La lucha de poder que puede paralizar por completo el futbol en España
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La lucha de poder que puede paralizar por completo el futbol en España

A partir del 16 de mayo no habrá futbol en el país que se vanagloria de ser el campeón de Europa, tanto de selecciones como de clubes. ¿Cómo se llegó al conflicto entre gobierno, clubes, jugadores y federación?
Por BBCMundo
8 de mayo, 2015
Comparte

Futbolistas de la selección español y de los dos equipos más poderosos de España, como Sergio Ramos, apoyan el llamado a huelga.

El balón no rodará en España a partir del próximo 16 de mayo. Es una amenaza real que surge de la lucha de poder por la distribución del dinero que se genera con la venta de los derechos de televisión de los partidos.

En una esquina del cuadrilátero coinciden la Real Federación Española de Futbol (RFEF) y el sindicato de futbolistas (AFE), que han anunciado la suspensión de todas las competiciones y convocado a una huelga indefinida a partir de la próxima semana.

En la otra esquina se posicionan el gobierno, a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), y la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que defiende los intereses de la patronal del futbol, los clubes.

La suspensión, que afectará a más de 600.000 jugadores y 30.000 partidos, dejará sin efecto la dos últimas jornadas de la actual temporada, lo que deja la incertidumbre de qué pasará con el título, las clasificaciones a competiciones europeas y los ascensos y descensos en todas las categorías.

El detonante

El gobierno español aprobó un decretó la semana pasada que regula el reparto de los derechos televisivos, que pondrá fin al actual sistema en el que los dos grandes clubes del futbol español, Real Madrid y Barcelona, negocian individualmente sus contratos dejando relegados al resto de los equipos.

La distribución de los ingresos por la venta de los derechos de televisión se hace actualmente de forma individual.

Con este modelo, para que tengan una idea, el campeón de la pasada temporada, el Atlético de Madrid, recibió menos dinero que el último de la clasificación en la Liga Premier inglesa, el Cardiff.

Madrid y Barcelona, en cambio, ocupan los dos primeros puestos de la lista de clubes más ricos del planeta que publicó esta semana la revista Forbes.

El nuevo decreto obliga a los clubes a negociar un acuerdo colectivo a partir de la temporada 2016-2017, algo similar al lucrativo modelo que se usa en Inglaterra.

La diferencia surge en los detalles de la nueva regulación, que establece que un 90% de los ingresos son para los 20 clubes de la Liga, dejando sólo un 10% para los 22 de la segunda división.

El resto de las categorías no recibirían ningún beneficio.

Todos contra todos

La suspensión anunciada por la RFEF, y que después fue secundada por el sindicato de futbolistas, es en sí una lucha de poder para ver quién dirige el futbol español.

La federación, liderada por Ángel María Villar y con la protección de la FIFA, denunció que no había sido tomada en cuenta para la redacción del nuevo decreto.

Ángel María Villar, en la foto junto al presidente de la FIFA, Sepp Blatter, cuenta con la protección del organismo internacional.

Según la RFEF, algunos de los términos del nuevo acuerdo socavan su autoridad y amenazó conque si no es tomada en cuenta para la redacción de un nuevo decreto no permitirá que se reanude el futbol en todos los torneos bajo su competencia.

El presidente de la Liga, Javier Tebas, y el presidente del CSD, Miguel Cardenal, rechazaron tajantemente la postura de Villa y la RFEF, asegurando que “no vamos a someternos al chantaje de la Federación”.

Tebas considera que el futbol español ha sido manejado de manera negligente durante los 27 años que Villar a presidio la RFEF y que es momento de modernizar los estatutos de las ligas profesionales para obtener mayores beneficios.

Si tiene que haber huelga que la haya y si quieren suspender la competición más tarde se irán de vacaciones, pero no vamos a someternos al chantaje de la Federación.

Esta lucha de poder es similar a la que ocurrió en Inglaterra en 1992, cuando se creó la Liga Premier como un ente independiente a la Asociación Inglesa de Fútbol.
Esta lucha de poder es similar a la que ocurrió en Inglaterra en 1992, cuando se creó la Liga Premier como un ente independiente a la Asociación Inglesa de Fútbol.

La posición de los futbolistas es diferente a la de la RFEF, pero coincide en su rechazo al acuerdo alcanzado entre la LFP y el gobierno.

El sindicato, que cuenta con el respaldo de los jugadores más influyentes del país, como Xavi Hernández y Gerard Piqué, del Barcelona, e Iker Casillas y Sergio Ramos, del Real Madrid, habían aprobado la huelga de futbolistas por la drástica diferencia entre lo que recibirán los clubes de la primera división y el resto de las categorías.

