¿Dime qué lees y te diré quién eres?: un experimento en el metro de NY
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Imagen: instagram.com/subwaybookreview

¿Dime qué lees y te diré quién eres?: un experimento en el metro de NY

¿Se puede juzgar a una persona por el libro que lee? Una alemana en Nueva York decidió poner a prueba esta premisa con un proyecto en las redes sociales. Y el resultado le sorprendió.
Imagen: instagram.com/subwaybookreview
Por Gabriela Torres, de BBCMundo
18 de mayo, 2015
Comparte
@subwaybookreview

Esta escena puede ser familiar: transporte público lleno de gente, hombre o mujer concentrados leyendo libro y persona fisgoneando por detrás de la nuca.

Uli Beutter Cohen

Poco después de mudarse a Nueva York, Uli Beutter Cohen inició este proyecto que más allá de ofrecer reseñas de libros, da una idea de los neoyorquinos.

En Nueva York, Uli Beutter Cohen decidió llevar esta costumbre a otro nivel. Esta alemana cuenta por las redes sociales lo que otros leen y la razón por la que escogieron ese libro.

El Subway Book Review (que en español vendría a ser “Reseña de libros del metro”) es una colección de reseñas escritas y publicadas en Facebook, Instagram y Twitter a partir de lo que le cuentan los neoyorquinos que toman el metro.

“Empecé preguntándole a la gente qué estaban leyendo y por qué y me sorprendió el entusiasmo con que me respondieron”, le cuenta a BBC Mundo. “No solo comparten conmiga sus impresiones del libro, sino cómo esa lectura tiene un impacto en sus vidas”.

Reseña de Roberto

A Roberto le gusta La Maravillosa vida breve de Oscar Wao, Junot Díaz, por el lenguaje de calle que usa el autor dominicano-estadounidense Junot Díaz. “El mensaje del libro es que la vida está llena de pruebas, pero son esas pruebas las que te llevan a la riqueza y realización. Esto es algo de lo que todos pordemos relacionarnos”, le cuenta Roberto a Beutter.

Beutter lleva años viviendo en Estados Unidos, pero fue hace un par de años que se mudó a Nueva York. Y hace uno que empezó su blog en Instagram.

“Justo antes de venir, una amigo me dijo que no podía ir a Nueva York pensando en lo que la ciudad podía hacer por mí, sino lo que yo podía hacer por la ciudad. Este consejo lo atesoré y cuando vine me hizo tener los ojos bien abiertos”, cuenta.

Reseña de Elise

“Esta autora es feminista hasta la médula. Este libro (Todos deberíamos ser feministas, de Chimamanda Ngozi Adichie) está basado en una charla TED que dio sobre las realidades de las políticas sexuales”, explica Elise a Beutter. “Me siento conectada con sus trabajo por los matices que toca respecto a los negros y la experiencia africana en Estados Unidos”.

Este es el proyecto de una persona y un teléfono. Cada vez que Uli Beutter utiliza el metro de Nueva York empieza a trabajar. “No grabo las conversaciones porque descubrí que eso ahuyentaba a la gente. Así que soy yo y mi dedo tomando notas y fotos con mi teléfono”.

Reseña de Joshep

Joshep le contó a Beutter que es un profesor de matemáticas de secundaria. Compró La Casa en Mango Street, de Laura Cisneros, para un estudiante a quien no le gusta leer. “Ella es muy buena en matemáticas, pero no disfruta la lectura y quiero ayudarla a que salga bien en sus exámenes”.

Con este proyecto, Beutter aprendió a dejar en casa los prejuicios. Para ella, no se juzga a una persona por el libro que lee. “Esto lo aprendí muy rápido. Muchas veces te creas una imagen de la persona por el libro y cuando te acercas y hablas te das cuenta que estabas totalmente equivocada”.

