De México a Argentina: violencia y corrupción en el futbol latinoamericano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP/Archivo

De México a Argentina: violencia y corrupción en el futbol latinoamericano

Los recientes actos de violencia en partidos de futbol en Argentina y México ponen en relieve un problema tan conocido como ignorado: las barras bravas. ¿Por qué en la región se hace tan poco para enfrentarlas?
AP/Archivo
Por Raúl Fain Binda, de BBCMundo
19 de mayo, 2015
Comparte
Aficionados de Boca

La agresión de los aficionados de Boca a los jugadores del equipo rival hizo que se suspendiera el encuentro.

Los graves hechos de violencia registrados en los últimos días en el futbol argentino y el mexicano han puesto en el centro de la atención pública un problema que normalmente se barre debajo de la alfombra: la responsabilidad social y política en los excesos de las “barras bravas”.

El ataque con líquido o gas “tumbero” (una mezcla de productos tóxicos con efectos similares al gas pimienta, utilizada por los presidiarios argentinos) a los jugadores de River Plate, en la cancha de Boca Juniors, provocó incredulidad e indignación tanto por su brutalidad como por la supuesta lenidad de la consiguiente sanción de Conmebol a Boca, responsable último de los hechos.

El caso mexicano tuvo características más convencionales: el fin de semana, en el estadio Jalisco, hinchas del Atlas, que jugaba con el Chivas, su tradicional adversario, se enfrentaron con la policía, ingresaron al campo de juego e intentaron agredir a jugadores y técnicos de su equipo, que estaba perdiendo.

Enfrentamientos en el estadio de las Chivas
La polícia también tuvo que intervenir en un partido de la liga mexicana.

El partido estuvo suspendido durante 20 minutos, pero pudo reanudarse, concluyendo con la victoria del Chivas por 4-1. El municipio de Guadalajara suspendió luego el Estadio Jalisco y las autoridades de varios clubes, entre ellos el Chivas, el Santos Laguna y el Querétaro, reiteraron un viejo anhelo: poner coto a “los grupos de animación que generen violencia en las tribunas”.

“Monjas de clausura”

Pero los “barras” del Atlas parecen monjas de clausura en comparación con los argentinos que atentaron con sustancias tóxicas contra jugadores rivales.

Boca y River se enfrentaban el jueves 14 en el segundo partido por octavos de la Copa Libertadores. El primer tiempo había terminado sin goles. De mantenerse el empate, River se clasificaría para los cuartos, ante Cruzeiro.

Marcelo Gallardo

Marcelo Gallardo, técnico del River, sale de la cancha bajo protección de la policía.

Cuando la visita regresaba al campo de juego, un grupo de boquenses, que había perforado la manga del túnel de ingreso, arrojó o inyectó un líquido que provocó “quemaduras químicas” (así las describió el médico encargado del control antidóping) a varios jugadores.

El partido fue suspendido definitivamente 70 minutos después de la agresión, a pesar de que los dirigentes de Boca insistieron en que se terminara de jugar.

El fallo de la Conmebol estuvo precedido de versiones sobre “un castigo ejemplar” a Boca Juniors, de hasta dos años de suspensión del estadio y la prohibición de participar en la próxima Copa Libertadores.

En realidad, la máxima autoridad del futbol sudamericano ni siquiera suspendió la cancha: dio la victoria a River, pero sólo castigó al club local con cuatro partidos (internacionales) a puertas cerradas y otros cuatro sin sus hinchas como visitante, además de una multa de US$200.000.

Aficionados de boca

El castigo al Boca no fue tan severo como muchos esperaban.

Se explicó que la aparente lenidad se debía a que el presidente de Boca, Daniel Angelici, que es abogado, asistió a la reunión en Asunción del Paraguay e informó que el club había hecho una denuncia ante la justicia argentina y que apoyaría la investigación de lo ocurrido y el castigo de los responsables.

Habría destacado que los jugadores no participaron en los hechos y también señalado diferentes interpretaciones de las normas sobre responsabilidad de las instituciones, así como la existencia de un acta de la policía habilitando el estadio para el juego y el hecho de que el ataque no pudiera preverse con los elementos de que disponía inicialmente el club anfitrión.

Policía en el campo, política fuera de él

Todo esto es discutible, pero sobre lo que no hay dudas es que las versiones previas sobre una “sanción severa” no se condecían con la tradicional cautela de un organismo federativo en el cual Boca Juniors tiene un peso considerable.

