacunadas pueda llevar a discriminar a los que no han podido inmunizarse.

Los expertos también señalan que, más allá de las recomendaciones generales, cada persona debe evaluar sus riesgos individuales y hacer un análisis bien meditado de lo que es seguro hacer no solo para uno mismo, sino también para los que lo rodean.

Recuerda que aún estamos descubriendo cómo funciona el virus y las vacunas, por lo que te recomendamos que, ante la duda, consultes también con tu médico y visites las páginas oficiales sobre el tema de tu país.

¿Cuándo una persona puede considerarse completamente vacunada?

De acuerdo con los Centros para el Control de las Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), se considera que las personas están completamente vacunadas:

  • dos semanas después de recibir la última inyección de las vacunas que se administran en una serie de dos dosis, como las de Pfizer o Moderna;
  • dos semanas después de recibir una vacuna de dosis única, como la de Johnson & Johnson.

“Si han pasado menos de dos semanas desde su primera dosis, o si aún necesita recibir su segunda dosis de una vacuna de dos dosis, NO está completamente protegido”, alertan los CDC.

¿Puedo visitar amigos o reunirme con otras personas en grupos?

Aunque depende de las regulaciones vigentes en tu país, los científicos coinciden en que no supone un riesgo reunirte con otras personas en pequeños grupos si estas ya están también vacunadas.

Una reunión con un pequeño grupo de personas vacunadas, según la Universidad de Harvard, es considerada de bajo riesgo, ya sea en espacios abiertos o cerrados, y no es necesario el uso de mascarillas.

La situación es diferente si se visita a alguien que no ha sido vacunado, dado que existe una posibilidad de que, aunque tengas la vacuna, todavía puedas portar el virus y trasmitírselo a alguien que aún no tienen inmunidad.

Sin embargo, los CDC aseguran que es posible visitar personas no vacunadas que tengan un riesgo bajo de contraer una enfermedad grave debido al COVID-19 si tomas medidas de protección, como el uso de mascarillas y la distancia física de al menos dos metros.

La Universidad de Harvard señala que los riesgos son mayores si una persona vacunada visita a otra mayor de 60 años que no ha recibido aún la vacuna, dado que el COVID-19 suele ser más grave en edades avanzadas.

“Si es posible, realice la visita al aire libre o en un espacio bien ventilado para reducir el riesgo de contagio”, indica la universidad en ese último caso.

Algo semejante debe hacerse, indica, en caso de una reunión con personas que provengan de diferentes hogares o diferentes lugares.

¿Puedo viajar por placer o irme de vacaciones?

Este viernes, los CDC aseguraron que era seguro para las personas que estaban vacunadas viajar, siempre que mantuvieran la mascarilla en los medios de transporte público, incluidos aviones.

Según los CDC, investigaciones recientes sugieren que las personas vacunadas pueden viajar sin necesidad de hacer cuarentenas o presentar pruebas de COVID-19, dado que para ellos el riesgo es bajo.

Esto solo aplica a Estados Unidos y es posible que en tu país todavía no sea posible.

A excepción de los CDC, la mayoría de las recomendaciones señalan que, de momento, no es prudente viajar, aunque te hayas vacunado.

“Viajar en avión, autobús o tren te pone en contacto con muchas personas y aumenta el riesgo de transmisión”, indica la Universidad de Harvard.

Playa de Miami Beach

Reuters
Los viajes y las vacaciones de momento no son recomendables.

Los expertos de la Universidad de Harvard explican que esto se debe a que las vacunas no ofrecen una protección del 100% y apuntan a la amenaza de nuevas cepas.

“Debemos mantener la cautela, especialmente a medida que aprendemos más sobre las variantes que nos preocupan y cuánto protege la vacuna contra estas”, indican.

¿Puedo ir a restaurantes o conciertos?

De nuevo, siempre dependerá de lo que tu país haya regulado en su estrategia para contener el coronavirus.

No obstante, lo que la ciencia ha averiguado hasta ahora es que el riesgo de infección durante actividades sociales públicas, como cenar en el interior de un restaurante o ir al gimnasio, es menor para las personas completamente vacunadas.

“Sin embargo, aún se deben tomar precauciones ya que el riesgo de transmisión en estos entornos es mayor y probablemente aumenta con la cantidad de personas no vacunadas presentes”, indican los CDC.

The Shady Maples Smorgasbord bufé

Getty Images
Aún no es recomendable comer en el interior de restaurantes.

Por lo tanto, señalan que las personas completamente vacunadas que participan en actividades sociales en entornos públicos deben continuar siguiendo todas las pautas de protección, incluido el uso de mascarillas bien ajustadas, mantener la distancia física, evitar multitudes o espacios mal ventilados y lavarse las manos con frecuencia.

¿Qué pasa si, después de la vacuna, entro en contacto con alguien que da positivo por coronavirus?

De acuerdo con los CDC, si ya te has vacunado y has estado cerca de alguien que tiene covid-19, no es necesario que hagas cuarentena ni que te hagas la prueba a no ser que presentes síntomas.

Sin embargo, la situación es diferente si vives con otras personas que no están vacunadas.

En ese caso se recomienda mantenerse alejado de los demás durante 14 días y hacerse la prueba, incluso si no tienes síntomas.

¿Qué más no debo hacer?

Cada país puede tener recomendaciones diferentes basadas en sus propias medidas para contener el virus.

Las diferentes recomendaciones publicadas hasta la fecha sugieren que las personas vacunadas deben seguir evitando aglomeraciones, ya sean medianas o grandes, y también visitar espacios cerrados donde haya muchas personas.

Un hombre inocula una vacuna a otro

Getty Images
Como las vacunas no son efectivas al 100% debemos protegernos aunque estemos vacunados.

Si las situaciones anteriores son inevitables, se recomienda el uso de mascarilla y mantener la distancia física de ser posible.

Los CDC recomiendan que en los lugares de trabajo también se mantengan las medidas de distanciamiento, aunque el personal esté vacunado.

También que las personas vacunadas estén atentas ante cualquier síntoma de coronavirus y evitar contacto con otros en caso de presentar alguno.

¿Qué debo tener en cuenta tras ser vacunado?

Los expertos insisten en que cada persona debe realizar una profunda evaluación de riesgos y tomar en cuenta que:

  • ninguna vacuna es totalmente efectiva;
  • no sabemos aún cuánto dura su protección;
  • no sabemos tampoco del todo cómo responden a las nuevas variantes;
  • se deben atender factores de riesgo personal que puedan colocarte a ti u a otras personas a tu alrededor en mayor riesgo;
  • no sabemos cuán bien protegen las vacunas de que propaguemos el virus a otras personas, aunque no nos afecte a nosotros;
  • y, por tanto, se deben mantener otras medidas de prevención que ayudan a detener la propagación del coronavirus incluso aunque estemos vacunados.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5JIm2fDK1es

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.