10 claves del porqué México retrocedió 10 años en libertad de prensa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

10 claves del porqué México retrocedió 10 años en libertad de prensa

Freedom House resalta en su último informe que México es uno de los 65 países catalogados como “no libres” para ejercer el periodismo, compartiendo este ranking con otras naciones como Rusia, China, Honduras, Corea del Norte, Irán, o Siria.
Manu Ureste
Por Manu Ureste
8 de mayo, 2015
Comparte
Protesta en la ciudad de México de periodistas, luego que se diera a conocer el asesinato en febrero de 2014 del reportero veracruzano Gregorio Jiménez. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Protesta en la ciudad de México de periodistas, luego que se diera a conocer el asesinato en febrero de 2014 del reportero veracruzano Gregorio Jiménez. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

A tres días del asesinato el pasado 4 de mayo del periodista veracruzano Armando Saldaña, el número 84 a nivel nacional desde el año 2000 a la fecha, la organización civil Freedom House presentó ayer jueves 7 de mayo su informe relativo al año 2015, en el que destaca que la libertad de ejercicio periodístico en México ha sufrido un retroceso de una década.

En el documento Freedom of the Press 2015, la organización refiere que en el índice de libertades, en el que 0 es la mejor puntuación y 100 la peor, México obtuvo 63 puntos. La peor cifra desde el año 1995.

Asimismo, Freedom House resalta que México es uno de los 65 países catalogados como “no libres” para ejercer el periodismo, compartiendo este ranking con otras naciones como Rusia, China, Honduras, Corea del Norte, Irán, o Siria.

“México continúa siendo uno de los lugares más peligrosos del mundo para los periodistas y comunicadores”, recalca el informe.

Animal Político detalla las 10 principales claves por las que, de acuerdo con el informe, se ha producido un retroceso en la libertad de prensa en México.

Violencia criminal, la peor amenaza

El informe Freedom of the Press 2015 subraya que la violencia criminal en México constituye “la peor amenaza al periodismo independiente en el país”, y cita al respecto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), órgano autónomo que tiene registro de 88 periodistas y trabajadores de los medios asesinados en el periodo comprendido entre el año 2000 y abril de 2014. Por su parte, Artículo 19 lleva contabilizados 84 homicidios de comunicadores, entre 2000 y lo que va de 2015.

“Año con año, México es testigo de cientos de ataques a periodistas y medios de comunicación. Y aunque no todos terminan en homicidio, muchos de ellos son aparente resultado de actos de funcionarios corruptos o que abusan de su poder”, plantea el informe, en el que se recuerda, entre otros, los casos del periodista Gregorio Jiménez, asesinado en febrero de 2014 en el estado de Veracruz; y el de Octavio Rojas, corresponsal de policiaca del diario El Buen Tono, quien también apareció asesinado en Cosolapa, municipio oaxaqueño limítrofe con Veracruz.

Agresiones en la cobertura de manifestaciones

En 2014, Freedom House resalta que tanto reporteros como trabajadores de medios de comunicación fueron “víctimas frecuentes de agresiones o detenciones temporales” durante la cobertura de las numerosas manifestaciones, en las que se protestó por los graves abusos contra los derechos humanos y la ley de Telecomunicaciones

Ataques a instalaciones de medios

Las oficinas de varios medios de comunicación del país fueron objeto de ataques a lo largo del año. Freedom House expone el ataque contra el corresponsal de radio comunitaria, Indalecio Benítez. El incidente ocurrió en agosto afuera de la estación, misma que se encontraba muy cerca de su casa, y cobró la vida de su hijo. En septiembre, la periodista Karla Janeth Guerrero Silva, que solía criticar los servicios públicos de la localidad, recibió una golpiza brutal de hombres armados que irrumpieron en las oficinas de un periódico de Silao, Guanajuato.