El sindicato de futbolista busca proteger a aquellos jugadores que participan en los niveles inferiores en la pirámide del fútbol español.

Teniendo en cuenta los continuos problemas financieros de la mayoría de los clubes de segunda y categorías inferiores, los futbolistas consideran que ellos deben recibir un porcentaje de los derechos televisivos de manera directa, entre un 1% y 1,5%.

“En la reunión de capitanes que mantuvimos el otro día se acordó que ese dinero que reclamamos es para planes de pensiones de los jugadores más modestos”, explicó Luis Rubiales, presidente de la AFE.

“O se deroga el decreto con otro que incluya las demandas que exigimos o la huelga se mantendrá”, advirtió el sindicato.

¿Cuán seria es esta postura?

Es real y es posible que el campeonato termine después de la jornada de este fin de semana, quedando en vilo la disputa de la final de la Copa del Rey, prevista para el 30 de mayo.

De mantenerse las posiciones en el campeonato, el Barcelona podría quedar a un paso de proclamarse campeón el próximo fin de semana.

Los futbolistas está de acuerdo con la venta centralizada que genere mayores ingresos para los clubes, pero creen que no se les está respetando los derechos a quienes son los principales protagonistas de toda la industria que se mueve alrededor del balón.

La última vez que una huelga paralizó el fútbol español fue en 2011.

La RFEF, por su parte, cuenta con la protección de la FIFA, el organismo que regula el futbol en el mundo y quien establece claramente que no puede haber interferencia gubernamental en las federaciones de futbol nacionales.

Su líder, Ángel María Villar, también es vicepresidente de la FIFA y aliado de Sepp Blatter, por lo que no es descabellada la idea de que la federación internacional decida suspender a España de todas las competiciones internacionales, algo que podría afectar la clasificación de la selección a la próxima Eurocopa de Francia en 2016, torneo que ganó en sus dos últimas ediciones (2008 y 2012).

Todas las partes consideran que tiene suficientes argumentos a su favor, pero de mantener sus posturas será difícil encontrar una solución al problema.

La LFP convocó a los clubes a una reunión de emergencia el próximo lunes, a la que todavía no ha sido invitada ni la RFEF ni la AFE.

Para la prensa especializada en España es probable que haya un acercamiento entre los clubes y los futbolistas, pero hay dudas si se producirá uno con la federación, teniendo en cuenta la guerra dialéctica y pública entre Tebas y Villar.

¿No habrá campeón?

No hay nada establecido en el reglamento sobre lo qué pasará si la huelga toma forma y el derecho laboral de la ley en España establece que un día en huelga es un día que no se puede recuperar.

Los aficionados parecen ser los más perjudicados por la lucha de poder en el futbol.

Sin embargo, parece impensable que la temporada termine sin un campeón o sin definirse los diferentes puestos de la clasificación, en especial los que dan acceso a las competiciones europeas y los que determinan el ascenso y descenso de categorías.

En el último antecedente, en la huelga de 2011 que afectó el primer partido de la temporada, se pudo recuperar la fecha, algo que sería posible si el paro sólo afecta una jornada.

Si la huelga se extiende es posible que no haya tiempo para jugar los partidos afectados, teniendo en cuenta que la temporada de clubes termina el próximo 6 de junio con la disputa de la final de la Liga de Campeones, sólo cinco días antes de la inauguración de la Copa América en Chile.

Con este escenario, es posible que se tome la clasificación al final de la jornada 36 (este fin de semana) como la definitiva, algo que seguramente tendrá mucha repercusión entre los equipos que salgan perjudicados, en espacial aquellos que se vean obligados a perder su lugar en primera división o los que hayan quedado a las puertas del ascenso.

Por ahora el único sector que todavía no ha levantado la voz y que parece ha sido olvidado es el de la afición.

Aquellos hinchas que cada fin de semana llenan las gradas o se sientan frente a un televisor a ver el equipo de sus amores pese al maltrato que reciben por el excesivo precio de las entradas, las limitaciones de los partidos transmitidos por cable y la locura de los horarios, establecidos para satisfacer mercados a miles de kilómetros de distancia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué ahora menos mexicanos están regresando a su país desde EU

Por primera vez en más de una década, los mexicanos que están regresando a su país luego de vivir en EU. son menos que los que están migrando. ¿Es el fin de la llamada "migración cero"?
1 de septiembre, 2021
Comparte

Hasta hace no mucho, la tendencia era que más migrantes mexicanos regresaban a su país desde Estados Unidos que los que iban a buscar el “sueño americano”.