Reseña de Laura

Laura compró Las Preguntas de la Vida , de Fernando Savater, en Barcelona porque quería aprender más sobre filosofía. “Cada capítulo empieza con una pregunta sobre el universo, la belleza, el tiempo y la humanidad”, se lee en la reseña. “Son preguntas que me he hecho durante mucho tiempo”.

Esta iniciativa le ha permitido a Beutter conocer más la ciudad en la que ahora vive. “La diversidad de personalidades que esperaba encontrar aquí, me di cuenta que es totalmente cierto”.

Reseña de Evelyn

Evelyn accedió participar en este proyecto porque le parece que La sexta extinción, de Elizabeth Kolbert, debe ser leído por todo el mundo. “Se trata sobre el cambio climático y cómo estamos en la mitad de un período de gran extinción en la Tierra. Creo que es lo más importante que debemos saber para nuestras vidas”.

El tiempo en el metro es muy valioso. Un momento de duda y se pierde la oportunidad de obtener una buena reseña.

“Aprendí que sólo tengo una oportunidad. Si tardo mucho, la pierdo. Si pasas mucho tiempo mirando a la persona, también pierdes el momento porque se convierte en una situación incómoda”, señala.

Reseña de Lily

“Los amores fugaces de Nathaniel P., de Adelle Waldman , es un punto de vista muy particular de cómo un hombre percibe sus relaciones con mujeres”, explica Lily en el metro. “Yo soy complicada y nunca entiendo por qué no me va bien en las relaciones. Siempre creo que yo soy la razón, pero me estoy dando cuenta que los hombres son tan complicados como las mujeres”.

Uli Beutter cuenta que este proyecto funciona en Nueva York porque se trata de una ciudad que atrae a gente creativa, que quiere probar cosas nuevas. “También es famosa por ser una ciudad que ofrece mucha inspiración e ideas”.

“Sabía que iba a conocer a gente increíble, sólo que no pensé que serían extraños en el metro”, agrega.

Todas las fotos son cortesia de Uli Beutter Cohen. Instagram: @subwaybookreview

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

Unas 13 mil personas, la mayoría ciudadanos haitianos, permanecían reunidas bajo un puente fronterizo entre Estados Unidos y México.
20 de septiembre, 2021
Comparte

El gobierno de Estados Unidos empezó este domingo a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

Un total de 208 haitianos que intentaban entrar ilegalmente a EE.UU. fueron ya devueltos, según confirmó el gobierno haitiano a Efe, en un contexto sociopolítico y económico marcado por una aguda crisis.

De los tres vuelos previstos para el domingo ya han llegado dos, declaró a la agencia Jean Négot Bonheur Delva, coordinador de la Oficina Nacional de Migración.

Según el funcionario, todos los vuelos deberían traer 145 pasajeros, pero en el primero avión llegaron 98 personas y 110 en el segundo.

“Son personas que han intentado entrar en Estados Unidos a través de sus fronteras con México. Se trata de personas que vivían en Chile, México, Panamá y Brasil en particular”, añadió.

Migrantes con suministros cruzando el río.

Getty Images
Los migrantes tuvieron que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Formaban parte de un grupo de unas 13.000 personas que permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México. Aunque la mayoría eran haitianos, entre ellas también había cubanos, peruanos, venezonalos y nicaragüenses.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, detalló este domingo que aquellos que aún no habían sido devueltos habían sido trasladados a centros de detención.

“Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas”, dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

“Quiero vivir una vida sin problemas”

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que “se habían conseguido acuerdos” para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

Migrantes cruzando Río Grande.

Getty Images

“En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política”, comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

“En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia”, dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán “para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas”.

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

Migrantes cruzando Río Grande en la frontera entre México y Estados Unidos.

EPA
Estados Unidos planea regresar a los migrantes a sus países de origen.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como “sin precedentes” y “surrealista”.

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los “agitados” migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Migrante en la frontera entre México y Estados Unidos.

Getty Images

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.