Dilma Rousseff realiza su primera visita de Estado en México con miras a fortalecer la relación comercial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Notimex

Dilma Rousseff realiza su primera visita de Estado en México con miras a fortalecer la relación comercial

Expertos y diplomáticos resaltaron que el hecho de que sea la primera visita de Estado de Brasil a México en lo que va de las dos administraciones de Rousseff significa un logro en la relación bilateral.
Notimex
Por AP
26 de mayo, 2015
Comparte
Dilma Rousseff llegó a México el lunes. Foto: Notimex

Dilma Rousseff llegó a México el lunes. Foto: Notimex

La presidenta brasileña Dilma Rousseff aterrizó en México el lunes en la tarde para su primera visita de Estado a este país en la que ambos esperan mejorar la relación comercial y buscar una mejor unión latinoamericana.

Expertos y diplomáticos resaltaron que el hecho de que sea la primera visita de Estado de Brasil a México en lo que va de las dos administraciones de Rousseff significa un logro en la relación bilateral.

“La visita misma es la noticia más importante”, expresó Cecilia Soto, exembajadora de México en Brasil, quien resaltó que Rousseff sólo viajó a territorio mexicano a la cumbre del G20 en 2012.

Un esperado protocolo de protección de inversiones podría abrir paso a un acuerdo mayor, señaló Soto. El gobierno mexicano invierte en Brasil más de 30 mil millones de dólares al año, mientras que los capitales brasileños en México sólo suman unos 2 mil millones.

Ambos países concentran 60% del producto interno bruto regional, pero su intercambio comercial fue de 9.213 millones de dólares en 2014.

La fricción más reciente entre México y Brasil fue el ajuste en 2012 de un acuerdo automotriz, principal componente de la relación comercial entre los dos países. Brasilia impuso restricciones a la exportación e importación de automóviles al comenzar a ver un déficit en su balanza comercial. Los dos países renovaron el mecanismo de cuotas y no dieron paso al libre comercio como se había acordado debido a la caída en la industria brasileña, donde las armadoras ya han anunciado despidos masivos.

Brasil siempre ha visto el acercamiento de México a Estados Unidos con recelo, según Oliver Stuenkel, profesor de relaciones internacionales en la Fundación Getúlio Vargas. Sin embargo, el académico consideró que la relación mejoró desde que los dos países eliminaron el requisito de visas en 2013. México dijo que recibió en 2014 casi 310 mil turistas brasileños cuando en 2005 sólo recibía 78.000.

Stuenkel interpretó la visita como una mejora en la relación bilateral y un llamado a la unidad de América Latina. De hecho, el gobierno mexicano no dudó en asegurar que empezaba “una nueva etapa” en las relaciones entre ambos países, según un comunicado de la cancillería.

“Ambos países están interesados en fortalecer la CELAC frente a los desafíos regionales”, expresó Stuenkel sobre el bloque regional Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Se espera que las reuniones se enfoquen estrictamente en temas económicos y no se anticipan acuerdos de gran escala.

Brasil busca sanar sus cuentas públicas con medidas de austeridad que significarán recortes por casi 23 mil millones de dólares. El producto interno bruto podría contraerse en 1,2% este año. Por su parte, México espera un crecimiento de 3%.

Fuera de la economía, otras áreas preocupan a los mandatarios.

Para Rousseff es el caso de corrupción en la empresa más grande de Brasil, la estatal Petrobras. La petrolera reconoció en abril que una intriga de sobornos en el que presuntamente participaban exdirectores de la empresa y líderes de compañías de construcción e ingeniería resultó en una pérdida de 2.100 millones de dólares a lo largo de ocho años.

La empresa y la industria petrolera han perdido credibilidad, lo que les ha bloqueado fuentes de financiamiento. La popularidad de Rousseff ha sufrido en consecuencia, ya que como ministra de Minas y Energía y jefa de gabinete dirigió paralelamente el Consejo Administrativo de Petrobras de 2003 a 2010, período que comprende la investigación.