Más autocensura

La prevalencia de las amenazas y de la impunidad de los perpetradores han ocasionado que “la autocensura aumente y se extienda incluso a zonas no consideradas focos de violencia asociada a las drogas, tales como Zacatecas y los municipios que rodean al Distrito Federal”.

En este apartado, se resalta también el caso de Tamaulipas, estado donde presuntamente se ha asesinado a una docena de periodistas desde el año 2000, y en el que “las notas sobre temas de criminalidad se han visto fuertemente limitadas en los medios tradicionales”.

“(Ante esta situación) la ciudadanía recurre de forma anónima a las redes sociales para compartir información sobre la violencia local, la actividad delictiva y personas desaparecidas”, revela el informe.

Ley Federal de Telecomunicaciones, nuevo flanco de amenazas

Para Freedom House, la promulgación en julio pasado de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión “abrió un nuevo flanco de amenaza para la libertad de expresión”.

“Si bien esta ley permite mayor competencia en ambos sectores, también le otorga el gobierno la facultad de monitorear y suspender la actividad en Internet durante actos de protesta”, advierte la organización.

Además, el informe recuerda que esta ley autoriza al gobierno a geoposicionar y rastrear el uso de teléfono celulares en tiempo real y obliga a las compañías de internet a conservar información sobre los usuarios sin que sea necesaria la supervisión de un juez.

“En teoría, esos registros de información permitirían que las autoridades identificaran o monitorearan a los informantes, a los contactos de los periodistas y a individuos que participen en actos de expresión política”, apunta el informe.

Radios comunitarias e indígenas, en situación más precaria

Asimismo, Freedom House apunta que si bien la Ley de Telecomunicaciones promueve la competencia en un sector dominado por el duopolio Televisa-TV Azteca, continúa existiendo la preocupación de que esta competencia siga controlada “por unos cuantos grupos comerciales de gran tamaño, mientras que las estaciones de radio no comercial se encontrarían en una situación jurídica y financiera aún más precaria”.

“Las estaciones de radio comunitarias, que sirven a comunidades que sufren marginación política y económica, normalmente son objeto de clausura por alegatos de transmisión ilegal, lo cual se debe frecuentemente a presiones de compañías de medios más poderosas o de intereses políticos y comerciales que se sienten amenazados por contenidos difundidos por esas estaciones”, puntualiza el informe.

Más amenazas a comunicadores

Las intimidaciones a periodistas han aumentado en México en los últimos años. Freedom House recuerda que en el mes de marzo fue allanada la casa de Darío Ramírez, director de la organización Artículo 19 que se dedica a defender la libertad de prensa. Asimismo, expone el caso de Balbina Flores, de Reporteros Sin Fronteras, quien recibió amenazas telefónicas en su oficina, en el mismo mes.

Presiones de diferentes actores para manipular contenidos

La organización civil apunta que los medios de comunicación en México enfrentan presiones de diversos actores “que pretenden manipular el contenido noticioso e impedir su publicación”.

Entre esos actores se encuentran los dueños de agencias que defienden agendas políticas o de negocios, importantes publicistas que buscan recibir cobertura positiva o neutral, y funcionarios gubernamentales.

Interferencia en la creación de publicaciones críticas

Freedom House advierte que las autoridades estatales y locales o sus aliados “interfieren en ocasiones con la producción y distribución de nuevas publicaciones de carácter crítico”. En este sentido, apunta que en septiembre de 2014 en Quintana Roo, un juez federal ordenó al gobernador del estado, Roberto Borge, detener la creación de portadas falsas para la revista Luces del Siglo, así como su distribución en las redes sociales.

Publicidad para manipular coberturas

El informe refleja que, en el mes de marzo, la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias informó que funcionarios del gobierno de México “aplican criterios discrecionales” para la erogación federal y estatal de unos 12 mil millones de pesos en publicidad oficial.