Algunas de esas versiones mencionaron la presión política de la FIFA, cuyo presidente, Joseph Blatter, tiene la reelección asegurada sin necesidad de los votos de la Conmebol, y que supuestamente pidió que se diera “un ejemplo”.

Policía en las canchas

Agentes de seguridad en las canchas: ¿una imagen cada vez más presente?

(Blatter tiene interés en aparecer como campeón de la justicia natural, en un marco de descrédito de su organización tras la controvertida designación de Qatar como sede del mundial de 2022 y otros episodios de corte similar.)

Pero si la FIFA y Blatter tienen sus razones políticas, la Conmebol también tiene las suyas y entre ellas no figura un “castigo ejemplar” a uno de los clubes más poderosos del continente, aun en el caso de que la FIFA, en represalia, le retirase el derecho de aspirar por repechaje a una quinta plaza en mundiales.

De concretarse esto último, sería un error atribuirlo a un gesto de nobleza de la FIFA, el deseo de atender a la moral pública por encima de los intereses corporativos: por supuesto que no; lo que ocurre es que desde hace tiempo busca un pretexto para eliminar esa rémora del derecho sudamericano a un repechaje por una quinta plaza en los mundiales.

En vida del argentino Julio Grondona, el influyente ex vicepresidente primero de la FIFA, su amigo Blatter nunca habría tomado esa decisión, pero ahora es más fácil. Cosas de la política.

Ya quedan muy pocos ingenuos que creen que los “barras” son jovencitos con mucha energía y poco seso, que se dejan llevar por la pasión de la divisa.

Son grupos organizados que ordeñan las numerosas oportunidades de lucro que se les presentan bajo la sombra protectora de los clubes y de los intereses económicos y políticos vinculados a los dirigentes. Algunas de esas actividades son legales, otras…

Esto, que en Argentina es más que evidente, también vale para otros países latinoamericanos, aunque sus casos no hayan despertado tanto eco.

En algunos países de otras regiones el control ha sido más eficaz, debido en buena parte a una mayor transparencia política.

En España, para mencionar un país próximo a nuestro carácter social y político, la muerte de un “ultra” del Deportivo La Coruña, asesinado por ultras del Atlético de Madrid antes de un partido, provocó una saludable reacción en la sociedad y las instituciones públicas, con varios clubes tomando medidas radicales contra los grupos violentos, a pesar del amparo que solían darles.

Habrá que ver cuánto dura esto, pero conviene tener en cuenta un par de antecedentes importantes:

  • Joan Laporta, expresidente del Barcelona, arriesgó mucho en 2003 al expulsar del Camp Nou a los Boixos Nois, los ultras del Barça. Debió contratar guardaespaldas, que en una ocasión frustraron un intento contra su vida.
  • Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, desplazó el año pasado a los Ultra Sur de su lugar preferido en el Estadio Bernabéu, consignándolos a unas gradas secundarias, sujetas a controles más estrictos.

Esto sugiere que en determinado momento de la maduración social, los líderes de las instituciones del futbol encuentran más ventajas políticas en la resistencia a los grupos violentos que en su utilización con fines espurios.

Cosas del folklore

Pero en Argentina muchos no quieren escuchar este tipo de razonamiento: el periodista Daniel Arcucci, de La Nación, fue calificado de “cipayo”, incapaz de “entender el folklore del futbol argentino”, por haber elogiado la actitud de los madridistas que ovacionaron a Pirlo, o de los hinchas del Bayern que aplaudieron a los jugadores del Barcelona.

La bombonera

Volviendo al caso de La Bombonera, más que un simple hecho de intimidación espontánea en un ámbito caracterizado por la violencia, el episodio se reveló como un acto criminal premeditado, con numerosos participantes que habrían sido identificados, ya que existen vídeos que han salido a la luz, en vez de ser guardados en un cuarto oscuro.

Al mismo tiempo, las investigaciones y pericias parecen confirmar algo que muchos observadores presumían: que la motivación principal no fue el odio al adversario tradicional, sino la necesidad de “mostrar huevos” y capacidad de violencia, con el fin de consolidar mediante la extorsión a un grupo que se sentía desplazado en la pugna por el amparo oficial y las habituales prebendas: viajes, reventa de entradas, venta de souvenirs, servicios a políticos de diversas filiaciones (seguridad, intimidación, organización de marchas y actos), etc.