México enfrenta un gran reto en seguridad pública. Entre la población crece la desconfianza en las acciones del gobierno de Enrique Peña Nieto para enfrentar al narcotráfico desde la desaparición de 43 estudiantes en septiembre. El viernes, 42 personas murieron en lo que las autoridades dijeron fue un tiroteo entre fuerzas federales y un cártel de drogas.

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, recibió a Rousseff el lunes en el aeropuerto, pero la agenda de la visita comenzará el martes con una reunión entre la mandataria y Peña Nieto, un mes antes de que la presidenta brasileña viaje a Washington. Para Arnaldo Cardoso, profesor e investigador de economía y comercio internacional de la Universidad Presbiteriana Mackenzie en Sao Paulo, es una señal de que Brasil busca aproximarse a América del Norte.

“Hay un reconocimiento en Brasil de que se necesita revisar la estrategia de política externa”, dijo Cardoso. “El gobierno está actuando en ese cambio: quiere retomar negociaciones con Estados Unidos y aproximarse a México.”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La sorpresiva y criticada salida de Trump del hospital para saludar a sus seguidores

Varios expertos criticaron que el presidente saliera con agentes de seguridad sentados con él dentro de un auto cerrado, cuando está en una etapa de alto riesgo de trasmitir el contagio de coronavirus.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

Expertos en medicina cuestionaron la polémica decisión del presidente Donald Trump de salir en un automóvil a saludar a sus partidarios afuera del hospital donde está siendo tratado de covid-19.

Ha sido motivo de preocupación que el presidente, que portó una mascarilla, haya puesto en peligro de contagio al personal del servicio secreto que lo acompañó dentro del vehículo.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que la salida este domingo había sido “declarada por el equipo médico como segura”.

Una escena “increíble”

Desde que fue internado en el hospital Walter Reed el viernes pasado para ser tratado por síntomas de coronavirus, los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente a ese centro médico en las afueras de Washington.

El número de adeptos iba creciendo. Muchos de ellos portando carteles en apoyo al presidente, ondeando banderas y gritando en voz alta “¡Amamos a Trump!” y otras frases de apoyo.

Otros pasaban en sus automóviles sonando las bocinas y gritando con puños en alto, como si fuera un espectáculo deportivo.

Trump había anunciado en un video en Twitter que saldría del hospital Walter Reed en una “visita sorpresa” a los “patriotas” que esperaban afuera.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1312864232711520257

En una escena que el corresponsal de la BBC describió como “increíble”, las autoridades despejaron el tráfico vehicular para que el convoy presidencial pasara frente a las filas de simpatizantes a lado y lado de la calle.

El mandatario saludó con la mano a sus adeptos desde atrás de una ventana cerrada del vehículo, pero también se podía ver por lo menos a dos personas con trajes protectores y mascarillas en el asiento delantero.

El riesgo de transmisión “más alto posible”

Los expertos afirman que el corto desplazamiento de Trump en el auto desobedece el consejo de salud pública de entrar en cuarentena mientras se recibe tratamiento contra el virus, y que pudo haber puesto a los agentes de seguridad que lo acompañaron en riesgo de infección.

Un auto del convoy presidencial pasa frente a simpatizantes del presidente frente al hospital Walter Reed.

Getty Images
Los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente al hospital Walter Reed, donde Trump está siendo tratado de covid-19.

“El VUD del presidente no solo es blindado, sino está herméticamente sellado contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de covid-19 adentro es el más alto posible aparte de en procedimientos médicos”, escribió en Twitter el doctor James Phillips, médico en el mismo hospital donde el presidente está internado.

Aquellos que estuvieron dentro del vehículo presidencial tendrán que aislarse durante 14 días, añadió.

Los demócratas también han criticado la salida del presidente. El congresista de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries tuiteó: “Necesitamos liderazgo. No oportunidades para fotos”.

Sin embargo, el portavoz Judd Deere defendió la acción diciendo que “se tomaron las precauciones apropiadas en la ejecución de este movimiento para proteger al presidente y a todos los que lo apoyaron, incluyendo el EPP ”.

Aunque ha habido señales conflictivas con respecto al verdadero estado de salud del presidente y el tratamiento que está recibiendo, su equipo médico dice esperar enviarlo de regreso a la Casa Blanca este lunes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=HfP7FM3vmp8&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.