La de energías verdes, la única ley que falta de la reforma energética 
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La de energías verdes, la única ley que falta de la reforma energética 

Acabó el periodo ordinario de sesiones y uno de los pendientes en el Senado es la legislación que habla de energías renovables y cómo transitar a una economía baja en carbono. 
Por Tania L. Montalvo
1 de mayo, 2015
Comparte

La única ley vinculada a la reforma energética que no ha sido aprobada en el Congreso es la que promueve la protección del medio ambiente y establece reglas para el uso de energías renovables. Y ahora que el periodo ordinario de sesiones llegó a su fin la Ley de Transición Energética se quedó atorada en el Senado.

El plazo legal –según lo establecido en la reforma constitucional– para que esa Ley fuera aprobada venció el 20 diciembre pasado y aunque en Diputados pasó apenas cuatro días antes de esa fecha y el Senado se comprometió a sacarla en este periodo ordinario, todo quedó en promesa.

Organizaciones de la sociedad civil persiguen desde hace meses a los legisladores para que den paso a esta ley porque México tiene pendiente el marco regulatorio para promover el uso eficiente de energía, disminuir la generación de gases de efecto invernadero y disminuir la huella de carbono; pese a que éstos son objetivos de la reforma energética aprobada en diciembre de 2013.

Entre los temas pendientes en la Ley de Transición Energética están los montos mínimos de participación de energías renovables para la producción de energía eléctrica: 25% en el 2018; 30% en el 2021; 35% para el 2024 y 60% para el año 2050.

Además de estas metas, la ley ofrece garantías para propiciar la inversión en la industria de energías limpias, por lo que se calcula que para el 2024 se generarán al menos 90 mil empleos directos.

Según el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) de cumplirse las metas de generación de energía se podrían reducir emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) hasta por 30 y 50 millones de toneladas de bióxido de carbono; lo que permitiría transitar hacia una economía bajo en emisiones de carbono.

“Con el desarrollo de las energías renovables se limitaría hasta en un 65% la explotación de los hidrocarburos convencionales y no convencionales a través de técnicas con fuertes impactos negativos sobre el medio ambiente y la población”.

Otras ventajas de tener un marco regulatorio que priorice el uso de energías limpias es la reducción en los montos a pagar en el recibo de luz, pero sobre todo, propiciar que México cumpla con sus metas internacionales de mitigación de GEI.

Apenas el 27 de marzo pasado el Estado mexicano presentó ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) las metas y compromisos sobre reducción que son de 22% para el 2030 tomando en cuenta los niveles de 2013.

Según el CEMDA y otras organizaciones y centros de estudio como Inteligencia Pública, Greenpeace y Fundar; si el Senado no aprueba la Ley de Transición Energética no hay forma de cumplir con esos compromisos, pues para lograrlo es necesario tener un marco regulatorio para impulsar la disminución de emisiones que se generan en la producción de energía, entre otras cosas por la quema de combustibles fósiles.

Esta ley atorada en el Senado también generaría instrumentos para que cualquier persona, industria o negocio pueda generar y vender su propia electricidad y crearía el Programa de Redes Eléctricas Inteligentes para fortalecer y expandir la infraestructura de transmisión y distribución de electricidad.

La Ley de Transición Energética debe ser una sustituta de la Ley de Aprovechamiento Sustentable de la Energía y Financiamiento a la Transición Energética y la Ley de Aprovechamiento Sustentable de Energía, las cuáles ya no son prácticas ni útiles para el sector energético del país.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué efectos tendrá el fenómeno de La Niña que se está desarrollando en el Pacífico

La Organización Meteorológica Mundial anuncia que este nuevo episodio de la La Niña probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en todo el mundo.
30 de octubre, 2020
Comparte

Un nuevo episodio de La Niña se está desarrollando en el Océano Pacífico y se espera que sea “de moderado a intenso”, anunció la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El fenómeno, que ocurre naturalmente, provoca el enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano.

Este episodio, que durará hasta el primer trimestre de 2021, probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales.

Pero no evitará que 2020 sea uno de los años más cálidos que se han registrado.

La Niña se describe como una de las tres fases del patrón climático conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENOS).

Este incluye la fase cálida llamada El Niño, la más fría (La Niña) y una fase neutra.

La Niña se desarrolla cuando los vientos que soplan sobre el Pacífico empujan el agua templada de la superficie hacia el oeste, hacia Indonesia.

En su lugar, las aguas más frías de las profundidades del océano suben a la superficie.

Esto provoca cambios climáticos importantes en diferentes partes del mundo.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

NASA

Normalmente, La Niña significa que países como Indonesia y Australia pueden recibir mucha más lluvia de lo habitual, y se produce un monzón más activo en el sureste de Asia.

Es probable que haya más tormentas en Canadá y el norte de los EE.UU., lo que a menudo conduce a condiciones de nieve.

Al mismo tiempo, los estados del sur de Estados Unidos pueden verse afectados por la sequía.

La última vez que se desarrolló un evento intenso fue en 2010-2011.

La OMM dice que ahora hay cerca de 90% de probabilidades de que las temperaturas del Pacífico tropical permanezcan en los niveles de La Niña durante el resto de este año.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

Si bien un evento de La Niña normalmente ejerce un efecto de enfriamiento en el mundo, es poco probable que esto tenga mucho impacto en 2020.

“La Niña normalmente tiene un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales, pero esto queda compensado por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero”, dijo el profesor Petteri Taalas, de la OMM.

“Por lo tanto, 2020 sigue en camino de ser uno de los años más cálidos registrados y se espera que 2016-2020 sea el período de cinco años más caliente que se ha registrado”, dijo.

“Los años de La Niña ahora son más cálidos incluso que los años del pasado con intensos eventos de El Niño”, explicó.

Una vista satelital de tormentas en el Atlántico

NOAA
Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

La OMM dice que está anunciando La Niña ahora para dar a los gobiernos la oportunidad de comenzar a planificar en áreas clave como la gestión de desastres y la agricultura.

Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

Un evento de La Niña reduce la cortante del viento, que es el cambio en los vientos entre la superficie y los niveles superiores de la atmósfera.

Esto permite que crezcan los huracanes.

La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre y hasta ahora ha habido 17 tormentas con nombre de las entre 19 y 25 que fueron pronosticadas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.