Esto es de sobra conocido en Argentina. El periodista Ezequiel Fernández Moore, de La Nación, recuerda que en mayo de 2000 un grupo de “barras” de Boca, que pretendía consolidar su posición en “la interna” del club, hizo explotar tres bombas de estruendo en la cancha de Newell’s Old Boys.

Barras bravas

Quienes integran las barras bravas no son solo “jovencitos con mucha energía y poco seso”.

Ese procedimiento extorsivo tuvo éxito: el grupo fue aplacado con pasajes para viajar a Tokio, donde Boca venció al Real Madrid en la Copa Intercontinental, y poco a poco consolidó su posición hasta convertirse en la barra dominante.

Fernández Moore agrega que ahora “otros quieren formar parte de estos nuevos tiempos que prometen o prometían felicidad uno de los grupos que, supuestamente, habían amenazado con represalias porque lo habían dejado fuera del negocio”.

Ya en diciembre del año pasado, un artículo de Clarín advertía que “la interna de La Doce puede explotar”, al informar de la disputa entre las diversas facciones que se disputaban el control de la máquina de fabricar dinero.

No hay que engañarse, esto es un negocio; un negocio criminal, sí, pero negocio al fin, y entre la mugre están prendidos diversos intereses de lo más pulcros, de lo más respetables.

Estamos esperando que pase una desgracia real, que maten a alguien, para entonces de verdad tomar cartas en el asunto”

Néstor de la Torre, el presidente del Chivas
AFP

Por eso habrá que tomarle la palabra a Néstor de la Torre, el presidente del Chivas, cuando se pregunta si “estamos esperando que pase una desgracia real, que maten a alguien, para entonces de verdad tomar cartas en el asunto”.

El problema es que ya han matado a varios en el futbol latinoamericano. Pero si entramos en eso este artículo se haría interminable.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Por qué la enorme crisis de COVID-19 en India preocupa al mundo

Mientras en algunas partes del mundo se levantan restricciones, el brote en India está registrando un número récord de casos cada día.
AFP
29 de abril, 2021
Comparte
Una paciente en India en una unidad de cuidados intensivos.

AFP
Una paciente en India en una unidad de cuidados intensivos.

“Nunca había visto una situación tan aterradora. No puedo creer que estemos en la capital de India”, afirma Jayant Malhotra a la BBC.

“Las personas no reciben oxígeno y mueren como animales”, añade.

Malhotra se encuentra ayudando en un crematorio en Nueva Delhi, la ciudad donde los hospitales están colapsados ante un aumento sin precedentes de infecciones por coronavirus.

El país reportó un récord mundial de nuevos casos diarios confirmados por quinto día consecutivo el lunes.

Mientras India sufre por esta última ola, China, EE.UU., gran parte de Europa occidental y partes de África y del sudeste asiático registraron una disminución de las muertes durante las dos semanas anteriores al 25 de abril.

De hecho, algunos países están levantando las restricciones e incluso la Unión Europea llegó a insinuar una reapertura para los viajeros estadounidenses que ya fueron vacunados.

Por eso surge la pregunta, ¿puede la terrible situación de India convertirse en un problema importante para el resto del mundo?

¿Qué tan grande es la crisis de India?

Crematorio en India

Reuters
Hay crematorios que trabajan las 24 horas del día.

En febrero, cuando las muertes por covid-19 diarias eran de unos cientos y los casos nuevos por día oscilaban alrededor de 12.000, muchos en India tenían razones para creer de que el país había logrado escapar de lo peor de la pandemia.

Pero poco a poco comenzaron a ver cómo los contagios reportados aumentaban, llegando a superar los del punto más alto de la primera ola (93.000 por día).

Así se llegó a la crisis actual, tan fulminante que se pasó de 200.000 infecciones confirmadas a mediados de abril a más de 350.000 esta semana.

Las muertes también se multiplicaron. Un promedio de 2.336 personas murieron diariamente en la semana que concluyó el 25 de abril, el doble de los fallecimientos en la peor parte de la primera ola.

“India claramente está luchando”, señala el corresponsal de Salud y Ciencia de la BBC, James Gallagher. “El miedo palpable me recuerda al comienzo de la pandemia, cuando el coronavirus aún era una enfermedad desconocida”.

“La covid-19 puede ser mortal incluso con una atención médica perfecta, pero cuando los hospitales se ven sobrepasados, se pierden vidas que podrían haberse salvado”, añade.

La situación es particularmente grave en Nueva Delhi, donde no quedan camas de unidad de cuidados intensivos (UCI).

Hospital en India colapsado.