El fenómeno fue llamado migración “cero” (las cifras incluso estaban por debajo de cero), pues la balanza se mantenía más cargada del lado del regreso de los mexicanos.

Pero eso podría estar cambiando.

El centro de estudios Pew Research Center (PRC) mostró que cada vez menos migrantes mexicanos vuelven a su tierra, mientras que los que migran al país del norte siguen haciéndolo en un número constante.

“Lo más reciente que vimos es que el retorno cayó. Volvió a niveles que habíamos visto más o menos de 1995 a 2000“, explica a BBC Mundo Ana González Barrera, autora del estudio del PRC publicado en julio.

“Y entonces, aunque no ha subido la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, el número que se han regresado se detuvo. Y esto hizo que el flujo se volviera otra vez positivo. No había estado en números positivos desde hace más de una década“, señala.

Los cambios en la migración de mexicanos hacia/desde EE.UU.. La migración "cero" se sostuvo en el periodo de 2005 a 2014. Algunos años y periodos no son contados, o se sobreponen, debido a cómo se registra la migración en ambos países y la información disponible..

Sin embargo, para la investigadora sobre migración Luciana Gandini, de la Universidad Nacional Autónoma de México, los números aún no muestran que la migración “cero” esté finalizando.

Pero sí hay políticas más duras de EE.UU. que están deteniendo a los mexicanos migrantes en la frontera.

“Ese nivel de control fronterizo es el que está evitando el cruce de flujos de diverso tipo hacia EE.UU.”

¿Por qué se dio la migración “cero”?

Antonio Villanueva es uno de los cientos de miles de mexicanos que en la década pasada contribuyeron al fenómeno de la migración “cero”.

El hombre de 46 años, originario de Michoacán, llegó en 1998 al estado de Colorado y regresó a México en 2010, cuando el empleo en la rama de la construcción fue uno de los más golpeados por la crisis económica de 2008.

“No había nada. Todas las cuadrillas estaban paradas. (…) Yo andaba solo, no traje familia, así que pare mí fue más fácil la decisión de volver ”, explica a BBC Mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=bvQq8iw2ghM&pp=sAQA

En las últimas dos décadas, la gran afluencia hacia el norte desde México fue decayendo e incluso tuvo un efecto inverso: en el periodo de 2005 a 2014 más mexicanos volvieron a su país que los que se fueron.

A eso se le consideró una migración “cero”, o “menos de cero”.

“El máximo de retornados a México desde EE.UU. fue sobre todo en el periodo entre 2005 y 2010, siendo el principal factor de esos años la pérdida de empleos derivada de la gran recesión de 2007 y 2008”, explica González Barrera.

La crisis económica de esos años afectó sectores que emplean a muchos mexicanos, entre ellos la agricultura y la construcción.

porcentaje de mexicanos en las industrias estadounidenses

Cecilia Tombesi / BBC

Pero también el endurecimiento de las leyes y estrategias migratorias generaron más deportaciones y detenciones, lo que desincentivó el cruce.

Villanueva, que había regresado a México en 2010, dice que se volvió a EE.UU. “en los tiempos de las autodefensas en Tierra Caliente”, un periodo de violencia en el estado de Michoacán en 2012.

“Batallé bastante en la frontera. Estuve cinco o seis meses en Matamoros porque estaba difícil cruzar”, explica el hombre que ahora vive en el sur de Florida.

Los controles fronterizos y las deportaciones en la época de Barack Obama inhibieron la migración mexicana hacia EE.UU., según el PRC.

Agentes de la patrulla fronteriza y un migrante

Reuters
EE.UU. ha incrementado su seguridad fronteriza más que nunca en las últimas dos décadas.

Sin embargo, también hubo en México factores demográficos que alteraron la balanza de la histórica migración mexicana al país vecino.

La población mexicana ha envejecido en su conjunto, lo que ha movido la fuerza laboral: ya no hay tantos jóvenes que necesitan las mejores oportunidades laborales que ofrece EE.UU., como en la segunda mitad del siglo XX.

Y las necesidades familiares ya no son las mismas: “Antes, en una familia de nueve personas, dos o tres de ellos vendrían, por ejemplo. Y ahora hay familias de 4 personas, incluyendo papás, por lo que no hay tantas personas dispuestas a hacer el viaje”, dice González Barrera.