“Dichos fondos han sido utilizados para configurar políticas editoriales y promover agendas partidistas y personales. La asociación descubrió que muchos de los medios de comunicación manipulaban la cobertura para obtener contratos de publicidad más favorables de parte del gobierno”, señala Freedom House.

Lee aquí el informe para México íntegro. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Puede Japón evitar que Juegos Olímpicos se conviertan en un evento de supercontagio?

Una medallista olímpica y experta en salud pública explica cómo es competir en los Juegos y cómo Tokio será diferente para combatir la propagación de covid-19.
23 de julio, 2021
Comparte

La covid-19, pese a las muchas precauciones tomadas, es el gran temor de estos Juegos Olímpicos.

En los últimos días, las noticias del número de contagios de covid-19 entre atletas y personas que hacen parte de la organización van en aumento.

Y las estadísticas acrecientan los temores de que las justas terminen siendo afectadas de manera definitiva con una alta concentración de infecciones en un grupo o, lo que es peor, que los Juegos terminen siendo un evento “supercontagiador”.

Si hay alguien que entiende el riesgo de recibir los Juegos Olímpicos durante una pandemia es la doctora Tara Kirk Sell.

Su carrera como nadadora de elite llegó a su cúspide cuando ganó la medalla de plata para EE.UU. en Atenas 2004. Después se dedicó a la investigación médica.

Ahora hace parte del equipo de seguridad en salud pública del Instituto Johns Hopkins.

Y le cuenta a la BBC, desde su experiencia como atleta y como experta en salud, lo que las autoridades de Japón están planeando para mantener seguros a los atletas.

Tara Kirk Sell saludando en un extremo de una piscina

Getty Images
Tara Kirk Sell ganó una medalla de plata como parte del equipo de relevos combinados de 4×100 metros femenino del equipo de EE.UU. en Atenas 2004.

Potencial de contagio

A los Juegos viajan más de 11.000 deportistas de 205 países, de todos los rincones del planeta. Eso lleva a los científicos a pensar que Tokyo 2020 podría permitir el contagio de las distintas variantes de covid-19 de manera muy efectiva.

“Cuando los atletas llegan al país, están siendo examinados”, anota la científica.

Este examen se suma al que tienen que hacerse todos los participantes por obligación antes incluso de subirse al avión que los lleva a Japón.

La mala noticia es que varios de los atletas que llegaron a la Japón ya han dado positivo en los exámenes de control del virus.

Creo que los procedimientos de testeo prácticamente garantizan que continuaremos viendo casos positivos a medida que lleguen más atletas”, anticipa Sell.

Una vez alojados en la villa olímpica, los aspirantes a medallas necesitan transportarse hacia sus lugares de entrenamiento y competencia, una labor logística que ha sido ambiciosa y caótica en el pasado.

Sell recuerda que una vez le tocó ir sentada en un bus repleto de atletas cuando estaba compitiendo en Atenas para poder llegar a tiempo a una de sus competencias.

Ahora, los desplazamientos por Tokio serán muy distintos a los de otras justas, como parte de las medidas de protección.

El transporte tendrá “más camionetas privadas pequeñas que grandes buses donde la gente vaya mezclada”, explica la académica.

Vida en la Villa Olímpica

Cercas y cola de gente fuera de la Villa Olímpica

Reuters
Hay estrictas medidas de seguridad en la Villa Olímpica.

Otra gran diferencia será la experiencia dentro de la villa olímpica.

“Estar en la villa olímpica es bastante impresionante. Tienes la oportunidad de ver a personas de todo el mundo y conocer a personas que no son como tú”, señala la nadadora.

“Estar cerca de otros atletas que viven en el mismo lugar, comer juntos, es una experiencia en la que aprendes sobre otras personas”.

Esto es totalmente lo opuesto de lo que las autoridades quieren que pase durante una pandemia.

“La mayoría de esas oportunidades para conocer a otros, para aprender de las culturas de los demás, se reducirá. Se supone que la mayoría de los atletas debe comer en sus dormitorios”, anota.