AFP
Hospital en India están al borde del colapso.

Muchos hospitales están rechazando a nuevos pacientes y al menos en dos de ellos fallecieron personas internadas después de que se agotaran los suministros de oxígeno.

Los familiares de gente que contrajo el virus piden en redes sociales ayuda para conseguir espacio en hospitales, suministros de oxígeno y ventiladores.

El panorama se complica más debido a que los laboratorios también están saturados y los resultados de las pruebas demoran hasta tres días en entregarse.

Mientras tanto, los crematorios tienen que funcionar las 24 horas del día.

Los familiares de contagiados piden ayuda.

Getty Images
Los familiares de contagiados piden ayuda.

Escenas similares se producen en otras ciudades importantes. En total, India confirmó casi 17 millones de infecciones y 192.000 muertes desde que empezó la pandemia.

Pero es muy probable que estas cifras estén por debajo de la realidad.

La enorme población del país y los problemas logísticos hacen que sea realmente difícil realizar pruebas de covid-19 masivas o registrar muertes con precisión, lo que vuelve mucho más difícil conocer la magnitud exacta de la crisis en India en comparación con las que atravesó Europa o Estados Unidos, por ejemplo.

¿Qué tan difícil se puede poner la situación?

Paciente recibe oxígeno

Getty Images
Muchos en India no tienen acceso a atención médica en absoluto.

Para Gallagher, “lamentablemente en las próximas semanas la situación empeorará significativamente”.

“Una lección, aprendida una y otra vez, es que un aumento en los casos conduce a un aumento en las muertes unas semanas después”, indica.

“Incluso si India pudiera detener la propagación del virus de la noche a la mañana, las muertes seguirían aumentando exponencialmente, ya que muchas personas ya fueron infectadas. Y no hay señales de que los contagios se vayan a estabilizar”, afirma el periodista.

Gallagher señala que el aumento o no de los casos dependerá del éxito de los cierres y el ritmo de la inmunización.

India no tiene el mayor número de casos ni muertes registrados. Estados Unidos reportó hasta el 26 de abril alrededor de 32 millones de contagios y 572.000 muertes, según los datos compilados por la Universidad Johns Hopkins.

Tampoco encabeza las listas de infecciones o muertes por cada millón de habitantes. Gran parte de Europa y América Latina reportaron márgenes superiores.

Pero es el tamaño de la población en India y el dramático aumento de casos y muertes lo que causa tanta preocupación.

“Nunca habíamos visto una situación como esta, en la que el sistema de salud sea incapaz de hacer frente a la magnitud de las cifras en el contexto de un fuerte y continuo aumento de nuevos contagios”, señala a la BBC Gautam Menon, profesor de Física y Biología y experto en el modelos de medición de enfermedades infecciosas.

Cuando los servicios de salud colapsan, la gente muere por todas las causas en un número mucho mayor. Son muertes que no se reflejan en las estadísticas del coronavirus.

Además, los proveedores de atención médica en India tienen el gran desafío de alcanzar a su vasta población y, por ello, muchos en ese país no tienen acceso a atención médica en absoluto.

¿Qué significa para el resto del mundo?

La pandemia es una amenaza mundial, eso se sabe.

Desde los primeros días, los científicos y los expertos en salud han rastreado cómo la infección se mueve de un país a otro, impulsada sobretodo por los viajes aéreos y una economía mundial altamente globalizada.

Viajeros hacen fila

Getty Images
Los viajes son una causa de la propagación del virus.

Hasta ahora, las fronteras nacionales representaron una barrera muy limitada para la propagación y se vio que es casi imposible imponer prohibiciones de viaje y cerrar accesos de forma indefinida.

Entonces, lo que sucede en India muy probablemente se extenderá por todo el mundo, especialmente porque el país tiene la diáspora más grande del planeta.

James Gallagher opina que “la pandemia nos enseñó que el problema de un país es el problema de todos”.

“El coronavirus se detectó por primera vez en una ciudad de China y ahora está en todas partes. El número récord de casos en India podría extenderse a otros países, por lo que muchos ya introdujeron restricciones de viaje. Y estos altos niveles de infección son un caldo de cultivo para nuevas variantes”, señala.

¿Una nueva amenaza nació en India?

Las condiciones en India pueden ser muy malas noticias para la lucha global contra la covid-19.

“La numerosa población y su densidad es una incubadora perfecta para que este virus experimente mutaciones”, sostiene Ravi Gupta, profesor de microbiología clínica en la Universidad de Cambridge.