Si bien la mayoría de migrantes retornados entrevistados a su retorno a México dijeron que volvían para reunificar la familia, tanto Gandini como González Barrera dicen que esa respuesta no suele ser el motivo único o principal.

¿Por qué los mexicanos vuelven a su país?. Principales motivos (%). .

De forma similar ocurre en el sentido inverso: “La gente que se quiere ir de México no solo es por un tema económico, es por la persecución del narco, por las violencias institucionales, por el crimen organizado. Querer salir de las comunidades tiene que ver con una situación mucho más compleja, quizás, que hace una o dos décadas atrás”, dice Gandini.

¿Qué está pasando ahora?

En Estados Unidos viven unos 47 millones de inmigrantes no nacidos en ese país (de 329 millones de habitantes), de los cuales una cuarta parte son de origen mexicano.

Ese número ha sido históricamente tan grande producto de lo que el PRC llama “una de las migraciones masivas más grandes de la historia moderna”: unos 16 millones entre 1965 y 2015.

Según el cambio visto por el PRC entre 2013 y 2018, en ese periodo unos 870.000 mexicanos migraron a EE.UU., pero solo 710.000 optaron por regresar, una diferencia de 160.000 a favor de la migración.

¿Por qué los mexicanos emigran a otro país?. Principales motivos (%). .

“Esto hizo que el flujo se volviera otra vez positivo, que no había estado en números positivos desde hace más de una década. Pero sigue estando a niveles muy bajos históricamente”, añade.

Para Gandini, sin embargo, 27.000 migrantes por año entre 2013 y 2018 (lo que da el número aproximado de 160.000) es una cifra muy pequeña: “En la época de oro o de bonanza de la migración, esos números rondaban alrededor del medio millón por año”.

“Entonces todavía estamos lejísimos de lo que era el patrón migratorio tradicional de México a Estados Unidos”, añade.

Además, en los últimos años los mexicanos han tenido mayores oportunidades de migrar legalmente a través de las visas de trabajo temporales que benefician tanto a trabajadores agrícolas como a profesionales, parte de los acuerdos de libre comercio.

La frontera de Tijuana

Getty Images
Hoy más mexicanos pueden entrar a EE.UU. legalmente que en las décadas pasadas.

“Sí nos hemos dado cuenta que en años recientes más mexicanos están aquí con un estatus legal que antes. Ahora la mayoría de mexicanos o más de la mitad está aquí con un estatus legal y antes, la década pasada, era al revés. La mayoría estaba con un estatus no autorizado”, dice González Barrera.

Un futuro incierto en la balanza

Para Antonio Villanueva, volver a México como lo hizo en 2010 está para “pensarse dos veces”.

“Con todo lo que ha habido con (el presidente Donald) Trump, está más caro y más difícil sobre todo regresar si las cosas no salen bien allá en Michoacán”, dice.

Estudios del PRC y otras instituciones estadounidenses señalan que la mejora de la economía en México es un incentivo para el retorno de mexicanos. Villanueva dice que sí hay mejores condiciones que cuando se fue la primera vez en 1998, “pero no tanto”.

Planta de producción automotriz en México

Getty Images
El empleo manufacturero en México, como las plantas automotrices, han dado oportunidades a los mexicanos.

Gandini explica que las cifras no muestran una mejora económica en México. La pobreza en 2008 y 2018 era prácticamente la misma (49%), así como el empleo informal (48%-52%).

“Las condiciones de origen están igual o peor, depende cómo se lo mire”, dice.

En los últimos años, los mexicanos siguen intentando emigrar a EE.UU. pero se han encontrado con políticas como la “deportación exprés” instaurada en el gobierno de Trump.

“La detención tenía una duración de 96 minutos. Imagínate lo que implica esto, que no te alcanzan ni a preguntar el nombre”, dice Gandini.

“Y eso hace que no puedas contabilizar ese flujo porque la gente no cruza, o cruza pero es deportada inmediatamente. Entonces no puedes medir esa cantidad de personas”.

Gráfico de detenciones en la frontera EE.UU.-México

BBC

González Barrera coincide en que no es claro qué pasará con la balanza de la migración, si seguirá siendo positiva hacia los cruces a EE.UU. o se mantendrá en la tendencia “cero”.

“Los últimos datos del lado mexicano muestran que el retorno de mexicanos sigue a la baja hasta 2020. Y es probable que sigamos viendo la misma tendencia hasta antes de la pandemia, que cambió muchas cosas”, señala.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JBcc05ac3no&t=1s&pp=sAQA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.