Aquellos que se aventuren al comedor encontrarán pantallas de plástico entre los asientos y toallitas con alcohol para limpiar la mesa después de que hayan terminado de comer.

Las restricciones de Covid son estrictas en todos los sitios olímpicos

BBC
Covid restrictions are tight across all the Olympic sites

Tampoco se venderá alcohol y las medidas de distanciamiento social afectarán sin duda cualquier posible romance entre los atletas.

Estarán allí para competir y representar a su país, eso es algo que no debemos olvidar”, señala la investigadora.

“Porque para mí, como atleta, esa fue sin duda la principal razón por la que estaba en los Juegos Olímpicos: no era para festejar, era para competir y hacer que el entrenamiento de los últimos cuatro años valiera la pena”, añade.

Y una vez que los atletas ingresen a la villa olímpica, competir será la única razón por la que se les permitirá salir hasta que vuelvan a casa.

“Los lugares de interés son parte del atractivo de los Juegos Olímpicos para la ciudad anfitriona: que la gente venga y puedas demostrar lo gran anfitrión que eres”, concluye Sell.

“Así que es una pena que Tokio no pueda hacer eso este año”.

Competencias

Tara Kirk Sell nadando haciendo braza

Getty Images
Además de ser medallista de los Juegos Olímpicos, Sell también rompió el récord mundial de carrera corta de 100 metros en 2004.

“Otro gran momento es cuando llegas al estadio y te reciben decenas de hinchas gritando tu nombre o el de tu país”, recuerda Sell.

Ese es tal vez el gran momento para cada deportista. Poder competir por tu país en unas olimpiadas es un gran honor y creo que nunca lo voy a olvidar”, anota.

Y una ciudad que aloja los Juegos Olímpicos y Paralímpicos normalmente recibe miles de turistas durante las competencias.

Estos Juegos serán diferentes porque no se permiten fanáticos. Los atletas estarán allí, el personal estará allí, habrá algo de prensa”, señala la médica. Pero no habrá aficionados.

Las autoridades organizadoras primero prohibieron la llegada de espectadores del extranjero y después la asistencia del público local a los escenarios, en un intento por evitar la propagación del virus.

Y la ciudad además fue declarada en estado de emergencia debido a que las tasas de infección habían aumentado.

El único apoyo va a venir de tus compañeros de equipo. Se va a sentir la ausencia de público”, señala Sell.

“Creo que podría estar bien para algunos atletas que ya están acostumbrados a lidiar con eso, pero otros que generalmente se alimentan de la multitud pueden no ser capaces de lograr los mismos resultados”, señaló.

¿Un evento supercontagiador?

Conos dispuestos para las líneas de prueba en un sitio olímpico

EPA
Habrá una gran cantidad de pruebas de Covid en los Juegos.

A pesar de todos los riesgos que traerá a Japón la celebración de un evento masivo como los Juegos Olímpicos, la doctora Sell sigue siendo optimista de que puede evitarse un escenario de supercontagio.

Tenemos que ver qué tan bien se implementa sobre el terreno, para ver qué tan exitoso es“, alerta.

“Ciertamente, si están examinando a todos, todos los días, hay una alta población de atletas vacunados y están poniendo a las personas en cuarentena rápidamente si presentan un caso positivo, creo que las recetas están allí para que sean capaces de controlar los casos cuando se los identifica”, agrega.

Aunque varios atletas hayan dado positivo, señala la analista, esto no significa que el sistema no esté funcionando.

“Es una buena cosa, el sistema está diseñado para detectar casos y eso es lo que está haciendo. Pero por otro lado, cada caso es una oportunidad para que las cosas salgan mal y se genere una transmisión adicional”, dice.

“La clave es: ¿se van a controlar estos casos? Yo creo que los japoneses tienen un buen plan para eso y tenemos que ver ahora si la implementación de sus medidas va a funcionar”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.