Si se deja tiempo para que el virus mute en tales condiciones “ideales“, podría alargar y aumentar considerablemente la gravedad de la pandemia en todo el mundo.

“Cuantas más oportunidades tenga el virus de mutar, más probable será que encuentre una forma de infectar incluso a las personas que han sido vacunadas”, añade James Gallagher.

Multitud de gente en India

Getty Images
¿Cómo puede India (y el resto del mundo) detener la propagación?

Las nuevas variantes de Reino Unido, Brasil y Sudáfrica ya causaron problemas durante esta pandemia, extendiéndose por todo el mundo.

El profesor Menon cree que ese peligro es latente con India y señala que “es realmente imposible poner un límite a la propagación de variantes”.

“La variante B.1.617 (que se identificó por primera vez en India) se encontró ya en varios países y llegó muy probablemente como un virus importado”, explica.

El experto advierte que las mutaciones y evoluciones continuarán y serán un obstáculo para la inmunidad que podría dar una infección anterior o la vacunación.

La pregunta ahora es qué tan rápido podría suceder eso.

“Sabemos que la covid-19 puede mutar para lograr una mayor transmisibilidad a partir de nuestra observación de las múltiples variantes en todo el mundo. Hasta ahora creemos que las vacunas deben seguir siendo eficaces contra estas nuevas variantes, pero esto puede cambiar en el futuro”, sostiene Menon

¿Cómo pueden India (y el resto del mundo) detener la propagación?

Ya se realizan esfuerzos internacionales para ayudar a India a gestionar su crítica escasez de oxígeno y combatir el devastador aumento de casos.

Reino Unido comenzó a enviar ventiladores y dispositivos concentradores de oxígeno, mientras Estados Unidos levantó la prohibición de enviar ciertas materias primas al extranjero, lo que permite a India producir más vacunas de AstraZeneca.

Oxígeno

AFP
El oxígeno se convirtió en un recurso vital en India.

Varios países también ofrecen enviar personal médico y equipamiento para ayudar.

El gobierno de India aprobó planes para instalar más de 500 plantas de generación de oxígeno en todo el país y contar con más suministros.

Pero estas son medidas para tratar de prevenir muertes, no infecciones.

Los expertos señalan que el mundo necesita un aumento espectacular de la capacidad de lndia para vacunar a su población y prevenir la propagación del virus.

A su favor el país tiene que es una potencia en lo que respecta a la fabricación de vacunas.

Ejecuta un programa de inmunización masiva, produce el 60% de las vacunas del mundo y es el hogar de media docena de fabricantes importantes.

Mujer es vacunada en India

AFP
A su favor el país tiene que es una potencia en lo que respecta a la fabricación de vacunas.

“Un programa de vacunación de adultos a gran escala contra un patógeno virulento como el SARS-Cov2, el virus que causa la covid-19, plantea desafíos sin precedentes”, según el corresponsal de la BBC en India, Soutik Biswas.

La campaña de vacunación de India, la más grande del mundo, comenzó el 16 de enero y tiene como objetivo alcanzar a 250 millones de personas hasta julio.

Se estima que alrededor de 118 millones de personas recibieron una primera dosis hasta abril y esto representa menos del 9% de la población.

Inicialmente limitado a los trabajadores de la salud y al personal de primera línea, el plan masivo se fue ampliando en etapas hasta llegar a los mayores de 45 años.

Pero la magnitud de la tarea de inmunizar a una población tan grande y los problemas logísticos y de infraestructura que plantea el país no dejan de complicar el despliegue.

Por todo ello se señala que la campaña de vacunación debe acelerarse mucho más para alcanzar sus objetivos.

“No está claro si el país tiene suficientes vacunas y capacidad estatal para acelerar y ampliar la cobertura para incluir a los jóvenes”, indica Biswas.

Filas para vacunación.

Getty Images
Filas para vacunación.

Hasta que una población tan grande no se vacune con éxito, India representa un riesgo para todo el mundo.

“El problema de las enfermedades infecciosas como la covid-19 no es asunto de una sola nación o incluso de un pequeño grupo de naciones. Es verdaderamente global en sus implicaciones”, sostiene el profesor Menon.

“Necesitamos más cooperación internacional en pruebas, vacunas e investigación para el bien del mundo“, concluye.

Como han dicho los funcionarios de salud pública y los políticos desde los primeros días de la pandemia: “Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e3P7FMxmnEY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.