Carta: Sedesol niega que quiera cambiar la medición de la pobreza
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Carta: Sedesol niega que quiera cambiar la medición de la pobreza

Derecho de réplica por la nota 'Sedesol quiere medir pobreza por acceso a programas sociales más que por ingresos'.
Cuartoscuro
7 de mayo, 2015
Comparte

Daniel Moreno,

Director de Animal Político

PRESENTE

Estimado Señor Director

En referencia a la nota firmada por Margarita Vega con el título: “Sedesol quiere medir pobreza por acceso a programas sociales más que por ingresos”, publicada este 6 de mayo de 2015, en el portal de noticias “Animal Político” nos permitimos hacer las siguientes aclaraciones:

Contrario a lo señalado en la nota de Animal Político, la Secretaría de Desarrollo Social no pretende, ni tiene atribuciones para modificar la metodología para medir la pobreza. Es el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) el encargado de definir esta importante tarea.

El 20 de abril en el marco del Foro Internacional de Mejores Prácticas en Desarrollo Social, la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, expresó su interés por mejorar, en colaboración con el INEGI y  el CONEVAL, los instrumentos de captación de información que se utilizan en la medición de la pobreza con la finalidad de reflejar con mayor claridad la medición multidimensional de la pobreza que se realiza en México.

Es precisamente la colaboración del INEGI y del CONEVAL lo que le permitiría a México perfeccionar los instrumentos que generan la información base para medir la pobreza, y en ese sentido mejorar las políticas públicas encaminadas a abatir los rezagos de la gente que más lo necesita. Mejores políticas públicas requieren diagnósticos más precisos que por consecuencia demandan más y mejor información.

En el boletín de prensa emitido por la SEDESOL para informar sobre la ponencia de la secretaria Robles se entrecomillan las siguientes palabras que reafirman la postura de la institución:

“A seis años de haberse iniciado en México la medición multidimensional de la pobreza, es pertinente consolidarla y fortalecerla, pues ha demostrado su utilidad para estudiar el fenómeno de la pobreza y de la desigualdad”, señaló la secretaria de Desarrollo Social.

Por lo anterior, y a fin de que los lectores tengan una perspectiva completa, así como un balance informativo adecuado y objetivo, la  Secretaría de Desarrollo Social le solicita atentamente se publique la presente carta.

Sin otro particular, aprovecho la oportunidad para enviarle un cordial saludo.

Respetuosamente

Gustavo Rodríguez González

Director de Información

Secretaría de Desarrollo Social

Respuesta de la reportera:

En la propia nota se subraya que la Secretaria propuso modificar los datos que se utilizan para la medición de la pobreza, lo que en los hechos cambiaría la forma en que se calcula el número de pobres que hay en México. Esto ocurre al incorporar, como ella sugirió y la propia nota lo registra, la cobertura de los programas sociales gubernamentales.

De igual forma, se indica que es el Coneval el órgano responsable de medir la pobreza en México y que la Ley de Desarrollo Social no faculta a la Sedesol parahacerlo en el corto plazo, Sin embargo, sí consideré noticioso que la funcionaria encargada del ramo proponga este tipo de reformas en un tema tan sensible para gobiernos y ciudadanos como es el saber cuántas personas viven en pobreza en el país.

Margarita Vega

Por considerar que puede ser de su interés, Animal Político reproduce el discurso íntegro de la titular de la Sedesol, Rosario Robles:

Discurso íntegro de Rosario Robles

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sentencian a pena de muerte a hombre que prendió fuego a bloguera en 'live' en redes

La popular creadora de videos Lamu murió en 2020 luego de haber sufrido un ataque calificado como "extremadamente cruel" por el tribunal que ordenó la pena de muerte para su exmarido.
14 de octubre, 2021
Comparte

La manera en que la videobloguera china Lamu fue asesinada fue calificada por un tribunal como “extremadamente cruel”.

La mujer tibetana tenía cientos de miles de seguidores en Douyin, la versión china de TikTok, por sus populares videos sobre la vida rural.

Mientras estaba transmitiendo en vivo, su exesposo, Tang Lu, le roció gasolina y le prendió fuego. Murió el 30 de septiembre de 2020, luego de pasar semanas hospitalizada por las quemaduras en el 90% de su cuerpo.

Por este crimen, un tribunal emitió una sentencia de muerte contra Tang y calificó el crimen como “extremadamente cruel y con impacto social extremadamente malo”.

El caso causó indignación en China y desató un renovado debate sobre la violencia que sufren muchas mujeres en sus matrimonios.

¿Quién era Lamu?

Conocida solo como Lamu, la mujer falleció a los 30 años.

Atrajo a casi 800.000 seguidores por sus publicaciones optimistas sobre el estilo simple de la vida rural que compartía en la plataforma Douyin.

Sus videos la mostraban buscando comida en las montañas, cocinando y haciendo divertidas parodias de canciones vestida con ropa tradicional tibetana.

Sus publicaciones llegaron a acumular más de 6,3 millones de “me gusta”.

Video de Lamu en Douyin

Douyin/Lamu

Estaba casada con Tang, quien según el tribunal tenía un historial de violencia contra ella.

El ataque

Varios reportes indican que Lamu se acercó a la policía en repetidas ocasiones para denunciar la violencia que sufría por parte de su esposo, pero los agentes le decían que la violencia era un “asunto familiar”.

La pareja se divorció en junio de 2020.

Sin embargo, la joven regresó con él después de que Tang amenazara con matar a uno de sus hijos. La violencia no paró, así que se separó por segunda vez y obtuvo la custodia de ambos niños.

Luego de casi tres meses desde la separación, ocurrió el ataque con gasolina y fuego mientras la joven hacía una transmisión en la casa de su padre.

Las demandas de justicia

Después de su muerte, decenas de miles de sus seguidores dejaron mensajes en su página de Douyin, mientras que millones de usuarios de la plataforma Weibo pidieron justicia utilizando hashtags que luego fueron censurados.

El tribunal de la prefectura de Aba, una zona rural remota en el suroeste de la provincia de Sichuan donde vive un gran número de tibetanos, dijo que Tang merecía un “castigo severo” de acuerdo con la ley.

El hombre fue detenido, juzgado y sentenciado a la pena capital.

Un cartel sobre violencia doméstica en Pekín

Getty Images
La violencia doméstica ha sido un tema de debate en años recientes en China.

China tipificó como delito la violencia doméstica en 2016, pero es una problemática que sigue estando muy extendida, sobre todo en las zonas rurales.

Aproximadamente una cuarta parte de las mujeres casadas han sufrido abuso doméstico, según un estudio de 2013 de la Federación de Mujeres de China.

Algunos activistas temen que un período de “reflexión” obligatorio de 30 días recientemente introducido para las parejas que desean divorciarse pueda dificultar que las mujeres abandonen las relaciones abusivas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8kErwjPKwjY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.